Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

La bestia


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Era un joven de intensos ojos azules, apuesto como gacela y dado a la melancolía, seductor de mujeres y hombres, que un día comenzó a perder la vista y dejó su vida de molicie en Londres para irse a vivir al Sudán. En los siguientes años se convirtió en uno de los más extraordinarios peregrinos y escritores del siglo, tan grande como los novelistas de aventuras del XIX pero a diferencia de muchos de ellos, trotamundos real y no mental.

Hablo de Bruce Chatwin, una de las personalidades literarias más atractivas de República Literaria, aunque su obra sigue siendo poco conocida en México. Hace años Federico Campbell le dedicó una de sus “Horas del lobo” en Milenio, pero hasta donde sé los lectores aztecas de este inglés errante forman un club tan hermético y reducido como en su tiempo fueron los seguidores mexicas de J.R.R. Tolkien.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA SUCESIÓN EN LA UACJ PARA EL PERIODO 2018-2024


Leobardo Alvarado


La sucesión en la rectoría de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) esta próxima. Hasta hoy en día la situación es de polarización. Contrario a lo que algunas voces sugieren en cuanto a que pesará la división de grupos en la elección, tal vez lo que hay es un alto potencial para caminar en el sentido de la construcción de un proyecto universitario académico. La pregunta que debe hacerse es si por encima de nombres y posturas personales y de grupo, por primera vez las y los académicos, estudiantes y administrativos de la UACJ en conjunto pueden ponerse por encima de las discusiones que actualmente están en los extremos, para de manera abierta buscar construir un consenso de un proyecto académico para la comunidad universitaria y que beneficie a la ciudad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Puede el ''efecto mariposa'' provocar una nueva recesión económica mundial?

Germán Gorraiz Lopez

La posibilidad real de la tercera ola de la recesión estaría pasando desapercibida para la mayoría de Agencias de Calificación debido a la desconexión con la realidad que les llevaría a justificar la exuberancia irracional de los mercados, con lo que se cumpliría la famosa frase del iconoclasta John Kenneth Galbraiht. ”Hay dos clases de economistas: los que no tenemos ni idea y los que no saben ni eso”. Así, el ” efecto mariposa” trasladado a sistemas complejos como la Bolsa de Valores, tendría como efecto colateral la imposibilidad de detectar con antelación un futuro mediato pues los modelos cuánticos que utilizan serían tan sólo simulaciones basadas en modelos precedentes (Teoría de la Inestabilidad financiera de Minsky), con lo que la inclusión de tan sólo una variable incorrecta o la repentina aparición de una variable imprevista provoca que el margen de error de dichos modelos se amplifique en cada unidad de tiempo simulada hasta exceder incluso el límite estratosférico del cien por cien, dando lugar a un nuevo estallido o crash bursátil.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Por los caminos de Sancho
 

 

Riqueza y corrupción

De la revolución nos queda la constitución, cuyos artículos sociales –3, 27 y 123– dieron base jurídica a las políticas de Estado que, a su vez, lograron constituir una extensa y heterogénea clase media. También quedan residuos de la industrialización, pero poco o nada sobrevive de  la reforma agraria, que fue la demanda central de Zapata. Y nos queda el recuerdo del México del siglo XX en el que todo era expectativas de cambio social a través de la escuela y el empleo, aunque con una democracia más aparente que real.

Pero el “milagro mexicano” llegó a su fin por muchos motivos, entre los que sobresalen el agotamiento del modelo político, el final de la ola expansiva mundial de posguerra y del modelo de sustitución de importaciones que predominó en América Latina, y el viejo lastre que ha socavado nuestras mejores oportunidades a lo largo de la historia: la corrupción.

Renward García Medrano

 

 

 

 

Estimados amigos: Los gobiernos de la revolución habrían construido una gran industria nacional si los "nuevos ricos" apoyados por el Estado hubiesen reinvertido sus utilidades. Este es el tema de la columna de hoy que espero les sea de algún interés. Saludos. Renward.

 

 

 

 

Riqueza y corrupción

 

 

 

Renward García Medrano

 

 

De la revolución nos queda la constitución, cuyos artículos sociales –3, 27 y 123– dieron base jurídica a las políticas de Estado que, a su vez, lograron constituir una extensa y heterogénea clase media. También quedan residuos de la industrialización, pero poco o nada sobrevive de  la reforma agraria, que fue la demanda central de Zapata. Y nos queda el recuerdo del México del siglo XX en el que todo era expectativas de cambio social a través de la escuela y el empleo, aunque con una democracia más aparente que real.

 

Pero el “milagro mexicano” llegó a su fin por muchos motivos, entre los que sobresalen el agotamiento del modelo político, el final de la ola expansiva mundial de posguerra y del modelo de sustitución de importaciones que predominó en América Latina, y el viejo lastre que ha socavado nuestras mejores oportunidades a lo largo de la historia: la corrupción.

 

Es mentira que la corrupción se haya circunscrito y se circunscriba a las instituciones públicas y a la política. La corrupción se debe, también y principalmente, a la voracidad de los particulares que, con el apoyo del Estado, crearon industrias y obtuvieron cuantiosas utilidades porque tenían para ellos solos el mercado interno que, con la expansión de las clases medias debida a las políticas sociales y económicas del Estado, demandaba cada vez más de todo lo que se producía en México, pues no había artículos de consumo del extranjero que ingresaran legalmente a territorio nacional.

 

Los gobiernos protegieron integralmente a la inversión privada con el afán de que, a largo plazo, México tuviera una industria autónoma, eficiente y dinámica, porque se esperaba que los nuevos industriales reinvirtieran sus utilidades y no las sacaran del país, como lo hicieron, para hacer inversiones financieras en la banca extranjera. Con la intención de protegerlos para que crecieran y desarrollaran su tecnología, los gobiernos cerraron las fronteras a las importaciones, trasladaron el excedente económico rural a las ciudades vía precios diferenciados y, a través del sindicalismo oficial, mantuvieron bajo control a los obreros y burócratas para que no disturbaran el desarrollo de la industria. En esto consistió el proteccionismo, y los particulares adinerados o nuevos ricos fueron sus beneficiarios.

 

Los generales revolucionarios, y luego los abogados, creyeron que la industria protegida desarrollaría la tecnología para competir con el exterior. Durante decenios les dieron fuertes estímulos fiscales –pese a lo cual evadían y evaden el pago de impuestos–; créditos subsidiados de la banca de desarrollo y recursos de la banca privada regulada, que estaba obligada a destinar proporciones definidas del crédito a las actividades productivas. También subsidiaron la energía, el acero y otros insumos básicos; construyeron una extensa infraestructura carretera, ferrocarrilera, aérea y de irrigación para estimular la inversión de los particulares.

 

Pero los gobiernos no supieron –o los funcionarios no quisieron– condicionar los apoyos al logro de metas de inversión e innovación tecnológica, ni disminuir la protección. Por eso en México hubo miles de “empresas pobres de empresarios ricos”.

 

Los hijos y nietos de esos industriales de cartón, hoy amenazan con sacar sus capitales del país como presión para mantener indefinidamente los privilegios de pagar 2 o 3 por ciento de impuestos, cuando el resto de los causantes pagan más de 30 por ciento. La industria mexicana nunca estuvo lista para prescindir de la protección oficial, pero sí para dejar de ser “soldados del PRI”, convertirse en belicosos grupos de presión y formar ejércitos de académicos y reporteros improvisados de comentaristas políticos, que denigran a diario a los diputados y senadores, a los gobernantes y partidos y a la política, a la que califican como una actividad casi delincuencial.

 

Eso se llama corrupción y, al menos por su cuantía, es mucho peor que la de los líderes sindicales y no pocos políticos. Los propagandistas mal encubiertos se regodean en las presuntos latrocinios de Elba Esther Gordillo y el lujo de nuevos ricos que exhibe la hija de Carlos Romero Deschamps, pero Diego Fernández de Cevallos, que fue diputado, senador y dirigente panista, al tiempo que amasaba una inmensa fortuna, es tratado como un ideólogo respetable, casi como una versión moderna de Manuel Gómez Morín.

 

En este mismo país sobreviven sesenta millones de familias pobres y de las clases medias en riesgo de perder su precario nivel social. Los desheredados y empobrecidos son la cantera inagotable de pistoleros, y operadores de cuello blanco al servicio de la delincuencia. De allí proceden también casi todos los policías, encargados del orden público y, muchos de ellos, mal habilitados para enfrentarse a los ejércitos de sicarios. ¿Es de extrañarnos que los cuerpos de seguridad, procuración e impartición de justicia estén penetrados por el crimen?

 

¿Qué salidas le quedan al país? El Pacto por México sigue siendo una opción posible a menos que lo demuelan el panismo o perredismo en busca del poder. Pero lo que avancemos se nos escapará de las manos como el agua, si no ponemos en marcha una gran cruzada nacional por el Estado de Derecho, en la que la escuela y las instituciones de cultura, incluyendo a los medios públicos, serían los actores.

 

 

 

Renward García Medrano

[email protected]

 

----------

Renward García Medrano es profesor, economista, escritor y periodista.  Ha sido profesor universitario, Director Editorial de la Presidencia de la República (1970-1976), director general de Comunicación Social de la Secretaría de Patrimonio y Fomento Industrial (1976-1982), Secretario Ejecutivo del organismo internacional CADESCA-SELA, director de Ediciones del diario El Nacional y la revista Tiempo, director y conductor del programa televisivo Fin de Siglo, director y conductor de diversos programas radiofónicos del Instituto Mexicano de la Radio. Ha sido profesor de la UNAM y del instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos (IMRED-SER); dictado centenares de conferencias y participado en numerosos seminarios y coloquios académicos. Actualmente es columnista político dominical de Ovaciones y colaborador de La Jornada Morelos. Es autor de varios libros, entre ellos México en el Mundo;  1968, en sus propias palabras, ¿Qué Hacer? Manual para priistas en desgracia,  Perfil Biográfico de Adolfo López Mateos.

 


  Imprime este texto


Más Información de Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo
El PRD regresa a su caverna
Riqueza y corrupción
Pálidas esperanzas
El corporativismo y la CNTE
Callejón sin salida
Pacto o conflicto
Después del desalojo
¡El grito en el Zócalo!
El error de Ortiz
Carta a la CNTE
El ángel exterminador
Autodefensas
Mitos
Elites voraces
Madero, Zambrano y otras vergüenzas
El pacto como pretexto
La piñata de billetes
Corruptos
Que la Patria os lo demande

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Asesinan al periodista Mario
Gómez en Yajalón, Chiapas
| Portada
Se prevé leve descenso en la
temperatura para fin de semana
| Portada
Acude Presidente Municipal Suplente a
entrega de 103 cartillas liberadas del SMN
| Portada
Balacean de madrugada una
camioneta en colonia Partido Romero
| Portada
Desalojan a familias de la
sierra ante el desborde de ríos
| Portada
Muere trabajador aplastado en derrumbe de una zanja en colonia San Felipe del Real | Portada
Pide Alcalde licencia para
ausentarse de sus labores para atender problema de salud
| Portada
Inaugura la UACJ 3ra Etapa del
Centro Cultural de las Fronteras y cinco edificios en sus cuatro institutos
| Portada
Toma nuevo Director de Tránsito
el mando de la Corporación
| Portada
Se hunde el drenaje en cuatro
puntos luego de la intensa lluvia
| Portada
Invitan a obra de teatro
''Gritos en Silencio''
| Portada
Instalan funcionarios el Comité de
Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios
| Portada
Recibe Alcalde a pequeños
creadores de Roboti-Calaca
| Portada
Cerradas 10 vialidades por inundación,
hundimientos o semáfotros averiados
| Portada
Con bombas desaguan casas
inundadas por la tormenta
| Portada
Contra las placas rojas se
pronuncia el Gobernador Corral; se les dan ''incluso a delincuentes'', afirma
| Portada
Hallan cadáver encobijado de
un hombre en la Josefa Ortiz
| Portada
Toma Protesta Presidente Municipal a
Gabinete de Administración 2018-2021
| Portada
Matan gatilleros uno y lesionan a
otro en barbería de Info Ampliación
| Portada
Lo bajan de un auto y ejecutan bajo
el puente de Piña y Paseo de la Victoria
| Portada

 

Gotera

    Quiero mi tete.!!!
    Es que no son tres años, es mucho menos. Por eso la prisa.
    Para efectos electorales hasta menos de 24 meses lo que resta al gobernador para tratar de cambiar la voluntad de los juarenses de cara al '21.
    Claro que no podrá obtener mayoría, como no la tuvo en estas últimas elecciones en donde consiguió para su partido un muy fracasado tercer lugar --lo que viene a probar que los fronterizos no votaron por él hace dos años, sino en contra su antecesor, César Duarte--.
    Y así,  vencido y convencido de que no pudo arrebatar a Cabada la alcaldía, como se lo propuso en publico, ahora ya despojado de bravuconería y arrogancia, lo que un humilde Corral busca es al menos una mejor parte de los sufragios locales.
    No la gran tarascada, no se puede, pero sí una porción que no sea tan menor y que, combinada con la bolsa de papeletas que recabe en el resto del estado, le permita dejar sucesor.
    Eso, eso es lo que de verdad importa.
    Promordial para sus planes de tirarle a la grande, pues como perdedor se le dificultaría acceder al carril de las presidenciales.
    Así que en delante, los habitantes de esta la capital electoral y económica, verán al susodicho hasta en la sopa.
    El inquilino de (soy todo) Palacio prácticamente trasladará trono y corte a esta desolada comarca para vaciar dádivas y el presupuesto negado por dos años y, claro, inflar de nuevo como divertido brinca-brinca, aquella su incumplida frase de campaña...a Juárez lo que merece.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

Viva Méjico


Ramón Quintana Woodstock

 

Me emociona que les emocione que estén emocionados por la independencia de Méjico, me da harto gusto ver como en el cumpleaños de Porfirio Díaz nos pongamos patrioteros, luego el presidente en turno hace el ridículo antes miles de ridículos que se sienten ridículamente Mexicanos porque se ponen unas garras horribles que llevan tufo de campesino revolucionario, con colores patrios; la verdad es que esa ropa lo único que hace es disimular la panzota de ella y de el, de ahí en más no sirve para maldita la cosa.



Más Leviatán

La Nota Nostra

El recuento de lo abyecto

 

Ramón Quintana Woodstock

 

1- La Chona Challenge. No solo se demuestra que sabes maniobrar un auto también exhibe el gusto por la música: reguetón, sierreña, narco-corrido, etc.

2- El video de Thalía donde dice: ¿están ahí? ¿me oyen? ¿me escuchan? La ahora señora Motola no deja esa prosodia de niña rica pero idiota, pedante y ñoña.

3- El discurso de la Maestra Gordillo. Escogió el día que los chicos regresaban a la escuela, y en él se declara inocente y perseguida. “es mejor reaventarse así misma” sentenció el engendro político.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

Ponemos nuestra seguridad en sus manos ¿confías en la policía?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

En clase una alumna se quejaba que cómo era posible que Juárez recibiera un premio como una de las mejores ciudades para habitar siendo el caos que es. También cuestionó que cómo con tanta violencia Juárez, la policía fuera reconocida como una de las mejores del país.

¿Qué pensaría si le digo que yo fui parte del proceso que reconoce a la policía como una de las mejores del país?

El salón quedó en silencio, los ojos contrariados parecían una sola mirada. Un alumno trato de descifrar un inexistente enigma, lo que el profe quiere es que imaginemos…


Mas Juárez

A la Cabeza

Bla, bla, bla

 

Francisco Flores Legarda


La tortuga es lenta, pero la tierra tiene
toda la paciencia del mundo.

Jorodowsky


Durante décadas, el pragmatismo ha sido el distintivo del PRI. Lo que realmente ha hecho la transición política en México es hacer del pragmatismo la práctica política de todos los partidos, ya no es monopolio del PRI y desaparecieron los partidos ideológicos. La ley, sus fines últimos, no imperan. La ley es negociable. Del pragmatismo de puede esperar todo y lo peor no es ajeno a sus resoluciones, aunque después se lamenten las consecuencias de darle la vuelta a la ley. El gobierno de un pragmático de cepa, Enrique Peña Nieto, es suficiente advertencia para no arrojar a la nación a los brazos del pragmatismo.


Mas información

 

 

© Copyright 2018, Arrobajuarez.com.
[email protected]