cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo González

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Recuperar el pasado


Miguel Angel Sánchez de Armas


Vidal Elías es un veracruzano que se zambulló en su niñez en Xalapa, en Banderilla y en otros rincones jarochos y, como el Carlitos de José Emilio Pacheco en Las batallas en el desierto, recuperó una memoria infantil. Pero si Carlos-adulto lleva al lector al rincón opresivo de una cantina, Vidal lo convida a un soleado jardín en donde la pobreza y el azoro de verse tan frágil y pequeño ante la vida no son miedos sino pedacitos de la íntima alegría de saberse, hoy, hijo logrado de aquel tiempo.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA NECESIDAD DE ORGANIZARNOS PARA EL PLEBISCITO: EN FAVOR O EN CONTRA, DEL PROYECTO JUÁREZ ILUMINADO


Leobardo Alvarado


SOBRE EL PLEBISCITO aprobado por el Instituto Estatal Electoral para que sean las y los ciudadanos quienes decidan si desean el proyecto Juárez Iluminado, vale recordar la historia local reciente.

El año 2005 se buscó el referéndum para impedir que se llevara a cabo lo que coloquialmente se conoció como "Ciudad Vallina"; o la propuesta del desarrollo del Plan San Jerónimo. Entonces el Congreso Local negó esa posibilidad, pese que de las alrededor de 44 mil firmas que se necesitaban para avanzar el proceso, las y los ciudadanos que participamos de aquel momento logramos recabar más de 55 mil firmas.[1] En este sentido es importante reconocer el papel preponderante que tuvo el Consejo Ciudadano por el Desarrollo Social donde confluíamos diversas organizaciones de la sociedad civil.
 


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Por qué han fracasado las democracias formales?

Germán Gorraiz Lopez

Como explica el escritor Samuel Huntington en su libro “The Third Wave,” (Tercera Ola, 1.991), el mundo ha pasado por tres olas de desestabilización y democratización. Según Huntington, una ola de democratización sería “un conjunto de transiciones de un régimen no democrático a otro democrático que ocurren en determinado período de tiempo y superan a las transiciones en dirección opuesta durante ese período y que también implica la liberalización o la democratización parcial de sistemas políticos”. Así, en el mundo moderno se habrían producido tres olas de democratización y cada una de ellas habría afectado a un número escaso de países y durante su transcurso algunos regímenes de transición fueron en una dirección no democrática; pero no todas las transiciones hacia la democracia ocurren durante las olas democráticas.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward García Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Prohibida la entrada a mujeres, uniformados, ambulantes y perros

Parece que fue ayer, pero, ¡ay wey!, han pasado 38 años. Yo era un joven treintañero, delgado y con pelo, sin deterioro en el secsapil. Y para más señas reportero de un diario cuyo nombre no quiero recordar. Estábamos a finales de junio de 1981.

Era sábado y me reponía de alguna celebración, cuando habló mi querida cuata B.F., en aquellos ayeres la reportera estrella de cierto gran diario de México. Su voz, siempre templada y gentil, denotaba urgencia.

-Necesito tu ayuda, pinche Miguel Ángel.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 


Prohibida la entrada

 

a mujeres, uniformados,

 

ambulantes y perros

 

 

 

 

Miguel Angel Sanchez de Armas

 

 

 

 

          Parece que fue ayer, pero, ¡ay wey!, han pasado 38 años. Yo era un joven treintañero, delgado y con pelo, sin deterioro en el secsapil. Y para más señas reportero de un diario cuyo nombre no quiero recordar. Estábamos a finales de junio de 1981.

 

          Era sábado y me reponía de alguna celebración, cuando habló mi querida cuata B.F., en aquellos ayeres la reportera estrella de cierto gran diario de México. Su voz, siempre templada y gentil, denotaba urgencia.

 

          -Necesito tu ayuda, pinche Miguel Ángel.

 

          -Sí mamacita, a mi también me da gusto darte los buenos días en sábado.

 

          -Ta güeno, ta güeno. Espero que hayas soñado con los angelitos y que tu día se presente luminoso y propicio. ¿Ya? Escúchame. Ayer el profe Hank quitó la prohibición de que las mujeres entren a las cantinas…

 

          -¿Y a mi qué $%& me importa? Todas las pulquerías tienen un departamento de mujeres.

 

          -¡De las cantinas, wey! Y como el jefe de información me trae ojeriza me puso en la orden traer un reportaje del primer día de esta jalada.

 

          -Pos buena suerte. No veo de qué te preocupas. Eres la mejor reportera de la comarca. Ya es tiempo de que desquites el premio que te dio el Club Primera Plana.

 

          -Muy gracioso. En primer lugar, no conozco ninguna cantina. En segundo, me da miedo entrar a esos lugares infectos. En tercero, no le voy a pedir a Pepe [el fifí con el que andaba entonces] que me acompañe, y en cuarto, me debes 200 pesos. Así que en friega vienes al periódico para acompañarme.

 

          Colgó. Dudé unos momentos, pero tan contundentes argumentos no me dejaron salida y me puse en marcha. Me animó un poco la perspectiva de unas chelas con tequila y algo de botana. Y como iba de agregado cultural, no me preocuparía por la cuenta. Así comenzó aquella aventura que hoy recuerdo con motivo del trigésimo octavo aniversario del derrumbe de aquellos templos de solaz y camaradería exclusivos del sexo hórrido (Borolas dixit) llamados cantinas. ¡Qué tiempos!

 

          Me hizo gracia que B.F. estuviera nerviosa. Esa mujer había entrevistado a feroces caciques en sus madrigueras y era autora de crónicas de la violencia en El Mozote, Huehuetenango y Sonsonate, lugares en serio peligrosos. En una cantina su mayor riesgo iba a ser que no hubiera mesa o cambio de un billete de 50 de los que acostumbraba cargar [recuerde el lector que estamos en 1981, cuando ese biyuyu sí valía].

 

          Así pues, la conduje a “Las glorias de Cuitláhuac”, aquel acreditado salón del barrio bravo, ya desaparecido (el salón, no el barrio). Caballero que soy, en la entrada abrí el cancel para darle el paso, pero ella me echó por delante. Era un sábado al mediodía. Ya rezumaba el parloteo de los parroquianos y flotaban aromas de aserrín y cerveza -y unos más agrios que emanaban del fondo a la derecha.

 

          Avancé entre miradas de indiferencia. Apareció ella -ataviada en un elegante vestido melocotón- y la sala se electrizó antes de que prorrumpiera de todas las gargantas, como si la clientela se hubiera puesto de acuerdo para ese preciso momento, un largo, armónico y estruendoso, “¡Maaamaaaciiitaaa!”, seguido de un tutifruti de requiebros y dicterios, unos ingeniosos, otros ofensivos y algunos que no entendí. Desde luego me hice el occiso: los pleitos de cantina no son bonitos.

 

          Aquello parecía el coro de San Gervasio: “Cuñáo, ¡échame la bendición!”, “mi cara blanca, acastá tu rin de magnesio”, “quisiera ser garrotero para acomodar mesas”, “mamacita, ¡si lo bonito fuera pecado tú ya estarías en el infierno!”, y así y así, hasta que un mozo que apenas contenía la risa nos acomodó en un lugar al fondo. Noté que había mesas vacías y entendí que se habían preparado para la ocasión.

 

          Poco a poco el barullo se extinguió y la asamblea regresó a los más importantes asuntos de beber, echar botana y maldecir al pentonto del regente que no dejaba de molestingar con sus jaladas a la gente decente [pienso que el profe Hank se anticipó al doc Mancera: aquél nos quitó las cantinas, este los saleros. Ahhh, los políticos. Cómo se extraña al llorado Jesús Robles Toyos].

 

          B.F. se tranquilizó y comenzó a otear el ambiente. El camarero apareció con guacamole, chicharrón carnudo y pata de cerdo y solicitó la orden. Ella, distraída, pidió una limonada. El mesero se mantuvo inmóvil y carraspeó. En voz baja dije, “Mamacita, estamos en-una-can-ti-na...” Pareció sorprenderse. “Sí claro. Tú pide”. ¡Mejor que la hora feliz!, pensé al ordenar dos cervezas y otras tantas dosis dobles del tequila más fino, brebajes que ella no tocaría.

 

          La siguiente hora se dedicó a tomar notas que juzgué ociosas. Para no aburrirme, repetí las pócimas. Ya estaba, como se dice, agarrando presión, cuando puso su mano sobre la mía. Volví la mirada. Tenía las mejillas encendidas. Me invadió una agitación hormonal. Rápidamente la domeñé: me dijo, con un toque de apuro, que necesitaba el “tocador”.

 

          Me espanté. Hasta las cero horas de ese día sólo los valedores habían requerido de esos servicios, y al fondo a la izquierda, sobre una puerta, un letrero destartalado así lo decía. Sin duda los idiotas que cambiaron el reglamento no pensaron en ese pequeño detalle. Estábamos en el corazón del barrio bravo, en una era anterior a Sanborns y a diez kilómetros de la gasolinera más cercana [que de nada hubiera servido, si recordamos como eran aquellos w.c.]

 

          Fui a buscar al mesero. Le expliqué la situación. “No se apure, don”, respondió. Entró al baño. Salió. Hizo señas para que B.F. se aproximara. Con rostro inexpresivo le dijo, “Está vacío”, y le indicó la puerta. Acto seguido se colocó en la entrada, mirando hacia el salón, los brazos en jarra cual sarraceno guardando el harém. Pensé que sólo le faltaba la cimitarra. Al poco B.F. apareció de regreso y en “Las glorias de Cuitláhuac” el respetable estalló en aplausos y aullidos de lobo.

 

          De puntitas, con gran dignidad, B.F. regresó a la mesa. Pero se tropezó en el último tramo y fue a dar a mis brazos. El jolgorio se alzó de nuevo. Su mirada me dijo que estaba en peligro y contuve la risa. Creo que el orgullo le impidió salir corriendo del lugar, gracias a lo cual pude recetarme otra dosis de las agüitas que atarantan.

 

          Su crónica, espléndida, rebosante de humor y detalles como manda el canon, apareció al día siguiente en primera plana con un gran despliegue en interiores. Lo malo fue que puso mi nombre y por poco me expulsan del club de los rudos. Eso fue un día como hoy, hace 38 años. ¡Dios santísimo!

 

 

30 de junio de 2019.


  

@juegodeojos  facebook.com/JuegoDeOjos sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

[email protected]

[email protected]

[email protected]

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Recuperar el pasado
Ve y dilo en la montaña
Jesús Blancornelas, in memoriam
El judío errante
Un amigo de Dios
El reportero más joven de México
Problemas en el patio trasero
Aquel dos de octubre
Visita al palacio verde
Un ranchero cuentacuentos
La risa, remedio infalible
El oficio de Manuel Buendía
Septiembre
Medio pan y un libro
Señor y esclavo de la palabra
Recuerdo de Héctor Pérez Martínez
Recuerdo de un libro
El más triste de los alquimistas
¿Para qué sirve la literatura?
Elogio del periodismo

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

1600 presentes navideños entrega
la UACJ para los niños de bajos recursos
| Portada
Con bacheo emergente,
atiende Gobierno Municipal el Bulevar Oscar Flores Sánchez
| Portada
Desaguan bomberos el patio inundado
de una vivienda en la Nuevo México
| Portada
Hallan municipales 14 libras de
marihuana abandonadas en un baldío
| Portada
Cae mujer de un techo en Pradera
de los Oasis; limpiaba el aire
| Portada
Menos frío y fuertes
vientos para fin de semana: PC
| Portada
Aseguran estatales auto cargado con
yerba; fue robado en Las Cruces
| Portada
'Levantan' y ejecutan a dos
hombres a orillas del Camino Real
| Portada
Balean a joven en intento
de ejecución en la Bellavista
| Portada
Tirotean, matan a dos
jóvenes en colonia Zacatecas
| Portada
Inicia la UACJ vacaciones
a partir de este lunes 16
| Portada
Matan a tiros a joven fuera
de su casa en la Insurgentes
| Portada
Atacan con fuego casa de cambio
en Parque Industrial Los Fuentes
| Portada
Ejecutan a tiros a dos hombre
en calles de colonia Chaveña
| Portada
| Gotera
Arranca Gobierno Municipal
programa emergente de bacheo
en avenidas principales
| Portada
Arden dos camionetas por
la noche en distintos puntos
| Portada
Herido en intento de ejecución
en la colonia Juanita Luna
| Portada
Celebra Alcalde con empleados
municipales posada navideña
| Portada
Transforman en juguetería el
lobby de rectoría de la UACJ
| Portada


Gotera

    Agua extorsiva.


    No basta al Gobierno del Estado cobrar como lo hace, a los juarenses más por el agua que lo que pagan por electricidad, teléfono y hasta por el gas.


    Eso pasa en la mayoría de los domicilios de los que mastican frijoles y de los que también los comen pero con queso, los de abajo y los clasemedieros.


    Y ocurre porque la tarifa del agua se fue a las nubes con el rata incremento de hasta 300 por ciento durante el año que termina: Hogares que pagaban 220 pesos ahora son desangrados con 550 y hasta 650 pesos.


    Pero lo dicho, no le basta, porque ya la misma Junta de Agua ha anunciado que les empujará a los fronterizos un aumento más apenas al iniciar el 2020.


    Es la eficiencia que presume el gobernador Corral en el manejo de la industria del agua, a la que saca ganancia como si fuese empresa privada y todo en perjuicio de...'los que menos tienen, menos saben y menos pueden'.


Más Gotera

Leviatán

Linda Eastman Kodak


Ramón Quintana Woodstock

 

Ahora me toca contar estas historias a mi hija. Viajamos 23 kilómetros para llevar un perro rescatado al veterinario, el tema de conversación es The Beatles, nunca me imaginé hablar estos temas con ella, el año pasado lejos estaba de pensarlo, los temas poco a poco se han ido diversificando, mientras manejo y hablo como tarabilla viene a mi mente la imagen de mi cuate Rodolfo quien fungía como el principal influencer de secundaria, apenas tenía 13 años, pero para entonces ya mis libros tenían -casi todos- motivos de los Beatles.



Más Leviatán

La Nota Nostra

¿Pedir ayuda?

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Para todos aquellos vendepatrias está prohibido pedir ayuda, está prohibido solicitar un soporte extra, está prohibido desconocer a la fuerza pública nacional, atención vendepatrias, está prohibido quejarse, está prohibido decir algo, atención vendepatrias: está prohibido decir que se niegan a aceptar la versión de que fue una confusión, atención, ustedes esos que dicen ser mexicanos sólo por que viven en México, o porque crecieron en México y hacen negocios en México, tienen hijos nacidos en México, atención si ustedes no se crean que son mexicanos, eso dice un librito llamado Constitución, pero ese librito dice muchas cosas romanticonas, como aquello de la educación laica, gratuita y obligatoria y como eso de que el salario mínimo debe de alcanzar para lo básico. Es un libro de poesía muy lindo, pero no se vayan creyendo que ustedes hombres blancos, diferentes a los nuestros, son también mexicanos, ¿quién se los dijo? ¿de qué privilegios gozan?

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
 [tally] 14%
Represalia por no haber votado por el PAN
 [tally] 32%
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
 [tally] 9%
Se guarda el dinero para la campaña del '21
 [tally] 0%
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
 [tally] 18%
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
 [tally] 0%
Demasiado dinero en propaganda oficial
 [tally] 5%
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
 [tally] 0%
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
 [tally] 23%
Este sondeo de opinión no tiene valor estadístico, responde tan sólo a las respuestas voluntarias de los lectores que desean manifestarse.

DesdeJuárez

Por la participación, mi dedo en la nariz

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

¿Se puede cambiar el gobierno desde adentro? No sólo es una pregunta, es una tentación y una que debe ser analizada con cautela.

Me llaman activista. No me gusta. Pero tal vez por eso es común que mucha gente se acerque y me diga lo que piensa que debe hacerse, antes escuchaba y sentía la responsabilidad de llevar su punto de vista a cualquier espacio de debate. Desde reuniones en redes de Organizaciones de la Sociedad Civil, hasta en reuniones con funcionarios o líderes de otros sectores como el académico o empresarial. Después empecé sólo a sentirme incómodo, pues la opinión de quién ve la situación desde fuera, siempre es fácil, pero nunca considera la mediación entre distintas ideologías, la necesidad de recursos para elaborar un proyecto, el confrontar el desvío de los mismos para atender otras prioridades, el incontenible y muchas veces incompatible correr de los tiempos políticos, electorales, sociales, culturales y coyunturales. Hoy, mejor les sugiero que si tienen una buena idea la realicen, gestionen o impulsen por su cuenta. Hago lo que considero correcto, recibo comentarios y aprendo de la sabiduría ajena, pero reconozco que no soy representante de nadie. Claro, a menos que haya una línea jerárquica.


Mas Juárez

Sindéresis

Gobierno, sistemas de control y resultados... un nuevo examen

 

Francisco Flores Legarda


“Mucho se habla de derechos humanos,
poco, nada casi de deberes humanos.
Primer deber humano;
respetar los derechos humanos.”

Jodorowsky


Las universidades están sometidas a constantes escrutinios por parte de la sociedad. Probablemente ninguna institución sea tan evaluada, medida y examinada como la universidad.

Existen rankings internacionales (como el Higher Education Supplement publicado por The Times o el Academic Ranking of World Universities, también conocido como el ranking de Shangái) y nacionales (como el lU-Ranking elaborado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas) que miden periódicamente la calidad investigadora, docente e innovadora de la universidad.

La proliferación de estos instrumentos de medición, impulsados por distintas entidades, es una muestra de la importancia que la institución universitaria tiene para la sociedad. Las universidades, por su parte, pese a sus reservas y recelos iniciales, han ido tomando poco a poco conciencia de la relevancia que tienen los rankings como mecanismos de valoración independiente.


Mas información

 

 

© Copyright 2019, Arrobajuarez.com.
[email protected]