Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Un libro llamado Ulises


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Cuando François Marie Arouet, “Voltaire”, supo que el gobierno francés había mandado incinerar en la plaza pública cuanto ejemplar de sus Cartas Inglesas fue posible confiscar, exclamó: “Hombre, cómo hemos progresado: antes se quemaba a los escritores… hoy únicamente a sus libros. ¡Esto es civilización!”

Doscientos años después, James Joyce se quejaba en carta a su editor de Estados Unidos: “No menos de veintidós editores leyeron el manuscrito de Dublineses, y cuando, por último, fue impreso, una persona muy amable compró toda la edición y la hizo quemar en Dublín —un nuevo y privado auto de fe.”


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA SUCESIÓN EN LA UACJ PARA EL PERIODO 2018-2024


Leobardo Alvarado


La sucesión en la rectoría de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) esta próxima. Hasta hoy en día la situación es de polarización. Contrario a lo que algunas voces sugieren en cuanto a que pesará la división de grupos en la elección, tal vez lo que hay es un alto potencial para caminar en el sentido de la construcción de un proyecto universitario académico. La pregunta que debe hacerse es si por encima de nombres y posturas personales y de grupo, por primera vez las y los académicos, estudiantes y administrativos de la UACJ en conjunto pueden ponerse por encima de las discusiones que actualmente están en los extremos, para de manera abierta buscar construir un consenso de un proyecto académico para la comunidad universitaria y que beneficie a la ciudad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Provocarán el Petróleo y el Dólar una Tormenta Perfecta?

Germán Gorraiz Lopez

La conjunción de una nueva crisis del petróleo que podría elevar los precios hasta los 100 $ el barril con la excesiva fortaleza del Dólar podría provocar una ciclogénesis económica de resultados imprevisibles.

La tormenta perfecta: Petróleo y Dólar

Los principales países desarrollados cuentan con reservas estratégicas de petróleo que destinan exclusivamente para uso en situaciones críticas para garantizar el consumo interno durante un par de meses, inventarios que habrían sufrido una caída por debajo de la media de los últimos cinco años. Ello, aunado con un aumento de la demanda energética mundial cercana a 1,5 millones de barriles al año, el recorte de producción pactado entre Rusia y la OPEP y una peligrosa caída de la producción en países como Venezuela (600 mil barriles menos al día), Angola (300 mil barriles menos al día), posibles disrupciones en el bombeo de países inestables como Nigeria y Libia y el incremento de sanciones de EEUU a Irán podría desembocar en un recorte de 1,5 millones barriles, lo que conllevará un peligroso incremento de los precios del crudo que darán lugar a tasas de inflación desbocadas e incrementos del precio del dinero por parte del BCE lo que provocará la asfixia económica de países como Italia o España con una Deuda Pública estratosférica (entre 1 y 2 billones €).


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
chileKNqueso
 

 

La soledad y el ocaso del poder

 

Sal de tu esfera defensiva, hazte sensible
a la vida de los otros, dale al mundo una mirada generosa.

Jodorowsky
 

Es bien sabido, y he tenido ocasión de comprobarlo personalmente en las más diversas (por su magnitud, por su ámbito, por su naturaleza) estructuras de poder, que quien lo ostenta tiende a aislarse, a enclaustrarse. Cuando el poder se halla desconectado, en su origen y en su ejercicio, del pueblo, este confinamiento es lógico. Pero no lo es cuando dimana de la voluntad popular y su ejercicio requiere, en consecuencia, el permanente conocimiento de sus necesidades, sentimientos y opinión. Sin embargo, es casi siempre inevitable: poco a poco disminuyen la cercanía y los contactos con el entorno habitual del jefe; se espacían las apariciones en público próximo (aunque no lo hagan las apariciones con público distante) y las ruedas de prensa abiertas y coloquiales.

Francisco Flores Legarda

 

 

 

 

 

 

 

La soledad y el ocaso del poder

 

 

 

 

Francisco Flores Legarda

 

 

 

Sal de tu esfera defensiva, hazte sensible

a la vida de los otros, dale al mundo una mirada generosa. 

Jodorowsky

 

 

Es bien sabido, y he tenido ocasión de comprobarlo personalmente en las más diversas (por su magnitud, por su ámbito, por su naturaleza) estructuras de poder, que quien lo ostenta tiende a aislarse, a enclaustrarse. Cuando el poder se halla desconectado, en su origen y en su ejercicio, del pueblo, este confinamiento es lógico. Pero no lo es cuando dimana de la voluntad popular y su ejercicio requiere, en consecuencia, el permanente conocimiento de sus necesidades, sentimientos y opinión. Sin embargo, es casi siempre inevitable: poco a poco disminuyen la cercanía y los contactos con el entorno habitual del jefe; se espacían las apariciones en público próximo (aunque no lo hagan las apariciones con público distante) y las ruedas de prensa abiertas y coloquiales.

 

Incluso los mejores amigos -y ser buen amigo exige lealtad, pero no implica, no debe implicar, identificación ideológica o compartir criterios similares- hallan serias dificultades para acercarse a él, agobiados por los temas urgentes, cada vez en mayor número y con mayor apremio, que le trasladan sin cesar quienes deberían procurar cernerlos y, en la medida de lo posible, resolverlos; por quienes deberían facilitar que fueran los problemas importantes los que ocuparan su atención y le proporcionarán la atmósfera adecuada -que incluye, desde luego, consultar a los amigos y asesores- para reflexionar sobre ellos y decidir sin presiones innecesarias. Lo complejo puede simplificarse a efectos expositivos y didácticos, pero no para su consideración política o técnica, para la toma de decisiones.

 

No hay roca que resista el permanente acoso de la ola. Poco a poco, se van cercenando los méritos de los mejores y el afecto o, al menos, la cercanía de los más allegados, y el poder se aleja paulatina, pero inexorablemente de su ámbito real para recluirse -agobiado, apesadumbrado-  en su inabordable y almenada torre de desconfianza. Y allí presta oídos a quienes, como Gonerila y Regania, las dos hijas desleales del rey Lear, "alaban a su padre con la palabra sólo"...

 

El cerco de aduladores y de correveidiles logra con frecuencia que al distanciamiento se una la convicción de que no son pocos los que pretenden -"¿Fulano de tal? ¡Quién lo hubiera dicho! ¡Ah, la ambición desmedida!"- ocupar el poder. Hay que reconocer que en ocasiones no andan descaminados. Pero lo cierto es que normalmente los ambiciosos culpan a los otros de ambición y el halo se acrecienta y consolida, convirtiéndose el núcleo de íntimos y leales en el cauce obligado de toda orden, de todo nexo con el exterior. Y entonces puede suceder lo más temible: que se sustituya la fuerza y la iluminación que proporciona el contacto directo con las cosas del entorno real, por la reacción temperamental, desmesurada y mediocre de contenido que provoca el clima esotérico y ficticio que se ha originado.

 

Estos halos son difíciles de romper, porque conllevan la instalación de muchas personas en los aledaños del poder, que van tejiendo, no siempre con mala voluntad, una red tupida e impenetrable. En un régimen o estructura cerrados, esta situación no comporta el declive de quien ostenta el poder, porque aquellos sobre quienes se ejerce no poseen la menor capacidad de influencia, porque, sencillamente, lo único que cuentan son las propias estructuras de poder, de las que dimana toda potestad y atribución. Sin embargo, en un sistema abierto, en donde confieren el poder los mismos que conforman su ámbito, el declive se inicia en el momento en que se sustituye el contexto real por el artificial. Toda persona sobresaliente que aparece en el horizonte se convierte en un competidor potencial, en lugar de un eficaz colaborador: cuantos menos perfiles sobresalgan en el horizonte, mejor.

 

Sucede que, además, los españoles somos más proclives al crisantemo que al laurel, a la rememoración de pasadas virtudes que a rendir tributo a las presentes. Los homenajes, a los muertos o a los retirados. Se organizan actos emotivos en donde se exaltan las irrepetibles cualidades del finado o se ponderan -a veces con chapa y todo-las excelentes cualidades que distinguieron al jubilado a lo largo de su esforzada vida activa.

 

Es un craso error: todos los países deben tener múltiples personajes a los que se conozca, se admire y se respete, porque cada uno nos sentimos accionistas de una parte muy pequeña y modesta, pero de una parte al fin y al cabo, del patrimonio que representan para toda nación sus personajes más destacados en el campo de la cultura, ciencia, educación, arte, política, deporte, cooperación internacional...

Pues no: en lugar de coronas de laurel a su debido tiempo, cuando el reconocimiento puede servir de incentivo, no sólo se olvidan los méritos, sino que, a veces, se agrandan los defectos... o se difunden calumniosamente. Se ha dicho que es envidia. La envidia hispánica de Unamuno. Yo creo que, con acentos singulares en nuestra patria, pero profusamente extendido también en otras, se trata más bien de amilanamiento, de visceral y espontánea resistencia a compartir con los otros. La envidia puede suscitar deseos de emulación. El apocamiento, la pobreza de espíritu que nos lleva a ocultar o a desfigurar a los demás, no. Y un país pobre en personajes reconocidos y apreciados, con sus virtudes y sus defectos, es un pobre país.

 

Hace ya algún tiempo me contaron que quienes cumplen condena en las calderas infernales intentan, lógicamente, evadirse una y otra vez, trepando ávidamente por las paredes interiores hasta alcanzar el borde. Y cuando, después de ímprobos esfuerzos, están a punto de lograr su propósito, uno de los múltiples diablos que circundan las monumentales ollas -cada una correspondiente a un país- les propina un fuerte mamporro en la cabeza... y vuelta a empezar, que en este, consisten las penas que, durante períodos de distinta duración, deben cumplirse. Pues bien: en el panorama general del recinto de Pedro Botero, se advierte que alrededor de cierto número de brocales, entre los que destaca el de España, no hay vigilante alguno. "¿Porqué?", pregunté interesado. "Es completamente innecesario", contestó quien me refería la historieta, "porque en cuanto alguien consigue sobresalir lo más mínimo, los demás le tiran por las piernas hacia abajo"...

 

 

He vivido varios años en donde, imperante y aun reverdecido el espíritu le Chauvin, se ponderan en exceso las virtudes y éxitos de los compatriotas. Tampoco lo recomiendo, porque toda exageración es mala. In medio, virtus. Conozcamos y respetemos a nuestros personajes, a todos los que destacan en cualquier aspecto de la vida nacional, no sólo porque es justo, sino también porque es conveniente, porque sirve de acicate a los demás y da una imagen apropiada de nuestro país. Hay que insistir en ello: los personajes son patrimonio de todos. Llegar a tener un personaje constituye un proceso demasiado largo y costoso para malgastarlo en poco tiempo. Por ello: ni destruirlos ni consentir que se autodestruyan a la primera de cambio.

 

Se deja de creer en los demás cuando ya no se cree en sí mismo. Esto explica que, en lugar de abrir paréntesis de descanso o de otras actividades con una sonrisa, con toda naturalidad, como se sale del escenario en un acto para volver a incorporarse al siguiente, el ocaso y la despedida revistan caracteres de heroicidad y de tragedia. En estos casos hay que recordar no decir jamás ni siempre, y que los actos heroicos son admirables...,especialmente cuando es el enemigo el que se ve obligado a realizarlos.

El círculo de aduladores conduce al ocaso prematuro del poder. Una corteza sutil, pero resistente y áspera se va estableciendo en su entorno. El final es la asfixia o la eclosión dramática.

 

La luz del poder, a cualquier nivel, necesita el tamiz de quienes son competentes y leales, es decir, de quienes dicen lo que saben y saben lo que dicen, que en esto estriba la solvencia. Únicamente así puede hacerse frente a la complejidad y aceleración crecientes de las cuestiones que se plantean hoy en día. Quienes confunden lealtad con amiguismo, con connivencia ideológica, con si señorismo, acaban pagando el alto precio de la soledad y del declive prematuro. Sólo quienes saben abrir de par en par las puertas y ventanas de los confines del poder y saben consultar a los demás y escuchar la voz de la multitud consiguen disipar las opacidades, perfilar horizontes y, lo que es más importante, que cada persona de la muchedumbre cuente, que es en lo que consiste, verdaderamente, un pueblo.

 

Salud y larga vida y luchar para vivir.

 

 

@Profesor_F

          

 

Francisco Flores Legarda

[email protected]

[email protected]

Twitter @profesor_F

 

 


  Imprime este texto


Más Información de chileKNqueso

La oligarquía mexicana
Economía real
Bla, bla, bla
Honestidad política
Javier Corral
Sadismo
Corrupción judicial
Poderes enfrentados
Peña Nieto no tendrá fiesta
Nueve exámenes de historias
A falta de hechos
Voluntad para gobernar
Todos con estrés electoral
El pentágono del poder
La derrota de los partidos
Nepotismo Judicial
La tremenda Corte
Los intocables
Abandono de la legitimidad
Los políticos nos dejaron un faltante

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Balacera y persecución tras un
choque en la Altavista; sin lesionados
| Portada
Entrega Municipio láminas y lonas
a familias afectadas por lluvias
| Portada
Al estilo carjacking con una 'stilson'
como macana, roba pareja un taxi
| Portada
Lanzan convocatoria para la Presea
''Fray García de San Francisco''
| Portada
Mundos paralelos
| DesdeJuarez
Detienen a 17 migrantes de Guatemala,
la mayoría menores de edad
| Portada
Afina Municipio con Estado y Federación
la limpieza de diques y arroyos
| Portada
Viene AMLO a Chihuahua
el próximo sábado 20
| Portada
Mata al perro y golpea
a la dueña, su ex esposa
| Portada
En 30% prevalece la
probabilidad de lluvia: PC
| Portada
Un libro llamado Ulises
| Juego de Ojos
Colocará Tránsito reductores
de velocidad en zona de El Punto
| Portada
Sacan de las calles a 68 conductores
ebrios durante el fin de semana
| Portada
Asiste representante de AMLO
a la Asamblea Anual Ordinaria de Desarrollo Económico
| Portada
Trabaja Obras Públicas en reparación
de baches generados por lluvias
| Portada
Arrojan cadáver envuelto
en lona a orillas de Urbivilla
| Portada
Amplía la UACJ periodo de
fichas hasta el próximo día 17
| Portada
Vistan Alcalde y Gobernador las
instalaciones del Asilo Santa María
| Portada
Ejecutan, descabezan y carbonizan
a cinco hombres en Ignacio Zaragoza
| Portada
Sin agua colonias del oriente
por trabajos de la Jmas en la red
| Portada

 

Gotera

    Al unísono.
    Por estos días de calles convertidas en ríos y cruceros en lagunas, es cuando al gobernador se le mienta más.
    En la calle, en la oficina, en la ruta, en el jale, en todas partes se escucha el nombre del inquilino de Palacio y, claro, no en los mejores términos.
    Desde luego que la condena es mayor en tanto más grandes los daños, pues ya se sabe que acá las lluvias hasta tiran casas.
    Es, o ha de ser por aquello de que "acabaré con las inundaciones", fue algo así como el mayor tercer anzuelo al voto juarense, después de la estelar promesa de "meter a Duarte a la cárcel" y la segunda, la de "acabar con la inseguridad". (¡No, si de saber sabía por donde mentirles!!!)
    Pero pues ni una ni otra ni otra.
    Ahora sus representantes en esta la más pantanosa orilla estatal, no se cansan de decir que lo de los grandes charcos no le corresponde al gobierno estatal.
    Afirman que es un asunto de índole municipal, y que aquello de engatusar a los fronterizos, pues era como la función del nigromante en campaña: etereo material de ilusión temporal...o, puro cuento.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

Viva Méjico


Ramón Quintana Woodstock

 

Me emociona que les emocione que estén emocionados por la independencia de Méjico, me da harto gusto ver como en el cumpleaños de Porfirio Díaz nos pongamos patrioteros, luego el presidente en turno hace el ridículo antes miles de ridículos que se sienten ridículamente Mexicanos porque se ponen unas garras horribles que llevan tufo de campesino revolucionario, con colores patrios; la verdad es que esa ropa lo único que hace es disimular la panzota de ella y de el, de ahí en más no sirve para maldita la cosa.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Mexicanote

 

Ramón Quintana Woodstock

 

La reciente designación de Paco Ignacio Taibo II molestó a muchas personas, ahora navega entre los memes. Me encanta ver como se desgasta la mexicanada haciendo saber su aberración hacia el personaje que es un intelectual de izquierda y se lleva de piquete de cola con AMLO. Estudios no le faltan, pero parece que el puesto en el que lo pusieron desagradó a la derecha y centro, y a otros tantos que no saben que quieren pero les encantan zurrarse encima de los demás.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

Mundos paralelos

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Habré tenido unos doce o trece años. Era una reunión de familias. Recuerdo al nieto de uno de los miembros del Escuadrón 201 platicar cómo la gente no es cuidadosa al cruzar la calle. Contaba de cuando una mujer cruzó frente a su auto y la atropelló. Fue a su casa, guardó el auto y esperó que todo se olvidará, como el  diputado Cipriano Charrez de Morena. Terminaba, su anécdota con una línea chistosa dónde decía que él no sabía que había pasado, sólo se enteró de que la mujer tenía calzones verdes.

Todos reían. Fue lo único que vi sus calzones verdes, decía él y las risas continuaban.


Mas Juárez

A la Cabeza

La oligarquía mexicana

 

Francisco Flores Legarda


Busco mi verdadero rostro en tu corazón,
donde entre los latidos y la sangre brilla un espejo.

Jodorowsky


No recuerdo defensa tan enjundiosa de derechos laborales de los empleados de confianza del gobierno. Por atavismo, el servidor público de confianza ha existido al margen de conflicto laboral. El principio que rige es sencillo, a este tipo de empleado se le tiene confianza o no se le tiene. La confianza es la base de su permanencia.

Otro principio, asociado al anterior o su corolario dicta: todo nuevo gobierno se arroga el derecho de reelaborar la plantilla de los empleados de confianza. La barredora sexenal no se ha dejado de aplicar. Claro que me refiero a la de la administración pública federal. De poco han servido disposiciones legales.


Mas información

 

 

© Copyright 2018, Arrobajuarez.com.
[email protected]