cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA:VENTA:Suscribase
Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Masacre


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Día 1.- Un equipo forense alemán investigó una masacre brutal y los resultados de la investigación comienzan a ser divulgados. Luego de prolongadas y exhaustivas pesquisas en la escena del crimen, los expertos emitieron un informe que ha sido calificado como “escalofriante” por quienes lo han conocido.

“El estudio de los restos, que fueron encontrados en el 2006 y están en muy mal estado, ha revelado que las víctimas fueron golpeadas con objetos contundentes […]. Sistemáticamente sufrieron la rotura de la parte inferior de sus piernas”, sostiene el reporte, en donde se indica que “el estudio de las fracturas que les provocaron antes de morir, indican claramente que [las víctimas] fueron torturadas y/o mutiladas cuando ya estaban muertas”, según trascendió en fuentes de la Academia de Ciencias.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

HABLEMOS DE ESTA FOTOGRAFÍA Y QUÉ SIGNIFICA PARA ESTA CIUDAD


Leobardo Alvarado


El sábado pasado, 23 de septiembre, varios ciclistas en un evento organizado por el Colectivo Fixie Beat, colgaron una bicicleta blanca en la ciudad. Una bicicleta que representa una diversidad de elementos que es necesario reflexionarles y así acercarse a lo que estas acciones estarían significando para Ciudad Juárez.

Como se sabe, desde hace ya tiempo los Colectivos de Ciclistas que proponen el uso de la bicicleta como un medio de transporte saludable para el medio ambiente y la gente, están reclamando su espacio en la ciudad. Esta vez, lo hicieron bajo la convocatoria “Homenaje a los ciclistas caídos en Ciudad Juárez”. [1]


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Existen ''presos políticos'' en España?

Germán Gorraiz Lopez

El Tardofranquismo sería hijo del Tejerazo o golpe blando de 1.981 en el que los líderes políticos confinados en el Congreso fueron “invitados” a aceptar un acuerdo tácito por el que se declaraban intocables el establishment asociado al sistema monárquico, al sistema político bipartidista y a la “unidad indisoluble de la nación española” y estaría plasmado en la todavía vigente Constitución de 1.978, Carta Magna que estaría blindada ante cualquier cambio institucional que se pueda producir en el Estado español con lo que se cumpliría una vez más el testamento de Franco : “Todo está atado y bien atado”. El Tardofranquismo sería un anacronismo político que bebería de las fuentes del centralismo jacobino francés y del paternalismo de las dictaduras blandas y que incluirá en su cartografía la llamada “Doctrina Aznar”, distopía que tendría como ejes principales la culminación de la “derrota institucional de ETA para impedir que el terrorismo encuentre en sus socios políticos el oxígeno que le permita sobrevivir a su derrota operativa” y el mantenimiento de la “unidad indisoluble de España “, lo que se traducirá en la aparición de “presos políticos “ en la sui generis democracia española, de los que serían paradigma los 8 jóvenes de Alsasua y los Presidentes de Omnium y Assemblea Nacional Catalana (ANC) junto con Oriol Junqueras y 7 Consellers del Govern catalán.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 

 

  Cartas al Director
Cartas

Envíale una carta al director:

 
Nombre : 
Apellido : 
Email :
Teléfono : 

Su carta al Director

o Comentario:

 
   

''Al buen ciudadano que todos que todos llevamos dentro:''

De Nuestros lectores

 

 

Al buen ciudadano que todos  que todos llevamos dentro:


Como si de una plaga se tratara, la presencia invariable y creciente de hechos  de violencia, sangre, crimen e impunidad pareciera empeñarse en demostrar que en nuestro régimen, la sociedad misma en que convivimos, está condenada a la destrucción.


Así, las consecuencias de los propios hechos han “despertado” a  sectores de la sociedad que, cansados de vivir en la inseguridad, han alzado sus voces para exigir justicia.


Un ejemplo de ello, es lo que señala la BBC Mundo, en un artículo titulado “Javier Sicilia, el hombre que quiere despertar a México”:  El poeta y periodista mexicano, nunca imaginó que encabezaría un movimiento ciudadano contra la violencia por el narcotráfico.


Sin restar valor a las aportaciones de este esfuerzo que ha despertado Sicilia, resulta un tanto preocupante que durante los últimos años solo aquellos que han perdido a un ser querido o cercano son los que convocan a participar en este tipo de movimientos para exigir a los gobiernos –sean del nivel que sean- que actúen eficaz y eficientemente.


Probablemente Marisela Escobedo, Isabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí –tan solo por mencionar algunos ejemplos--, tampoco imaginaron encabezar movimientos ciudadanos contra la violencia; sin embargo, de una situación de adversidad y crisis se elevaron mas allá de los límites para transformarse en inspiración, causa y razón para muchos que decidieron seguirles.


Definitivamente es bueno tener liderazgos que nos llamen a participar; pero más efectivo sería que los ciudadanos tomásemos acción, para ir mucho más allá de tomar las calles en exigencia de paz; la medida sin duda es buena, pero no deja de ser unilateral, se trata de un mecanismo de presión hacia el Estado, cuando la problemática actual toma una dimensión drástica que exige medidas igualmente drásticas, donde sin duda el Sector gubernamental puede y debe fijar directrices, pero todos debemos participar por iniciativa propia y sin esperar a que algo malo le suceda a alguien cercano.


Ya no es suficiente ser ciudadano  a “secas”;  es necesario sacar al buen ciudadano que todos llevamos dentro y no esperar a que algo malo suceda en nuestro círculo cercano para señalar y exigir a nuestros gobernantes que hagan su trabajo, porque por algo quisieron están ahí.


El problema con los crecientes actos de violencia a causa del combate al crimen organizado, no es cosa de meses, ni siquiera de unos cuantos años, se gestó a lo largo de todo un proceso que trajo como consecuencia el fortalecimiento de los grupos criminales a la par del debilitamiento del poder público.


Desafortunadamente, también durante ese proceso, los ciudadanos nos fuimos limitado a ser solo eso: ciudadanos, olvidándonos de ser buenos ciudadanos, conscientes de que ser un ciudadano activo implica mucho más que seguir el guión de deberes y derechos, el cumplimiento básico de las leyes, porque somos parte de una colectividad que pareciera moverse al ritmo del poder y del dinero, ese que ha logrado descomponer por la vía de la corrupción instituciones cuya solidez es indispensable y necesaria; pero que hoy, está casi totalmente ausente.


Y es que parte de esa auto-limitación para ser buenos ciudadanos, se debe a que al no querer cumplir con nuestras responsabilidades, renunciamos por consecuencia a ejercer nuestro derecho a exigir y sobre todo, a participar. 

 

Queda claro pues, que en México se necesitan líderes sociales, pero también se requiere de los buenos ciudadanos; es decir, de mexicanos en toda la extensión de la palabra, mexicanos que no esperen el llamado a participar para hacerlo.   Mexicanos unidos no solo a la hora de exigir, sino para cumplir con las responsabilidades que todos y cada uno tenemos, porque solo de esa manera podremos tener un México mejor.  Ser un buen ciudadano, más que una guía, requiere de voluntad y definición.


Esto, solo es hablando del tema de inseguridad que se vive en México, porque no podemos olvidar que hay muchos otros temas que han requerido del liderazgo de otras personas que nos hagan el llamado a participar.


Resulta imprescindible pues, ponernos a reflexionar seriamente que mientas que los grupos delictivos si están organizados, los ciudadanos hemos permanecido indiferentes y desorganizados; lo cual sin duda, ha sido un factor fundamental para la descomposición de nuestra sociedad.


El abogado y político francés Jacques Delors, quien fuera pieza clave para la consolidación de la Comunidad Europea, señaló en su momento que "La crisis de valores consiste en que en este mundo todo se compra. Defendamos los sueños que el dinero no compra". 

 


Aída María Holguín Baeza
[email protected]
Abril 13, 2011 10:22:23 PM

 


''Apoyemos a Luis Fong''

De Nuestros lectores

 

 

Luis Fong es mi amigo y un luchador social que desde que se inició la narcoguerra expesó su desacuerdo y convocó a expresar el repudio popular con esa medida mediante la campaña No Keremos esa guerra.


Es editor de la revista La Gota y ha publicado varios libros sobre las luchas de los trabajdores chihuahuenses.
Hoy se encuentra muy enfermo, esta grave. Ayer recibí el siguiente mensaje que ahora les envio por si alguno de ustedes desea apoyarlo:

La Gota <http://www.facebook.com/profile.php?id=100001255665149>


Camaradas, nuestro querido compa Luis Fong se encuentra bastante grave, en terapia intensiva, en el hospital general, necesitamos apoyar para conseguir un medicamento bastante caro que le estan solicitando, son 16 inyecciones con un costo m ...ayor a los $10,000 cada una. El número de cuenta al que pueden depositar es 0131499799, Banorte, a nombre de Martha Rocío Martínez Carrera. De antemano gracias por su apoyo... la "clave" para transferencias interbancarias es 072150001314997993, por favor guarden los talones del deposito.

 

Reciban su saludo

 

Tomás Oropeza Berumen
Tadet Economía
[email protected]
Abril 12, 2011 5:05 pm

 


 


''Perniciosa plaga en la Web''

De Nuestros lectores

 

 

PERNICIOSA

PLAGA EN LA WEB

 

Luis Ochoa Minjares

 

  Prensa Latina difundió el viernes que el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU., John Kerry, condicionó el desembolso de 20 millones de dólares adicionales para programas de subversión en Cuba a una "revisión plena" de esos proyectos, presentados con el eufemismo de "pro democracia".

 

  Kerry, dice la agencia internacional, reconoció que este tipo de programas ha costado 150 millones de dólares al contribuyente norteamericano y solicitó que la Oficina de Supervisión del Congreso, que ha investigado el fraude y abuso de esos programas en el pasado, realice otra investigación "sobre la base legal y la eficacia de estas operaciones".

 

Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos ha destinado otros 20 millones para este año, asignados a supuestos disidentes, “blogueros” y “twitteros”, que los reciben a través de intermediarios contratados por el gobierno o agenciados por grupos desde Miami, especies de “ongs” que supuestamente defienden la democracia y los derechos humanos.

 

   No es la primera vez que denunciamos en esta columna el mal uso que se le está dando a la Red de Redes (WEB), ahora utilizada como instrumento político para denostar a la política, a los políticos y a los partidos. Términos despectivos como “partidocracia” y “clase política” son una especie de cantaleta que no se les cae de la boca a los enemigos del progreso.

 

   Al propósito, sería saludable que quienes por ignorancia o mala fe abominan de la política, los políticos y los partidos, leyeran, meditaran y releyeran el extraordinario e ilustrativo artículo editorial del maestro Aquiles Córdova Morán titulado “Los partidos políticos y el interés público”, publicado en la zona editorial del portal “segundo a segundo.com”. Los sacaría de las tinieblas en las que viven.

 

   La utilización impune de la WEB para lanzar y difundir amenazas de muerte a gobernadores, funcionarios, periodistas y empresarios, cuyos autores escapan en su mayoría a la justicia, confirma el uso perverso y demencial que personas y gobiernos panistas irresponsables y criminales hacen de ese maravilloso invento del ingenio humano.

 

 

   Y tan graves como esos mensajes macabros que se difunden por Internet, son los utilizados para desorientar a los electores, infamar a sus adversarios y ensuciar la actividad política, entendida esta como la actividad superior del hombre para convivir y prosperar en sociedad.

 

   Es evidente que la maldad humana y el relajamiento de las buenas costumbres se está adueñando de la Internet, esa maravillosa red de redes ciberespaciales. El más grandioso invento de la inteligencia humana, está siendo paulatinamente infestado por los vicios más degradantes que agobian en estos tiempos al género humano, y ahora por los “twietteros” y “blogueros”

 

   No menos perniciosa es la pederastia, esa diabólica plaga humana que cunde como una verdadera epidemia y tiene asolada a la niñez del mundo, y encuentra en la comunicación ciberespacial uno de los vehículos más eficaces para su incremento y difusión.

 

   Es a través de Internet donde los niños y los adolescentes empiezan a caer en las redes que hábilmente tienden los pederastas. Y mientras no haya una limitante o un control, cualquier infante puede husmear en el ciberespacio a través de Internet, invento que debe estar al servicio de la cultura, de la comunicación y de la elevación del ser humano.

 

   Lo ideal sería que la electrónica y su infinidad de aplicaciones y recursos se pusieran exclusivamente al servicio de las causas más elevadas de la humanidad, tal y como se hace en las universidades e instituciones superiores de investigación y estudio.

 

   Educar políticamente a la juventud en lugar de envilecerla, tendrá que ser uno de los objetivos más nobles de la comunicación global por el ciberespacio. Luchemos por ello.

 

 

TECLAZOS DOMINICALES

 

   DON JAVIER Ortiz nos envía bella letanía por Juárez titulada “El sonido del silencio”, dedicada a Eduardo Esperón delegado de la SCT en Chihuahua, “con la esperanza de que recapacite y defienda a Juárez y no a Burlington, y a Felipe Calderón con la ilusión de que verdaderamente haga que Juárez sea de todos”.

 

“Un silencio desventurado violenta las calles de Juárez. 

 

Un velo de soledad enmascara el rostro de su vida.

 

 Un soplo de desamparo con olor a peligro envuelve el presagio falso de su muerte.

 

Las calles cerradas de sus colonias y las puertas atrancadas de sus casas se constituyen en refugio ficticio de sus habitantes solitarios.

 

De sus residentes temerosos. 

 

Incomunicados y enclaustrados en la duda perniciosa que les niega la fuerza de su voluntad indomable de juarenses.

 

Es el silencio invasor que roba la libertad de quien lo escucha.

 

Acentúa el silencio por contraste el estruendo ya común de las ráfagas de proyectiles asesinos que le han robado a Juárez inocencia e inocentes.

 

Lo acentúa también el bla, bla, bla  inacabable de gobiernos y organizaciones inservibles que mientras más hablan menos logran y más cobijan lo maligno.

 

Resalta el escándalo de la indiferencia del funcionario duro – por feroz no por resistente –  que agazapado en la tragedia de Juárez utiliza un tren como cuchillo para desgarrar aún más las entrañas de su entorno.

 

Para amenazar aún más las vidas de sus gentes.

 

Para desobedecer y descalificar el mandato presidencial de su patrón que ordenó sacar el tren siniestro lejos del corazón de Juárez.

 

Enfatiza el desventurado silencio que violenta a Juárez el tintineo de las monedas públicas que avienta el funcionario a los modernos judas iscariotes que aplauden su infamia.

 

Lo complementa el tintineo adicional de las monedas privadas y extranjeras al caer en el bolsillo del funcionario vendido y desleal.

 

Es el silencio desventurado que violenta las calles de Juárez”. Javier Ortiz.

 

   FINALMENTE, la frase de la semana, extraída de conceptuoso correo enviado por la maestra Verónica Lozano:

 

   La vida no se trata de cómo sobrevivir a una tempestad,  sino cómo bailar bajo la lluvia”.

 

Luis Ochoa Minjares
[email protected]
Abril 9, 2011 12:11 pm

 

 


''Y hablando de pillos''

De Nuestros lectores

 

 

Y HABLANDO DE PILLOS.

 

Lejos están los días en que podía uno pagar 20 centavos por ver la televisión en casa de algún afortunado vecino; quien, por alguna misteriosa razón, tenía la dicha de contar con uno de esos aparatejos… en blanco y negro. Lejos están esos días porque, al día de hoy, en las colonias más depauperadas, sus moradores, por modesta que pueda parecer su condición o torva su catadura, por raquítico su presupuesto, la televisión no falta o por lo menos la antena.

 

La televisión ha venido a sustituir un montón de cosas: La charla de sobremesa, la cena familiar, la convivencia de los domingos, etc. Ahora, entre el futbol y los toros, los programas de variedades o de concursos, los documentales y noticieros, la lucha y el box, las series gringas llenas de sangre y las colombianas llenas de narcos, las películas clásicas y las no tanto, podemos navegar por una gama casi infinita de canales gracias, entre otros, al Cable, al Dish o al Sky.

 

Claro que esto se ha vuelto un exceso; digo, ¿a quién en su sano juicio le puede importar el marcador entre el Jaén y el Málaga? De los partidos del Manchester mejor ni hablar, obvio, ya nos invitarán un día de éstos a la inauguración del Superpichichi -monumento erigido en honor al Chicharito- (y sí, ya lo sé, el Pichichi es un reconocimiento del futbol español pero el nombre de su equivalente inglés lo desconozco).

 

Lo cierto es que muchos de nosotros nos hemos vuelto rehenes del control remoto y con el cuento de que es posible programar la televisión para que nos despierte, nos avise del inicio de un programa o nos lo grabe vivimos pendientes de ella. Nomás se nubla -o la señal se cae- y el estado de ánimo familiar también decae hasta límites insospechados; anda uno como perro sin dueño con el control en la mano, cara de tristeza infinita, arrastrando los pies y si tuviera rabo (o por lo menos lo tuviera más largo), indefectiblemente lo traería uno entre las piernas.

 

La televisión es un diosecillo malévolo y envidioso; exigente y malintencionado.

 

Además, por lo menos en nuestro caso, ha venido a trastornar los gustos familiares; de un tiempo a la fecha, mi mujer sólo ve programas como Sobreviví, Pareja Salvaje, Emergencias Bizarras, Mente Criminal o Actividad Extranormal, -nomás le falta que empiece a ver el motocross-; y yo, ¡Ay, yo!, no sé de dónde me salió el gusto por No te lo pongas, Mal vestidas, Diez años menos, Juicio a la Imagen y Diez Cosas que Odio de Mí. Estamos fregados. Después de todo, ¿para qué diablos le sirve a Adriana saber cómo matar cocodrilos a mordiscos y a mí que enchinarse las pestañas con una cuchara es malo para las pobres pestañas y para el glamour?

 

A donde quiero llegar con estas disquisiciones es al hecho, innegable, de que la televisión ocupa un lugar importante en nuestra vida cotidiana; y, sabedores de ello, dos de los magnates más poderosos de este dolorido país han entablado una lucha en forma en donde los ciudadanos oficiamos de mirones de palo y conejillos de indias. A saber dónde quiera acomodarse usted, apreciado lector, querida lectora.

 

En efecto, hace ya algunos meses, un francés de equívoca presencia se nos muestra paseando un pegito y quejándose de que “las tagifas de teléfono celular son más cagas en México que en Fgancia”. ¿A caso piensa el tarado que no lo sabíamos? Lo sabemos desde hace años y desde hace años las venimos pagando religiosamente porque no tenemos muchas alternativas. Quiero decir que, durante el proceso de privatización a que la Administración Salinista sometió a Teléfonos de México, nunca estuvo dentro de los criterios de dicha administración el interés colectivo. Con el correr de los años queda claro que el único que ganó fue Carlos Slim -lo que lo ha llevado a convertirse en el hombre más rico del Mundo- y, me imagino, algunos funcionarios vivales que dejaron de preocuparse, desde entonces, de lo que iban a vivir ellos y sus tataratataranietecitos. Claro, con el Esternocleidomastoideo de la historia patria, el innombrable, Carlos Salinas de Gortari a la cabeza.

 

Por supuesto que la empresa responsable de esos infomerciales no es otra que Televisa, quien con esa mezquina acción intenta advertirnos de los excesos del consorcio telefónico y calla, para variar, sus propios excesos y despropósitos: Una televisión de paga no muy cara, carísima, con tendencias monopólicas y un poderío tal en la industria de la comunicación nacional que le permite influir en el ánimo del ciudadano promedio a través de mecanismos electrónicos, prensa escrita, revistas, etc. Y cuya demostración palmaria de su poderío es la siguiente: Es la única empresa privada que, hoy por hoy, tiene a su propio aspirante a la Presidencia de la República, el insufrible Enrique Peña Nieto (a) “El Bombón”. Y casado con La Gaviotaaaaaaaaaa además, otro subproducto de la televisora.

 

Dicho en otras palabras: Ésta es la contienda más impúdica en la historia de la televisión mexicana; ¡Qué pugna interna del PRI en los albores de la Candidatura de Carlos Madrazo o en los intestinos del PAN previo a los comicios de 2006! Esta lucha de poder es una de las pugnas más cínicas que registre la memoria colectiva de nuestro País. Mientras estuvieron de acuerdo entre ellos, entre un orondo Slim y el tigrillo Azcárraga -por aquello de que “hijo de tigre, pintito”-, los mexicanos fuimos víctimas de esta mancuerna cómplice en sus afanes de exprimir nuestros bolsillos hasta la infamia.

 

Ahora que surge una desavenencia entre ellos y sus intereses resultan antagónicos, vienen a desenmascarase entre sí para exhibir sin recato alguno las miserias de esa clase dirigente que se caracteriza por una voracidad insaciable. ¡Luego que vengan a vendernos sus fundaciones, sus museos y sus teletones! Ya se los habremos de pagar con sangre… con tinta sangre del corazón.

 

…Y conpermisito, que ya me voy a ver la tele, que ya comienza: Tim Gunn: Gurú del Estilo.

 

 

Luis Villegas Montes.

[email protected], [email protected], [email protected], [email protected]

 

 


''Otros diez años de impunidad''

De Nuestros lectores

 

 

Otros 10 años de impunidad

 

Tal parece que no han sido suficientes los cientos --si no es que miles-- de hechos delictivos que han quedado en la impunidad a causa de los errores y deficiencias del nuevo sistema de justicia penal.

 

En esta ocasión, la impunidad encontró cobijo en el Congreso del Estado donde se dio por terminado el proceso de juicio político contra los jueces que en abril del 2010 exoneraron a Sergio Barraza --asesino de Rubí Marisol--.

 

Un dato que es de llamar la atención, es que no fue hasta después de 8 meses de la exoneración del asesino, y después del homicidio de Marisela Escobedo --madre de Rubí Marisol-- a las puertas del Palacio de Gobierno cuando exigía justicia para su hija, que el gobierno de Chihuahua puso atención a la decisión tomada por los 3 jueces.

 

Casi tres años han transcurrido desde el asesinato de Rubí Marisol, un año desde la exoneración de Sergio Barraza y 3 meses del asesinato de Marisela Escobedo.  Tres años de impunidad que se sumarán a otros 10 “gracias” a la decisión de la Comisión Especial Jurisdiccional del Congreso del Estado de Chihuahua. 

 

Ante la decisión de ponerle punto final al juicio político contra quienes exoneraron a un asesino confeso, el diputado Gabriel Humberto Sepúlveda Reyes, -- Presidente de la Comisión Jurisdiccional--, afirmó que dicha resolución, de ninguna manera puede interpretarse como una decisión que deja el caso en la impunidad.

 

Según lo explicó el Diputado, porque jurí­dicamente el término Impunidad, se refiere a la materia del Derecho Penal, y éste no era el caso.

 

Quizá para los el Diputado Sepúlveda y los otros 23 Diputados que votaron a favor de dar por terminado este caso, no quedó en impunidad de acuerdo al Derecho Penal; pero para millones de simples mortales, sin duda este es un caso más de impunidad en nuestro estado, porque el término impunidad --aquí y en todos los países de habla hispana-- se refiere a la falta de castigo --tal y como lo define el Diccionario de la Real Academia Española. Y este, es un evidente caso de impunidad donde el castigo no llegó.

 

Ciertamente había que seguir un proceso para analizar los elementos de prueba y fincar responsabilidades sobre el actuar de los 3 jueces en el caso Rubí; sin embargo, con este “carpetazo”, no habrá investigación y por lo tanto no habrá castigo.

 

La lamentable y vergonzosa decisión de los Diputados de dar terminado el juicio político porque “sorpresivamente” los tres funcionarios renunciaron, deja también sin efecto la posibilidad de inhabilitarlos hasta por 10 años para ocupar cargos públicos. 

 

Es así, como 24 diputados Chihuahuenses han asegurado al menos otros 10 años de impunidad al dejar la puerta abierta para que 3 funcionarios acusados de dejar en libertad a un asesino confeso, puedan ocupar --sin problema alguno-- cargos como servidores públicos.  Serán entonces, al menos 13 años de impunidad para los crímenes cometidos en contra de una sola familia.

 

La decisión está tomada y los ciudadanos hemos sido burlados nuevamente por la propia “autoridad”.  Ante dicha burla sería bueno preguntarle al Gobernador Duarte a que se refería entonces cuando dijo: “A cada santito le llega su fiestita” --esto en respuesta a la pregunta que los medios de comunicación le hicieron sobre el juicio político--. 

 

También sería interesante preguntarle al Fiscal General del Estado dónde quedo aquello de que “En Chihuahua, el que la hace la paga”.

 

Concluyo en esta ocasión, con una frase del filósofo alemán, Pierre Villaume: "la esperanza de la impunidad, es para muchos hombres una invitación al crimen".

 

 

Aída María Holguín Baeza

[email protected]

Abril 06, 2011 11:02:28 PM

 

 


Hasta la madre

De Nuestros lectores

 

Pedro Miguel, La Jornada

 

 

Juan Francisco Sicilia Ortega no es ni más ni menos importante que cualquier otro muerto de esta guerra estúpida. Puede representar a todos ellos. Dependerá de nosotros, deudos de una nación ensangrentada y desarticulada, que así sea. Dependerá de nosotros que la náusea y la ira tomen un rumbo preciso de acción para detener el baño de sangre que padecemos por obra de los intereses imperiales y de sus socios y ejecutores locales: las mafias políticas, empresariales y mediáticas que en 2006 se vieron ante la disyuntiva de perder el poder o destruir al país, y que optaron por lo segundo.

 

Treinta o 40 mil muertos después, el saqueo regular a la población y al erario, el terror de Estado, la entrega de regiones a grupos paramilitares, la plena disolución de la seguridad pública y los ejercicios de simulación de normalidad democrática han tenido efectos catastróficos en la sociedad: la desarticulación y el desaliento son evidentes y empieza a proliferar una suerte de resignación ciudadana ante el achicamiento, el enrarecimiento y el deterioro generalizados en todos los espacios de la vida, especialmente en el ingreso, la educación, la calle, la salud y la seguridad. Los saldos de 30 o 40 muertos diarios son un trago cotidiano amargo, pero cada vez más familiar. Si hace unos años era exasperante la proliferación de asaltos, hoy esos episodios delictivos ya ni escandalizan, porque se han instalado en nuestras posibilidades adversas el levantón, el tránsito súbito a la condición de “baja colateral”, la decapitación y el desmembramiento.

 

Ni el miedo, ni la desesperanza ni el cinismo han disipado la exasperación y la rabia de vastos sectores de la población ante la destrucción programada del país. Pero, hasta ahora, ninguna de las masacres, ninguno de los robos, ninguno de los atropellos ha logrado congregar el hartazgo nacional ante la administración corrupta, irresponsable, entreguista y cruenta. No lo consiguieron, por diversas razones, los llamados de empresarios prominentes que sufrieron secuestro y asesinato de un pariente cercano, ni los homicidios múltiples en Ciudad Juárez, ni el desprecio oficial por la vida de los niños que murieron quemados en la Guardería ABC, ni el uso faccioso de los aparatos de justicia, ni la cesión a mineras transnacionales de buena parte del territorio nacional, ni el brutal despido de 40 mil electricistas, ni las muestras de connivencia entre el poder público y las organizaciones delictivas a las que dice combatir.

 

El asesinato de siete personas en Temixco, perpetrado la semana pasada por un grupo de la delincuencia organizada, incrustado o no, con vínculos o no, en alguna corporación de seguridad pública, podría ser el detonante para que la sociedad exprese, de manera masiva, inequívoca e indiscutible, el enojo contenido por tantos agravios. El llamado a tomar las calles formulado por Javier Sicilia, padre de una de las víctimas, ha prendido. Mañana, en una decena de ciudades del país, un número incierto de ciudadanos se reunirá para exigir que el gobierno federal ponga un alto al baño de sangre. Ya no es tiempo de experimentos, y nunca debió serlo, porque la materia de experimentación ha sido la vida humana. Ya no debe haber margen de condescendencia o tolerancia ante un régimen que declara una guerra, por ocurrencia propia o por imposición gringa, y que después no sabe cómo perderla, mucho menos cómo ganarla, y que termina diciendo: “yo no fui”.

 

Que no se equivoquen: la responsabilidad política por las entre 30 y 40 mil vidas destruidas –sin contar las de las viudas, los viudos, las y los huérfanos, las madres y los padres– recae en el jefe nominal del régimen; el mismo que, en la hora de la carnicería, se sube a jugar a un avión de la Fuerza Aérea Mexicana y lanza una broma pueril y disociada: “¡Disparen misiles!”

 

La ciudadanía no tiene por qué dirigirse a la delincuencia no gubernamental ni exigirle nada, ni hacerse justicia por propia mano, ni ir a comprar armas de fuego; para eso mantiene –y a qué precio– un aparato gubernamental legal y constitucionalmente encargado de prevenir el delito, procurar justicia y velar por las seguridades pública y nacional. Para eso tiene carretadas de dinero nuestro, para eso detenta el monopolio de la violencia legítima, para eso paga –se supone– un enjambre de sesudos asesores.

 

El llamado es para mañana, miércoles, a las cinco de la tarde. En varias ciudades. En la capital el encuentro será en la explanada de Bellas Artes para partir rumbo al Zócalo. De la ciudadanía depende que el llamado fructifique y que pueda enviarse al calderonato un mensaje civil inocultable y masivo: arreglen como puedan esta idiotez sangrienta o quítense de ahí. Estamos hasta la madre.

 

[email protected] - http://navegaciones.blogspot.com - http://Twitter.com/Navegaciones


Estas leyendo de la carta 1267 a la 1271 de un total de 1271

 

Gotera

    Al sonoro rugir.
    Les toca palpar y taponear en el quirófano las heridas de la metralla por donde se escapa la vida, para eso están hechos. Para lo que no , y nadie lo está, es para enfrentar el terror y claro, le corren millas.
    Lo hacen a diferencia de quienes quisieran, pero no pueden salir porque ahí tienen a sus muertos, sus tierras o sencillamente porque no tienen a donde ir, y se resignan humillados a vivir la eterna pesadilla.
    Lo habían denunciado meses atrás, pero en esta ocasión los estudiantes universitarios recién han dado el ultimatúm acompañado de la renuncia a sus puestos asignados por GobEdo en el servicio social de todas las ramas de la medicina.
    Abandonan las escasas clínicas y hospitales en esa tierra sin ley que son las faldas y los altos de la sierra, incluso pueblos de ya consideradas zonas urbanas.
    Como se ha visto, los pueblerinos pueden seguir gritando, como lo han hecho desde siempre, y no pasa nada porque las bandas de gatilleros y sus mortales afectos son el caos catalogado normalidad.
    Es hasta ahora que se alza la voz de los médicos practicantes cuando el aparato oficial siente algo así como un cuete en el culo...y pues que 'ahora sí', que al margen de milicos y federales, enviarían, habrá que verlo, ejército propio al lado oscuro de la entidad.


Más Gotera


México:
año nuevo,
gobierno viejo

Juan Carlos Martínez Prado

Palabra Mayor

LA ANTEPENULTIMA DE DUARTE

Víctor M. Quintana Silveyra

 

La volvió a hacer. Aunque su sexenio vive sus últimas horas, sigue dando lata. Como el robot de  Terminator I del que ya sólo quedaba una mano con antebrazo mecánico, pero se seguía moviendo para hacer el mal. Así llega César Duarte al final de su gobierno.

Si varias organizaciones de la sociedad civil le impidieron a los serviles diputados imponer la reforma constitucional para crear un sometido Consejo de la Judicatura el jueves pasado, el Congreso vuelve a convocar a período extraordinario para el próximo lunes con ese punto en la agenda. Duarte quiere a toda costa salirse con la suya. Burlase del Pueblo de Chihuahua una y otra vez, hasta el último segundo antes de entregar su agonizante mandato.



Más Palabra

La Nota Nostra

En honor a los mensos

 

Ramón Quintana Woodstock

 

De los personajes más famosos en el país mexicano fue un pintor de nombre Diego María de la Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de la Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez. Formó parte de un grupo de muralistas revolucionarios que planteaban un nuevo orden social; no solo en el arte, también en el sistema de gobierno que ya se venía acomodando en la Europa lejana. La política adquiría un nivel de primacía gracias a la propaganda que se desplegaba a través de lo murales que plasmaban Rivera, Siqueiros y Orozco….

 

Más nota

Mediometro

¿A qué obedece el repunte violento con hasta 80 ejecuciones por mes?
No hay tal, es el nivel 'normal'
Falta, o no hay trabajo ministerial
Hay 'arreglo' con gente de la Fiscalía
Faltan armas y capacitación policial
Quieren, no pueden; simple ineficiencia
Ni quieren ni pueden, el hampa los supera
Es ineficacia de la policía preventiva
Aún es parte de 'la guerra vs el narco'
No importa: 'se están matando entre ellos'
     Resultados

DesdeJuárez

Cosa buena, cosa mala

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Hemos empezado mal.

También bien, pero mal.

Me explico y seré breve.

Por un lado tenemos el hecho de que la ciudad se cae a pedazos, literalmente, se abren boquetes bajo los autos o camiones. Lo he visto con estos malditos ojos que se comerán los gusanos. Otro hecho es que no tenemos una total cobertura de alumbrado público. Otro más, que la policía no alcanza a vigilar  toda la ciudad para proteger a la ciudadanía, por eso tiran tantos cuerpos por las calles, al menos uno al día y eso es terrible. Los servicios de salud, de bomberos, de transporte público, no cubren toda la ciudad.

No son percepciones, son hechos.

¿Por qué sucede esto?


Mas Juárez

chileKNqueso

El gran teatro de la política

 

Francisco Flores Legarda

 
“La historia es la maestra de nuestras acciones.”
Nicolás Maquiavelo


Sin duda alguna el sexenio que está a punto de llegar a su fin ha sido un episodio que ha dejado huella dentro de la historia de México. Más allá del partidismo tenemos quever los hechos de la forma en la que se han suscitado, hablar de Peña Nieto es hablar del presidente de pantalla, ese al que su carrera política la dejaron en segundo término durante su campaña para convertirlo en una marca registrada de la televisión, es una novela que se vive desde los pinos.


Mas chileKNqueso

 

 

© Copyright 2017, Arrobajuarez.com.
[email protected]