cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo González

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

De caminos, grupos e identidades


Miguel Angel Sánchez de Armas


El mundo parece huérfano de aspiraciones. La descomposición social que se expresa en violencia, discriminación, asesinatos, racismo, desempleo, migración forzada, enfrentamiento partidista, ambición política, sexismo, homofobia y muchos otros desencantos colectivos, ha tenido un efecto colateral: una ausencia de propuestas y tendencias culturales.

Esta ausencia es más acusada en la literatura, pues el signo de nuestros tiempos ha sido la imagen, acompañada del florecimiento de productos visuales de todo tipo -no sólo artísticos. Hace tiempo que la publicidad ejerce un relevante dominio en este terreno.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

Análisis descriptivo de la información oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España

Por los caminos de Sancho


 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

En el México insurgente

Para quienes somos hijos de un mundo en donde a los héroes se les mira con un dejo burlón y se quiere reprimir más que imitar a los diferentes, la biografía de John Silas Reed puede resultar tan abrumadora como un largometraje pasado a alta velocidad en donde las imágenes se persiguen unas a otras hasta marearnos.

Miguel Angel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el México insurgente

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

    Para quienes somos hijos de un mundo en donde a los héroes se les mira con un dejo burlón y se quiere reprimir más que imitar a los diferentes, la biografía de John Silas Reed puede resultar tan abrumadora como un largometraje pasado a alta velocidad en donde las imágenes se persiguen unas a otras hasta marearnos.

 

    Jack, como le llamaban sus amigos, murió hace cien años, 72 horas antes de cumplir 33, al otro lado del mundo, honrado por las banderas de una nación que no era la suya. Fue testigo de dos de las primeras revoluciones del siglo y su obra explicó a la humanidad los significados más profundos de esos eventos. La Revolución mexicana y la Revolución de octubre en mucho se explicaron en el mundo gracias a las páginas de ese gringo desgarbado.

 

    A una edad en la que la mayoría de los hombres apenas comienza a pulsar el posible rumbo de su vida, John ya era una leyenda. Y cuando su agitada existencia expiró en un hospital moscovita y la noticia recorrió el mundo, en su patria hubo tantas muestras de alivio como de dolor.

No sabemos en qué clase de hombre se hubiera convertido de haber vivido otros veinte o treinta años. Tal vez Jack, aclamado como el mejor periodista de su tiempo a los 26 años, y un consumado escritor y activista político a los 32 –se dice que Kipling admitió que los artículos de Reed lo hicieron “ver” a México- también consumó la hazaña de morir a tiempo.

 

    La tarde del sábado 23 de octubre de 1920 en la gran Plaza Roja moscovita las banderas ondeaban en la bruma cuando la enorme procesión hizo su arribo procedente del Templo del Trabajo a los acordes de una marcha fúnebre. El retumbar de las botas sobre las lozas dio un toque de nostalgia a la ceremonia. Testigos mudos eran la muralla, las 19 torres y las catedrales de la Asunción, del Arcángel y de la Anunciación.

 

    John Reed había muerto de tifoidea unos días antes, y la procesión llevaba sus restos al corazón de los pueblos soviéticos, con los honores debidos a un héroe del proletariado.

 

    Cuando el féretro fue depositado en el muro del Kremlin bajo una manta roja en la que grandes caracteres dorados proclamaban “Los dirigentes mueren, pero las causas permanecen”, las banderas fueron colocadas a media asta y el aire retumbó con descargas de fusil que se diluyeron en un apesadumbrado silencio.

 

    Jack nació el 22 de octubre de 1887 en el seno de una familia acomodada y conservadora de Portland, Oregón, y fue bautizado en la iglesia Episcopal. Vivió la vida protegida de un niño enfermizo en la casa de los abuelos maternos, una mansión señorial con un enorme parque en donde había una terraza rodeada en tres lados por higueras con luces de gas ocultas en la corteza. “En el verano se colocaba un toldo y la gente bailaba a la luz que parecía salir de entre los árboles”, recordaba Reed en su ensayo autobiográfico Casi treinta años.

 

    Aunque la madre de Reed se veía a sí misma como una “rebelde” y fue de las primeras mujeres que fumaron en público, despreciaba a las clases trabajadoras, a los extranjeros y a los radicales. Años después, siendo una viuda pobre, llegó al extremo de rechazar dinero de Jack porque no quería ser mantenida por un hijo prosoviético.

 

    Durante sus años de estudiante Jack comprendió que no estaba destinado a regresar a Portland y que el éxito económico no le atraía. Era de una naturaleza distinta y no seguiría los pasos de su padre, aunque ello le hiciera sentir culpable. Concluidos sus estudios viajo a Europa y de regreso, a los 23 años, encontró trabajo en la revista neoyorquina America y en otras publicaciones. John Reed, periodista y escritor, estaba a punto de dejar su huella en el mundo.

 

* * * 

    Cuando Jack cruzó la frontera de Texas a Chihuahua, una tarde a finales de 1913 y trepó al tejado de la oficina de correos de Presidio para dar su primer vistazo a México, ya llevaba la doble fama de periodista y luchador social.

 

    Su trabajo en la revista radical The Masses, sus actividades en los círculos socialistas y bohemios, su personalidad explosiva e impredecible y sus reportajes sobre la gran huelga de Patterson, Nueva Jersey –donde pudo disfrutar de la hospitalidad de la prisión local- le habían dado una fuerte reputación a los 26 años.

 

    Fue comisionado por la revista Metropolitan y el diario World para cubrir la revolución mexicana, en particular las andanzas de Francisco Villa, cuyas operaciones en las cercanías de la frontera estadounidense lo habían convertido en noticia de primera plana.

 

    Años después Reed diría que México fue el lugar en donde se encontró a sí mismo. Este gringo torpe, explosivo, lúcido, valeroso y cálido, no sólo escribió artículos sobre México que dieron a lectores y gobierno de su país elementos que matizaron la percepción sobre el conflicto en México. Sus narraciones sobre Francisco Villa, a quien trató y admiró profundamente, elevaron la figura del revolucionario de bandido a héroe ante la opinión pública al norte de la frontera. Reed logró transmitir al mundo los más profundos sentimientos de un pueblo en armas.

 

    John se insertó en las vidas de los hombres y mujeres revolucionarios para ver el conflicto desde su punto de vista. Tomó partido por los hombres para poder experimentar por sí mismo la promesa del nuevo amanecer que la sangrienta guerra traería a México: una nación libre en donde no habría clases marginadas, ejército opresor, dictadores o iglesia al servicio de los poderosos.

 

    En su ensayo El legendario John Reed, Walter Lippmann escribió: “El público se percató de que podía vivir lo que John Reed vio, tocó y sintió. La variedad de sus impresiones y el color y fuentes de sus escritos parecían interminables. Los artículos que mandó de la frontera mexicana eran tan apasionados como el desierto mexicano y la revolución villista... Comenzó a atrapar a sus lectores, sumergiéndolos en oleadas de un panorama maravilloso de tierra y cielo.

 

    “Reed quería a los mexicanos que conoció tal como ellos eran. Bebía con ellos, marchaba y arriesgaba la vida a su lado... No era demasiado presumido, o demasiado cauto o demasiado perezoso. Los mexicanos eran para él seres de carne y hueso... No los juzgaba. Se identificó con la lucha y lo que vio fue gradualmente mezclándose con sus esperanzas. Y siempre que sus simpatías coincidían con los hechos, Reed era estupendo.”

 

    En las páginas de México Insurgente -el libro que recogió sus artículos mexicanos- el periodismo y la literatura se disputan el espacio, cada uno dando al otro un escenario admirable. Esta pugna profunda se complementa con el mensaje de Reed, en ocasiones directo y en otras entre líneas. He aquí a un hombre que llegó a los desiertos luminosos de un país llamado México para reafirmar sus propias convicciones revolucionarias entre hombres andrajosos, iletrados, pobremente armados, indisciplinados y libres, cuyo instinto más que una ideología les decía que las armas eran el único medio posible de transformar la situación en que unos pocos vivían explotando a los más.

 

    No es una exageración decir que el John Reed que regresó a Estados Unidos en abril de 1914 no era ya el mismo que vio por primera vez a México desde el tejado de la oficina de correos de Presidio. En México Reed perfeccionó las herramientas para su gran obra, Los diez días que conmovieron al mundo, un relato que el propio Vladimir Ilych Ulyanov, Lenin, prologó al considerarlo uno de los mejores sobre la Revolución de Octubre, con la esperanza de que fuera leído por los trabajadores del mundo.

 

14 de junio de 2020.

 

  

☛ @juegodeojos  â˜› facebook.com/JuegoDeOjos â˜› sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

[email protected]

[email protected]

[email protected]

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

De caminos, grupos e identidades
Los ‘’obreros de la historia’’
El Volcán Solitario
El Gran Profesor
A un joven escritor
Para decir México
Tres plumas africanas
Asesinato en San Francisco
El Gran Cronopio
Los paradigmas
Enola Gay y Little Boy
El príncipe de la palabra
Sueños de la pandemia
El paladín de la lengua
“Un hombre ha muerto de muerte natural”
El gringo y lo gringo
Chicxulub
La lección del Cerro de Las Campanas
En el México insurgente
Actualidad de Watergate

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Megaola de 33 muertes y se va Juárez
a los 1 mil 052 decesos por Covid-19
| Portada
Se une UACJ a campaña nacional
de vacunación contra la influenza
| Portada
Por sobre la oposición de Corral,
paga México deuda de agua con los EUA
| Portada
''Quien busca servir al pueblo debe de dejar de gastar en encuestas y publicidad'': Víctor Quintana | Portada
Lo matan gatilleros dentro
de su vivienda en Las Montañas
| Portada
Soleado,
en los 32º C.: PC
| Portada
''Corral defiende la corrupción a cambio de reflectores'': Senador Pérez Cuéllar | Portada
Cierran UACJ servicio de
préstamo de recursos informativos
| Portada
Balaceadas, muere una mujer y
otra es lesionada, en colonia RevMex
| Portada
Llega balaceado a morir en el
estacionamiento del Hotel María Bonita
| Portada
Ejecutan pistoleros a una
mujer en colonia Salvárcar
| Portada
Lo asesinan en calles
de la colonia Satélite
| Portada
Expone sobre las actuales
relaciones amorosas, y el proceso para superar una ruptura
| Portada
El Presidente Municipal Armando Cabada
es internado para observación por Covid
| Portada
Mueren otros 12 y suben a 1 mil 019 los
decesos por Covid-19 en Ciudad Juárez
| Portada
Hasta empresas y fundaciones extranjeras
en el corrupto manejo de fideicomisos
| Portada
Lo balean al volante de
su auto en colonia Lucio Blanco
| Portada
Tendrá UACJ panel sobre las elecciones
presidenciales de Estados Unidos
| Portada
Arden dos camionetas durante la
noche en distintos puntos de la ciudad
| Portada
Llama Alcalde Cabada a juarenses
a no arriesgar a los niños en Halloween
| Portada


Gotera

  

   Que sirvan las otras.

   Así se le ha visto en este último tramo de gobierno, divertido en el juego de la politiquería sobre todo en el exterior de la entidad, en la pura chunga de la autopromoción, en interminables festivales opositores.

   Activo para sí y su partido pero ajeno a lo verdaderamente primordial que resulta ser la epidemia del Covid-19 para los chihuahuenses, ahora en medio de aguda reinfección.

   En esos ánimos electorales, el gobernador no tuvo en las últimos meses más tema que el artificial drama del agua de La Boquilla, de instalaciones secuestradas por sus correligionarios para evitar el pago de agua a los EUA bajo el Tratado de 1944.

   Ha viajado más a otros estados de la república en convites de la agrupación de gobernadores separatistas, y lo hizo también a la Ciudad de México, más de lo que ha visitado Ciudad Juárez renovado epicentro de la mortandad estatal por el coronavirus.

   Va por esos otros lugares haciendo valer el dicho de 'candil de la calle y oscuridad de la casa', en defensa de quienes se esfuerzan por creer que la entrega de agua, como desde hace 76 años, es un despojo, y así con ese traje de redentor cosechar el voto local para el '21 y por supuesto también en pos de voluntades para la grande del '24.

   Y es ahora cuando el prolongado descuido pasa la factura con alta tasa de contagios y muertes sobre todo en la olvidada frontera, donde la ausencia del Gobierno Estatal se ha hecho más que notoria en la regulación del transporte público de masivo contagio.

   El repunte con el mayor pico de contagios y muertes, ha sido negado por el gobernador, que no solo tardó cinco días para aludir a la situación, sino que lo hizo para negar que se trate de un rebrote.

   El aceleramiento de la pandemia es tal que ya para este sábado Chihuahua aparecía en primer lugar en las gráficas nacionales de ocupación de camas.

 

   Pero el gobernante sigue con la agenda volteada...busca votos cuando en realidad los pierde.


Más Gotera

Leviatán

El último Cheyen viviente, el Sullivan


Ramón Quintana Woodstock

 

Hoy murió un viejo conocido, éramos amigos de ocasión, pero nos apreciábamos bastante. Allá en mis inicios en la radio yo le enviaba saludos como “el último Cheyen viviente” debido a que jugaba fut bol americano con los Cheyenes de la preparatoria Altavista. La penúltima vez que lo vi fue en El Eugenios, en esa ocasión me platicó que el que escribe, en cierta guarapeta de dolor por una dama, las copas excedieron la razón y me tuvo que llevar a casa, hecho un costal, pero lo más importante: “Reymon, caminamos rumbo a mi casa, y te llevaste un estacionómetro, te detuviste y lo sacaste”. -¡queeeeeee! Realmente el amor me tenía loco y borracho, tan es así que no recuerdo ese pasaje, aunque recuerdo muy bien el día y a la que provocó mi tristeza. Era muy joven y me...



Más Leviatán

La Nota Nostra

El más divertido

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Me levanto muy temprano desde siempre, mi madre me condujo por ese espinoso camino de dormir poco y vivir mucho, lo disfruto encantadoramente, ahora subirme a la moto y respirar el aire limpio rumbo a Villahumada me resulta una desfibrilación cardiaca. En el mismo tenor, he invitado a varios conocidos a que visiten el parque, porque eso es como ponerle un centavo a la rocola que te da muchas canciones de alegría, pero el parque ahora es como un desierto, la gente no quiere ejercitarse cuando menos para fortalecer las defensas, pero si está tragando como animal, ahí no hay pandemia que valga….

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

Entre la ineptitud, el engaño y la traición

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Hay cosas que son tan evidentes que sólo se podrían pasar por alto por ignorancia o complicidad.

Tres muy concretas.

1)   El gobierno municipal hace licitaciones con claros indicios de estar amañadas. Es decir, elaboradas para que un proveedor en particular gane el contrato. Esto significa que hacen negocios turbios con el dinero público. Nombres, datos y todo lo necesario se puede encontrar aquí: https://planjuarez.org/riesgo-de-corrupcion-en-contrataciones-municipales/ Puedes ignorarlo, pero el riesgo existe.


Mas Juárez

Sindéresis

Rápidos y furiosos ¿El poder judicial sometido?

 

Francisco Flores Legarda


Cada vez que alguien hace un comentario o emite una opinión con relación a un caso de corrupción inmediatamente aparecen los llamados:

Rápidos y furiosos

Si los rápidos porque mas tardas en darle intro a un comentario en que aparezcan muchos contradiciendo tu comentario o sacando otros casos que no tienen nada que ver con el comentario en mención o la opinión que emites.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
[email protected]