Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA:VENTA:Suscribase
Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Tan lejos de Dios y tan cerca de Trump…


Miguel Ángel Sánchez de Armas


A propósito del yihadismo antimexicano que Donald Trump lidera con el ardor de un predicador evangélico, no está por demás recordar el sabio consejo de George Santayana: quien olvida el pasado está condenado a repetir sus errores. Aquí una viñeta de cómo se las gastan estos hijos del Tío Sam y de los dos James, Monroe y Polk.
En abril de 1914, el presidente Woodrow Wilson, sin previa declaración de guerra, ordenó a su armada tomar el puerto de Veracruz. Fue una invasión disfrazada de “ayuda a la democracia mexicana”, para evitar que Victoriano Huerta recibiera un cargamento de armas y municiones alemanas. Muchos mexicanos murieron en defensa de su país. Los adolescentes de la Escuela Naval, equipados con armas vetustas, fueron acribillados por un ejército experimentado y bien pertrechado.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LAS ELECCIONES EN MÉXICO EN MEDIO DE UNA GUERRA CULTURAL


Leobardo Alvarado


Las campañas electorales para elegir presidente de la república inician, junto con también las campañas para elegir los próximos gobiernos locales. Asimismo, para elegir la cámara de diputados y el congreso federal. El próximo domingo en Juárez comienza su campaña Andrés Manuel López Obrador[1], en un gesto simbólico con la historia pasada; aunque parece hasta ahora ha olvidado pronunciarse por la historia reciente. Es decir, temas como el feminicidio o la violencia homicida que ahora en marzo estaría cumpliendo diez años desde que en 2008 impactó de manera brutal la ciudad; se supone, deberían estar presentes de manera clara en su discurso.

El problema Cambridge analytics y la utilización de los datos de los usuarios de Facebook, vino a revelarnos que estamos en una guerra mundial que se libra en campos de batalla que la mayoría de la gente no registramos. Es una guerra sorda en que nos encontramos inmersos sin saber cuáles son sus efectos, tanto en lo colectivo como lo individual. Es una guerra cultural, según lo definió Christopher Wylie, en el NYTIMES, dando seguimiento a la manipulación de la información de los usuarios de Facebook[2]. Esta guerra en Estados Unidos logró influir para poner al presidente Donald Trump. En ese sentido debemos preguntarnos cómo aterriza esa guerra en nuestra vida cotidiana, y cómo, pronto esa guerra se intensificará conforme se acerque el día de la elección en México.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Hacia una Revolución Multicolor en Nicaragua?

Germán Gorraiz Lopez

Asistiremos en el Trienio 2018-2020 a la irrupción en el escenario geopolítico de América Latina de una nueva ola negra involucionista que consistirá en la implementación de “golpes de mano blandos“ con el objetivo inequívoco de sustituir a los regímenes insensibles a los dictados de Washington (Nicaragua, Ecuador, Venezuela y Bolivia) por regímenes militares autocráticos tutelados por EEUU.

EEUU, Nicaragua y las “guerras no convencionales”

Petrocaribe fue creado en 2005 por iniciativa de Venezuela con el objetivo de suministrar combustibles a los países miembros en condiciones ventajosas de pago, como créditos blandos y bajas tasas de interés y estaría integrado por 18 países (incluidos Honduras, Guatemala, Cuba, Nicaragua, República Dominicana, Haití, Belice y una decena de islas del Caribe) y según las autoridades venezolanas, el país exporta 100.000 barriles diarios a los países del bloque que generaban una factura de 4.000 millones de dólares, de la cual una parte se paga en "efectivo" y el resto estaría subsidiado. La nueva estrategia de EEUU sería estrechar lazos comerciales y militares con los países de Petrocaribe ante el peligro de contagio mimético de los ideales revolucionarios chavistas al depender en exclusiva de la venezolana Petrocaribe para su abastecimiento energético, empezando por el presidente dominicano Danilo Medina.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 

 

  Cartas al Director
Cartas

Envíale una carta al director:

 
Nombre : 
Apellido : 
Email :
Teléfono : 

Su carta al Director

o Comentario:

 
   

''El colmo de la desfachatez''

De Nuestros lectores

 

 
 
El colmo de la desfachatez

En la página 9 B de la edición de El Heraldo de Chihuahua correspondiente al jueves 5 de mayo de 2011 aparece una esquela firmada por César Duarte Jáquez, gobernador del estado, y su esposa Bertha Gómez de Duarte.
 
En ella ambos dicen lamentar “profundamente el sensible fallecimiento”, debido a la influenza, de mi viejo amigo y camarada Luis K. Fong Fierro, escritor  y uno de los organizadores de las Kaminatas contra la muerte.
 
Como amigo desde hace cuatro décadas de Luis K (con quien incluso compartimos alguna vez el techo, el pan y la sal) no acepto  sus condolencias, señor Duarte. Déjese de hipocresías. Por omisión o comisión, sus manos están tintas de sangre. ¿Se acuerda de Marisela Escobedo? Fong jamás fue interlocutor suyo. Nunca cobró chayote en su oficina de Comunicación Social. Era una persona íntegra.

He aquí el texto del último epigrama que escribió Luis K dedicado a usted. Ni más ni menos que a usted, Duarte Jáquez. Habla por sí mismo:

“Para evitar que a los ninis
los recluten criminales,
los convierte sólo en milis,
es decir, en animales.”


Óscar Enrique Ornelas Hernández (periodista cultural)
Tomás Oropeza Berumen (periodista político y profesor de la UNAM)

Chihuahua/México DF, a 5 de mayo de 2011
 

--
Lea Síntesis de Coyuntura

http://hormigarebelde.blogspot.com
 
 
 
Tadet Economía
Mayo 7, 2011 6:29 am

 


La Marcha por la Paz y el discurso de la guerra

De Nuestros lectores

 

Daniel Higa, IBTimes

 

 

Ayer inició en Cuernavaca la Marcha Nacional por la Paz, movimiento que empieza a tomar forma como un conglomerado social que alberga las necesidades de manifestarse, reclamar y colaborar para cambiar la realidad de violencia que vive el país. Con un itinerario extenso, la caminata tiene como objetivo llegar a la Ciudad de México y el domingo harán un mitin en el Zócalo capitalino.

 

Esta marcha fue convocada por Javier Sicilia y en donde participan personajes como Raúl Vera, algunas ONG's y la sociedad civil y tiene como fin último convocar a los ciudadanos a participar y obligar a las autoridades, al crimen organizado y a todos los involucrados en esta era de muertes y sangre, a cambiar su postura y plantear nuevos caminos para la "refundación de México", como lo llamó el poeta y periodista líder de este movimiento. 

 

Pero unas horas antes de que saliera el contingente del estado de Morelos hacia el DF, el Presidente Felipe Calderón apareció en cadena nacional para dar un mensaje a la ciudadanía en donde habló de la necesidad de seguir por el mismo camino, de la fortaleza con que ha actuado su gobierno para enfrentar al crimen organizado y para transmitir ánimos -al menos eso parecía- a la sociedad de que las cosas sí pueden cambiar.

 

Nuevamente nos enfrentamos a dos puntos discordantes. Por un lado, el justo reclamo de un padre al que asesinaron a su hijo y que por su posición pudo activar un movimiento social que crece poco a poco y parece que ha impactado en las cúpulas del poder. Del lado opuesto, un discurso oficial lleno de adjetivos que enarbolan una realidad que ante los ojos de la gran mayoría de la sociedad no existe.

 

Dice el Presidente: "dar marcha atrás -con referencia a la lucha contra el crimen- significa empeorar las cosas. Si nos retiramos, vamos a dejar que gavillas de criminales anden sueltos impunemente en todas las calles de México, agrediendo a la gente y sin que nadie los detenga". Y la pregunta sería, ¿en la realidad no es esto  justamente lo que está pasando?

 

Porque las detenciones de todos los presuntos culpables de los crímenes como los de San Fernando no han detenido la violencia. La captura y la muerte de algunos capos famosos no han mermado la actividad de los cárteles. Y peor aún, esto es precisamente lo que ha provocado que emerjan más grupos y pandillas,  más violentos y sanguinarios y sin la más mínima posibilidad de controlarlos o destruirlos por parte de las autoridades.

 

Y con referencia al asesinato que originó la Marcha Nacional por la Paz, Calderón argumentó que "otro caso que nos ha agraviado profundamente, es el artero asesinato de siete jóvenes ocurrido, recientemente, en Temixco, Morelos. Es un hecho que ha sacudido la conciencia de la sociedad".

 

Efectivamente, este hecho como muchos otros ocurridos en Ciudad Juárez, Monterrey y otras ciudades en donde se han presentado asesinatos masivos de jóvenes, han conmovido a la sociedad. Pero también porque el propio presidente aseguró en casi todos estos eventos que los muchachos muertos eran miembros del crimen organizado, algo que desmintieron las familias y que pareció una manera muy sórdida de justificar los asesinatos por parte del gobierno federal.

 

Con ejemplos como este de insensibilidad oficial, el discurso mediático del Presidente parece estar fuera de tiempo o más bien, sin fundamento alguno para tener un impacto positivo en la sociedad. Porque lo que contenía el grueso del último mensaje ya la sabemos, que los policías están coludidos con los criminales, que hay una gran cantidad de detenciones y que van "a pagar por sus actos", que esta lucha es la única manera de acabar con la violencia, etc; pero nada de esto ha tenido un resultado palpable en la realidad.

 

Lo interesante de este acto presidencial no es el contenido del discurso sino la intención o la necesidad de justificar nuevamente su estrategia de enfrentarse con los grupos del crimen organizado. Y esto se da justo cuando Sicilia y un grupo de intelectuales y ONG's fueron capaces nuevamente de convocar a una marcha para presionar justamente a las autoridades de revisar las formas y las consecuencias que ha causado esta "lucha contra el crimen organizado".

 

¿Cuál de los dos actos tendrá más impacto en la opinión pública: la marcha o el discurso? ¿La voz del pueblo o la voz oficial? Y lo mejor de todo, ¿esta marcha será capaz de organizar verdaderamente a la sociedad y conformar un grupo unificado en donde todos los ciudadanos estemos representados y se conforme en una nueva esperanza de renovación para México?

 

Al parecer, esto es lo que verdaderamente preocupa a Calderón y a su gabinete, no tanto el hecho de que se manifiesten o caminen por algunas carreteras del país portando mantas y cargando el dolor que dejaron sus muertos; sino la posibilidad de que la sociedad por fin se organice, se haga responsable y tome el poder que le corresponde en el sentido de exigir, enjuiciar y sancionar a las autoridades que han provocado por acto u omisión, este baño de sangre que ya casi llega a 40 mil muertos....

 

Y un movimiento de dimensión nacional, bien organizado y sin fines de lucro, aterra a las autoridades, ya que no hay que olvidar los tiempo electorales que ocupan sus agendas con las elecciones de este año y las presidenciales del próximo; por eso el Presidente intenta equilibrar las percepciones con discursos que en el fondo siguen siendo los discursos de la guerra...


''Marcha del silencio por la justicia en Juárez''

De Nuestros lectores

 

 

MARCHA DEL SILENCIO por la JUSTICIA EN JUAREZ


AMIGOS Y COMPAÑEROS.

 

ES INDISPENSABLE QUE LOS QUE HAYAMOS SIDO VICTIMAS DE LA GUERRA EN JUAREZ, PERDIENDO ALGUNA PERSONA  APRECIADA, O ALGUN PARIENTE, O AMIGO,  VAYAMOS A ESA MARCHA.

 

Y A TODAS DONDE  SE EXIJA QUE SE HAGA JUSTICIA A NUESTROS CAÍDOS.

 

YO VOY A ASISTIR EXIGIENDO JUSTICIA PARA LUIS CARLOS Y PARA MANNY ARROYO, Y LLEVARE LAS FOTOS DE AMBOS. MARCHARE EN SILENCIO, PERO  HABRÁ ALGUIEN QUE LES DE ROSTRO A ESTAS DOS VICTIMAS  QUE MURIERON A CAUSA DE LAS CONDICIONES DE TOTAL IMPUNIDAD QUE GENERÓ ESTA GUERRA.

 

EN OTRA CIUDAD, O EN OTRO PAÍS ELLOS ESTARÍAN VIVOS. SE LOS ASEGURO.

 

Y CADA UNO DE USTEDES QUE HA SUFRIDO UNA PERDIDA SIMILAR, IMPRIMAN UNA FOTO DE ELLA O EL Y DENLE CUERPO, QUE ADQUIERA ROSTRO, QUE SALGA DE INVISIBILIDAD EN QUE LOS DELINCUENTES Y LOS POLICÍAS QUIEREN MANTENER A NUESTROS MUERTOS.

 

QUE SALGAN DEL SILENCIO Y CAMINEN CON NUESTROS PIES.

 

PRESTEMOS A ELLOS  POR UNAS HORAS NUESTRO CUERPO, ES LO MENOS QUE NOS PIDEN, QUE NO LOS OLVIDEMOS.

 

LOS INVITO A QUE CADA UNO DE USTEDES HAGA LO PROPIO. AYER FUIMOS POCOS PERO HOY  SEREMOS UN POCO MAS QUE ANTES Y MAÑANA SEREMOS MAS Y MAS, HASTA QUE MARCHEMOS LOS DOLIENTES DE LAS 8,000 VICTIMAS DE ESTAS CIRCUNSTANCIAS, CIRCUNSTANCIAS DE IMPUNIDAD Y CRIMEN QUE  DEBEN ACABAR

¿COMO?

 

SIMPLEMENTE RESTABLECIENDO EL IMPERIO DE LA LEY.
.

-ESTA ES LA INVITACION OFICIAL.

 

A la comunidad de Cd. Juárez

En respuesta al llamado de Javier Sicilia a unirnos nacionalmente en una Marcha Nacional por un México con Paz, Justicia y Dignidad, les convocamos a unirnos en los actos de solidaridad con las víctimas y exigencia de justicia y paz para Juárez y el país:

MARCHA DEL SILENCIO por la JUSTICIA EN JUÁREZ

Día: Sábado 7 de mayo de 2011 Hora: 10:30 AM
Recorrido: De la explanada de la Presidencia Municipal al Monumento a Juárez. Lleva tus pancartas, mantas y cartulinas con tus consignas y reclamos de justicia y paz. En el monumento se realizará un acto de memoria por las víctimas de la violencia.

Pasa la voz y caminemos juntos y juntas por la justicia y la paz

Centro de DH Paso del Norte, Red Mesa de Mujeres, Movimiento Pacto por la Cultura, Centro de Pastoral Obrera, Organización Popular Independiente, Cosyddhac, Plan Estratégico de Juárez, Comunidades Eclesiales de Base, Cáritas Diocesana de Cd. Juárez, Centro de DH del Migrante, Frente Plural Ciudadano, Comité Médico Ciudadano, Centro de Estudios Ecuménicos, Red de Infancia y diversos grupos y colectivos de nuestra ciudad.
--

 

Gustavo De la Rosa
[email protected]
Mayo 6, 2011 9:09 am
 

 


Caminar en silencio para gritar ¡ya basta de la guerra!

De Nuestros lectores

 

Pietro Ameglio, Proceso

 


Caminar como expresión de una determinación moral y material, de la firmeza de un objetivo: no dejar pasar más la raya de la “frontera moral” nacional en lo inhumano y violento; caminar como sinónimo de un hartazgo y dolor ya insoportable ante una guerra civil (Montemayor dixit) que como sociedad civil nunca aprobamos.

 

Desde de finales del siglo pasado hay un vuelco radical en torno de la identidad de las bajas humanas en las guerras. En la Primera Guerra Mundial, por ejemplo, 15% de los muertos fueron civiles; en la Segunda, la cifra aumentó a 50%, y en la primera de Irak –la de 1991–, se elevó dramáticamente a 90%.

 

En las tres iniciativas que lanzó al país el pasado 13 de abril en el Zócalo de Cuernavaca, el poeta y activista no violento Javier Sicilia propone que nuestra sociedad civil asuma un mayor protagonismo para detener esta etapa de la guerra que nos atraviesa; su propósito es, lo antes posible, hacerla regredir al terreno de las soluciones no armadas.

 

Para lograrlo, es preciso seguir los consejos de Gandhi, quien dijo: “Por mucho tiempo pensamos que el poder venía sólo de las asambleas legislativas… (Pero) esta creencia es un grave error causado por la inercia o por una especie de hipnotismo. Un estudio superficial de la historia inglesa nos ha hecho pensar que todo el poder llega al pueblo por los parlamentos.

 

“La verdad radica en que el poder está en la gente y es confiado momentáneamente a quienes ella puede elegir como representantes propios. Los parlamentos no tienen ningún poder y ni siquiera existencia independientemente del pueblo. Convencer al pueblo de esta sencilla verdad ha sido mi tarea en los últimos 21 años. La desobediencia civil es el depósito del poder.”

 

Es claro que la suma mecánica de estas acciones no constituye una estrategia para detener tanta violencia en el país. Nos toca enriquecer las acciones entre sectores de la sociedad cada vez más amplios; es un punto táctico en la acumulación de fuerza moral y material para frenar la impunidad e inhumanidad que priva en el país.

 

La primera acción propuesta es comenzar a darle nombre e identidad a los muertos y desaparecidos durante esta guerra; ir construyendo una memoria viva y activa desde abajo para que esos muertos dejen de ser anónimos, culpabilizados, o se reduzcan a la simple estadística de los “daños colaterales”. Lo deseable es que se sepa a nivel masivo cómo murieron y se les haga justicia.

 

Así, la tarea de llenar las plazas y lugares públicos simbólicos con placas e historias de esos jóvenes (que son la mayoría de las víctimas), niños, ancianos, hombres y mujeres a lo largo del país, es sólo un primer paso. El segundo consiste en una marcha-caminata de cuatro días (que se realizará del jueves 5 al domingo 8) al corazón de la nación mexicana, al centro de sus poderes: al Zócalo-Tenochtitlan.

 

Caminatas largas y simbólicas ha habido muchas: la de la sal de Gandhi en la India; la de los comunistas en China; la del millón de Martin Luther King; la del líder chicano César Chávez a Sacramento; la de la Minga colombiana; la de la Dignidad del doctor Salvador Nava; la del Color de la Tierra de los zapatistas… No se trata sólo de una marcha de Cuernavaca al Distrito Federal, sino de movilizaciones y acciones paralelas no violentas en muchas ciudades del país y el mundo, que ayuden a crear una gran presión social.

 

La movilización a la que convocó Sicilia es importante para crear un estado de agitación y reflexión colectiva continua durante esos días en todos los rincones del país. El propósito es que, como bola de nieve social, contribuya a ampliar una gran columna de la protesta y propuesta nacional que avance desde Cuernavaca; que, como una marea de la dignidad y la firmeza de la sociedad civil nacional, bajo el lema “Estamos hasta la madre. ¡Alto a la guerra! Por un México justo y en paz”, en otros puntos de nuestro territorio también haya actividades.

 

Cada día de marcha se irá corriendo la voz en todos los rincones del país: “Ahí va la ‘bola’ hacia el DF”, similar a la expectativa que generó la marcha gandhiana de la sal; en la medida en que avanzaban los días en la India, la gente decía: “Ya están cerca, qué pasó hoy… En esta ocasión será un levantamiento nacional de la indignación moral.

 

A partir del asesinato de Juan Francisco Sicilia Ortega y sus amigos, la sociedad civil está pasando del terreno de la solidaridad al de la lucha, pues los cuerpos están en una situación distinta, ya que todos hemos podido visualizar más de cerca nuestra propia vulnerabilidad. Se “tocó” a la clase media, y entonces la gran determinación de ese cuerpo agredido hizo que ésta y los demás sectores salieran masivamente a la calle, sobre un piso de gran hartazgo social.

 

La muerte de estos jóvenes significó la acumulación de las 40 mil muertes que permanecían en el silencio, la amenaza, la vergüenza y el terror. Esta convocatoria significó la ruptura de ese terror y la posibilidad de que el dolor social se hiciera acción colectiva.

 

Javier Sicilia ha insistido también en que sea una marcha-caminata de silencio. El silencio es un arma moral y no violenta que habla; no es el “silencio de los sepulcros”, sino el grito de indignación de los vivos que luchan para que no haya más sepulcros inútiles. No se trata de un silencio pasmado, aterrado, sino activo, de lucha. Es un silencio incluyente que une, que ayuda a escuchar y organizarnos, a tomar conciencia de la catástrofe o emergencia nacional en que nos hallamos, una señal de luto por el piso de sangre de 40 mil muertos sobre el que todos caminamos en México. Un ejemplo reciente en nuestra historia de un silencio combativo y esperanzador es el de las comunidades indígenas autónomas chiapanecas desde 2003.

 

A este silencio va unida otra idea central: la búsqueda de la verdad. Gandhi llamaba a la no violencia justamente “la fuerza de la verdad” y eso es lo que gran parte de la sociedad mexicana está buscando: saber la verdad. ¿Por qué hay 40 mil muertos, 10 mil huérfanos y 250 mil desplazados sólo en Juárez, miles de desaparecidos, y el gobierno habla de paz? ¿Quiénes son los asesinos de los cuatro jóvenes de Cuernavaca, de los seis miembros de la familia Reyes, de Marisela Escobedo y de Susana Chávez; de los 16 jóvenes en Salvárcar, Chihuahua; de Betty Cariño y de Jiri Jaakkola; de los 48 niños de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora?

 

¿Por qué se destinan seis veces más fondos a la guerra que al combate a la pobreza, si hay 8 millones de jóvenes que no pueden estudiar ni trabajar? ¿Por qué no se ha enfrentado seriamente el lavado de dinero y la autonomía del Poder Judicial?

 

A lo largo de la historia las masas siempre han tenido la capacidad de identificar símbolos, así como objetivos claros y sencillos a corto plazo. Dos símbolos clásicos de grandes marchas han sido la de la sal en la India (marzo 1930) y la del Color de la Tierra emprendida por los zapatistas (2001). En estos momentos el símbolo es otro: los muertos y desaparecidos. Iremos a la marcha con los nombres de los muertos y desaparecidos de cada estado, con sus fotos, para “visibilizarlos”. Marcharemos juntos vivos y “muertos” para exigir paz, verdad, con justicia y dignidad.

 

Pero también es importante no autoengañarnos ni crear falsas ilusiones, o reforzar un mesianismo que todos sabemos que no lleva más que a caciquismos y caudillismos estériles y aun violentos. Con estas acciones no se va a detener la guerra en el corto o mediano plazo, pero sí se va a ir, como bien señala Javier Sicilia, “reconstruyendo el piso de la nación, que está totalmente desgarrado por tanta violencia, en un estado de emergencia nacional”, sobre el cual se podrán situar todas las demás demandas sociales.

 

Sin embargo, este nuevo ¡Ya basta! civil y pacífico tiene como desafío irse transformando en algo organizado y estratégico, que no puede depender de la iniciativa, como en parte hasta ahora, de una o varias figuras centrales con alta acumulación moral pública. Lograr esta articulación y suma organizada positivamente, con pluralismo, respeto, libertad y creatividad, será la posibilidad de pasar de una etapa de movilización a una de movimiento social.

 

El paso final de esta etapa de lucha civil y pacífica será construir una especie de “pacto”, como sostienen muchos, primeramente entre la sociedad civil, y luego con las otras fuerzas sociales del país, con una serie de pocas y muy concretas acciones básicas sobre la seguridad, economía, justicia…, que hay que asegurarse sean cumplidas por los responsables. El pacto nace de la crisis del modelo de representatividad política, donde la clase política no representa ni escucha a nadie.

 

Estamos ante un parteaguas en nuestra historia actual, la foto de la disyuntiva es: por un lado, el sistema trata de imponer la ley de seguridad nacional que atenta contra toda forma de los derechos humanos y militariza más al país; por el otro, estas movilizaciones masivas civiles y no violentas por la paz con justicia. Guerra o paz.

 

 Por eso hay que marchar ¡ya! Es hora de levantar la voz y el cuerpo, unirnos en un ¡Alto a la guerra en México!

 


''Una amnesia estratégica (segunda parte)''

De Nuestros lectores

 

 

 

UNA AMNESIA ESTRATÉGICA. SEGUNDA PARTE.

 

 

Según apunta CSG, junto a los neoliberales, los tradicionales grupos de poder se dieron a la tarea de rescatar las cuotas perdidas durante las reformas salinistas; esta “Nomenklatura” (así los llama) priísta, se beneficia del populismo autoritario tanto como del neoliberalismo. En palabras de Salinas,[12]

 

¿Qué hay de cierto detrás de esos desatinos que reitera hasta el hartazgo en su obra más reciente “Democracia republicana. Ni Estado ni mercado: Una alternativa ciudadana”?[14] Empero no basta con que yo lo diga; invito a mis queridos lectores y lectoras a acompañarme en un brevísimo recorrido por las siguientes páginas y sitios de Internet:

 

Si hablamos de la soberanía nacional, baste recordar a la pobre Revolución Mexicana (tan llevada y traída en los últimos meses). Friedrich Katz, en su obra: “La Guerra Secreta en México”,[17]

 

¡Ah! Pero si esa tesis resultara inaceptable, reparemos en el dicho del propio CSG quien afirma categórico que, entre 1970 y 1982, la deuda externa de nuestro País se quintuplicó pues pasó de 20 mil millones de dólares a 100 mil.[20]

 

El de la migración tampoco es un tema donde le asista la razón; con cifras del Consejo Nacional de Población (CONAPO), tenemos que la migración de mexicanos a los EUA, expresada por décadas, se detalla en la gráfica siguiente:[21]

 

 

 

 

 

Esta información[22] demuestra la falsedad de la tesis del Innombrable; de esos datos se extrae que después de la crisis económica de 1995, el flujo de migrantes mexicanos a los EUA aumentó a un ritmo inesperado. Mientras que en los 60 emigraban alrededor de 28 mil personas al año, para 1995-2000 esta cifra era de 360 mil en promedio. En este punto el innombrable parece acertar. Empero, examinando estas mismas cifras con más detalle, tenemos que: No existe un crecimiento atípico durante 1995-2006, entre 1960 y 1995 el crecimiento fue superior al 1000%, en el lapso de 1980-1990 -comparado con el de 1990-1995- la migración ¡creció en un 25% aproximadamente! (Justo en la época de mayor “esplendor” del Salinato), se aprecia una tendencia constante de migración de connacionales y comparando los lapsos 1995-2000 y 2000-2003, el índice de crecimiento ¡fue de apenas el 8%!

 

Continuará…

 

 

Luis Villegas Montes.

[email protected], [email protected],

[email protected], [email protected]

 



[2] Op. cit. Pág. 39.

[3] Op. cit. Pág. 61.

[4] Op. cit. Pág. 66.

[5] Op. cit. Pág. 85.

[6] Op. cit. Pág. 87.

[7] Op. cit. Pág. 139.

[8] Op. cit. Pág. 92.

[9] Op. cit. Pág. 102.

[10] Op. cit. Pág. 154.

[11] Op. cit. Pág. 161.

[12] Nota publicada en El Universal, el 26 de mayo de 2006, con el título: “Las mexicanas, feas y bigotonas: Tiziano”.

[14] Págs. 136, 143,144 y 158; de ellas se desprende la cercanía de Enrique Peña Nieto y CSG.

[15] KATZ, Friedrich. (1983): “La Guerra Secreta en México”. Tomos I y II. 4ª. edición. Ed. Era. México.

[16] (Salinas, 2010:490).

[17] MENDÍVIL LÓPEZ, Leopoldo. (2010): “Secreto 1910”. Ed. Grijalbo. México.

[18] (Salinas, 2008:43).

[19] Énfasis añadido. SCHERER GARCIA, Julio y MONSIVÁIS, Carlos. (2003): “Tiempo de saber.

Prensa y poder en México”. Ed. Nuevo Siglo. México. Pág. 290.

[20] Énfasis añadido. ELIZONDO MAYER-SERRA, Carlos. (2011): “Locales y extranjeros” en revista

Nexos. Abril de 2011. No. 400. México. Pág. 76.

[21] http://www.uia.mx/web/html/actividades/sexenio/SaldoDeLaAdministracion.pdf

[22] 28 mil, 138 mil, 235 mil, 296 mil, 360 mil y 390 mil personas por año.

 

 


Vaya estado de derecho ... ¡Ya es tiempo de que esto cambie!

De Nuestros lectores

 

Julián LeBarón y Adrián LeBarón; La Jornada

 

 

Si pudiéramos preguntar a los 40 mil muertos de la guerra contra el narcotráfico qué son los derechos, quizás llorarían o a lo mejor reirían. Especialmente si desde donde estén pudieran ver su cuerpo desmembrado y su cabeza en un cerco…

 

¿Qué pensarán de los derechos los amontonados en fosas clandestinas antes de dejar de respirar? ¿Qué piensan sus familias cuando desaparecen y su afecto y temor quedan en un limbo inconcluso e indefinido, esperando en la incertidumbre que en la siguiente fosa los siguientes huesos sean los que finalmente les den tranquilidad? Ese es el caso de nuestro cuñado Alfredo, de nuestro tío Raúl y de miles de personas más, a quienes por ser víctimas se les estigmatizó con la crueldad doblemente ofensiva de suponer que son criminales, sin pruebas, ni juicio, ni razón.

 

Los temores y ambiciones de unos cuantos, junto a la complicidad ciudadana, han hecho a su medida lo que llaman el estado de derecho. El estado de derecho de Juan Francisco Sicilia y sus amigos; el estado de derecho de nuestro amado hermano y amigo Benjamín LeBarón y Luis Widmar; el estado de derecho de las viudas y huérfanos; el estado de derecho que le ofrecieron las instituciones de Chihuahua a Marisela Escobedo; el estado de derecho de Rubí Marisol; el estado de derecho de los jóvenes de Salvárcar; el estado de derecho de Paola Gallo, de Fernando Martí, de Hugo Alberto Wallace, de Etzel Maldonado y decenas de miles de asesinados más. El estado de derecho que ha sobrepasado toda la verdad, al grado de ser insensible a la infamia, al genocidio, al holocausto y la vergüenza.

 

¿Cómo se piensa en derechos cuando un inocente bebé es asesinado dolosamente con tiro de gracia por la mala fortuna de estar con un familiar o en el lugar y momento equivocados? Tal como ha pasado en Creel, en Ciudad Juárez y otros lugares, la “guerra contra el narcotráfico” parece una bandera para justificar el asesinato, el secuestro, el robo y el pillaje. Cuando lo que va en aumento es el sentimiento entre la ciudadanía de vivir en un estado de sitio y desolación, y se declara que vamos ganando.

 

¿Qué piensa sobre los derechos un adicto que nunca ha robado, ni matado, ni secuestrado? ¿Qué piensa cuando en vez de ser comparado con un alcohólico o un fumador es comparado con un asesino, un secuestrador o alguna cosa desechable?

 

¿Le podremos llamar estado de derecho a estar hasta 48 horas en una fila de retén militar carretero con pocas personas revisando?

 

La idea de derechos se ha reducido a un débil y efímero privilegio, subordinado a los caprichos de la violencia organizada de los cárteles y la mal llamada “autoridad”. Una autoridad concentrada en personas que parecen incapaces de admitir errores, que se pelea como niños chiquitos por el poder económico y político con todas sus transas y despilfarros, que justifica a capa y espada sus sueldos y posiciones. Una autoridad que actúa en un mar de impunidad, con 60 por ciento de la población en la pobreza, el monopolio de Estado en manos de una dictadura económica que pone el precio que quiere a los gasolinazos, los caminos, las tarifas, los impuestos y un larguísisimo etcétera de paternalismos y fraudes. Ésa es la violencia organizada que entrega los mercados a las corporaciones extranjeras y llama “tratado de libre comercio” al poder autoritario de regular a su antojo los intereses de una ridícula minoría, nacional y extranjera, y que ha creado de facto una inmensa economía informal y un mercado negro con sus aledañas consecuencias de criminalidad, violencia desmedida y melancolía inexhausta.

 

¡Ya es tiempo de que esto cambie!

 

Javier Sicilia ha hecho un llamado a la nación. Desde la impotencia y dolor que vivimos las víctimas “nos sentimos convocados por el clamor que se sintetiza en sus valientes palabras”. Sicilia está convocando a los mexicanos a superar el miedo y manifestar su desacuerdo con las incongruencias desastrosas de las políticas de Estado. Es tiempo de retomar el rumbo de nuestro destino. El llamado es para los no violentos que quieren participar activamente en la construcción de un México que le demuestre al mundo, pero más a nosotros mismos, que somos capaces de vivir civilizadamente.

 

[email protected]


Estas leyendo de la carta 1243 a la 1247 de un total de 1247

 

Gotera

    El niño del fusil.
    Al puro estilo puber, cuando el adolescente hace todo lo imaginable por asemejarse al chico chic de la escuela o el barrio, así Anaya roba descarado las propuestas de quien dice odiar tanto por 'populista' y representante del 'pasado'.
    Afirma rechazar el proyecto de AMLO, pero pa'pronto tomó su propuesta de pensión general a los mexicanos ancianos o sin trabajo, y sólo le cambió el nombre a 'renta básica univesal'.
    A lo del IVA ni cambió le hizo, así enterita se la fusiló con la propuesta Amlista de bajar a 50% el impuesto en la frontera.
    Tampoco tuvo reparos en calcar lo de la gasolina, y al igual que Andrés Manuel afirma que hará disminuir el precio en la orilla norte del país.
    No pasó un mes de que López Obrador anunciara allá por febrero una gira por Estados Unidos para atender a los mexicanos ante la amenaza que representaba la presidencia de Donald Trump, cuando, Anaya salió, sí, por supuesto, con lo mismo.
    Bueno, ahora hasta se ha refriteado las mañaneras, las conferencias de prensa madrugadoras inventadas por el tabasqueño cuando gobernó el ex DF.
    Al ya muy conocido propósito del líder morenista de "austeridad republicana", el apodado 'little chicken' ha salido con que tendrá "el gobierno más austero de la historia".
    Igual que su despreciado ídolo, el también conocido como 'aprendiz de mafioso' ha dicho que lo mismo se propone revisar la reforma educativa. Y de paso se ha hecho un doble de una Secretaria de Seguridad Ciudadana.
    Y si Andrés Manuel lleva más de una década haciendo del tema de la corrupción su eje principal de campaña, ni tardo ni peresozo, ahora el 'cerillo' también pretende hacer de tal propuesta su motor de promoción.
    "A mi no me molesta --dice orondo Anaya-- que tengamos coincidencias".
    Va tan rápido que nada más le falta encasquetarse una peluca blanca, y por qué no, empezar a morder sílabas y, claro, deslizarlas 'despajito'...sin vergüenza o sinvergüenza.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Palabra Mayor

LA ANTEPENULTIMA DE DUARTE


Víctor M. Quintana Silveyra

 

La volvió a hacer. Aunque su sexenio vive sus últimas horas, sigue dando lata. Como el robot de  Terminator I del que ya sólo quedaba una mano con antebrazo mecánico, pero se seguía moviendo para hacer el mal. Así llega César Duarte al final de su gobierno.

Si varias organizaciones de la sociedad civil le impidieron a los serviles diputados imponer la reforma constitucional para crear un sometido Consejo de la Judicatura el jueves pasado, el Congreso vuelve a convocar a período extraordinario para el próximo lunes con ese punto en la agenda. Duarte quiere a toda costa salirse con la suya. Burlase del Pueblo de Chihuahua una y otra vez, hasta el último segundo antes de entregar su agonizante mandato.



Más Palabra

La Nota Nostra

Atracomucho

 

Ramón Quintana Woodstock

 

El sindicato mexicano tiene un origen priista, su funcionamiento obedece a una estructura con la que fue fundado, su operatividad y vida se realiza con una vieja fórmula: corporativismo. Durante el periodo de Lázaro Cárdenas se instauró una nueva forma de meter en cintura a los grupos de trabajadores para hacer que la permanencia del presidente fuera placentera y sin peligros de padecer un golpe de estado.

Era mejor mantenerlos controladitos y no pasar por las vicisitudes, apenas eran los años 30s, la revolución causaba estragos, y la guerra de los cristeros aun olía a muerte. Existía mucho descontento en las calles y más aun porque Cárdenas era un socialista al que no le gustaban los asiduos al catolicísimo, por ello instauró la educación socialista, con tendencias básicamente sustentadas en la vieja Unión Soviética.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

De conductas iracundas, golpes, policías fiscales y médicos legistas

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Todavía no puedo creer lo que me pasó.

Lunes 17 de abril, a las 10:55

Cruzaba la banqueta que está en la esquina de Vicente Guerrero y López Mateos, rumbo a Río Grande Mall.

Iba en bici.

Una Van roja con placas de Texas, tenía prisa por pasarse el alto desde el segundo carril. Inició su marcha obstruyendo el paso peatonal. Casi me golpea con su defensa.

- Muévete pendejo.

Me gritó.

- Tengo el siga y tú el rojo.

Respondí.

- ¡Qué te valga verga pendejo!


Mas Juárez

A la Cabeza

Votemos con valentía

 

Francisco Flores Legarda


Maestro tengo un problema...
Jodorowsky
 

El domingo primero de julio próximo, los ciudadanos sin partido que decidan votar extenderán un voto razonado. Evaluarán pros y contras, llegarán a una conclusión y ¡Zás! Eso sí, cada uno atenderá su propio razonamiento pues no hay modelo a seguir. Incluso quien vote a cambio de un plástico o de una dádiva estará dándole un razonamiento a su voto. No hay una razón única, quien lo sostenga está engañando con propósitos de inducción, como lo hacen algunos empresarios disfrazados de sociedad civil. Los “cúpulos”, por ellos mismos o sus amanuenses, palomean y tachan, sugieren como portavoces de un poder fáctico más que de la sociedad civil.


Mas información

 

 

© Copyright 2018, Arrobajuarez.com.
[email protected]