cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo González

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Morir de amor


Miguel Angel Sánchez de Armas


En El Lencero, muy cerca de Xalapa, se encuentra el casco de una hacienda que fue de Santa Anna. Es una casona bella y fresca, rodeada de jardines y un lago en el que se deslizan cisnes negros altivos y ausentes. A un costado, la capilla que el Generalísimo levantó para una de sus bodas.

El visitante que pasea por los prados o toma asiento a la sombra de una higuera centenaria, si es sensible y de espíritu abierto, puede escuchar el murmullo de voces del pasado y sentir cómo, en pequeñas pulsaciones, un efluvio de cantos apenas perceptibles le penetra e ilumina.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA NECESIDAD DE ORGANIZARNOS PARA EL PLEBISCITO: EN FAVOR O EN CONTRA, DEL PROYECTO JUÁREZ ILUMINADO


Leobardo Alvarado


SOBRE EL PLEBISCITO aprobado por el Instituto Estatal Electoral para que sean las y los ciudadanos quienes decidan si desean el proyecto Juárez Iluminado, vale recordar la historia local reciente.

El año 2005 se buscó el referéndum para impedir que se llevara a cabo lo que coloquialmente se conoció como "Ciudad Vallina"; o la propuesta del desarrollo del Plan San Jerónimo. Entonces el Congreso Local negó esa posibilidad, pese que de las alrededor de 44 mil firmas que se necesitaban para avanzar el proceso, las y los ciudadanos que participamos de aquel momento logramos recabar más de 55 mil firmas.[1] En este sentido es importante reconocer el papel preponderante que tuvo el Consejo Ciudadano por el Desarrollo Social donde confluíamos diversas organizaciones de la sociedad civil.
 


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Provocará el coronavirus el final de la distopía de Donald Trump?

Germán Gorraiz Lopez

El inesperado triunfo de Donald Trump en las Presidenciales de EEUU supuso la irrupción del llamado “escenario teleonómico” (en contraposición al ”escenario teleológico” imperante en las últimas décadas) que vendrá marcado por dosis extremas de volatilidad y que tendría su plasmación en la elección de Donald Trump y el retorno del “White Power”. Según una encuesta de la NBC, el 54% de la población blanca estaría “enfadada con el sistema”, frente al 43 % de los latinos y el 33% de los afroamericanos que siguen confiando en el sueño americano, lo que habría llevado a los votantes blancos a apoyar las posiciones políticamente incorrectas y refractarias a los dictados del estabishment tradicional republicano de Donald Trump.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward García Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Aquel dos de octubre

Son pasadas las tres de la madrugada y estoy en la acera frente al Kiko’s de la avenida Juárez dentro de una bandada de alumnos de la prepa dos que en zigzagueos y a saltos desde el Zócalo busca cobijo para llegar al amanecer y a la corrida de los camiones “Bellas Artes – CU” que llevan a territorio libre y seguro. El miedo transpira en los rostros. Está Rubí, ojos verdes a medio abrir, y Sergio, el copete inmune a la agitación de la jornada. Hay una chica que se unió al grupo en Santo Domingo. Tiene las manos manchadas de la pintura con que estuvo estampando consignas en las mantas para el mitin de Tlatelolco. No dice su nombre. No es muy alta. Tiene el pelo desordenado y me dirige una sonrisa torcida. Hay un debate sobre si avanzar por Bucareli hacia el mercado y ahí esperar, o caminar por Reforma al parque de La Madre.

Miguel Angel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aquel dos de octubre

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

  

 

 

Son pasadas las tres de la madrugada y estoy en la acera frente al Kiko’s de la avenida Juárez dentro de una bandada de alumnos de la prepa dos que en zigzagueos y a saltos desde el Zócalo busca cobijo para llegar al amanecer y a la corrida de los camiones “Bellas Artes – CU” que llevan a territorio libre y seguro. El miedo transpira en los rostros. Está Rubí, ojos verdes a medio abrir, y Sergio, el copete inmune a la agitación de la jornada. Hay una chica que se unió al grupo en Santo Domingo. Tiene las manos manchadas de la pintura con que estuvo estampando consignas en las mantas para el mitin de Tlatelolco. No dice su nombre. No es muy alta. Tiene el pelo desordenado y me dirige una sonrisa torcida. Hay un debate sobre si avanzar por Bucareli hacia el mercado y ahí esperar, o caminar por Reforma al parque de La Madre.

 

De pronto una parvada de jóvenes aparece por Balderas y se desplaza velozmente en dirección a la Alameda con un pelotón que agita fusiles y grita pisándole los talones. Otros soldados llegan desde la Avenida Juárez. Los dos contingentes arrinconan a los jóvenes contra los cristales de la librería Porrúa y las culatas de los mosquetones caen sobre cuerpos que se desmoronan sobre las baldosas. Gritamos, más para aliviar nuestro propio miedo que para detener la golpiza. Varios fotógrafos de prensa se han aproximado y observan la escena impávidos, con las cámaras inertes colgando al cuello. Me acerco y les reclamo que no registren la alevosía, que son parte de la prensa vendida. Alguien me alerta que los militares ahora se dirigen a nuestro grupo. Me alejo a paso veloz y me detengo en la esquina, desde donde observo que el oficial al mando interroga a los fotógrafos. Uno de ellos, alto, tez blanca y pelo gris plateado, traje bien cortado y fuera de lugar en el escenario, me señala y le dice algo al soldado, quien avanza en mi dirección. Corro como nunca en mi vida, como gamo aterrorizado por las balas del cazador, como zorro perseguido por mastines. No vuelvo la mirada. Llego a La Fragua, irrumpo en el Sanborn’s y choco de frente contra dos meseras muy jóvenes. Sin decir palabra me toman de los brazos y me arrastran por la cocina al patio de servicio y me arrojan en un enorme tambo de basura en donde permanezco hasta bien entrada la mañana.

 

Por la noche me presento en Novedades en donde soy redactor y traductor. Y ahí, frente a la entrada de departamento de fotografía, veo al delator. Me entero que es un fotógrafo free lance apodado “el Che” y que es un argentino insufrible. Me reconoce. Se acerca y quiere explicar que no tuvo opción. Le pregunto que a cuántos otros ha denunciado. Le doy la espalda. No lo vuelvo a ver en mi vida. Desde entonces pienso que era un espía de la dictadura videlista. Ojalá haya corrido la misma suerte que su compatriota Alfredo Astiz, el torturador de monjas que se rindió sin disparar un tiro frente a los ingleses en Malvinas.

 

En 1968 viví como incipiente periodista el gran movimiento que sacudió al país aquel año en que vivimos en peligro. De las consignas de esas jornadas hubo una que sobresaltó mi entonces virgen inocencia profesional: “¡prensa vendida!”

 

No alcanzaba yo a comprender el significado profundo de aquel reproche lanzado una y otra vez por multitudes que rebosaban las avenidas defeñas. Las mantas, los puños en alto y la expresión colectiva de encono me sumían en un estado de confusión. Pero más temprano que tarde abrí los ojos a una dolorosa realidad de nuestra noble profesión: demasiados medios están al servicio del sistema y alejados de la sociedad a la que dicen servir.

 

Durante años me agobió la sospecha de que entre el diarismo sucio del mundo, el mexicano ocupaba un lugar no menor. Con el tiempo comprobé que en todas partes el llamado “cuarto poder” se engolosina con la misma presteza que el primero, que el segundo y que el tercero.

 

En un fascinante libro, “The Trust”, se revela que el venerado New York Times mantuvo en reserva la información del Proyecto Manhattan para desarrollar la bomba atómica a cambio de la “exclusiva” después de que el artefacto fuera empleado. También se da noticia de que los editores censuraron notas sobre los campos de concentración nazis pues estaban convencidos de que se trataba de propaganda.

 

En otro lugar he escrito que en los años de la guerra fría, respetados y respetables editores del primer mundo de la democracia llevaban sus artículos al escritorio del asesor presidencial Schlesinger quien a su vez compartía los más “duros” con el presidente Kennedy para “suavizarlos” antes de su publicación, complicidad que evoca la escena de “El Padrino” en donde el capo Hyman Roth exclama satisfecho: “Por fin… ¡un gobierno amigo con el que se pueden hacer negocios!”

 

En el curso de una investigación histórica di con el que puede ser el ejemplo señero en esta materia. La confirmación de que en los más albos castillos de la pureza puede haber una cloaca y muchos esqueletos en el ropero. Hablo de The Atlantic Monthly, la gran revista liberal fundada en 1857 por Ralph Waldo Emerson, Henry Wadsworth Longfellow, James Russell Lowell y Oliver Wendell Holmes (¡acervo de pedigrí pocas veces visto!) que a lo largo de su centenaria existencia ha publicado firmas que son las joyas de la corona de la inteligencia, la razón y el conocimiento.

 

En una antología de la revista se pueden encontrar textos que iluminaron épocas, como la “Carta de la cárcel de Birmingham” de Martin Luther King, Jr., el ensayo “Ventanas rotas” de James Q. Wilson y George L. Kelling, el encuentro de la poesía y la política de Archibald MacLeish o el profético artículo “La raíz de la ira musulmana” de Bernard Lewis, además de letras de Kipling, de Mark Twain, de Tagore y de Frost, entre muchas luminarias.

 

En junio de 1938, tres meses después de que el gobierno del general Cárdenas expropiara la industria petrolera extranjera, esta casa de la virtud publicó un número extraordinario: “The Atlantic Presents – Trouble Below the Border – Why the Mexican Struggle is Important to You” (The Atlantic presenta – Problemas al sur de la frontera – Por qué la lucha de México es importante para usted) que de acuerdo a personajes de la época, entre ellos el embajador de Estados Unidos en México, Josephus Daniels, y don Jesús Silva Herzog, fue una de las más extremas muestras de la villanía de la prensa a cambio de treinta monedas.

 

De esto hablaré en la siguiente entrega.

 

 

20 de octubre de 2019.


  

☛ @juegodeojos  â˜› facebook.com/JuegoDeOjos â˜› sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

[email protected]

[email protected]

[email protected]

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Morir de amor
El niño Fidencio
Todo se desmorona
Un libro llamado Ulises
Memoria de Los heraldos negros
Una cineasta nazi llamada Leni Riefenstahl
La Bestia
Diablo crucificado
¡Nunca más!
Mercaderes de la muerte
Una vida en el karroo
De adjetivos y lugares comunes
Esa montaña...
La venganza de los Asturias
Ensalada invernal
Recuperar el pasado
Ve y dilo en la montaña
Jesús Blancornelas, in memoriam
El judío errante
Un amigo de Dios

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Muere hombre en incendio; acaba fuego con 5 domicilios en la Pánfilo Natera | Portada
Choca y queda atrapada en su
auto en Paseo de la Victoria
| Portada
Amaina viento y disminuye la
temperatura para fin de semana: PC
| Portada
Retira Regulación Comercial al 80 por
ciento de ambulantes de la zona centro
| Portada
Con una soga al cuello lo tiran
en calles de la División del Norte
| Portada
Sofocan bomberos incendio en
baldío de Paseos de Zaragoza
| Portada
Lo matan a tiros frente a su
domicilio en la Gómez Morín
| Portada
Asesinan gatilleros a joven en
la colonia Revolución Mexicana
| Portada
Reprueban juarenses con
un 4.09 al Gobernador Javier Corral, en encuesta del Plan Estrratégico
| Portada
Al hospital tras intento de
ejecuión en Granjas Polo Gamboa
| Portada
Entregará Municipio a partir de hoy 5 mil
mascarillas N95 a hospitales en la ciudad
| Portada
Lo balean en intento de ejecución
en la colonia Independencia Sur
| Portada
| Gotera
El sismo nos recuerda que estamos en
una zona tectónicamente activa: UACJ
| Portada
Se hunde el drenaje
sobre la Tecnológico
| Portada
Lo matan gatilleros al llegar a
su casa en la colonia Santa Rosa
| Portada
Balean a joven en intento de
ejecución en colonia Morelos
| Portada
Se aplican protocolos contra coronavirus
en aeropuerto y central de autobuses
| Portada
Vientos por encima
de los 80 km/h.: PC
| Portada
Promoverá Estado juicio político contra
Juez Octavo de Distrito por caso Ramírez
| Portada


Gotera

   Vivan los frijoles!

   Entre comer y no, hay una diferencia, diría en medio de largo bostezo Perogrullo, pero el absurdo es que existan quienes no masquen la obviedad.

   Quizá porque, afortunados, nunca han escuchado el gruñido de las tripas o porque, ni siquieran sepan de los millones de mexicanos que no dan, o no daban las tres comidas.

   Eso hablaría de ignorancia o de insensibilidad (dado que la mitad de los mexicanos vive en pobreza), aunque seguramente no pocos habrá quienes, en cambio, maldigan la asignación de pensiones desde el clasismo, la fobia y el odio al jodido.

   Es que no saben que hincar el diente, para los hambrientos y los de avanzada edad, es un aleluya! No hay mejor celebración de la vida.

   Eso, y no otra cosa, significan los apoyos económicos para la multitud de los amados y respetables ciruelones que han agotado su fuerza de trabajo y ahora, en un acto de reciprocidad, han quedado inscritos en esa línea de la vida de la comida asegurada.

   Además, es claro que nunca será poco lo que sí alcanza para mover las quijadas y hasta para invitar a otros a sentarse a la mesa.

   Pero México entero observa con asombro que hay aquellos como la bancada completa del PAN en la Cámara de Diputados, que han votado, desde su doctrina partidista, en contra de elevar a rango constitucional los programas sociales de la 4T

   Uta!...¿y el solidarismo, y el bien común, y el humanismo apá?


Más Gotera

Leviatán

“Muerte al violador premio a la infidelidad”


Ramón Quintana Woodstock

 

“Muerte al violador premio a la infidelidad”… “nada de sostén, nada de pastillas que las tome él”

…en la década de los 80s sorprendió la lirica de esta rola que invadía el ambiente iberoamericano, sobresale porque no eran tiempos de rebelión femenina, eran tiempos de guerrilla y devaluación económica; la palabra “empoderamiento” aun no aparecía en el diccionario del género y cuando todo parecía revuelto entre la juventud descarriada de los ochentas, esta pieza en castellano le daba dirección a tantos desheredados que buscaban en el rock en inglés un pivote de escape.



Más Leviatán

La Nota Nostra

La actitud es lo que cuenta

 

Ramón Quintana Woodstock

 

En tiempos del Führer, era un acto normal hacer mañaneras no solo en la mañana, la voz de Hitler desfilaba todo el día, las estaciones de radio estaban controladas por el gobierno del tirano, no se movía una silaba sin el que el dictador dijera algo, era un momento de zenit, pero ya se había trabajado muchísimo en ello, previamente el autor de los campos de concentración rogó para que le dieran el poder, el blanco eran los empresarios, por supuesto que el dinero era algo sustancial, les pidió que le apoyaran para sacar de Alemania del atolladero, y los empresarios movidos por el discurso impecable del nacionalismo le dieron el voto y así mismo, el poder. La promesa era la bonanza para sus factorías, por supuesto que con ese billete de cambio, los adinerados le dieron todo su soporte, al puro estilo priista -para ponerlo en contexto-.

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

Fetichismo: Objeto al que se rinde culto o reverencia sin ninguna justificación, como los retratos de algunos revolucionarios

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Si te molesta que alguien piense, viva y sea distinto a ti, te recomiendo dos cosas. Una deja de leer esto, que tengas lindo día y se feliz. La otra… ve a terapia, lo necesitas.

No trataré un tema tan polémico como el aborto, la libre determinación de la personalidad o la legalización de la marihuana para su uso recreativo. Pero sí es un tema sumamente sensible.

¿Cómo lo sé? Mi padre me lo enseñó. Sí, él era un cabrón muy sabio. Sabía de todo. Pero para él, el conocimiento no tenía sentido. Era más una cuestión de estatus, le gustaba sentirse superior y adoraba corregir a gente ignorante, más si cabía una burla de por medio.


Mas Juárez

Sindéresis

Coronavirus con el miedo

 

Francisco Flores Legarda


Si la realidad no corresponde a tus ilusiones,
 lo que está mal son tus ilusiones y no la realidad.

Jorodowsky


"Predecir es difícil, especialmente el futuro", decía el físico danés Niels Bohr. La incapacidad de predecir la evolución de la epidemia por el coronavirus covid-19 ha llevado a la suspensión del Mobile World Congress de Barcelona. Ello muestra que la evidencia científica y los esfuerzos de comunicación de expertos y autoridades son cada vez más insuficientes para una gestión efectiva del riesgo. Resulta paradójico que un sector puntero como el de la telefonía móvil haya preferido quedarse en casa, cuando nunca antes tanta gente dispuso de tanta información y en tiempo real sobre una epidemia, y después de que las autoridades del país más directamente afectado, China, hayan tomado las medidas de salud pública más drásticas de los últimos cien años. El resultado es una epidemia global de desconfianza, el preludio del miedo y quizá del conflicto abierto.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
[email protected]