Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

La bestia


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Era un joven de intensos ojos azules, apuesto como gacela y dado a la melancolía, seductor de mujeres y hombres, que un día comenzó a perder la vista y dejó su vida de molicie en Londres para irse a vivir al Sudán. En los siguientes años se convirtió en uno de los más extraordinarios peregrinos y escritores del siglo, tan grande como los novelistas de aventuras del XIX pero a diferencia de muchos de ellos, trotamundos real y no mental.

Hablo de Bruce Chatwin, una de las personalidades literarias más atractivas de República Literaria, aunque su obra sigue siendo poco conocida en México. Hace años Federico Campbell le dedicó una de sus “Horas del lobo” en Milenio, pero hasta donde sé los lectores aztecas de este inglés errante forman un club tan hermético y reducido como en su tiempo fueron los seguidores mexicas de J.R.R. Tolkien.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA SUCESIÓN EN LA UACJ PARA EL PERIODO 2018-2024


Leobardo Alvarado


La sucesión en la rectoría de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) esta próxima. Hasta hoy en día la situación es de polarización. Contrario a lo que algunas voces sugieren en cuanto a que pesará la división de grupos en la elección, tal vez lo que hay es un alto potencial para caminar en el sentido de la construcción de un proyecto universitario académico. La pregunta que debe hacerse es si por encima de nombres y posturas personales y de grupo, por primera vez las y los académicos, estudiantes y administrativos de la UACJ en conjunto pueden ponerse por encima de las discusiones que actualmente están en los extremos, para de manera abierta buscar construir un consenso de un proyecto académico para la comunidad universitaria y que beneficie a la ciudad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Puede el ''efecto mariposa'' provocar una nueva recesión económica mundial?

Germán Gorraiz Lopez

La posibilidad real de la tercera ola de la recesión estaría pasando desapercibida para la mayoría de Agencias de Calificación debido a la desconexión con la realidad que les llevaría a justificar la exuberancia irracional de los mercados, con lo que se cumpliría la famosa frase del iconoclasta John Kenneth Galbraiht. ”Hay dos clases de economistas: los que no tenemos ni idea y los que no saben ni eso”. Así, el ” efecto mariposa” trasladado a sistemas complejos como la Bolsa de Valores, tendría como efecto colateral la imposibilidad de detectar con antelación un futuro mediato pues los modelos cuánticos que utilizan serían tan sólo simulaciones basadas en modelos precedentes (Teoría de la Inestabilidad financiera de Minsky), con lo que la inclusión de tan sólo una variable incorrecta o la repentina aparición de una variable imprevista provoca que el margen de error de dichos modelos se amplifique en cada unidad de tiempo simulada hasta exceder incluso el límite estratosférico del cien por cien, dando lugar a un nuevo estallido o crash bursátil.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Por los caminos de Sancho
 

 

México, Sancho y yo

Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.

Renward García Medrano

 

 

Estimados amigos: por motivos personales tendré que interrumpir las entregas semanales de la columna Por los caminos de Sancho. Muchas gracias por la paciencia que me tuvieron durante estos años. Tal vez más adelante haya oportunidad de que nuestras veredas se vuelvan a cruzar. Renward.

 

 

 

México, Sancho y yo

 

 

Renward García Medrano

 

 

 

Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

 

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.

 

Yo creía que estaba naciendo el “hombre nuevo” y trataba de ponerme a su altura. Leía y discutía a Marcuse, Godelier, Harneker y los marxistas de las más variadas corrientes. Yo vivía en la oscuridad, buscando un hilo que me acercara la realidad. Las ideas y emociones estaban a flor de piel. El paso de los días me angustiaba: “desconfía –se decía desde el comando informal de París– de los que tienen más de 30 años, y yo ya había perdido 27 en medio de la nebulosa pequeña burguesía.

 

Los hechos del 2 de octubre nos sobrecogieron. Creo que durante unos días literalmente perdí la razón, confundido por la rabia, el miedo, la impotencia. Y angustiado por el riesgo del terrorismo de Estado. Parecía inminente un golpe militar, pero se interpuso el patriotismo –¿saben los políticos de hoy qué es eso?– del general Marcelino García Barragán.

 

En 1970, Luis Echeverría nos desconcertó. Su lenguaje no era el kafkiano de un ex secretario de Gobernación y candidato a la Presidencia. Díaz Ordaz estuvo a punto de sustituirlo por Alfonso Martínez Domínguez. Cuando ganó la elección, don Horacio le preguntó si se estaba quitando una máscara o poniendo otra.

 

Muchos jóvenes del 68 se incorporaron al gobierno, murieron, unos se autoexiliaron y otros se fueron a la guerrilla. En mi libro “1968. Con sus propias palabras” documento que algunos apasionados panegiristas de Díaz Ordaz, como Porfirio Muñoz Ledo, escalaron en la pirámide político-administrativa y hoy son paladines de la democracia antipriista.

 

Pasada la tormenta de 1968 y antes de la de 1971, don Horacio y yo conversamos de no sé qué tema y él me pidió que hiciera un resumen. Se lo envié y al día siguiente me sorprendió verlo publicado en la sección editorial de El Día, el magnífico diario fundado y dirigido por don Enrique Ramírez y Ramírez. Llamé a mi amigo y me transmitió la invitación del director para publicar un artículo semanal en el periódico, y así lo hice hasta que le renuncié a un burócrata que pretendía censurar uno de mis textos.

 

A los pocos meses decidí que mi artículo semanal llevaría el nombre genérico Por los caminos de Sancho y, solo por eso, empecé a llamarle “columna”, lo que me hacía sentir más periodista.

 

¿Por qué Sancho y no don Quijote? Porque otro gran viejo, cálido y adorado, León Felipe, me enseñó que ambos, caballero y escudero, cabalgan por las mismas sendas que ellos van abriendo, que son uno y nada más en su peregrinar infinito.

 

La tarde que leyó por primera vez uno de los poemas que más hondo me han tocado: “Oh, este viejo y roto violín”, dijo  con su voz estentórea y cascada de violín roto:

 

¡Que nadie le llame Sancho Panza!

Es Sancho, a secas.

¡Sancho nada más!

Sancho quiere decir: hijo del Sol,

Súbdito y tributario de la luz.

Además ya tiene Fantasía.

Ya habla como Don Quijote…

Y ha aprendido a verlo todo como él…

Ahora puede usar, él mismo, el mecanismo metafórico.

De los poetas enloquecidos…

Ahora puede levantar las cosas de lo doméstico a lo épico…

De la sordidez a la luminosidad.

Ahora puede decir como su señor:

– Aquello que vemos allá lejos, en la noche sin luna, tenebrosa,

no es la mezquina luz de una humilde cabaña de pastores…

¡Aquello es la estrella de la mañana!

 

Don Quijote y Sancho llevan 400 años cabalgando. Yo tengo menos de medio siglo tratando de seguir sus caminos. Pero estoy cansado… muy cansado. Y veo al país cubierto cada vez más con una nebulosa. ¿Cómo analizar lo que no entiendo?... creo que intentaré montar en las ancas de Rucio, “Rucio amigo, Rucio estoico, Rucio sufrido, Rucio Paciente.”

 

Por eso doy por terminado mi compromiso de una colaboración semanal para La Jornada Morelos, cuyo director, León García Soler, fue siempre respetuoso y un gran amigo. Ya no podré enviar cada semana la columna al puñado de amigos que la recibían por correo electrónico ni enviarla al gran amigo, José Antonio Aspiros, para que la difunda con un celo profesional que lo engrandece. De mi deuda de gratitud con usted, amigo lector, mejor no hablo porque no tengo como pagarla. Quizá usted y yo volvamos a cruzarnos por los caminos de Sancho. Quizá.

 

 

Renward García Medrano

[email protected]

 

----------

Renward García Medrano es profesor, economista, escritor y periodista.  Ha sido profesor universitario, Director Editorial de la Presidencia de la República (1970-1976), director general de Comunicación Social de la Secretaría de Patrimonio y Fomento Industrial (1976-1982), Secretario Ejecutivo del organismo internacional CADESCA-SELA, director de Ediciones del diario El Nacional y la revista Tiempo, director y conductor del programa televisivo Fin de Siglo, director y conductor de diversos programas radiofónicos del Instituto Mexicano de la Radio. Ha sido profesor de la UNAM y del instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos (IMRED-SER); dictado centenares de conferencias y participado en numerosos seminarios y coloquios académicos. Actualmente es columnista político dominical de Ovaciones y colaborador de La Jornada Morelos. Es autor de varios libros, entre ellos México en el Mundo;  1968, en sus propias palabras, ¿Qué Hacer? Manual para priistas en desgracia,  Perfil Biográfico de Adolfo López Mateos.

 


  Imprime este texto


Más Información de Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo
El PRD regresa a su caverna
Riqueza y corrupción
Pálidas esperanzas
El corporativismo y la CNTE
Callejón sin salida
Pacto o conflicto
Después del desalojo
¡El grito en el Zócalo!
El error de Ortiz
Carta a la CNTE
El ángel exterminador
Autodefensas
Mitos
Elites voraces
Madero, Zambrano y otras vergüenzas
El pacto como pretexto
La piñata de billetes
Corruptos
Que la Patria os lo demande

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Temblará en la Aduana Fronteriza
el próximo miércoles, anuncian
| Portada
Pasea la Fiscalía de Jalisco un
tráiler con más de 100 cadáveres
| Portada
Regresa el chelista Carlos Prieto, ahora
con la Orquesta Sinfónica de la UACJ
| Portada
Generan festejos patrios 14.5
toneladas de basura aquí y en el Valle
| Portada
Lo ejecutan a balazos
frente al 'Seguro Nuevo'
| Portada
Entrega Alcalde 18 vehículos y remolques
a Dirección General de Servicios Públicos
| Portada
Saca Tránsito de circulación a 103
ebrios al volante en fin de semana
| Portada
Arranca Semana de Ingeniería
con la Acreditación del Matemáticas
| Portada
| Gotera
Arranca Andrés Manuel en Tepic su
gira de agradecimiento por el país
| Portada
Viva Méjico
| Leviatán
La bestia
| Juego de Ojos
Hallan entambado a hombre
en el cruce de Panamá y Coyoacán
| Portada
Qué ha cambiado desde el 68?
| Cartas
Acuden miles de juarenses al desfile
por el 208 aniversario de Independencia
| Portada
Gana ''Canelo'' por
decisión ante GGG
| Portada
Matan policías a mujer y
hieren a hombre durante balacera en colonia Valle de Santiago
| Portada
A tiros ejecutan a joven en el
cruce de bulevar Zaragoza y Troncoso
| Portada
Ejecutan a balazos a dos hombres
en vivienda de Campestre Virreyes
| Portada
Asesinan a mujer en el interior
de una ostionería por avenida 16
| Portada

 

Gotera

    Quiero mi tete.!!!
    Es que no son tres años, es mucho menos. Por eso la prisa.
    Para efectos electorales hasta menos de 24 meses lo que resta al gobernador para tratar de cambiar la voluntad de los juarenses de cara al '21.
    Claro que no podrá obtener mayoría, como no la tuvo en estas últimas elecciones en donde consiguió para su partido un muy fracasado tercer lugar --lo que viene a probar que los fronterizos no votaron por él hace dos años, sino en contra su antecesor, César Duarte--.
    Y así,  vencido y convencido de que no pudo arrebatar a Cabada la alcaldía, como se lo propuso en publico, ahora ya despojado de bravuconería y arrogancia, lo que un humilde Corral busca es al menos una mejor parte de los sufragios locales.
    No la gran tarascada, no se puede, pero sí una porción que no sea tan menor y que, combinada con la bolsa de papeletas que recabe en el resto del estado, le permita dejar sucesor.
    Eso, eso es lo que de verdad importa.
    Promordial para sus planes de tirarle a la grande, pues como perdedor se le dificultaría acceder al carril de las presidenciales.
    Así que en delante, los habitantes de esta la capital electoral y económica, verán al susodicho hasta en la sopa.
    El inquilino de (soy todo) Palacio prácticamente trasladará trono y corte a esta desolada comarca para vaciar dádivas y el presupuesto negado por dos años y, claro, inflar de nuevo como divertido brinca-brinca, aquella su incumplida frase de campaña...a Juárez lo que merece.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

Viva Méjico


Ramón Quintana Woodstock

 

Me emociona que les emocione que estén emocionados por la independencia de Méjico, me da harto gusto ver como en el cumpleaños de Porfirio Díaz nos pongamos patrioteros, luego el presidente en turno hace el ridículo antes miles de ridículos que se sienten ridículamente Mexicanos porque se ponen unas garras horribles que llevan tufo de campesino revolucionario, con colores patrios; la verdad es que esa ropa lo único que hace es disimular la panzota de ella y de el, de ahí en más no sirve para maldita la cosa.



Más Leviatán

La Nota Nostra

El recuento de lo abyecto

 

Ramón Quintana Woodstock

 

1- La Chona Challenge. No solo se demuestra que sabes maniobrar un auto también exhibe el gusto por la música: reguetón, sierreña, narco-corrido, etc.

2- El video de Thalía donde dice: ¿están ahí? ¿me oyen? ¿me escuchan? La ahora señora Motola no deja esa prosodia de niña rica pero idiota, pedante y ñoña.

3- El discurso de la Maestra Gordillo. Escogió el día que los chicos regresaban a la escuela, y en él se declara inocente y perseguida. “es mejor reaventarse así misma” sentenció el engendro político.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
 [tally] 0%
Disputa entre grupos internos
 [tally] 31%
Ataques casuales, inconexos
 [tally] 0%
'Acalambramiento' al gobernador
 [tally] 6%
Por favorecer a uno de los cárteles
 [tally] 19%
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
 [tally] 13%
Respuesta a las advertencias oficiales
 [tally] 6%
Acción de predominio narco en la entidad
 [tally] 19%
Generar desgobierno con objetivo electoral
 [tally] 6%
Este sondeo de opinión no tiene valor estadístico, responde tan sólo a las respuestas voluntarias de los lectores que desean manifestarse.

DesdeJuárez

Ponemos nuestra seguridad en sus manos ¿confías en la policía?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

En clase una alumna se quejaba que cómo era posible que Juárez recibiera un premio como una de las mejores ciudades para habitar siendo el caos que es. También cuestionó que cómo con tanta violencia Juárez, la policía fuera reconocida como una de las mejores del país.

¿Qué pensaría si le digo que yo fui parte del proceso que reconoce a la policía como una de las mejores del país?

El salón quedó en silencio, los ojos contrariados parecían una sola mirada. Un alumno trato de descifrar un inexistente enigma, lo que el profe quiere es que imaginemos…


Mas Juárez

A la Cabeza

Javier Corral

 

Francisco Flores Legarda

 

"Así como la melancolía es el recuerdo de la felicidad, el sufrimiento es el recuerdo del dolor".
Jodorowsky


La tentación del absolutismo hace olvidar a los políticos los principios que un dijeron eran su motivación de participación en la función pública.


Pudiera afirmar sin temor a equivocarme, que ese lamentable cambio de piel ocurrió ya en Javier Corral Jurado desde que asumió la gubernatura de Chihuahua.


El autoritarismo, entendido como forma de gobierno autoritario, se ha dado a lo largo de la Historia de la Humanidad. El autoritarismo es una de las características de sistemas dictatoriales. Ejemplos actuales de autoritarismo, por citar solo dos casos que los mexicanos hemos observado con interés desde hace un buen rato, pueden ser el Gobierno de Corea del Norte o el singular ejercicio del poder de Nicolás Maduro en Venezuela.


Mas información

 

 

© Copyright 2018, Arrobajuarez.com.
[email protected]z.com