cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo González

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

El Gran Profesor


De la Redacción


Albert Einstein fue el más notable hombre de ciencia del siglo XX. Si Dios creó el Universo y Newton lo explicó, este modesto profesor alemán lo ordenó.

Con sólo la fuerza de su mente, sin ayuda de los complejos y costosos aparatos científicos, los laboratorios, las supercomputadoras y los batallones de asistentes que hoy están a disposición de los investigadores en las universidades, pudo penetrar los enigmas del universo y explicarlos en un lenguaje llano e incluso encantador.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

Análisis descriptivo de la información oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Nuevo paradigma en las relaciones Cuba- EE.UU.?

Germán Gorraiz Lopez

El cese del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, exigido por vigésimo octavo año consecutivo en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas y aprobado de forma abrumadora por 187 votos a favor, 3 en contra (EE.UU., Israel y Brasil) y 2 abstenciones, reafirma la libertad de comercio y navegación ante un bloqueo anacrónico instaurado por Kennedy en 1.962 y que habría supuesto para la Isla unas pérdidas directas e indirectas estimadas en 110.000 millones $ según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y cerca del Billón $ según el Gobierno cubano.


Más desde España


Por los caminos de Sancho


 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

La sombra del revolucionario

Martín Luis Guzmán pertenece a ese reducido círculo de seres que desde muy temprana edad ofrecen muestras irrefutables de inteligencia viva y extraordinaria. Originario de Chihuahua (1887), a los trece años editó en Veracruz un periódico escolar quincenal, Juventud, donde publicó un artículo sobre Víctor Hugo y otro sobre “El contrato social” de Juan Jacobo Rousseau. Esto se anota como dato curioso en su biografía, pero creo que en verdad se trata de la primera confirmación de su vocación y amor entrañable por las letras y por el periodismo.

Miguel Angel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La sombra del revolucionario

 

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

    Martín Luis Guzmán pertenece a ese reducido círculo de seres que desde muy temprana edad ofrecen muestras irrefutables de inteligencia viva y extraordinaria. Originario de Chihuahua (1887), a los trece años editó en Veracruz un periódico escolar quincenal, Juventud, donde publicó un artículo sobre Víctor Hugo y otro sobre “El contrato social” de Juan Jacobo Rousseau. Esto se anota como dato curioso en su biografía, pero creo que en verdad se trata de la primera confirmación de su vocación y amor entrañable por las letras y por el periodismo.

 

    El propio Guzmán dijo a Emmanuel Carballo que aunque escribía para sí mismo, publicó a los 21 años un discurso pronunciado en una jornada organizada por estudiantes para conmemorar la Independencia. El tema del discurso fue “Morelos y el sentido social de la guerra de Independencia” y gracias a su publicación, Jesús T. Acevedo lo descubrió y lo llevó al Ateneo de la Juventud.

 

    Atrapado en esta era de nuevas tecnologías, siento nostalgia por la época en que la comunicación interpersonal era la forma de relación por excelencia, porque además de la inteligencia e información que era menester llevar a cuestas para realmente integrarse a esas convivencias, había que ejercer una cualidad que la sociedad moderna anestesió: la capacidad de escuchar a la persona y al grupo. Guzmán cuenta de las largas, larguísimas conversaciones que sostenía con Julio Torri, con José Vasconcelos, con Pedro Henríquez Ureña, con Antonio Caso, con Alfonso Reyes, y de la energía intelectual que chisporroteaba en esos prolongados intercambios.

 

    Pero Martín Luis Guzmán no sólo fue hombre de libros y de ideas. Su interés por la política y una clara visión revolucionaria lo llevaron a unirse a las fuerzas de Francisco Villa con el grado de coronel. Al triunfo de Carranza sobre Villa, Martín Luis partió al exilio y escribió su primer libro, La querella de México, en el que narra su percepción de la Revolución Mexicana. Después vendrían muchos más. Esta dualidad pudiera explicar la gran ambivalencia que en los ambientes intelectuales se percibe sobre este autor.

 

    El águila y la serpiente apareció en Madrid en 1928. Originalmente se llamaría A la hora de Pancho Villa, mas por fortuna este título no fue del agrado del editor, Manuel Aguilar, y se cambió al que conocemos. Los críticos han dicho de ella que “recrea con precisión un acontecimiento histórico, la revolución hecha gobierno, configurando una estética cercana a la tragedia griega para determinar cuáles son los usos y abusos del poder”.

 

    ¿Y el escritor qué pensaba de esta obra? Escuchemos: “[…] yo la considero una novela, la novela de un joven que pasa de las aulas universitarias a pleno movimiento armado. Cuenta lo que él vio en la Revolución tal cual lo vio, con los ojos de un joven universitario. No es una obra histórica como algunos afirman; es, repito, una novela. La sombra del caudillo [...], al mismo tiempo que una novela, es una obra histórica en la misma medida en que pueden serlo las Memorias de Pancho Villa. Ningún valor, ningún hecho, adquiere todas sus proporciones hasta que se las da, exaltándolo, la forma literaria”.

 

    Martín Luis Guzmán incursionó en varios géneros. Además de novela escribió ensayo, biografía, crónica histórica y, por supuesto, textos periodísticos. Su cultura desbordante, su estilo pulcro y pulido, y un gran sentido del deber para consigo mismo como escritor, hacen de los textos de Guzmán una lectura fluida y apasionante.

 

    Pero si debiera elegir una característica de mi predilección en la escritura de Martín Luis esta es la mexicanidad. A este hombre que declaraba haber abrevado en Tácito, Plutarco, Cervantes, Quevedo y Rousseau, le preocupaba el status alcanzado por la literatura mexicana, y de ahí seguramente su inquietud por contribuir al ensanchamiento de lo mexicano.

 

    No resulta así extraño que Martín Luis Guzmán identificara al movimiento revolucionario como el impulsor por excelencia de las letras mexicanas, aunque aseguraba que la llegada de una literatura nacional había sido tardía. Sobre el punto dijo: “La Independencia de México la consumó la clase opresora y no la clase oprimida de la Nueva España. Los mexicanos tuvimos que edificar una patria antes de concebirla puramente como ideal y sentirla como impulso generoso; es decir, antes de merecerla. En estas condiciones no podíamos crear una auténtica literatura nuestra. La Reforma trató de realizar la verdadera Independencia, de romper interiormente el orbe colonial. No hubo tiempo: apareció Porfirio Díaz.”

 

    Aunque quizá la afirmación encierra una injusticia para autores como Fernández de Lizardi, Justo Sierra, Payno, Ireneo Paz, Riva Palacio y otros, lo cierto es que, en conjunto, ningún movimiento había cimbrado a la sociedad mexicana hasta el punto de ser recurrentemente motivo de interés y reflexión en la expresión artística de un pueblo.

 

    En el caso de Martín Luis Guzmán esta veta le costó ser víctima de un abierto acto de censura desde la cúspide del poder político. La sombra del caudillo, novela en la que Guzmán elabora un cuadro preciso sobre la presidencia de Plutarco Elías Calles, apareció en 1929.

 

    De esa obra, John Brushwood apunta que “Es un elocuente comentario sobre el régimen de Calles el hecho de que cuando Guzmán necesitó un hombre honrado tuviera que inventarlo”, en referencia a Axcaná González, el único personaje de ficción en las páginas del libro. Así, cuando La sombra del caudillo llegó a México -pues primero se publicó en España- enfureció al presidente Calles.

 

    Permitamos a don Martín Luis decirlo con sus propias palabras:

 

    “Cuando llegaron a México los primeros ejemplares de La sombra del caudillo, el general Calles se puso frenético y quiso dar la orden de que la novela no circulara en nuestro país. Genaro Estrada intervino inmediatamente e hizo ver al Jefe Máximo de la Revolución que aquello era una atrocidad y un error. Lo primero, por cuanto significaba contra las libertades constitucionales y lo segundo, porque prohibida la novela circularía más.

 

    “El gobierno y los personeros de Espasa-Calpe (editorial que publicó la obra), a quienes amenazó con cerrarles su agencia en México, llegaron a una transacción: no se expulsaría del país a los representantes de la editorial española, pero Espasa-Calpe se comprometía a no publicar, en lo sucesivo, ningún libro mío cuyo asunto fuera posterior a 1910. En Madrid, la editorial se vio obligada a cambiar el contrato en virtud del cual yo tenía que escribir cierto número de capítulos al año, y el cambio se hizo de acuerdo con el requisito impuesto por Plutarco Elías Calles.”

 

    Pero la implacable pareja don Tiempo y doña Historia habría de poner las cosas en su lugar –como siempre- y derrotado el régimen callista y triunfantes la inteligencia y la tolerancia, Martín Luis Guzmán fue acogido con honor y respeto por el presidente Lázaro Cárdenas y los gobiernos subsecuentes. Ingresó a la Academia Mexicana de la Lengua en 1940 y en 1958 ganó el Premio Nacional de Literatura y el Premio Manuel Ávila Camacho.

 

    También combinó su incansable tarea de escritor con la de servidor público. Fue Senador de la República. A principios de los sesenta se hizo cargo de la presidencia de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos. Desde 1942 y hasta el día de su muerte, el 6 de diciembre de 1976, estuvo al frente de la revista Tiempo, que fue en la década de los cuarenta un atisbo de modernidad en el periodismo mexicano, siempre con las limitaciones que imponía el sistema político.

 

    Ahora bien, es durante su desempeño como funcionario y como periodista que Martín Luis Guzmán se forja su mentada leyenda negra. Y valga decir que en esto, como en otras facetas de su vida y obra, tampoco puede uno sugerir accidentes o medianías. En primer lugar se cuestiona la postura de Tiempo ante el movimiento estudiantil de 1968 -calificó a los estudiantes de agitadores y justificó la acción del régimen diazordacista- y se le tacha de reaccionario sin, me parece, tomar en cuenta las circunstancias del momento. Francamente, quienes vivimos aquel año tendríamos serios problemas para separar la paja del grano en cuanto a la actitud de los grandes medios frente al conflicto si olvidamos las correas de control que el régimen ejercía sobre los medios impresos y los incipientes informativos electrónicos.

 

    Emmanuel Carballo dice del asunto: “La leyenda negra de don Martín, en el México de ayer y hoy, de tan común y corriente deja de ser negra; cuando mucho es gris. Como hombre cometió deslealtades, errores y desviaciones ideológicas que empequeñecen su figura; de escasos escritores mexicanos se puede afirmar lo contrario. Como Reyes, supo ser medroso por conveniencia, y como Vasconcelos (hombre también con el orgullo herido) no pudo conservar en la edad adulta y la vejez las ideas generosas y progresistas de los años mozos.”

 

    Variantes de esta afirmación han menudeado y de manera arbitraria se ha confundido su actuación política con su valor como escritor, como si la primera disminuyera al segundo. Este caso mexicano recuerda al argentino Jorge Luis Borges, a quien se reprochaba su posición de derecha. Era frecuente que a continuación de los reconocimientos a la gran calidad de su literatura se añadiera el lastimero “¡pero es tan reaccionario!” en un tono que no admitía refutación y como si tal inclinación política degradara al artista.

 

    ¿No le parece al lector que es temerario mezclar estas consideraciones? A mi sí. Es un camino desafortunado para descubrir revolucionarios y lo es más para apreciar la obra de un creador.

 

    En Martín Luis Guzmán encuentro imaginación, trabajo, persistencia. La ideología puede ponerse a debate, pero su ejercicio periodístico, sobre todo en Tiempo, no lo realizó en la soledad. Colaboraron con él Xavier Villaurrutia, Germán List Arzubide, Francisco Quijano y Leopoldo Zea. Y, como muchas obras que proponen y caminan, la suya estuvo desde siempre sujeta a la polémica, y aún sigue allí, para enfrentar y desmentir las críticas ideologizadas y hacer frente a la prueba del tiempo.

 

 

17 de mayo de 2020.

 

  

☛ @juegodeojos  â˜› facebook.com/JuegoDeOjos â˜› sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

[email protected]

[email protected]

[email protected]

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

El Gran Profesor
A un joven escritor
Para decir México
Tres plumas africanas
Asesinato en San Francisco
El Gran Cronopio
Los paradigmas
Enola Gay y Little Boy
El príncipe de la palabra
Sueños de la pandemia
El paladín de la lengua
“Un hombre ha muerto de muerte natural”
El gringo y lo gringo
Chicxulub
La lección del Cerro de Las Campanas
En el México insurgente
Actualidad de Watergate
Manuel Buendía, in memoriam
Creación en las tinieblas
La sombra del revolucionario

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Se gradúan 233 alumnos de
Ciencias Administrativas y Sociales
| Portada
Gobierno Independiente
atiende la prevención, control y erradicación de las adicciones
| Portada
Viene AMLO a Juárez el viernes;
no se sabe si estará Corral
| Portada
Llegan a 861 las muertes
por Covid-19 en Ciudad Juárez
| Portada
Lo llevan y ejecutan a balazos
en Panteón Colinas de Juárez
| Portada
Desaparece joven empleada de
la tienda Smart-Ejército Nacional
| Portada
Generan Unidades Médicas Móviles
municipales 949 acciones de salud
| Portada
Baja calor a 23º C. y
llegan fuertes vientos: PC
| Portada
Que Corral la ataca a diario,
dice Maru Campos a El Diario
| Portada
‘De gran relevancia Tribunal Estatal
de Justicia Administrativa’: ponente
| Portada
Lo tirotean a las puertas de
su casa en Lomas de Morelos
| Portada
''Choco encuentra una mamá'',
en el El Maravilloso Mundo de
los Cuentos del IPACULT
| Portada
Incrementan a 860 los decesos
por Covid-19 en Ciudad Juárez
| Portada
La UACJ está lista para retomar
las ceremonias de graduación
| Portada
El Gran Profesor
| Juego de Ojos
El agua en Chihuahua
| chileKNqueso
A chatarra, una camioneta
incendiada en colonia Misiones del Real
| Portada
Lo matan a tiros entre barrancos
en la colonia Plutarco Elías Calles
| Portada
Atacan a balzos a policias
estatales en colonia Patria
| Portada
Arrojan a encobijado en baldío
de Villa Residencial del Real
| Portada


Gotera

   El momento.

   Si el devenir regala instantes únicos, este es uno de ellos. (una rarísima joya, política sería lo de menos: antropológica y disruptiva)

   La historia ha querido sentar al Poder Judicial en este singular banquillo de los acusados, una encrucijada de la que no hay escapatoria.

   Aquí se definirá el destino no de unos cuantos individuos indiciados, sino la sentencia para la nación toda, quizá en el más importante ámbito del acontecer jurídico: la justicia.

   Son de las decisiones que trastocan la idiosincracia, el genoma cultural, la concepción que el ciudadano tiene de sí, de su estirpe y su contexto; de las que, de darse, cambian el rumbo de una raza y la catapultan a una edad cívica brillante.

   Esa deseada atmósfera en la que el gobernado puede confiado cerrar los ojos y dejarse conducir por aquellos a quienes se ha delegado ese último delicado tramo del ejercicio de la ley.

   Ya en pocos días, el Poder Judicial le dirá, no al presidente quien ha puesto en la mesa la solicitud para poder juzgar a los expresidentes, sino al mismísimo pueblo de México una cosa sencilla y definitoria:

   Si quiere ser parte de la tranformación, si está con la Cuarta, que ahora rifa.

   (Si acaso se juzgará a sí mismo, si buscará justicia para sí, y cambiará en su seno la crónica complicidad inherente a la mayordomía de la élite)

   O sigue anclado a los colosales intereses de la era neoliberal, la etapa (1988 a 1918) en la que el 99 por ciento de los ministro que componen la Suprema Corte de Justicia fueron ungidos.

   Es decir, si seguirán como los representantes de los corruptos poderes de facto de toda laya en la nación, o aprovechan la irrepetible oportunidad para lavar las terribles afrentas a la mayoritaria población, las heridas sangrantes en el cuerpo nacional.

   Será la decisión burocrática de origen, administrativa institucional (desde que es el único poder no elegido por los electores) más importante de la que todo ser vivo en este país tenga memoria.

   Sería una resolución, por lo bajo, de una pobreza legal indefendible; por lo alto, de una hazaña justiciera sin precedente.

   De ser contraria, los mexicanos sabrán que no cuenta para nada que realmente valga la pena con ese clan, la crema y nata de la aristocracia mexicana, hasta ahora el más encumbrado refugio del conservadurismo.

   Y claro, idefectiblemente y sin reversa cambiará el talante de los poderes Ejecutivo y Legislativo...y así decidirán cargar o no con ese lastre en busca del nuevo país.


Más Gotera

Leviatán

La playa II


Ramón Quintana Woodstock

 

No me ha gustado tanto Cancún, ya que las playas están cerradas... Me hospedé en lugar barato en la zona centro. Las playas que he visitado -repito- están cerradas. Vengo de una que se llama Playa Delfines, se encuentra en la "zona hotelera" una de las áreas más ricas, es muy parecido a cualquier lugar de San Francisco o Los Ángeles, por sus calles limpias y ordenadas y su arquitectura fresca, solo que aquí el agua mejor, es cristalina y de tono azul turquesa, pero la policía federal solo permite tomar fotos pegado al pavimento, es decir en la calle, ya que no permiten ni acercarse a la arena.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Malditas apariencias

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Le decían la Calzones de fierro. Era algo fea, venía de Durango a trabajar como ingeniero civil. Supe que era de fuera y que pertenecía a aquel estado ya que sus dientes reclamaban la mirada de varios que nos gusta ser fisgones, pues estos enseñaban colores tendientes a los óxidos. No había forma de equivocarse, en la ciudad había bastante gente que provenía de aquel sitio con las mismas características. Mary, los ingenieros así la conocían y le llamaban por su nombre, sin embargo en su ausencia y para cuestión de ubicarla y diferenciarla de la asistente que también se llamaba Mary los pelafustanes le llamaban La Calzones de Fiero (LCF).

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

Entre la ineptitud, el engaño y la traición

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Hay cosas que son tan evidentes que sólo se podrían pasar por alto por ignorancia o complicidad.

Tres muy concretas.

1)   El gobierno municipal hace licitaciones con claros indicios de estar amañadas. Es decir, elaboradas para que un proveedor en particular gane el contrato. Esto significa que hacen negocios turbios con el dinero público. Nombres, datos y todo lo necesario se puede encontrar aquí: https://planjuarez.org/riesgo-de-corrupcion-en-contrataciones-municipales/ Puedes ignorarlo, pero el riesgo existe.


Mas Juárez

Sindéresis

El agua en Chihuahua

 

Francisco Flores Legarda


El conflicto por el agua en Chihuahua ha escalado poco a poco en las últimas semanas, hasta el punto de que ya hay una persona fallecida derivada de esta pugna.

El martes por la noche, elementos de la Guardia Nacional mataron a una mujer e hirieron gravemente a su esposo. El organismo de seguridad del Gobierno federal dijo haber repelido una agresión a balazos desde diversos vehículos.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
[email protected]