cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo Gonzlez

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

El Gran Profesor


De la Redacción


Albert Einstein fue el más notable hombre de ciencia del siglo XX. Si Dios creó el Universo y Newton lo explicó, este modesto profesor alemán lo ordenó.

Con sólo la fuerza de su mente, sin ayuda de los complejos y costosos aparatos científicos, los laboratorios, las supercomputadoras y los batallones de asistentes que hoy están a disposición de los investigadores en las universidades, pudo penetrar los enigmas del universo y explicarlos en un lenguaje llano e incluso encantador.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

Análisis descriptivo de la información oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Nuevo paradigma en las relaciones Cuba- EE.UU.?

Germán Gorraiz Lopez

El cese del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, exigido por vigésimo octavo año consecutivo en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas y aprobado de forma abrumadora por 187 votos a favor, 3 en contra (EE.UU., Israel y Brasil) y 2 abstenciones, reafirma la libertad de comercio y navegación ante un bloqueo anacrónico instaurado por Kennedy en 1.962 y que habría supuesto para la Isla unas pérdidas directas e indirectas estimadas en 110.000 millones $ según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y cerca del Billón $ según el Gobierno cubano.


Más desde España


Por los caminos de Sancho


 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

“Un hombre ha muerto de muerte natural”

Una de las más recias e imponentes personalidades literarias del siglo pasado fue sin duda Ernest Hemingway, Papa, el poderoso escritor estadounidense cuya obra y vida siguen deslumbrando a lectores en todo el mundo.

Reportero, chofer de ambulancia en la primera guerra mundial, taurófilo irredento, pescador, soldado, mujeriego... pareciera que la vida de este brillante y atormentado autor fue una novela en permanente construcción. Como muy pocos, Papa, así, sin acento, vivió su propia obra, y creo que ello contribuyó a que muchos de sus libros estén considerados como clásicos de la literatura en lengua inglesa.

Miguel Angel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Un hombre ha muerto

 

 

de muerte natural”

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

Una de las más recias e imponentes personalidades literarias del siglo pasado fue sin duda Ernest Hemingway, Papa, el poderoso escritor estadounidense cuya obra y vida siguen deslumbrando a lectores en todo el mundo.

 

Reportero, chofer de ambulancia en la primera guerra mundial, taurófilo irredento, pescador, soldado, mujeriego... pareciera que la vida de este brillante y atormentado autor fue una novela en permanente construcción. Como muy pocos, Papa, así, sin acento, vivió su propia obra, y creo que ello contribuyó a que muchos de sus libros estén considerados como clásicos de la literatura en lengua inglesa.

 

Hace unos días conmemoramos el 59 aniversario luctuoso de este integrante de la generación perdida que nació el 21 de julio de 1899 en Oak Park, Illinois y se quitó la vida el 2 de julio de 1961 en Ketchum, Idaho. Dicen que el brutal tratamiento de electrochoques a que fue sometido en la Clínica Mayo para curarle su neurosis lo llevó a meterse el cañón de una escopeta en la boca y jalar el gatillo. Yo creo que Papa sencillamente decidió darse un final de novela... de novela de Hemingway. Tenía 62 años y dejó sin publicar tres mil páginas de manuscritos.

 

En homenaje a la memoria del autor de Por quién doblan las campanas, es un honor compartir con mis lectores la espléndida crónica sobre “las muertes” del escritor publicada tiempo ha por mi colega Michel Porcheron en Granma Internacional:

 

Con algo de retraso en menos de 24 horas, las redacciones del mundo entero recibían el mismo télex: había muerto el escritor estadounidense Ernest Hemingway. Se desencadenaba la ola de artículos necrológicos. El Coloso de Illinois, obsesionado por la muerte, había encontrado finalmente la suya.

 

 “En el mundo entero, Hemingway fue enterrado con bombo y platillo”, escribía entonces el diario francés Le Monde. En Hemingway vs. Fitzgerald, Scott Donaldson escribe que Hemingway “alcanzaba la cumbre de la gloria cuando se anunció su muerte por todos los periódicos del mundo”.

 

 La conmoción fue considerable e intensa para todos, de Pamplona a La Habana, pasando por Oak Park y París. No fue así, sin embargo, para el propio interesado… quien, en aquellos días finales de enero de 1954, se enteró de su propia muerte al leer, con cierto divertido placer, la prensa nacional y extranjera en Entebbe y Nairobi. “Aquello le provocó el extraño placer de leer sus propias notas necrológicas. En buena parte de las mismas se subraya que, durante toda su vida, él había ido deliberadamente al encuentro de la muerte”, escribió en mayo de 1982 el periodista y escritor cubano Lisandro Otero. “Sus heridas fueron lo suficientemente graves como para echarle a perder el placer de leer su propia necrología”, dice por su parte Scoot Donaldson. Durante el segundo accidente, en efecto, “estuvo a punto de sucumbir de numerosas lesiones”. “Se dio el lujo de salir vivo de dos accidentes aéreos seguidos”, comentó con humor Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura y autor de Hemingway, el nuestro, convertido en texto de referencia como prefacio del libro-reportaje Hemingway en Cuba del cubano Norberto Fuentes, especialista de Hemingway en los años 80, antes de dejar a Cuba para radicarse en Miami.

 

 Durante más de tres días, “Hem” o “Papa”, como lo llamaban sus amigos, fue dado por muerto en algún lugar de la región donde nace el gigantesco río Nilo, en la zona de los Grandes Lagos de Africa Oriental. Lo acompañaba su esposa, la periodista Mary Welsh. No era la primera vez que la noticia de su muerte daba la vuelta al mundo. En mayo de 1944, mientras estaba en Londres, Hem había perecido, según la prensa, en un accidente automovilístico.

 

 En ese fin de enero de 1954, hacía ya varios meses que Hemingway se encontraba en Africa, proveniente de Marsella. El 21 de enero, después de un safari, Hemingway alquila un monoplano Cessna de cuatro plazas pilotado por Roy Marsh, un estadounidense establecido en Africa, para realizar un paseo de exploración sobre el lago Tanganica, Kenya y Uganda, con el Kilimanjaro como telón de fondo, según el relato del francés Pierre Dupuy en Hemingway et l’Espagne. Pasa la noche con sus acompañantes en Bukavu, antiguo Congo belga. Al día siguiente, sobrevuelan el Sur del lago Victoria y, más tarde, los lagos Eduardo y Alberto. El día 23 siguen el Nilo Blanco hasta su nacimiento en el lago Alberto y sobrevuelan después las cataratas Murchison, entre los lagos Kyoga y Alberto, pero, a causa de una mala maniobra de Marsh, el avión choca con unos viejos cables telegráficos al sobrevolar la garganta y el piloto se ve obligado a hacer un aterrizaje forzoso a 5 kilómetros de las cataratas. Los pasajeros logran salir de los restos del aparato. Como el radio está averiado, precisa P. Dupuy, pasan la noche en el lugar del accidente. A la mañana siguiente, logran atraer la atención de una lancha de recreo que navega por el lago Victoria (se trata, al parecer, de la lancha que se utilizó en 1951 en el legendario film The African Queen, de John Huston). Llegan a Butabia donde Hemingway alquila otro avión, un De Havilland Rapide de doce plazas, pilotado por un tal Regie Cartwright. Pero el avión ni siquiera llega a despegar sino que se estrella y se incendia al final de la pista… Y de nuevo todo el mundo sale ileso… aparentemente. Un equipo de ayuda, después de llegar al lugar, los lleva en auto a Masindi, entre Butavia y Entebbe. Al día siguiente llegan a la capital ugandesa y, más tarde, a Nairobi. Es allí donde Hemingway lee en la prensa la noticia de su muerte y, ulteriormente, la de su… resurrección. Aunque se salvó dos veces, Hemingway quedó seriamente afectado y, durante el resto de su vida, sufrió algunas secuelas de las lesiones sufridas.

 

 Según uno de los biógrafos de Hem -Carlos Bake)-, además de una fuerte conmoción cerebral, el escritor sufrió serias lesiones “del hígado, del bazo, en un riñón, pérdida temporal de la visión del ojo izquierdo, pérdida de la audición del oído izquierdo, aplastamiento de una vértebra, esguince del codo derecho, del hombro izquierdo y de la pierna izquierda, incontinencia esfinteriana y, para terminar, quemaduras de primer grado en el rostro, los brazos y la cabeza”.

 

 El 26 de enero de 1954, Le Monde señalaba que, después del primer accidente, “la búsqueda comenzó inmediatamente, un avión de la línea Argonaut describió y sobrevoló el avión accidentado y comprobó que estaba vacío. El piloto anunció su descubrimiento, sin más comentario, y prosiguió su ruta hacia El Cairo. Su mensaje desencadenó la tempestad… La jungla, el gran río y las cataratas vecinas, las incontables fieras que merodeaban… ¡Qué marco para la muerte de un gran novelista de la aventura! Pero, qué reportaje también, o qué noticia, para el escritor que se encontraba a salvo.” El autor del artículo, que no estaba firmado, tenía toda la razón. La revista Look publica el 20 de abril y el 4 de mayo El regalo de Noel, artículo que relata los dos accidentes, firmado por… Ernest Hemingway. Una pequeña obra maestra, al estilo de su ilustre autor, entre falsa ingenuidad y verdadera burla.

 

 “En su habitual pose de hombre invulnerable, le dijo a los periodistas que nunca antes se había sentido tan bien. En realidad, nunca había estado tan mal”, escribe Carlos Baker.

 

 No por ello dejó a Africa. El 22 de marzo está en Venecia. Y es el 28 de octubre de 1954 que Hemingway se entera de que le ha sido otorgado el premio Nobel de Literatura. Para entonces, se encuentra ya en Cuba, en su Finca Vigía y decide no asistir a la ceremonia de entrega del premio, en Estocolmo.

 

 Gabriel García Márquez escribió que, aquel día de enero de 1954, “la muerte no podía ser cierta. El equipo de socorro lo encontró alegre y medio borracho, en un calvero, cerca del cual merodeaban varios elefantes. La obra misma de Hemingway, cuyos héroes no tienen derecho a morir sin haber sufrido durante cierto tiempo la amargura de la victoria, había desacreditado por adelantado ese tipo de muerte, más propia del cine que de la vida”. Después del suicidio de Hem, el domingo 2 de julio de 1961, en Ketchum, Idaho, Gabo, el periodista, escribió: “Esta vez parece de verdad: Ernest Hemingway ha muerto (…) Ha muerto de verdad (…) Esta vez, las cosas sucedieron como tenían que suceder: el escritor ha muerto como el más común de sus personajes, empezando por los suyos.” El artículo de García Márquez, publicado el 9 de julio de 1961, se intitulaba: Un hombre ha muerto de muerte natural.

 

 12 de julio de 2020.

 

  

☛ @juegodeojos  ☛ facebook.com/JuegoDeOjos  sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

[email protected]

[email protected]

[email protected]

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

El Gran Profesor
A un joven escritor
Para decir México
Tres plumas africanas
Asesinato en San Francisco
El Gran Cronopio
Los paradigmas
Enola Gay y Little Boy
El príncipe de la palabra
Sueños de la pandemia
El paladín de la lengua
“Un hombre ha muerto de muerte natural”
El gringo y lo gringo
Chicxulub
La lección del Cerro de Las Campanas
En el México insurgente
Actualidad de Watergate
Manuel Buendía, in memoriam
Creación en las tinieblas
La sombra del revolucionario

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Captura Patrulla Fronteriza a 15
migrantes al sureste de Nuevo México
| Portada
Se elevan a 863 las muertes
por Covid-19 en Ciudad Juárez
| Portada
Regresa venta de bebidas
alcohólicas a su horario habitual
| Portada
Día cálido con
noche fresca: PC
| Portada
Recorren trabajos integrantes
de la Comisión de Obras Públicas
| Portada
Marchan juarenses por
la legalización del aborto
| Portada
Se gradúan 233 alumnos de
Ciencias Administrativas y Sociales
| Portada
Gobierno Independiente
atiende la prevención, control y erradicación de las adicciones
| Portada
Viene AMLO a Juárez el viernes;
no se sabe si estará Corral
| Portada
Lo llevan y ejecutan a balazos
en Panteón Colinas de Juárez
| Portada
Desaparece joven empleada de
la tienda Smart-Ejército Nacional
| Portada
Generan Unidades Médicas Móviles
municipales 949 acciones de salud
| Portada
Baja calor a 23º C. y
llegan fuertes vientos: PC
| Portada
Que Corral la ataca a diario,
dice Maru Campos a El Diario
| Portada
Entre la ineptitud, el engaño y la traición
| DesdeJuarez
Llegan a 861 las muertes
por Covid-19 en Ciudad Juárez
| Portada
‘De gran relevancia Tribunal Estatal
de Justicia Administrativa’: ponente
| Portada
Lo tirotean a las puertas de
su casa en Lomas de Morelos
| Portada
''Choco encuentra una mamá'',
en el El Maravilloso Mundo de
los Cuentos del IPACULT
| Portada
Incrementan a 860 los decesos
por Covid-19 en Ciudad Juárez
| Portada


Gotera

   El momento.

   Si el devenir regala instantes únicos, este es uno de ellos. (una rarísima joya, política sería lo de menos: antropológica y disruptiva)

   La historia ha querido sentar al Poder Judicial en este singular banquillo de los acusados, una encrucijada de la que no hay escapatoria.

   Aquí se definirá el destino no de unos cuantos individuos indiciados, sino la sentencia para la nación toda, quizá en el más importante ámbito del acontecer jurídico: la justicia.

   Son de las decisiones que trastocan la idiosincracia, el genoma cultural, la concepción que el ciudadano tiene de sí, de su estirpe y su contexto; de las que, de darse, cambian el rumbo de una raza y la catapultan a una edad cívica brillante.

   Esa deseada atmósfera en la que el gobernado puede confiado cerrar los ojos y dejarse conducir por aquellos a quienes se ha delegado ese último delicado tramo del ejercicio de la ley.

   Ya en pocos días, la Suprema Corte le dirá, no al presidente quien ha puesto en la mesa la solicitud para poder juzgar a los expresidentes, sino al mismísimo pueblo de México una cosa sencilla y definitoria:

   Si quiere ser parte de la tranformación, si está con la Cuarta, que ahora rifa.

   (Si acaso se juzgará a sí mismo, si buscará justicia para sí, y cambiará en su seno la crónica complicidad inherente a la mayordomía de la élite)

   O sigue anclado a los colosales intereses de la era neoliberal, la etapa (1988 a 1918) en la que el 99 por ciento de los ministro que componen la Suprema Corte de Justicia fueron ungidos.

   Es decir, si seguirán como los representantes de los corruptos poderes de facto de toda laya en la nación, o aprovechan la irrepetible oportunidad para lavar las terribles afrentas a la mayoritaria población, las heridas sangrantes en el cuerpo nacional.

   Será la decisión burocrática de origen, administrativa institucional (desde que es el único poder no elegido por los electores) más importante de la que todo ser vivo en este país tenga memoria.

   Sería una resolución, por lo bajo, de una pobreza legal indefendible; por lo alto, de una hazaña justiciera sin precedente.

   De ser contraria, los mexicanos sabrán que no cuenta para nada que realmente valga la pena con ese clan, la crema y nata de la aristocracia mexicana, hasta ahora el más encumbrado refugio del conservadurismo.

   Y claro, idefectiblemente y sin reversa cambiará el talante de los poderes Ejecutivo y Legislativo...y así decidirán cargar o no con ese lastre en busca del nuevo país.


Más Gotera

Leviatán

La playa II


Ramón Quintana Woodstock

 

No me ha gustado tanto Cancún, ya que las playas están cerradas... Me hospedé en lugar barato en la zona centro. Las playas que he visitado -repito- están cerradas. Vengo de una que se llama Playa Delfines, se encuentra en la "zona hotelera" una de las áreas más ricas, es muy parecido a cualquier lugar de San Francisco o Los Ángeles, por sus calles limpias y ordenadas y su arquitectura fresca, solo que aquí el agua mejor, es cristalina y de tono azul turquesa, pero la policía federal solo permite tomar fotos pegado al pavimento, es decir en la calle, ya que no permiten ni acercarse a la arena.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Malditas apariencias

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Le decían la Calzones de fierro. Era algo fea, venía de Durango a trabajar como ingeniero civil. Supe que era de fuera y que pertenecía a aquel estado ya que sus dientes reclamaban la mirada de varios que nos gusta ser fisgones, pues estos enseñaban colores tendientes a los óxidos. No había forma de equivocarse, en la ciudad había bastante gente que provenía de aquel sitio con las mismas características. Mary, los ingenieros así la conocían y le llamaban por su nombre, sin embargo en su ausencia y para cuestión de ubicarla y diferenciarla de la asistente que también se llamaba Mary los pelafustanes le llamaban La Calzones de Fiero (LCF).

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
 [tally] 10%
Represalia por no haber votado por el PAN
 [tally] 18%
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
 [tally] 5%
Se guarda el dinero para la campaña del '21
 [tally] 5%
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
 [tally] 36%
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
 [tally] 3%
Demasiado dinero en propaganda oficial
 [tally] 8%
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
 [tally] 0%
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
 [tally] 15%
Este sondeo de opinin no tiene valor estadstico, responde tan slo a las respuestas voluntarias de los lectores que desean manifestarse.

DesdeJuárez

Entre la ineptitud, el engaño y la traición

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Hay cosas que son tan evidentes que sólo se podrían pasar por alto por ignorancia o complicidad.

Tres muy concretas.

1)   El gobierno municipal hace licitaciones con claros indicios de estar amañadas. Es decir, elaboradas para que un proveedor en particular gane el contrato. Esto significa que hacen negocios turbios con el dinero público. Nombres, datos y todo lo necesario se puede encontrar aquí: https://planjuarez.org/riesgo-de-corrupcion-en-contrataciones-municipales/ Puedes ignorarlo, pero el riesgo existe.


Mas Juárez

Sindéresis

El agua en Chihuahua

 

Francisco Flores Legarda


El conflicto por el agua en Chihuahua ha escalado poco a poco en las últimas semanas, hasta el punto de que ya hay una persona fallecida derivada de esta pugna.

El martes por la noche, elementos de la Guardia Nacional mataron a una mujer e hirieron gravemente a su esposo. El organismo de seguridad del Gobierno federal dijo haber repelido una agresión a balazos desde diversos vehículos.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
[email protected]