cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo Gonz醠ez

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

El jud铆o errante


Miguel Angel S谩nchez de Armas


El tres de marzo de 1983 fue jueves. Amelia Marino llegó al número 8 de Montpelier Square en el barrio londinense de Knightsbridge, abrió la puerta y sobre la mesa de la recepción encontró una nota manuscrita: Por favor, no suba a la planta alta. Hable a la policía y pida que venga una patrulla.

Llegaron los bobbies. En la sala de estar encontraron los cadáveres correctamente vestidos de los dueños, Cynthia Jeffries y Arthur Koestler, él en traje de tweed y con un vaso de whisky en la mano. Dos copas de vino con restos de un polvo blanco y un frasco de miel estaban en la mesa. Se habían quitado la vida 36 horas antes, el martes en la tarde. Antes, tuvieron la precaución de que un veterinario durmiera a su perro, David.
 


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA NECESIDAD DE ORGANIZARNOS PARA EL PLEBISCITO: EN FAVOR O EN CONTRA, DEL PROYECTO JU脕REZ ILUMINADO


Leobardo Alvarado


SOBRE EL PLEBISCITO aprobado por el Instituto Estatal Electoral para que sean las y los ciudadanos quienes decidan si desean el proyecto Juárez Iluminado, vale recordar la historia local reciente.

El año 2005 se buscó el referéndum para impedir que se llevara a cabo lo que coloquialmente se conoció como "Ciudad Vallina"; o la propuesta del desarrollo del Plan San Jerónimo. Entonces el Congreso Local negó esa posibilidad, pese que de las alrededor de 44 mil firmas que se necesitaban para avanzar el proceso, las y los ciudadanos que participamos de aquel momento logramos recabar más de 55 mil firmas.[1] En este sentido es importante reconocer el papel preponderante que tuvo el Consejo Ciudadano por el Desarrollo Social donde confluíamos diversas organizaciones de la sociedad civil.
 


Más MarcaPasos

 

desde
España


Palestina e Israel: Dos naciones una esperanza

Germ谩n Gorraiz Lopez

La sociedad israelí del siglo XXI ( 80% de judíos frente a un 20% de población árabe), sería un crisol de razas, costumbres, lenguas y valores que tan sólo tendrían en común su origen judío y en la que se estaría produciendo un golpe de mano silencioso de una minoría ultra ortodoxa (los “haredim” que aunque tan sólo representan el 10% de su población serían un Estado dentro del Estado) para fagocitar todas las áreas sensibles del poder del Estado judío (Interior, Vivienda, el Mosad y los mandos del Tzáhal o Ejército judío) e intentar imponer la “Halajá” o ley judía a más del 40% de población que se declara laica, segmento de filiación europea, inmersa en la cultura y modo de vida occidentales y que desea ser regida por la ley civil como en las demás democracias formales occidentales.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward Garc铆a Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Por los caminos de Sancho
 

 

Cuernavaca

Cuernavaca se convirtió ayer en la capital moral de un país harto de la violencia y que reclama el derecho a la vida, a la seguridad y al porvenir de las personas, las familias y la sociedad.

La gente de esa ciudad se organizó en muy pocos días para manifestar su repudio a la barbarie que se está filtrando por todos los espacios de nuestra vida. Por las redes sociales se diseminó la idea de organizar manifestaciones similares en otras ciudades y a la misma hora.

No sé de dónde ni cómo surgió la iniciativa. Una explicación es que muchos nos vemos reflejados en Javier Sicilia y su familia y sabemos que la muerte ronda nuestras casas y acecha a nuestros hijos.

Se ha hecho intolerable la incapacidad del Estado para cumplir su función principal, la que le da sentido: garantizar la seguridad para la vida y el patrimonio de las personas y exigir la obediencia de todos a las leyes.

Renward Garc韆 Medrano

 


Estimados amigos:

La sociedad civil se organizó conmocionada por el asesinato de Juan Francisco Sicilia. Las movilizaciones en tres decenas de ciudades sugieren que la gente está harta de una guerra que no ha abatido al crimen organizado y ha costado ya decenas de miles de vidas.  Este es el tema de la columna adjunta que espero sea de su interés.

Renward García Medrano.

 

 

Cuernavaca

 

Renward García Medrano

 

Cuernavaca se convirtió ayer en la capital moral de un país harto de la violencia y que reclama el derecho a la vida, a la seguridad y al porvenir de las personas, las familias y la sociedad.

 

La gente de esa ciudad se organizó en muy pocos días para manifestar su repudio a la barbarie que se está filtrando por todos los espacios de nuestra vida. Por las redes sociales se diseminó la idea de organizar manifestaciones similares en otras ciudades y a la misma hora.

 

No sé de dónde ni cómo surgió la iniciativa. Una explicación es que muchos nos vemos reflejados en Javier Sicilia y su familia y sabemos que la muerte ronda nuestras casas y acecha a nuestros hijos.

 

Se ha hecho intolerable la incapacidad del Estado para cumplir su función principal, la que le da sentido: garantizar la seguridad para la vida y el patrimonio de las personas y exigir la obediencia de todos a las leyes.

 

Precisamente para eso tiene el monopolio de la fuerza legítima. Para eso la Constitución y las leyes otorgan facultades y atribuciones a los funcionarios públicos y los ciudadanos les delegamos el poder. Para eso fueron creadas las instituciones de seguridad pública y justicia y pagamos impuestos. La gente está horrorizada por lo que está sucediendo y no hace falta levantar una encuesta para saber que muchos hemos hecho nuestras algunas de las frases más indignadas de Sicilia.

 

La rabia, el miedo y la indefensión marcharon ayer en Cuernavaca y en la Ciudad de México, Ciudad Juárez, Puebla, Manzanillo, Saltillo, Guanajuato, Guadalajara, Monterrey, Xalapa, Mérida, Aguascalientes, Cancún, Chihuahua, San Luis Potosí, Reynosa, Toluca, Torreón, Oaxaca, Tuxtla Gutiérrez, Tlaxcala, Córdoba, Colima, Pátzcuaro, Querétaro, el puerto de Veracruz, así como en Barcelona, Buenos Aires, París y Nueva York, San Antonio, Toronto, Otawa, Vancouver, Copenhague y tal vez otras ciudades.

 

Marchó ayer la indignación porque los hombres y mujeres comunes y peor aún, nuestros hijos, estamos indefensos frente a la locura de los delincuentes y la complicidad de las autoridades y la policía. El reconocimiento de que las instituciones no funcionen o lo hacen mal o se vuelven contra nosotros.

Los manifestantes no pretendieron conmover a los asesinos ni creo que buscaran convencer al presidente de que haga su trabajo de otra manera.

 

Ayer mismo, por la mañana, el presidente de la República recibió a Javier Sicilia y no sé qué le pudo haber dicho; lo que sí sé es que Calderón no rectifica, no corrige porque tiene una fe ciega en sí mismo y en sus instintos. Es obcecado aunque sus aduladores aplaudan su tenacidad.

 

Quiso ser presidente de la República cuando Vicente Fox había decidido que lo fuera Santiago Creel, y lo logró. Empezó su campaña con cuatro o cinco puntos de popularidad en las encuestas y alcanzó a su rival de entonces, Andrés Manuel López Obrador y le ganó las elecciones por una ventaja mínima, pero ventaja. Declaró la guerra al narcotráfico para legitimarse, y lo consiguió. Cree que esta guerra lo ha convertido en líder nacional y adalid de la lucha contra el mal, y nadie lo va a convencer de lo contrario, ni siquiera la realidad. Los muertos, las familias enlutadas, las poblaciones abandonadas, la ausencia del Estado de Derecho en amplios territorios del país son, para él, daños colaterales.

 

¿Se acuerda usted de la campaña publicitaria de 2006 que presentaba a López Obrador como un peligro para México? No sé si lo era, pero supongo que quienes así lo creyeron, votaron por el candidato del PAN pensando que con él en la presidencia no pasaríamos por pesadillas como la que estamos sufriendo.

 

La sociedad está indignada. Si las manifestaciones se multiplican y se prolongan por semanas o meses, quizá el gobierno organice una reunión nacional con Javier Sicilia, Alejandro Martí y otros líderes sociales en espera de que las protestas se disipen y los medios centren su atención en otros temas. Al final, Calderón espera salir ganando “haiga sido como haiga sido” y pasar a la historia como el presidente que se enfrentó al  narcotráfico y el crimen organizado.

 

Javier Sicilia ve las cosas de otra manera: “Estamos hasta la madre de ustedes, políticos –y cuando digo políticos no me refiero a ninguno en particular, sino a una buena parte de ustedes, incluyendo a quienes componen los partidos–, porque en sus luchas por el poder han desgarrado el tejido de la nación, porque en medio de esta guerra mal planteada, mal hecha, mal dirigida, de esta guerra que ha puesto al país en estado de emergencia, han sido incapaces –a causa de sus mezquindades, de sus pugnas, de su miserable grilla, de su lucha por el poder– de crear los consensos que la nación necesita para encontrar la unidad sin la cual este país no tendrá salida […]”.

 

Supongo que cada político piensa que Sicilia no se refirió a él, sino al vecino. Que su carta es sólo el desahogo de un poeta embargado por un dolor que pasará.

 

Pienso en el gobernador Marco Antonio Adame. Me imagino que está muy preocupado, pero no por lo que ha ocurrido a las familias de los siete asesinados, sino por los daños que pueden causar las protestas sociales a su gobierno y a él en particular. No dudo que esté pensando cómo crear la percepción de que él no tiene la culpa sino que es un aliado de la “sociedad civil”, pues dice el presidente Calderón que las percepciones importan más que los hechos.

 

Supongo que los colaboradores cercanos del gobernador están buscando los argumentos más convincentes para rehacer su imagen y los “creativos” de las agencias de publicidad a su servicio están armando los espots más eficaces para calmar los ánimos. Cuando sus expertos en control de daños lo estimen oportuno, saldrá a decir que su gobierno capturará a los asesinos y hará que caiga sobre ellos “todo el peso de la ley”. Y tal vez hoy mismo o la semana próxima hayan caído tres o cuatro delincuentes, pero nadie garantiza que sean los que mataron al joven Sicilia y sus amigos.

 

La guerra del presidente Calderón se ha vuelto contra nosotros y va a seguir cuando menos por siete u ocho años más, advirtió ayer Genaro García Luna. Y yo digo que puede seguir por varias generaciones y el gobierno de México no acabará con un fenómeno criminal supranacional.

 

Si la guerra no se librara en territorio mexicano con muertos mexicanos, el problema se trasladaría a Estados Unidos y dudo que ellos movilizaran a su ejército y sus marines para combatir a los delincuentes, como no lo han hecho con las empresas que almacenan y distribuyen las drogas hasta llegar a los consumidores y luego introducen las ganancias en los flujos financieros normales. Llevamos cuatro años haciéndole el trabajo sucio a la DEA.

 

En México operan varias o muchas organizaciones de narcotraficantes y el gobierno no puede permitirlo, pero el Estado no tiene derecho a sacrificar a la población civil en aras de combatir a los delincuentes. Lo que exigieron las manifestaciones de ayer es que se haga bien lo que se está haciendo mal, pues ha aumentado el consumo de drogas y se ha creado un clima de inseguridad y miedo que sólo encuentra parangón en tiempos de guerra civil.

 

Nuestros jóvenes tienen derecho a vivir, a estudiar, a trabajar, a divertirse, a construir sus vidas, y el Estado no sólo ha sido incapaz de garantizarles esos derechos, sino que ha contribuido a que se violen. Se han perdido vidas humanas y se han truncado destinos personales como el de Juan Francisco Sicilia, sus amigos y los miles de muchachos y muchachas inocentes cuyos nombres pasaron efímeramente por los medios y hoy son sólo parte de una cifra.

 

En las ciudades pululan grupos de jóvenes que han sido excluidos de dos instituciones básicas de la sociedad: la escuela y la economía formal. Se han quedado a la vera del camino, y en los márgenes está la delincuencia. El crimen organizado sí tiene lugar para los excluidos: los más fuertes y arrojados son entrenados como sicarios, otros forman los enjambres de vendedores de drogas al menudeo.

 

Los ejércitos del narcotráfico están formados por los jóvenes que no tienen un lugar en el México formal. Son asesinos como resultado de la exclusión. Son temibles porque ya lo perdieron todo o nunca tuvieron nada, pero han visto en la televisión que hay gente con automóviles, prestigio y todo aquello que parece comprar el dinero.

 

El gobierno dice que la mayor parte de los muertos son criminales y eso me hace pensar que si tuviera suficiente capacidad de fuego, acabaría con todos los que quedan vivos, eliminaría a balazos al crimen organizado y de paso reduciría la marginación social. Por fortuna “toda la fuerza del Estado” no alcanza para eso. O no todavía.

 

No tengo esperanzas de que el actual gobierno cambie su estrategia, pero sí esperaría que la gente considere lo que está pasando cuando vaya a votar. Y que el próximo presidente asuma otras prioridades: la paz interior y la equidad social: la vida por encima de la muerte.

 

 

Renward García Medrano

[email protected]

 

----------

Renward García Medrano es profesor, economista, escritor y periodista.  Ha sido profesor universitario, Director Editorial de la Presidencia de la República (1970-1976), director general de Comunicación Social de la Secretaría de Patrimonio y Fomento Industrial (1976-1982), Secretario Ejecutivo del organismo internacional CADESCA-SELA, director de Ediciones del diario El Nacional y la revista Tiempo, director y conductor del programa televisivo Fin de Siglo, director y conductor de diversos programas radiofónicos del Instituto Mexicano de la Radio. Ha sido profesor de la UNAM y del instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos (IMRED-SER); dictado centenares de conferencias y participado en numerosos seminarios y coloquios académicos. Actualmente es columnista político dominical de Ovaciones y colaborador de La Jornada Morelos. Es autor de varios libros, entre ellos México en el Mundo;  1968, en sus propias palabras, ¿Qué Hacer? Manual para priistas en desgracia,  Perfil Biográfico de Adolfo López Mateos.


  Imprime este texto


Más Información de Por los caminos de Sancho

Belicosos
Desesperados
Operativo Hank
El poder como arma electoral
Guerra y pol韙ica
Churchill
Desprestigia, que algo queda
縈aniobra?
Cambio
Pactar o no
Cuernavaca

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Nombra Gobernador a Manuel del Castillo
Coordinador de Comunicaci贸n Social
| Portada
Encabeza Presidente Municipal desfile del 109 Aniversario de la Revoluci贸n Mexicana | Portada
Convoca Evo Morales a una Comisi贸n de la Verdad a la iglesia, la ONU y otras entidades internacionales | Portada
Reconoce Ceneval
a estudiantes de UACJ
| Portada
Balacean a polic铆as municipales al
sur de la ciudad; una agente herida
| Portada
Se ilumina norponiente tras
reparaci贸n de alumbrado p煤blico
| Portada
Un foro para proponer estrategias
contra la violencia de g茅nero
| Portada
Muere conductor en choque contra
un poste sobre Talam谩s Camandari
| Portada
Choca patrulla contra auto, medidor
de gas y un poste en la Aztecas
| Portada
Ejecutan sicarios a un polic铆a
estatal al norte de Chihuahua
| Portada
Detiene la migra a 10 migrantes
en un barranco al sur de Texas
| Portada
Lo persiguen y matan
sicarios en De la Raza
| Portada
Atienden la salud de migrantes
que esperan en El Chamizal
| Portada
Incendian rutera en calles
de colonia Riberas del Bravo
| Portada
Saldo blanco en operativo
''Buen Fin'' realizado por la SSPM
| Portada
Encabez贸 Alcalde sesi贸n del
Consejo Municipal de Protecci贸n Civil
| Portada
Por la participaci贸n, mi dedo en la nariz
| DesdeJuarez
Lluvia de 10 a 90%
la probabilidad: PC
| Portada
Anuncian carrera pedestre del Grupo
脕guilas para recolectar juguetes
| Portada
Tiran cad谩ver encobijado en
un bald铆o del Complejo Roma
| Portada


Gotera

    El vecino pinche.
    Se meten cientos de toneladas de drogas por todos los agujeros del cuerpo pero satanizan a quienes las producen y se las llevan a domicilio.
    Hipocrecía pura, su sistema bancario es el lavadero de la millonada eterna de narcocólares.
    ¿Y sus narcos, y sus cárteles? ¿La coca camina sola?
    Arman hasta con calibre 50 a los amapoleros mexicanos, desde su boyante fábrica armamentística, quizá la principal de sus industrias --tras la caída de la rama automotriz--.
    Pero no solo 'fuscas', sino las 'matapolicías', 'cuernos de chivo' y lanza granadas usadas en episodios como el de Culiacán, o ahora el de La Mora contra la familia LeBarón.
    Compran la yerba  y venden arsenales y, para cerrar la pinza, ahora quieren invadir México.
    Jajaja para acabar (sí chucha¡) con las narcogallinas de los huevos de oro...a quienes piden cada vez más drogas y surten cada vez más armas.


Más Gotera

Leviatán

Linda Eastman Kodak


Ram贸n Quintana Woodstock

 

Ahora me toca contar estas historias a mi hija. Viajamos 23 kilómetros para llevar un perro rescatado al veterinario, el tema de conversación es The Beatles, nunca me imaginé hablar estos temas con ella, el año pasado lejos estaba de pensarlo, los temas poco a poco se han ido diversificando, mientras manejo y hablo como tarabilla viene a mi mente la imagen de mi cuate Rodolfo quien fungía como el principal influencer de secundaria, apenas tenía 13 años, pero para entonces ya mis libros tenían -casi todos- motivos de los Beatles.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Chihuahua est谩 de luto

 

Ram贸n Quintana Woodstock

 

Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto. Chihuahua está de luto.

 

Mediometro

驴Por qu茅 no hay obra p煤blica importante de Gobierno del Estado en Ciudad Ju谩rez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
 [tally] 14%
Represalia por no haber votado por el PAN
 [tally] 33%
Como dice Corral: es "lo que Ju谩rez merece"
 [tally] 10%
Se guarda el dinero para la campa帽a del '21
 [tally] 0%
Porque el gober se volvi贸 'chihuahuita'
 [tally] 19%
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
 [tally] 0%
Demasiado dinero en propaganda oficial
 [tally] 5%
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
 [tally] 0%
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
 [tally] 19%
Este sondeo de opini髇 no tiene valor estad韘tico, responde tan s髄o a las respuestas voluntarias de los lectores que desean manifestarse.

DesdeJuárez

Por la participaci贸n, mi dedo en la nariz

 

Juan Hern谩n III Ort铆z Quintana

¿Se puede cambiar el gobierno desde adentro? No sólo es una pregunta, es una tentación y una que debe ser analizada con cautela.

Me llaman activista. No me gusta. Pero tal vez por eso es común que mucha gente se acerque y me diga lo que piensa que debe hacerse, antes escuchaba y sentía la responsabilidad de llevar su punto de vista a cualquier espacio de debate. Desde reuniones en redes de Organizaciones de la Sociedad Civil, hasta en reuniones con funcionarios o líderes de otros sectores como el académico o empresarial. Después empecé sólo a sentirme incómodo, pues la opinión de quién ve la situación desde fuera, siempre es fácil, pero nunca considera la mediación entre distintas ideologías, la necesidad de recursos para elaborar un proyecto, el confrontar el desvío de los mismos para atender otras prioridades, el incontenible y muchas veces incompatible correr de los tiempos políticos, electorales, sociales, culturales y coyunturales. Hoy, mejor les sugiero que si tienen una buena idea la realicen, gestionen o impulsen por su cuenta. Hago lo que considero correcto, recibo comentarios y aprendo de la sabiduría ajena, pero reconozco que no soy representante de nadie. Claro, a menos que haya una línea jerárquica.


Mas Juárez

Sind茅resis

Castrada de origen

 

Francisco Flores Legarda


“Bajo la confusión de las palabras, se extiende el sagrado silencio.
Bajo la confusión de los sentimientos, se extiende la sagrada paz.
Bajo la confusión de los deseos se extiende el sublime espíritu.
Bajo la muerte del cuerpo se extiende el éxtasis vital.”

Jodorowsky


Rosario Piedra Ibarra tiene toda una vida como defensora civil de los derechos humanos, mucho antes de que se pusiera de moda en la hipocresía de gobernantes tecnócratas y autonombrados líderes de la sociedad civil. A Rosario le ha correspondido, por amor filial, acompañar y participar en la lucha de su madre (Rosario Ibarra de Piedra - Medalla Belisario Domínguez 2019) por la libertad de los presos y desaparecidos políticos desde la década de los setentas del siglo pasado (el caso de su hermano Ricardo es un ícono de esta lucha). El arribo de Rosario a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, llegarían vientos frescos a ese organismo autónomo.


Mas información

 

 

© Copyright 2019, Arrobajuarez.com.
[email protected]