cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo Gonz醠ez

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

El gringo y lo gringo


Miguel Angel S谩nchez de Armas


No hay otra manera de decirlo: su problema es que nació gringo y sigue siendo un gringo.

Por favor no se me malinterprete. No hay xenofobia en este juicio. No puede haberla de parte de alguien por cuyas venas corre sangre negra (Camerún), árabe (Andalucía), vikinga (Islandia), teutona (Magdeburgo), mexica (Culhuacán) y trazos de origen tan alejado como Niuatoputapu, una pequeña isla del Pacífico Sur, que ni mi madre pudo explicar cómo fue que se colaron  en la familia.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

An谩lisis descriptivo de la informaci贸n oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Ju谩rez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


George Floyd y la distop铆a afroamericana

Germ谩n Gorraiz Lopez

La deriva totalitaria sufrida por EEUU durante el mandato de George W. Bush provocó que en nombre de la sacro-santa seguridad del Estado se llegara en la práctica a anular el principio de inviolabilidad (habeas corpus) de las personas, instaurando de facto el principio de “presunción de culpabilidad” en lugar del primigenio de “presunción de inocencia”, lo que habría quedado como estigma imborrable en las fuerzas de seguridad de los EEUU. Ello tendría su reflejo en la prepotencia, brutalidad y el desprecio racial que destilan las intervenciones policiales en las grandes ciudades de EEUU,elementos constituyentes de la llamada “perfección negativa”, término empleado por el novelista Martín Amis para designar “la obscena justificación del uso de la crueldad extrema, masiva y premeditada por un supuesto Estado ideal”.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward Garc铆a Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Por los caminos de Sancho
 

 

Cuernavaca

Cuernavaca se convirtió ayer en la capital moral de un país harto de la violencia y que reclama el derecho a la vida, a la seguridad y al porvenir de las personas, las familias y la sociedad.

La gente de esa ciudad se organizó en muy pocos días para manifestar su repudio a la barbarie que se está filtrando por todos los espacios de nuestra vida. Por las redes sociales se diseminó la idea de organizar manifestaciones similares en otras ciudades y a la misma hora.

No sé de dónde ni cómo surgió la iniciativa. Una explicación es que muchos nos vemos reflejados en Javier Sicilia y su familia y sabemos que la muerte ronda nuestras casas y acecha a nuestros hijos.

Se ha hecho intolerable la incapacidad del Estado para cumplir su función principal, la que le da sentido: garantizar la seguridad para la vida y el patrimonio de las personas y exigir la obediencia de todos a las leyes.

Renward Garc韆 Medrano

 


Estimados amigos:

La sociedad civil se organizó conmocionada por el asesinato de Juan Francisco Sicilia. Las movilizaciones en tres decenas de ciudades sugieren que la gente está harta de una guerra que no ha abatido al crimen organizado y ha costado ya decenas de miles de vidas.  Este es el tema de la columna adjunta que espero sea de su interés.

Renward García Medrano.

 

 

Cuernavaca

 

Renward García Medrano

 

Cuernavaca se convirtió ayer en la capital moral de un país harto de la violencia y que reclama el derecho a la vida, a la seguridad y al porvenir de las personas, las familias y la sociedad.

 

La gente de esa ciudad se organizó en muy pocos días para manifestar su repudio a la barbarie que se está filtrando por todos los espacios de nuestra vida. Por las redes sociales se diseminó la idea de organizar manifestaciones similares en otras ciudades y a la misma hora.

 

No sé de dónde ni cómo surgió la iniciativa. Una explicación es que muchos nos vemos reflejados en Javier Sicilia y su familia y sabemos que la muerte ronda nuestras casas y acecha a nuestros hijos.

 

Se ha hecho intolerable la incapacidad del Estado para cumplir su función principal, la que le da sentido: garantizar la seguridad para la vida y el patrimonio de las personas y exigir la obediencia de todos a las leyes.

 

Precisamente para eso tiene el monopolio de la fuerza legítima. Para eso la Constitución y las leyes otorgan facultades y atribuciones a los funcionarios públicos y los ciudadanos les delegamos el poder. Para eso fueron creadas las instituciones de seguridad pública y justicia y pagamos impuestos. La gente está horrorizada por lo que está sucediendo y no hace falta levantar una encuesta para saber que muchos hemos hecho nuestras algunas de las frases más indignadas de Sicilia.

 

La rabia, el miedo y la indefensión marcharon ayer en Cuernavaca y en la Ciudad de México, Ciudad Juárez, Puebla, Manzanillo, Saltillo, Guanajuato, Guadalajara, Monterrey, Xalapa, Mérida, Aguascalientes, Cancún, Chihuahua, San Luis Potosí, Reynosa, Toluca, Torreón, Oaxaca, Tuxtla Gutiérrez, Tlaxcala, Córdoba, Colima, Pátzcuaro, Querétaro, el puerto de Veracruz, así como en Barcelona, Buenos Aires, París y Nueva York, San Antonio, Toronto, Otawa, Vancouver, Copenhague y tal vez otras ciudades.

 

Marchó ayer la indignación porque los hombres y mujeres comunes y peor aún, nuestros hijos, estamos indefensos frente a la locura de los delincuentes y la complicidad de las autoridades y la policía. El reconocimiento de que las instituciones no funcionen o lo hacen mal o se vuelven contra nosotros.

Los manifestantes no pretendieron conmover a los asesinos ni creo que buscaran convencer al presidente de que haga su trabajo de otra manera.

 

Ayer mismo, por la mañana, el presidente de la República recibió a Javier Sicilia y no sé qué le pudo haber dicho; lo que sí sé es que Calderón no rectifica, no corrige porque tiene una fe ciega en sí mismo y en sus instintos. Es obcecado aunque sus aduladores aplaudan su tenacidad.

 

Quiso ser presidente de la República cuando Vicente Fox había decidido que lo fuera Santiago Creel, y lo logró. Empezó su campaña con cuatro o cinco puntos de popularidad en las encuestas y alcanzó a su rival de entonces, Andrés Manuel López Obrador y le ganó las elecciones por una ventaja mínima, pero ventaja. Declaró la guerra al narcotráfico para legitimarse, y lo consiguió. Cree que esta guerra lo ha convertido en líder nacional y adalid de la lucha contra el mal, y nadie lo va a convencer de lo contrario, ni siquiera la realidad. Los muertos, las familias enlutadas, las poblaciones abandonadas, la ausencia del Estado de Derecho en amplios territorios del país son, para él, daños colaterales.

 

¿Se acuerda usted de la campaña publicitaria de 2006 que presentaba a López Obrador como un peligro para México? No sé si lo era, pero supongo que quienes así lo creyeron, votaron por el candidato del PAN pensando que con él en la presidencia no pasaríamos por pesadillas como la que estamos sufriendo.

 

La sociedad está indignada. Si las manifestaciones se multiplican y se prolongan por semanas o meses, quizá el gobierno organice una reunión nacional con Javier Sicilia, Alejandro Martí y otros líderes sociales en espera de que las protestas se disipen y los medios centren su atención en otros temas. Al final, Calderón espera salir ganando “haiga sido como haiga sido” y pasar a la historia como el presidente que se enfrentó al  narcotráfico y el crimen organizado.

 

Javier Sicilia ve las cosas de otra manera: “Estamos hasta la madre de ustedes, políticos –y cuando digo políticos no me refiero a ninguno en particular, sino a una buena parte de ustedes, incluyendo a quienes componen los partidos–, porque en sus luchas por el poder han desgarrado el tejido de la nación, porque en medio de esta guerra mal planteada, mal hecha, mal dirigida, de esta guerra que ha puesto al país en estado de emergencia, han sido incapaces –a causa de sus mezquindades, de sus pugnas, de su miserable grilla, de su lucha por el poder– de crear los consensos que la nación necesita para encontrar la unidad sin la cual este país no tendrá salida […]”.

 

Supongo que cada político piensa que Sicilia no se refirió a él, sino al vecino. Que su carta es sólo el desahogo de un poeta embargado por un dolor que pasará.

 

Pienso en el gobernador Marco Antonio Adame. Me imagino que está muy preocupado, pero no por lo que ha ocurrido a las familias de los siete asesinados, sino por los daños que pueden causar las protestas sociales a su gobierno y a él en particular. No dudo que esté pensando cómo crear la percepción de que él no tiene la culpa sino que es un aliado de la “sociedad civil”, pues dice el presidente Calderón que las percepciones importan más que los hechos.

 

Supongo que los colaboradores cercanos del gobernador están buscando los argumentos más convincentes para rehacer su imagen y los “creativos” de las agencias de publicidad a su servicio están armando los espots más eficaces para calmar los ánimos. Cuando sus expertos en control de daños lo estimen oportuno, saldrá a decir que su gobierno capturará a los asesinos y hará que caiga sobre ellos “todo el peso de la ley”. Y tal vez hoy mismo o la semana próxima hayan caído tres o cuatro delincuentes, pero nadie garantiza que sean los que mataron al joven Sicilia y sus amigos.

 

La guerra del presidente Calderón se ha vuelto contra nosotros y va a seguir cuando menos por siete u ocho años más, advirtió ayer Genaro García Luna. Y yo digo que puede seguir por varias generaciones y el gobierno de México no acabará con un fenómeno criminal supranacional.

 

Si la guerra no se librara en territorio mexicano con muertos mexicanos, el problema se trasladaría a Estados Unidos y dudo que ellos movilizaran a su ejército y sus marines para combatir a los delincuentes, como no lo han hecho con las empresas que almacenan y distribuyen las drogas hasta llegar a los consumidores y luego introducen las ganancias en los flujos financieros normales. Llevamos cuatro años haciéndole el trabajo sucio a la DEA.

 

En México operan varias o muchas organizaciones de narcotraficantes y el gobierno no puede permitirlo, pero el Estado no tiene derecho a sacrificar a la población civil en aras de combatir a los delincuentes. Lo que exigieron las manifestaciones de ayer es que se haga bien lo que se está haciendo mal, pues ha aumentado el consumo de drogas y se ha creado un clima de inseguridad y miedo que sólo encuentra parangón en tiempos de guerra civil.

 

Nuestros jóvenes tienen derecho a vivir, a estudiar, a trabajar, a divertirse, a construir sus vidas, y el Estado no sólo ha sido incapaz de garantizarles esos derechos, sino que ha contribuido a que se violen. Se han perdido vidas humanas y se han truncado destinos personales como el de Juan Francisco Sicilia, sus amigos y los miles de muchachos y muchachas inocentes cuyos nombres pasaron efímeramente por los medios y hoy son sólo parte de una cifra.

 

En las ciudades pululan grupos de jóvenes que han sido excluidos de dos instituciones básicas de la sociedad: la escuela y la economía formal. Se han quedado a la vera del camino, y en los márgenes está la delincuencia. El crimen organizado sí tiene lugar para los excluidos: los más fuertes y arrojados son entrenados como sicarios, otros forman los enjambres de vendedores de drogas al menudeo.

 

Los ejércitos del narcotráfico están formados por los jóvenes que no tienen un lugar en el México formal. Son asesinos como resultado de la exclusión. Son temibles porque ya lo perdieron todo o nunca tuvieron nada, pero han visto en la televisión que hay gente con automóviles, prestigio y todo aquello que parece comprar el dinero.

 

El gobierno dice que la mayor parte de los muertos son criminales y eso me hace pensar que si tuviera suficiente capacidad de fuego, acabaría con todos los que quedan vivos, eliminaría a balazos al crimen organizado y de paso reduciría la marginación social. Por fortuna “toda la fuerza del Estado” no alcanza para eso. O no todavía.

 

No tengo esperanzas de que el actual gobierno cambie su estrategia, pero sí esperaría que la gente considere lo que está pasando cuando vaya a votar. Y que el próximo presidente asuma otras prioridades: la paz interior y la equidad social: la vida por encima de la muerte.

 

 

Renward García Medrano

[email protected]

 

----------

Renward García Medrano es profesor, economista, escritor y periodista.  Ha sido profesor universitario, Director Editorial de la Presidencia de la República (1970-1976), director general de Comunicación Social de la Secretaría de Patrimonio y Fomento Industrial (1976-1982), Secretario Ejecutivo del organismo internacional CADESCA-SELA, director de Ediciones del diario El Nacional y la revista Tiempo, director y conductor del programa televisivo Fin de Siglo, director y conductor de diversos programas radiofónicos del Instituto Mexicano de la Radio. Ha sido profesor de la UNAM y del instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos (IMRED-SER); dictado centenares de conferencias y participado en numerosos seminarios y coloquios académicos. Actualmente es columnista político dominical de Ovaciones y colaborador de La Jornada Morelos. Es autor de varios libros, entre ellos México en el Mundo;  1968, en sus propias palabras, ¿Qué Hacer? Manual para priistas en desgracia,  Perfil Biográfico de Adolfo López Mateos.


  Imprime este texto


Más Información de Por los caminos de Sancho

Belicosos
Desesperados
Operativo Hank
El poder como arma electoral
Guerra y pol韙ica
Churchill
Desprestigia, que algo queda
縈aniobra?
Cambio
Pactar o no
Cuernavaca

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Otras tres muertes y suman 539 los
decesos por Covid-19 en Ciudad Ju谩rez
| Portada
Lesionan a balazos a mujer
en calles de colonia Chave帽a
| Portada
Atiende Alcalde avances con
reuni贸n de la Mesa de Coordinaci贸n
para la Construcci贸n de la Paz
| Portada
Se vuelan un alto en la 16 y
provocan choque polic铆as estatales
| Portada
Reci茅n nacida sin respiraci贸n
es reanimada por agente municipal
| Portada
Calor intenso hasta con
sensaci贸n de 42潞 C.: PC
| Portada
Ejecutan a joven en Granjas
de Chapultepec; son atrapados
| Portada
Llevan a ni帽o muerto a cl铆nica;
detienen a sus 'dos madres'
| Portada
Sacan ahogado a un hombre de entre
la corriente de la Acequia Madre
| Portada
Matan a uno y hieren a otro
en un yonke de Loma Blanca
| Portada
Asesinan a golpes a lavacarros
en comercio de avenida De la Raza
| Portada
Arde maleza y llantas de desecho
en un bald铆o de colonia Mar铆a Isabel
| Portada
Localiza Protecci贸n Civil a dos
hombres extraviadas en el desierto
| Portada
Cae arbotante y aplasta a un
auto en la colonia Industrial
| Portada
En una tapias da a luz mujer
auxiliada por agentes municipales
| Portada
Alista Municipio reconstrucci贸n de cinco
cruceros en avenida de Los Aztecas
| Portada
Heridas cuatro persona en choque
de autos sobre Perimetral Carlos Amaya
| Portada
Anuncia Presidente Municipal pr贸xima
edificaci贸n de tercera planta de BRP en Ju谩rez
| Portada
Presenta P茅rez Cu茅llar denuncia formal
ante la Auditor铆a para que investigue derroche del gobernador en vuelos privados
| Portada
Tumba automovilista un poste
en Partido Romero y se da a la fuga
| Portada


Gotera

    No hubo de piña¡

               (Láaastima Maaargaritoo¡)

    Salir de la grisura en un tris; qué mayor sueño¡ Es lo que se buscaba.

    Pegar un brinco exponencial, un gran salto cuántico era la idea, y alzarse iluminada por sobre el resto de los mortales en el espacio estatal.

    Pero falló gacho.

    Por mucho que se le metió tiempo, 'carretadas de dinero' y ganas, sonó guango el intento de las ' primarias' (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO)).

    Así al gober Corral le tronó en las manos el instrumento con el que intentaba sacar del anonimato a la abanderada para sucederlo.

    Utaa¡ de haberlo conseguido era como haber logrado una 'segunda vuelta' --también inexistente-- pero adelantada, es decir a la inversa, pues la candidata iría de antemano, de arranque con el respaldo de todos los enemigos y contrarios a Morena.

    Biury, famosa, rica y por todos conocida, por todos, aunque claro, sólo en el rutilante dizque influyente pero pequeño 'círculo rojo'.

    Pero desconocida sí, y así se queda Alejandra, a nivel de lo que realmente importa: la calle. La perrada no la tienen en mente. (sin saber que es a quien le compran cada fin de semana las guamas, el sorronche y la marranilla).

    No había mejor imaginada pirueta que las fallidas primarias, por medio de las cuales se pensaba arrimarle el favor, los votos de uno y otro de los partidos de derecha PanPriPrdMc y así homegeneizar de un trancazo la apetecida naciente imagen triunfadora de la madam.

    Bajo esa machincuepa, la que un día pasaba (pasa?) desapercibida, como por acto de magia, fumm kbrn¡ aparecería al siguiente amanecer como la más popular con un repentino respaldo 'masivo'.

    Es lo que trae verdaderamente zurrado al gobernador, y con razón, pues su gallo, en este caso gallina, tiene todo el apoyo de la partidocracia, plutocracia y aristocracia pero en las encuestas, como estarlo viendo, no aparece.

    Y pues era el plan B...porque no hubo A.


Más Gotera

Leviatán

La playa II


Ram贸n Quintana Woodstock

 

No me ha gustado tanto Cancún, ya que las playas están cerradas... Me hospedé en lugar barato en la zona centro. Las playas que he visitado -repito- están cerradas. Vengo de una que se llama Playa Delfines, se encuentra en la "zona hotelera" una de las áreas más ricas, es muy parecido a cualquier lugar de San Francisco o Los Ángeles, por sus calles limpias y ordenadas y su arquitectura fresca, solo que aquí el agua mejor, es cristalina y de tono azul turquesa, pero la policía federal solo permite tomar fotos pegado al pavimento, es decir en la calle, ya que no permiten ni acercarse a la arena.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Carta al Viejo del Costal

 

Ram贸n Quintana Woodstock

 

Cuídate Viejo del Costal, porque ha llegado un estratega que está reinventando todo, es un personajazo que levanta ámpula en donde se pare, él perfecciona los estándares, los reinventa y los hace a su modo y la gente se le entrega cual torero en el Coso de Insurgentes. Te digo que te cuides porque  es bueno con el lenguaje, maneja a las masas como blandengues, lo que dice siempre causa controversia porque lo que dice es ley, no tiene clemencia (ni prudencia) cuando dice, ni como lo dice, es encantador con las viejitas porque ha revivido palabras que ya tenían epitafio.

 

Mediometro

驴Por qu茅 no hay obra p煤blica importante de Gobierno del Estado en Ciudad Ju谩rez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Ju谩rez merece"
Se guarda el dinero para la campa帽a del '21
Porque el gober se volvi贸 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

驴Nos representa una marca registrada?

 

Juan Hern谩n III Ort铆z Quintana

Algo que me caga, perdón, me enoja, es que me digan que debo hacer.

No me mal entiendan, puedo tener un jefe y seguir sus instrucciones, o reconocer un líder y sumarme a su propuesta.

Lo que me caga es cuando alguien ve que hago algo y sugiere que actúe conforme sus intereses o conocimientos.

Deberían hacer una revista.

En lugar de marchar así, deberían marchar asá.

Deberían buscar un tema que nos afecte a toda la población.

Deberías de haberte quejado por la termoeléctrica.

¿Por qué no dijiste nada cuando fue el problema de Candados Presto?

En lugar de quemar las letras hubieran ido a quemar la estación de policía.

Deberían protestar en contra de mejorar el transporte público.


Mas Juárez

Sind茅resis

Al despuntar la ma帽ana

 

Francisco Flores Legarda


- ¿Qué es Dios?
 -Si lo defines mientes
 Si lo buscas lo pierdes
 Si lo ves te ves

Jodorowsky


El viernes 26 de junio, al despuntar la mañana por el rumbo de las Lomas de Chapultepec, el jefe de la policía de la Ciudad de México -Omar García Harfuch- fue objeto de un atentado. Él resultó herido y dos de sus colaboradores fallecieron. Como es común en el transcurrir de este sexenio, el suceso se convirtió en arma para los detractores del actual gobierno. Esos detractores, que le llaman dictador al presidente de la república, exigen una declaración de guerra en contra de la delincuencia organizada. Un camino fracasado. Nada más recordar la guerra de Felipe Calderón, fue simulación o a medias declaración de guerra, de pacto inconfesado con el crimen. Una guerra traumática cuya lección funesta -que no se ha extinguido- ha sido habituar a la sociedad, en una disposición de resiliencia ante la violencia criminal y sin posibilidades de que la justicia se haga valer.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
[email protected]