cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

La traición de Sicilia

 

Carlos Murillo González

A la gente de Ciudad Juárez, por su valentía y resistencia ¡Kita Shiwe!
 

La caravana por la paz en cabezada por el poeta Javier Sicilia y cuya terminación en Ciudad Juárez en los primeros días de julio llamó la atención nacional e internacionalmente, pudo haber sido el parteaguas de una verdadera agenda nacional surgida desde y para la sociedad de no haber sido traicionada por quienes la sugirieron y encabezaron.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Septiembre


De la Redacción


 
Algo tiene de inquietante el mes de septiembre. Para los gringos en particular su onceavo día y para la raza de bronce el décimo noveno.

Un once de septiembre tuvo lugar la destrucción de las torres gemelas de Nueva York hace ya 18 años, fecha en la que, dice el filósofo, parió el verdadero siglo XXI. Hace 35 años, el 19 de septiembre un terremoto de 8.1 grados devastó la Ciudad de México. Y en la misma fecha, hace dos años, ocurrió lo que una cábala civil y un Pentateuco social habrían desechado como totalmente imposible: otro sismo de magnitud semejante puso de rodillas al altiplano mexicano. Las posibilidades eran más altas que las que yo tengo de sacarme el Melate ¡y sucedió!


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA NECESIDAD DE ORGANIZARNOS PARA EL PLEBISCITO: EN FAVOR O EN CONTRA, DEL PROYECTO JUÁREZ ILUMINADO


Leobardo Alvarado


SOBRE EL PLEBISCITO aprobado por el Instituto Estatal Electoral para que sean las y los ciudadanos quienes decidan si desean el proyecto Juárez Iluminado, vale recordar la historia local reciente.

El año 2005 se buscó el referéndum para impedir que se llevara a cabo lo que coloquialmente se conoció como "Ciudad Vallina"; o la propuesta del desarrollo del Plan San Jerónimo. Entonces el Congreso Local negó esa posibilidad, pese que de las alrededor de 44 mil firmas que se necesitaban para avanzar el proceso, las y los ciudadanos que participamos de aquel momento logramos recabar más de 55 mil firmas.[1] En este sentido es importante reconocer el papel preponderante que tuvo el Consejo Ciudadano por el Desarrollo Social donde confluíamos diversas organizaciones de la sociedad civil.
 


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Pacto de Estado PSOE-PP en España?

Germán Gorraiz Lopez

La negativa de Pablo Iglesias a facilitar la investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno dejaría abierta la posibilidad de unas nuevas elecciones en el otoño que tendría como efectos colaterales la inestabilización de la economía española al subir de forma desbocada la prima de riesgo y el retorno del Bipartidismo (PSOE-PP).


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward García Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Por los caminos de Sancho
 

 

Cambio

En un país gobernado por un mismo partido durante más de 70 años era natural que la palabra “cambio” fuera sinónimo de oposición al régimen. Las clases medias, beneficiarias del régimen, querían el cambio, no porque hubiera una propuesta política alternativa, sino porque desde principios de los años 1980 la economía se había estancado, se había abatido la oferta de empleos formales, había caído el poder de compra de los salarios y había llegado a su fin la era del cambio social desde la pobreza hacia la clase media.

El cambio que, sin explicitarlo, pretendían estos amplios grupos de población –a los que se dio el mote adulador de “sociedad civil”– era hacia el pasado, hacia los tiempos de Ruiz Cortines, López Mateos y Díaz Ordaz antes de 1968. Sin llamarlo así, exigían –con todo derecho, por cierto– el retorno del Estado de bienestar. No les interesaba demasiado qué partido y qué personas gobernaran e hicieran leyes, sino que les devolvieran el futuro que se fue perdiendo durante tres lustros con las crisis económicas de 1976 y 1982 y que se esfumó del todo con el golpe de timón hacia el “realismo”, la apertura comercial, la venta de las empresas del Estado, el viraje de la política social y los efectos adversos de todo ello sobre la calidad de vida de las personas.

Renward Garca Medrano

 

 

Estimados amigos:
 
Las “reformas estructurales” que se presentan como la solución a todos los males del país, es tan tramposa como la noción del “cambio” en abstracto que aprovechó la extrema derecha para hacerse con el poder. Este es el tema de la columna adjunta que espero sea de su interés. Saludos. Renward.

 

Cambio

 

Renward García Medrano

 

En un país gobernado por un mismo partido durante más de 70 años era natural que la palabra “cambio” fuera sinónimo de oposición al régimen. Las clases medias, beneficiarias del régimen, querían el cambio, no porque hubiera una propuesta política alternativa, sino porque desde principios de los años 1980 la economía se había estancado, se había abatido la oferta de empleos formales, había caído el poder de compra de los salarios y había llegado a su fin la era del cambio social desde la pobreza hacia la clase media.

 

El cambio que, sin explicitarlo, pretendían estos amplios grupos de población –a los que se dio el mote adulador de “sociedad civil”– era hacia el pasado, hacia los tiempos de Ruiz Cortines, López Mateos y Díaz Ordaz antes de 1968. Sin llamarlo así, exigían –con todo derecho, por cierto– el retorno del Estado de bienestar. No les interesaba demasiado qué partido y qué personas gobernaran e hicieran leyes, sino que les devolvieran el futuro que se fue perdiendo durante tres lustros con las crisis económicas de 1976 y 1982 y que se esfumó del todo con el golpe de timón hacia el “realismo”, la apertura comercial, la venta de las empresas del Estado, el viraje de la política social y los efectos adversos de todo ello sobre la calidad de vida de las personas.

 

En lo político, la corriente democratizadora dentro del PRI –Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez, Rodolfo González Guevara y un grupo reducido pero significativo– intentó evitar que el presidente Miguel de la Madrid designara sucesor a Carlos Salinas de Gortari, lo que habría privado al presidente de su facultad no escrita más importante. La inconformidad de una parte del priismo con el cambio de modelo se extendió a los pequeños partidos que sólo nominalmente eran autónomos –PARM, PFCRN, PPS, PL, PVEM– que, junto con los disidentes del PRI, formaron el Frente Democrático Nacional, que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas a la Presidencia de la República. A ellos se sumaron Heberto Castillo y el Partido Mexicano Socialista, heredero del viejo Partido Comunista, que lo postulaba, así como algunos grupos sectoriales pero importantes.

 

La izquierda mexicana –unida por primera vez en la historia y hasta ahora también por última– contó, además, con los votos de muchos priistas y simpatizantes anónimos que compartían el rechazo al nuevo proyecto económico y social. Las elecciones tuvieron serias irregularidades y por primera vez en la historia el candidato del PRI no anuncio su triunfo hacia la media noche de la jornada electoral; al día siguiente apareció ante los medios un Carlos Salinas con el rostro desencajado para anunciar su triunfo y afirmar que había llegado el fin del “partido casi único”. El FDN protestó por lo que calificó de fraude y estuvo a punto de impedir la instalación del Colegio Electoral. La izquierda quería un cambio, pero también hacia el Estado de bienestar y de haber llegado al poder tal vez lo habría restaurado y corregido las fallas y vicios acumulados durante más de medio siglo.

 

El panismo con su candidato Manuel J. Clouthier, también se pronunciaba por el cambio y en la tarde misma de la elección se sumó a Cárdenas y a los otros candidatos perdedores para protestar por el resultado oficial que ya vislumbraban. Se presume que hubo conversaciones sobre la posibilidad de formar un bloque opositor contra el gobierno y su candidato, pero no se concretó ninguna alianza, no sé si porque ya desde entonces Cárdenas entendía que era irracional cualquier asociación política con el PAN o porque Manuel Camacho logró convencer a la dirigencia panista de que aceptara el triunfo de Salinas a cambio de concesiones que pronto se hicieron evidentes: gubernaturas, espacios en el Congreso, contratos y negocios cuya muestra más visible fue el regalo de extensos y costosos terrenos de Punta Diamante, Acapulco, a Diego Fernández de Cevallos.

 

El país pareció volver a la normalidad; Salinas hizo un manejo político muy eficaz y hacia la mitad de su gobierno decidió algo que no había mencionado siquiera en su campaña, en su programa de gobierno ni en el Plan Nacional de Desarrollo: el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. 1994, el año en que entró en vigor el TLACN empezó con la insurrección indígena en Chiapas, continuó con el asesinato de Luis Donaldo Colosio y luego de José Francisco Ruiz Massieu y concluyó con la crisis financiera más grave después de la Gran Depresión.

 

La gente ya no sólo se inclinaba por el “cambio”, lo exigía perentoriamente y los partidos políticos de oposición, particularmente el PRD y el PAN supieron dar cauce a la inconformidad. El PAN se montó en el reclamo de cambio y el PRD      –conocedor de los pliegues internos del poder por su origen priista– presionó al gobierno con la misma demanda. El cambio ya no era la abstracción del pasado, sino tenía una dirección: la democratización del sistema político y este rumbo era consistente con las protestas de 1988-1989 por el supuesto fraude electoral. Una gran negociación en la que el PRI participó sólo para hacer todas las concesiones exigidas por la oposición y respaldadas por el presidente –líder “nato” del partido– y la reforma electoral logró mitigar los efectos de la recesión de 1995. Se abría la esperanza de “sacar al PRI de Los Pinos” y los opositores alentaron la creencia de que ese sería el preámbulo de una vida mejor para todos. El PRI perdió la mayoría en la Cámara de Diputados en las elecciones de 1997 y la Presidencia de la República en las de 2000. El desastre económico, social, político y moral del país ocurrido en estos diez años prueba lo que ya había demostrado Madero en su breve paso por el gobierno: el sufragio efectivo y la no reelección no garantizan la solución de ningún problema social o económico; son sólo su primer requisito.

 

La extrema derecha en el poder sigue explotando la veta del cambio y le ha dado el nombre de “reformas estructurales”. Los voceros oficiales del gobierno, sus aliados en los medios intelectuales y hasta los locutores casi analfabetas que se han convertido en analistas políticos, insisten un día sí y otro también en la urgencia de las  “reformas estructurales”, que no son otra cosa que dar rango constitucional a la privatización de Pemex y de funciones básicas del Estado, que se ha fundado en leyes secundarias y reglamentos. Ya no se trata sólo de acabar con el Estado nacionalista y promotor de la justicia social, del que casi ya no quedan rastros, sino de crear bases constitucionales para hacerlo más rápido y más a fondo.

 

Esto es lo que debemos tener presente los ciudadanos cuando tengamos ocasión de emitir nuestro voto. Lo que está en juego no es qué partido o qué individuo va a gobernarnos en el futuro cercano; lo que está en juego es el futuro cercano mismo. La extrema derecha no sólo es autoritaria y tramposa, aquí y en el resto del mundo, ahora y el tiempos de Franco en España. Los ciudadanos tenemos que detenerla mientras podamos hacerlo con el voto, porque si nos descuidamos, hasta esa oportunidad habremos perdido.

 

 

 

Renward García Medrano

[email protected]

 

----------

Renward García Medrano es profesor, economista, escritor y periodista.  Ha sido profesor universitario, Director Editorial de la Presidencia de la República (1970-1976), director general de Comunicación Social de la Secretaría de Patrimonio y Fomento Industrial (1976-1982), Secretario Ejecutivo del organismo internacional CADESCA-SELA, director de Ediciones del diario El Nacional y la revista Tiempo, director y conductor del programa televisivo Fin de Siglo, director y conductor de diversos programas radiofónicos del Instituto Mexicano de la Radio. Ha sido profesor de la UNAM y del instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos (IMRED-SER); dictado centenares de conferencias y participado en numerosos seminarios y coloquios académicos. Actualmente es columnista político dominical de Ovaciones y colaborador de La Jornada Morelos. Es autor de varios libros, entre ellos México en el Mundo;  1968, en sus propias palabras, ¿Qué Hacer? Manual para priistas en desgracia,  Perfil Biográfico de Adolfo López Mateos.


  Imprime este texto


Más Información de Por los caminos de Sancho

Belicosos
Desesperados
Operativo Hank
El poder como arma electoral
Guerra y poltica
Churchill
Desprestigia, que algo queda
Maniobra?
Cambio
Pactar o no
Cuernavaca

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Ejecutan a niña de 9 años y
un adulto en la Nuevo Hipódromo
| Portada
Entran gatilleros de madrugada
y lo asesinan en la México 68
| Portada
Un abogado, el hombre ejecutado
en el Camino Real; atado, con tiro de gracia y calcinado
| Portada
Lanza UACJ tienda
oficial universitaria
| Portada
De 20% el pronóstico
de lluvia: PC
| Portada
Visitan líderes juveniles sociales y
empresariales de Texas el Centro Histórico
| Portada
Se abre hoyanco en el drenaje
sobre bulevar Gómez Morín
| Portada
Que siempre no habrá ''ley seca''
el próximo 16 de septiembre
| Portada
Cuenta Juárez desde hoy
con un ''Heroico Tortugario''
| Portada
Ejecutan a balazos a joven
mujer en la Felipe Angeles
| Portada
Choca auto y se encarama a la gasa
surponiente del puente 'Arrugado'
| Portada
Recuerdan la gesta histórica de los
Niños Héroes en su 172 aniversario
| Portada
Dona Banco Santander
425 mil pesos a UACJ
| Portada
Asesinan a balazos a hombre
a un costado del Camino Real
| Portada
Nombran a Don Arnoldo Cabada de
la O Presidente Emérito de la APCJ
| Portada
Regresa amago de lluvias
y tormentas eléctricas: PC
| Portada
Cerrarán oficinas administrativas
del Municipio el próximo lunes
| Portada
Supervisa Alcalde remozamiento del camellón en Heroico Colegio Militar | Portada
Por las garrapatas, paran clases de
nuevo en la primaria Sierra Vista
| Portada
Se prepara Fiesta Tradicional Mexicana
en la UACJ para el 15 de septiembre
| Portada


Gotera

    De brutos y brutales

    Como si de ayer se tratara, los juarenses muestran heridas vivas aún de aquella etapa que fue del abuso al ultraje, del robo a la extorsión mediante la 'cuota' y hasta el asesinato.
    Nadie está para dorar la píldora a los deudos fronterizos, que por miles sufrieron la atrocidad que significó la permanencia por estas tierras de la Policía Federal del '08 al '11.
    Cual ejército de ocupación, sus cavernarios componentes violaron, atracaron y mataron cuanto quisieron por esta esquina del país hasta cambiar de rojo el azul de sus uniformes en esa orgía de exterminio.
    Y quién en su sano juicio saldría en defensa de tal gavilla ahora que protesta ante su desaparación como 'institución'?
    Rechazan los inconformes entregar la 'patente de corso'; su transferencia a la Guardia Nacional, como una de más de diez opciones de reacomodo dentro de otros cuerpos gubernamentales.
    Pues en esa afán retórico y electorero, de abogados del diablo sólo aparecen los diputados panistas y esto no puede ser si no es desde ...la ignominia.


Más Gotera

Leviatán

Marvel II


Ramón Quintana Woodstock

 

Ahora mi carro está impregnado de música de Bruno Mars, Camila Cabello, Pablo Alborán, Ed Maverick,  Gorillaz, Patito, y otras piezas que rechinan en las cienes. La propuesta era meter música que les gustara a ellas en un aparato de los míos. Así que ahora se escucha música moderna en un cassette.


Mis mujeres son unas divas que gustan de los yutuvers, mangas, y la tecnología en red. Apenas hace poco las tomaba de la mano para que no se perdieran, ahora si lo hago la gente dirá que soy un chugarderi. Ya crecieron, me encanta ver mi carro lleno de adolescencia, lo disfruto como pocas cosas en la vida, ahora que estoy rufles entiendo a mi madre, y puedo decir que nunca había sentido esa sensación tan cercana de ser padre. Quince años después me emociona ser niñera, escuchando alegatas de pubertas..



Más Leviatán

La Nota Nostra

Cambio de tercio

 

Ramón Quintana Woodstock

 

En los inicios de los noventas apenas se asomaban los pelos de los bigotes, por aquellos tiempos compré mi primer cassette, fui seguidor de la banda por muchos años y los vi en el escenario varias veces, los conciertos eran pletóricos, con baile obligado. La semana me sorprende con la noticia de que: el vocalista de Café Tacuba dijo un discurso en la Cámara de Senadores. Ahora no solo es música, también se trata de hacer política, y es válido.
 

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

Y tú, ¿de qué lado estás?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Ayer 29 de julio, fue un día muy revelador y triste.

La transmisión en vivo de la sesión extraordinaria de cabildo era como un partido de futbol.

La ciudadanía interesada en la discusión del decreto LXVI/RFCNT/0354/2019 (tal vez 200) veíamos la transmisión en vivo de la sesión de cabildo y comentábamos respecto a lo que decían los regidores.

Este decreto buscaba modificar la Constitución de Chihuahua, para alinearla con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.


Mas Juárez

Sindéresis

Francisco Toledo

 

Francisco Flores Legarda


No hay fracaso, simplemente se cambia de camino.
Jodorowsky


En Madrid, en el Reina Sofía, Toledo recibió el aplauso universal. En México, admirados por su arte desde hace décadas, no deja de sorprendernos el retraso con que ha reaccionado el canon mundial frente a un talento como el de Toledo. 

El vocablo moderno se remonta al siglo V. Entonces se usó para delimitar al mundo cristiano del romano y pagano, dice con otras palabras Jürgen Habermas en su ensayo "La modernidad, un proyecto incompleto". En distintos momentos de la historia, este concepto sirvió para diferenciar el presente del pasado, sigue más adelante el mismo Habermas y, en otro párrafo, cita a Octavio Paz: "La vanguardia de 1967 repite las acciones y gestos de la de 1917. Estamos experimentando el fin de la idea de arte moderno". Hoy, los límites entre modernidad y Con la retrospectiva de su obra, primero en Londres, en la White Chapel, y vanguardia emergen difusos y, como se sabe, a un artista moderno cuya obra sigue legitimándose con el paso del tiempo se lo suele llamar clásico, clásico de la modernidad. En tal contexto, ¿es posible ubicar a Francisco Toledo como el último de los clásicos mexicanos? Sí, pero también como uno de los últimos vanguardistas. ¿Por qué?


Mas información

 

 

© Copyright 2019, Arrobajuarez.com.
[email protected]