cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo González

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

De caminos, grupos e identidades


Miguel Angel Sánchez de Armas


El mundo parece huérfano de aspiraciones. La descomposición social que se expresa en violencia, discriminación, asesinatos, racismo, desempleo, migración forzada, enfrentamiento partidista, ambición política, sexismo, homofobia y muchos otros desencantos colectivos, ha tenido un efecto colateral: una ausencia de propuestas y tendencias culturales.

Esta ausencia es más acusada en la literatura, pues el signo de nuestros tiempos ha sido la imagen, acompañada del florecimiento de productos visuales de todo tipo -no sólo artísticos. Hace tiempo que la publicidad ejerce un relevante dominio en este terreno.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

Análisis descriptivo de la información oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España

Por los caminos de Sancho


 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

La sombra del revolucionario

Martín Luis Guzmán pertenece a ese reducido círculo de seres que desde muy temprana edad ofrecen muestras irrefutables de inteligencia viva y extraordinaria. Originario de Chihuahua (1887), a los trece años editó en Veracruz un periódico escolar quincenal, Juventud, donde publicó un artículo sobre Víctor Hugo y otro sobre “El contrato social” de Juan Jacobo Rousseau. Esto se anota como dato curioso en su biografía, pero creo que en verdad se trata de la primera confirmación de su vocación y amor entrañable por las letras y por el periodismo.

Miguel Angel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La sombra del revolucionario

 

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

    Martín Luis Guzmán pertenece a ese reducido círculo de seres que desde muy temprana edad ofrecen muestras irrefutables de inteligencia viva y extraordinaria. Originario de Chihuahua (1887), a los trece años editó en Veracruz un periódico escolar quincenal, Juventud, donde publicó un artículo sobre Víctor Hugo y otro sobre “El contrato social” de Juan Jacobo Rousseau. Esto se anota como dato curioso en su biografía, pero creo que en verdad se trata de la primera confirmación de su vocación y amor entrañable por las letras y por el periodismo.

 

    El propio Guzmán dijo a Emmanuel Carballo que aunque escribía para sí mismo, publicó a los 21 años un discurso pronunciado en una jornada organizada por estudiantes para conmemorar la Independencia. El tema del discurso fue “Morelos y el sentido social de la guerra de Independencia” y gracias a su publicación, Jesús T. Acevedo lo descubrió y lo llevó al Ateneo de la Juventud.

 

    Atrapado en esta era de nuevas tecnologías, siento nostalgia por la época en que la comunicación interpersonal era la forma de relación por excelencia, porque además de la inteligencia e información que era menester llevar a cuestas para realmente integrarse a esas convivencias, había que ejercer una cualidad que la sociedad moderna anestesió: la capacidad de escuchar a la persona y al grupo. Guzmán cuenta de las largas, larguísimas conversaciones que sostenía con Julio Torri, con José Vasconcelos, con Pedro Henríquez Ureña, con Antonio Caso, con Alfonso Reyes, y de la energía intelectual que chisporroteaba en esos prolongados intercambios.

 

    Pero Martín Luis Guzmán no sólo fue hombre de libros y de ideas. Su interés por la política y una clara visión revolucionaria lo llevaron a unirse a las fuerzas de Francisco Villa con el grado de coronel. Al triunfo de Carranza sobre Villa, Martín Luis partió al exilio y escribió su primer libro, La querella de México, en el que narra su percepción de la Revolución Mexicana. Después vendrían muchos más. Esta dualidad pudiera explicar la gran ambivalencia que en los ambientes intelectuales se percibe sobre este autor.

 

    El águila y la serpiente apareció en Madrid en 1928. Originalmente se llamaría A la hora de Pancho Villa, mas por fortuna este título no fue del agrado del editor, Manuel Aguilar, y se cambió al que conocemos. Los críticos han dicho de ella que “recrea con precisión un acontecimiento histórico, la revolución hecha gobierno, configurando una estética cercana a la tragedia griega para determinar cuáles son los usos y abusos del poder”.

 

    ¿Y el escritor qué pensaba de esta obra? Escuchemos: “[…] yo la considero una novela, la novela de un joven que pasa de las aulas universitarias a pleno movimiento armado. Cuenta lo que él vio en la Revolución tal cual lo vio, con los ojos de un joven universitario. No es una obra histórica como algunos afirman; es, repito, una novela. La sombra del caudillo [...], al mismo tiempo que una novela, es una obra histórica en la misma medida en que pueden serlo las Memorias de Pancho Villa. Ningún valor, ningún hecho, adquiere todas sus proporciones hasta que se las da, exaltándolo, la forma literaria”.

 

    Martín Luis Guzmán incursionó en varios géneros. Además de novela escribió ensayo, biografía, crónica histórica y, por supuesto, textos periodísticos. Su cultura desbordante, su estilo pulcro y pulido, y un gran sentido del deber para consigo mismo como escritor, hacen de los textos de Guzmán una lectura fluida y apasionante.

 

    Pero si debiera elegir una característica de mi predilección en la escritura de Martín Luis esta es la mexicanidad. A este hombre que declaraba haber abrevado en Tácito, Plutarco, Cervantes, Quevedo y Rousseau, le preocupaba el status alcanzado por la literatura mexicana, y de ahí seguramente su inquietud por contribuir al ensanchamiento de lo mexicano.

 

    No resulta así extraño que Martín Luis Guzmán identificara al movimiento revolucionario como el impulsor por excelencia de las letras mexicanas, aunque aseguraba que la llegada de una literatura nacional había sido tardía. Sobre el punto dijo: “La Independencia de México la consumó la clase opresora y no la clase oprimida de la Nueva España. Los mexicanos tuvimos que edificar una patria antes de concebirla puramente como ideal y sentirla como impulso generoso; es decir, antes de merecerla. En estas condiciones no podíamos crear una auténtica literatura nuestra. La Reforma trató de realizar la verdadera Independencia, de romper interiormente el orbe colonial. No hubo tiempo: apareció Porfirio Díaz.”

 

    Aunque quizá la afirmación encierra una injusticia para autores como Fernández de Lizardi, Justo Sierra, Payno, Ireneo Paz, Riva Palacio y otros, lo cierto es que, en conjunto, ningún movimiento había cimbrado a la sociedad mexicana hasta el punto de ser recurrentemente motivo de interés y reflexión en la expresión artística de un pueblo.

 

    En el caso de Martín Luis Guzmán esta veta le costó ser víctima de un abierto acto de censura desde la cúspide del poder político. La sombra del caudillo, novela en la que Guzmán elabora un cuadro preciso sobre la presidencia de Plutarco Elías Calles, apareció en 1929.

 

    De esa obra, John Brushwood apunta que “Es un elocuente comentario sobre el régimen de Calles el hecho de que cuando Guzmán necesitó un hombre honrado tuviera que inventarlo”, en referencia a Axcaná González, el único personaje de ficción en las páginas del libro. Así, cuando La sombra del caudillo llegó a México -pues primero se publicó en España- enfureció al presidente Calles.

 

    Permitamos a don Martín Luis decirlo con sus propias palabras:

 

    “Cuando llegaron a México los primeros ejemplares de La sombra del caudillo, el general Calles se puso frenético y quiso dar la orden de que la novela no circulara en nuestro país. Genaro Estrada intervino inmediatamente e hizo ver al Jefe Máximo de la Revolución que aquello era una atrocidad y un error. Lo primero, por cuanto significaba contra las libertades constitucionales y lo segundo, porque prohibida la novela circularía más.

 

    “El gobierno y los personeros de Espasa-Calpe (editorial que publicó la obra), a quienes amenazó con cerrarles su agencia en México, llegaron a una transacción: no se expulsaría del país a los representantes de la editorial española, pero Espasa-Calpe se comprometía a no publicar, en lo sucesivo, ningún libro mío cuyo asunto fuera posterior a 1910. En Madrid, la editorial se vio obligada a cambiar el contrato en virtud del cual yo tenía que escribir cierto número de capítulos al año, y el cambio se hizo de acuerdo con el requisito impuesto por Plutarco Elías Calles.”

 

    Pero la implacable pareja don Tiempo y doña Historia habría de poner las cosas en su lugar –como siempre- y derrotado el régimen callista y triunfantes la inteligencia y la tolerancia, Martín Luis Guzmán fue acogido con honor y respeto por el presidente Lázaro Cárdenas y los gobiernos subsecuentes. Ingresó a la Academia Mexicana de la Lengua en 1940 y en 1958 ganó el Premio Nacional de Literatura y el Premio Manuel Ávila Camacho.

 

    También combinó su incansable tarea de escritor con la de servidor público. Fue Senador de la República. A principios de los sesenta se hizo cargo de la presidencia de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos. Desde 1942 y hasta el día de su muerte, el 6 de diciembre de 1976, estuvo al frente de la revista Tiempo, que fue en la década de los cuarenta un atisbo de modernidad en el periodismo mexicano, siempre con las limitaciones que imponía el sistema político.

 

    Ahora bien, es durante su desempeño como funcionario y como periodista que Martín Luis Guzmán se forja su mentada leyenda negra. Y valga decir que en esto, como en otras facetas de su vida y obra, tampoco puede uno sugerir accidentes o medianías. En primer lugar se cuestiona la postura de Tiempo ante el movimiento estudiantil de 1968 -calificó a los estudiantes de agitadores y justificó la acción del régimen diazordacista- y se le tacha de reaccionario sin, me parece, tomar en cuenta las circunstancias del momento. Francamente, quienes vivimos aquel año tendríamos serios problemas para separar la paja del grano en cuanto a la actitud de los grandes medios frente al conflicto si olvidamos las correas de control que el régimen ejercía sobre los medios impresos y los incipientes informativos electrónicos.

 

    Emmanuel Carballo dice del asunto: “La leyenda negra de don Martín, en el México de ayer y hoy, de tan común y corriente deja de ser negra; cuando mucho es gris. Como hombre cometió deslealtades, errores y desviaciones ideológicas que empequeñecen su figura; de escasos escritores mexicanos se puede afirmar lo contrario. Como Reyes, supo ser medroso por conveniencia, y como Vasconcelos (hombre también con el orgullo herido) no pudo conservar en la edad adulta y la vejez las ideas generosas y progresistas de los años mozos.”

 

    Variantes de esta afirmación han menudeado y de manera arbitraria se ha confundido su actuación política con su valor como escritor, como si la primera disminuyera al segundo. Este caso mexicano recuerda al argentino Jorge Luis Borges, a quien se reprochaba su posición de derecha. Era frecuente que a continuación de los reconocimientos a la gran calidad de su literatura se añadiera el lastimero “¡pero es tan reaccionario!” en un tono que no admitía refutación y como si tal inclinación política degradara al artista.

 

    ¿No le parece al lector que es temerario mezclar estas consideraciones? A mi sí. Es un camino desafortunado para descubrir revolucionarios y lo es más para apreciar la obra de un creador.

 

    En Martín Luis Guzmán encuentro imaginación, trabajo, persistencia. La ideología puede ponerse a debate, pero su ejercicio periodístico, sobre todo en Tiempo, no lo realizó en la soledad. Colaboraron con él Xavier Villaurrutia, Germán List Arzubide, Francisco Quijano y Leopoldo Zea. Y, como muchas obras que proponen y caminan, la suya estuvo desde siempre sujeta a la polémica, y aún sigue allí, para enfrentar y desmentir las críticas ideologizadas y hacer frente a la prueba del tiempo.

 

 

17 de mayo de 2020.

 

  

☛ @juegodeojos  â˜› facebook.com/JuegoDeOjos â˜› sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

[email protected]

[email protected]

[email protected]

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

De caminos, grupos e identidades
Los ‘’obreros de la historia’’
El Volcán Solitario
El Gran Profesor
A un joven escritor
Para decir México
Tres plumas africanas
Asesinato en San Francisco
El Gran Cronopio
Los paradigmas
Enola Gay y Little Boy
El príncipe de la palabra
Sueños de la pandemia
El paladín de la lengua
“Un hombre ha muerto de muerte natural”
El gringo y lo gringo
Chicxulub
La lección del Cerro de Las Campanas
En el México insurgente
Actualidad de Watergate

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Megaola de 33 muertes y se va Juárez
a los 1 mil 052 decesos por Covid-19
| Portada
Se une UACJ a campaña nacional
de vacunación contra la influenza
| Portada
Por sobre la oposición de Corral,
paga México deuda de agua con los EUA
| Portada
''Quien busca servir al pueblo debe de dejar de gastar en encuestas y publicidad'': Víctor Quintana | Portada
Lo matan gatilleros dentro
de su vivienda en Las Montañas
| Portada
Soleado,
en los 32º C.: PC
| Portada
''Corral defiende la corrupción a cambio de reflectores'': Senador Pérez Cuéllar | Portada
Cierran UACJ servicio de
préstamo de recursos informativos
| Portada
Balaceadas, muere una mujer y
otra es lesionada, en colonia RevMex
| Portada
Llega balaceado a morir en el
estacionamiento del Hotel María Bonita
| Portada
Ejecutan pistoleros a una
mujer en colonia Salvárcar
| Portada
Lo asesinan en calles
de la colonia Satélite
| Portada
Expone sobre las actuales
relaciones amorosas, y el proceso para superar una ruptura
| Portada
El Presidente Municipal Armando Cabada
es internado para observación por Covid
| Portada
Mueren otros 12 y suben a 1 mil 019 los
decesos por Covid-19 en Ciudad Juárez
| Portada
Hasta empresas y fundaciones extranjeras
en el corrupto manejo de fideicomisos
| Portada
Lo balean al volante de
su auto en colonia Lucio Blanco
| Portada
Tendrá UACJ panel sobre las elecciones
presidenciales de Estados Unidos
| Portada
Arden dos camionetas durante la
noche en distintos puntos de la ciudad
| Portada
Llama Alcalde Cabada a juarenses
a no arriesgar a los niños en Halloween
| Portada


Gotera

  

   Que sirvan las otras.

   Así se le ha visto en este último tramo de gobierno, divertido en el juego de la politiquería sobre todo en el exterior de la entidad, en la pura chunga de la autopromoción, en interminables festivales opositores.

   Activo para sí y su partido pero ajeno a lo verdaderamente primordial que resulta ser la epidemia del Covid-19 para los chihuahuenses, ahora en medio de aguda reinfección.

   En esos ánimos electorales, el gobernador no tuvo en las últimos meses más tema que el artificial drama del agua de La Boquilla, de instalaciones secuestradas por sus correligionarios para evitar el pago de agua a los EUA bajo el Tratado de 1944.

   Ha viajado más a otros estados de la república en convites de la agrupación de gobernadores separatistas, y lo hizo también a la Ciudad de México, más de lo que ha visitado Ciudad Juárez renovado epicentro de la mortandad estatal por el coronavirus.

   Va por esos otros lugares haciendo valer el dicho de 'candil de la calle y oscuridad de la casa', en defensa de quienes se esfuerzan por creer que la entrega de agua, como desde hace 76 años, es un despojo, y así con ese traje de redentor cosechar el voto local para el '21 y por supuesto también en pos de voluntades para la grande del '24.

   Y es ahora cuando el prolongado descuido pasa la factura con alta tasa de contagios y muertes sobre todo en la olvidada frontera, donde la ausencia del Gobierno Estatal se ha hecho más que notoria en la regulación del transporte público de masivo contagio.

   El repunte con el mayor pico de contagios y muertes, ha sido negado por el gobernador, que no solo tardó cinco días para aludir a la situación, sino que lo hizo para negar que se trate de un rebrote.

   El aceleramiento de la pandemia es tal que ya para este sábado Chihuahua aparecía en primer lugar en las gráficas nacionales de ocupación de camas.

 

   Pero el gobernante sigue con la agenda volteada...busca votos cuando en realidad los pierde.


Más Gotera

Leviatán

El último Cheyen viviente, el Sullivan


Ramón Quintana Woodstock

 

Hoy murió un viejo conocido, éramos amigos de ocasión, pero nos apreciábamos bastante. Allá en mis inicios en la radio yo le enviaba saludos como “el último Cheyen viviente” debido a que jugaba fut bol americano con los Cheyenes de la preparatoria Altavista. La penúltima vez que lo vi fue en El Eugenios, en esa ocasión me platicó que el que escribe, en cierta guarapeta de dolor por una dama, las copas excedieron la razón y me tuvo que llevar a casa, hecho un costal, pero lo más importante: “Reymon, caminamos rumbo a mi casa, y te llevaste un estacionómetro, te detuviste y lo sacaste”. -¡queeeeeee! Realmente el amor me tenía loco y borracho, tan es así que no recuerdo ese pasaje, aunque recuerdo muy bien el día y a la que provocó mi tristeza. Era muy joven y me...



Más Leviatán

La Nota Nostra

El más divertido

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Me levanto muy temprano desde siempre, mi madre me condujo por ese espinoso camino de dormir poco y vivir mucho, lo disfruto encantadoramente, ahora subirme a la moto y respirar el aire limpio rumbo a Villahumada me resulta una desfibrilación cardiaca. En el mismo tenor, he invitado a varios conocidos a que visiten el parque, porque eso es como ponerle un centavo a la rocola que te da muchas canciones de alegría, pero el parque ahora es como un desierto, la gente no quiere ejercitarse cuando menos para fortalecer las defensas, pero si está tragando como animal, ahí no hay pandemia que valga….

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

Entre la ineptitud, el engaño y la traición

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Hay cosas que son tan evidentes que sólo se podrían pasar por alto por ignorancia o complicidad.

Tres muy concretas.

1)   El gobierno municipal hace licitaciones con claros indicios de estar amañadas. Es decir, elaboradas para que un proveedor en particular gane el contrato. Esto significa que hacen negocios turbios con el dinero público. Nombres, datos y todo lo necesario se puede encontrar aquí: https://planjuarez.org/riesgo-de-corrupcion-en-contrataciones-municipales/ Puedes ignorarlo, pero el riesgo existe.


Mas Juárez

Sindéresis

Rápidos y furiosos ¿El poder judicial sometido?

 

Francisco Flores Legarda


Cada vez que alguien hace un comentario o emite una opinión con relación a un caso de corrupción inmediatamente aparecen los llamados:

Rápidos y furiosos

Si los rápidos porque mas tardas en darle intro a un comentario en que aparezcan muchos contradiciendo tu comentario o sacando otros casos que no tienen nada que ver con el comentario en mención o la opinión que emites.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
[email protected]