Flash Informativo... Es muy difícil que una familia (...) tenga cercanía a la comunidad perfecta del senador José María Martínez, si cada uno de ellos tiene treinta años ganando un dólar la hora trabajada. / Gustavo de la Rosa Hickerson (Cartas al director)
cabezal
 
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA:VENTA:Suscribase
Suscribase

Trasfondo

DDHH en Ciudad Juárez, sólo discurso

 

Carlos Murillo González

Ciudad Juárez es tierra paradigmática de violaciones a los derechos humanos (DDHH) por lo menos desde finales del siglo XX a la fecha con sus feminicidios, desapariciones forzadas, masacres, abusos policiacos, torturas militares, gobiernos corruptos presumiblemente ligados al narcotráfico y ejecuciones extrajudiciales por policías encubiertos en tiendas de conveniencia.


Más Trasfondo

 

Juego de Ojos

¿Quién le teme a Robert Kozloski?


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Leo a Pepe Carreño en Excelsior (25 de julio) y me entero que tenemos otro iluminado con la solución a los problemas en el patio trasero de las barras y las estrellas. Robert Kozloksi se llama este heredero de una dinastía que arranca desde antes del llorado James Monroe, pasa por su epígono Adams y su tocayo Polk, se nutre con el primer Roosevelt y el profesor Wilson y una cabila de fieros guerreros que a lo largo de la historia han buscado la manera de que el destino manifiesto nacido a orillas de Potomac se cumpla en las vacas de nosotros los compadres, no en Wall Street ni en el Mall o en los alrededores de Houston. No señor.

Tan ilustre linaje no quita que el tal Kozloski sea un mentecato. Vea usted su propuesta: “El gobierno de Estados Unidos debe emplear fuerzas especiales e infantes de marina para ayudar a México a resolver los problemas de inseguridad”. Y como si esto no fuera poco, el Fulanito sostiene que con unos cuantos batallones de güeros deslavados color mostaza se podrían destruir “sofisticadas organizaciones criminales internacionales”.


Más Juego de Ojos

Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

Enlace

EL POR QUIÉN DEL VOTO


Edna Lorena Fuerte


Esta semana es la última previa a las elecciones del 7 de julio en nuestra ciudad, quienes hemos seguido el curso de las campañas, y más aún, nos hemos acercado al sentir de los ciudadanos respecto a las propuestas de los diferentes aspirantes, llegamos a esa semana con una constante pregunta ¿por quién votar?, para algunos preguntarse esto es mera retórica, pues argumentan que entre las opciones que se presentan  no hay una sola que verdaderamente despierte su interés, otros lo preguntan con la sinceridad de quien no encuentra la diferencia sustancial entre las diferentes propuestas, otros lo dicen con el hartazgo de quienes viven a decepción del régimen de partidos, y algunos más lo preguntan con la sinceridad de saber si haría alguna diferencia su voto en medio de un panorama que muchos quieren dar por ya definido.

La experiencia electoral nos muestra que generalmente las reflexiones que entraña esta pregunta, a estas alturas del proceso electoral, culminarán en el abstencionismo, o en aquellos casos de quienes consideran que tienen  la obligación de hacer saber que quieren participar en la elección, pero que no hay ninguna opción que los represente, quizá tiendan a anular su voto.


Más Enlace

 

desde
España


La lacra de la tortura en España

Germán Gorraiz Lopez

Parafraseando a Wright Mills en su libro “The Power Elite (1.956), el establishment del Estado español estaría formado por las élites financiera-empresarial,política, militar, jerarquía católica,universitaria y mass media del Estado español,herederos naturales del legado del General Franco que habrían fagocitado todas las esferas de decisión (según se desprende de la lectura del libro “Oligarquía financiera y poder político en España” escrito por el ex-banquero Manuel Puerto Ducet), e iniciado asimismo una deriva totalitaria que habría ya convertido a la seudodemocracia española en rehén del establishment y que tendría como objetivo último la implementación del “Estado Tardofranquista”.
Recordar que el bipartidismo establecido en el acuerdo tácito entre los partidos políticos tras el simulacro de golpe de mano de Tejero (23-F del 1981), tuvo su culminación con la llegada al poder del PSOE y el nombramiento como Presidente del Gobierno de Felipe González ( 1.982), con quien asistimos al finiquito de la idílica Transición y al inicio de la deriva totalitaria del sistema, mediante la implementación del llamado “terrorismo de Estado” o “guerra sucia” contra ETA y su entorno, del que serían paradigma los Grupos Armados de Liberación (GAL) y la implementación de la Ley Antiterrorista.

La “perfección negativa” del Tardofranquismo

Tras el Tejerazo del 1.981, en el que los líderes políticos confinados en el Congreso fueron “invitados” a aceptar un acuerdo tácito por el que se declaraban intocables el status quo (establishment) asociado al sistema monárquico (Juancarlismo) , al sistema político bipartidista ( implantación de las listas cerradas y de la Ley D´Hont) y a la defensa de la “unidad indisoluble de la nación española” (pasando Navarra desde entonces a ser considerada “cuestión de Estado”), asistimos a la aparición en el Estado español de un escenario distópico.


Más desde España


 

 

 

 

  Cartas al Director
Cartas

Envíale una carta al director:

 
Nombre : 
Apellido : 
Email :
Teléfono : 

Su carta al Director

o Comentario:

 
   

México: dos discursos, una realidad

De Nuestros lectores

 

 

 

 

México: dos discursos, una realidad

 

 

Jaime García Chávez

 

 

A Ramón de Campoamor, un poeta ya olvidado, lo marcó en la lengua española aquellas palabras que hablan de un mundo traidor en el que todo es del color del cristal con que se mira. Seguramente quiso matizar lo absoluto, propiciar la duda, sembrar las reservas en relación a lo que se hace y sus porqués, pero sobre todo lo que se dice o afirma que se hace. En la coyuntura mexicana, luego de las reformas en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, pero sobre todo el haz de leyes que se modificaron para llevar al país a una nueva era en materia energética, sellada por la codicia y la depredación, hemos escuchado dos discursos. El gobierno, el PRI, el PAN de Gustavo Madero, sin el contrapeso de una izquierda real y actuante con un programa, nos dicen que el país se encuentra justamente en el quicio de una puerta que nos llevará a la gran prosperidad, que México va a ser otro y para los mexicanos. Si así fuera, resulta al menos extraño que sus senadores y diputados no hayan ido a sus distritos y a sus estados a una consulta políticamente vinculable y previa. Esa tarea se la dejaron al gobierno, que la realizó no con el pueblo sino con los grandes consorcios trasnacionales que tenían a la Constitución de 1917 en su artículo nodal en la mira, y a casi un siglo de distancia logran revertir las bases de un Estado en el que los intereses de los mexicanos primaran, aunque en lo interior no siempre y con razón se sintiera así.

 

El gobierno de Peña Nieto, sin duda, ha traicionado a México. Y lo ha hecho con un cinismo superlativo porque cronológicamente los beneficios que según él vendrán para la nación, se empezarán a reflejar a partir del 2018, cuando él esté entregando y seguramente buscando el exilio necesario, como lo hicieron a su tiempo Salinas, Zedillo y Calderón. Fox y Martha al menos se quedaron aquí para acrecentar sus dislates. Esa traición, a mi juicio, se refleja en la honda crisis de aceptación que padece el presidente y que se conoce a profundidad tanto aquí, pero sobre todo, en los principales países a cuyos gobiernos e inversores pretende atraer en un clima no propicio por su incertidumbre, precisamente porque los representantes que no se sabe a quién representan, toman sus decisiones cupularmente y sin la consulta de aceptación que podría legitimar, lo que en mi opinión es ilegitimable, como es disponer de la riqueza nacional. Son cosas que se pagan muy caro. En el pasado, la modernización que llevó autoritariamente Porfirio Díaz con idéntico propósito, cambiando lo que haya que cambiar, produjo el episodio de una revolución sangrienta que prácticamente se prolongó a lo largo de una década y las secuelas que vinieron en las goteras de los años treinta del siglo pasado. El de Peña Nieto es un discurso, el discurso almibarado, el de los persuasores a sueldo. Pero hay otro.

 

Recientemente cuatro instituciones (Fundación Konrad Adenauer, Colegio de México, Polilat y COPARMEX) han dado una visión de un país diferente. La seriedad la pone, a mi juicio, centralmente el Colegio de México. Camina por una senda distinta y aún encontrada. Ahí localizamos un retrato, o si usted quiere, un espejo, en el que no reconocemos las palabras de quienes detentan el poder. Que puede haber otras versiones, es cierto; que lo que vamos a ver no es absolutamente la verdad, también; y hay que decir que tampoco nos presentaron esto que analizaremos como una especie de palabra sagrada e inmutable. Veamos.

 

Vamos a dar un vistazo al país y pondremos el acento en lo que tenga que ver con Chihuahua, donde estarán centralmente nuestros lectores. Cabe aclarar, de inicio, que la metodología que aquellos organismos siguieron para construir el Índice de Desarrollo Democrático (IDD 2013) es una valoración que va de 0 a 10,000 puntos para cada una de las variables estadísticas. Y así las cosas, tenemos que ninguna de las entidades de la federación se despega como para convertirla en un emblema alternativo, digamos el Distrito Federal, gobernado por el PRD ininterrumpidamente desde 1997. De acuerdo al estudio reseñado, los notorios problemas que algunas entidades presentan en cuanto al libre ejercicio de derechos y libertades, se evidencian en el comportamiento promedio de la Democracia de los Ciudadanos (Dimensión de Derechos políticos y libertades civiles), que nuevamente este año empeora con una caída fuerte, esta vez en un 24 por ciento respecto del año anterior. (Si las cosas siguen así, cabe preguntarse si al final del sexenio estaremos en una dictadura). Además, ese promedio continúa todavía en un nivel superior al obtenido por el conjunto de 32 entidades federativas en la dimensión que mide la Democracia de las Instituciones (Dimensión de Calidad institucional y eficiencia política), repitiendo el comportamiento de 2011 y 2012 que ponen en evidencia los enormes déficits en el funcionamiento de las instituciones y del sistema político en buena parte de los estados.

 

En la Dimensión del Ejercicio de poder efectivo para gobernar, las dos subdimensiones que la conforman –Democracia Social y Democracia Económica, o sea respectivamente la capacidad para generar políticas que aseguren bienestar y capacidad para generar políticas que aseguren eficiencia económica–, presentan comportamientos disímiles. La Subdimensión Social alcanza un promedio inferior al logrado el año anterior, mientras que la Subdimensión Económica presenta un rendimiento muy superior al de 2012. Otro hecho que destaca el IDD 2013 es la variación de posiciones entre entidades año tras año, lo que estaría indicando también que ningún estado destaca por políticas continuadas de Alto desarrollo democrático. Sólo Baja California Sur y el Distrito Federal han mantenido algún nivel de homogeneidad en las cuatro mediciones realizadas, entre las entidades de mejor desempeño.

 

El estudio comentado tiene cuatro rubros: Alto desarrollo democrático (Yucatán, Baja California Sur, Coahuila, Distrito Federal y Guanajuato integran este conjunto de cinco estados y representa casi un 16 por ciento del total en el país –menos de la quinta parte del país–, y tengo para mí, además, que esto no es un elogio).

 

En el Desarrollo democrático medio se suman 12 entidades, con el déficit de seis menos que en 2012 y representan más de 37 por ciento del total analizado, y se ubican en un puntaje que va de los 6,762 puntos logrados por Colima, a los 4,816 obtenidos por Aguascalientes.

 

“ El otro rubro, el de Bajo desarrollo democrático, está formado por 9 estados (San Luis Potosí, Tabasco, Veracruz, Sonora, Quintana Roo, Zacatecas, Chiapas, Sinaloa y Michoacán) y en el inframundo de este estudio, de Mínimo Desarrollo Democrático, encontramos seis entidades, entre las que está la tierra donde el poder es para poder, al que algunos llaman Duartelandia, el México peñanietista, Durango, los estados de amplia coalición pan-perredista, Puebla y Guerrero, y uno de los epicentros de la guerra contra el narco, Tamaulipas. Por lo que se ve, el cielo no bendice a Chihuahua.

 

En el estudio ninguna entidad federativa destaca por un comportamiento bueno y parejo. Por ejemplo, Yucatán, Baja California Sur y Coahuila se separan del conjunto, alcanzando valores por encima de los 8,000 puntos, ya que los estados que se colocan por debajo del promedio son 19, más del 50 por ciento.

 

Este año, el lote de estados de Alto desarrollo democrático es menor al de 2012 y cinco entidades forman parte de él, perdiendo dos integrantes del total del año anterior. Tendencia muy drástica de llegar a consolidarse. En resumen, los estados que componen el grupo de menor desarrollo son, en ese orden: México, Durango, Chihuahua, Puebla, Guerrero y Tamaulipas.

 

A la vuelta de un “año termómetro” para Chihuahua (2015), debido las elecciones federales que se avecinan, el gobierno del estado intenta revertir cuatro años de malas decisiones para la salud democrática de la entidad. La deshonra a que ha llevado César Duarte a la administración pública de Chihuahua se ve reflejada en el estudio: se coloca en 30 lugar del ranking y “continúa entre los estados en su peor desempeño democrático del país como consecuencia del clima de violencia que afecta derechos, libertades y calidad institucional. Se ubica en el penúltimo escalón en el ranking nacional de derechos y libertades y “mejora” en el de desempeño institucional, ubicándose en el 18 lugar, algo que se podría presumir con el humor negro de los argentinos cuando se jactan de que en la guerra de las Malvinas, para ellos la primera mundial en la que habían participado, no les había ido tan mal, pues habían quedado en segundo lugar. Chihuahua está incluso por debajo del promedio nacional en desarrollo social (21 lugar) y cae su desempeño económico a la posición 18.

 

En la circunstancia en la que apareció el texto que venimos comentando, el INEGI –una institución pública y autónoma– nos vino a dar un retrato escalofriante: los homicidios violentos disminuyeron 12 por ciento en 2013 respecto del año anterior, en suma se cometieron 22 mil 732 delitos de ese corte, una cifra de la que Chihuahua participa en un deshonroso tercer lugar, apenas por debajo del Estado de México y Guerrero. Según este instituto, en Chihuahua se registraron 2 mil 141 homicidios. Pero esas cifras han sido suficientes para que Peña Nieto, en sus giras, y el duartismo, en Chihuahua, pregonen que “vamos por la ruta correcta”. Tiene pertinencia la pregunta que formuló Lec en uno de sus Pensamientos despeinados: ¿Hasta cuántos muertos cabe equivocarse?

 

Con el desencanto por la política y las instituciones que ha permeado en la sociedad, qué futuro se le puede augurar a un país cuya tendencia en cuanto a desarrollo democrático se identifica de manera negativa desde 2011 y cuyo promedio general en 2013 empeoró un 10% respecto a su año precedente. Esta interrogante tiene que ver con la enorme pérdida de confianza que se abate sobre los partidos que sólo por un eufemismo se estiman de oposición, y cuando el régimen de partido políticos se deteriora en los índices que observamos, las noticias no pueden ser buenas, ni para el país, ni para la democracia, ni para los anhelados índices de bienestar que no lograrán paliarse con cruzadas clientelistas como la que recién se ha emprendido contra el hambre y que más bien se debería llamar “a favor del voto del PRI”. En ese sentido, 2015 está llamado a ser un año crucial.

 

 


RIESGOS POLITICOS DE IR A LA CABEZA

De Nuestros lectores

 

 

 

RIESGOS POLITICOS

DE IR A LA CABEZA

 

 

Luis Ochoa Minjares

 

 

   Dice el ingenio popular en la infinita sabiduría de sus refranes que “al clavo más alto siempre le dan los primeros martillazos”, particularmente en el terreno del fragor de la actividad política o durante el desempeño de los cargos públicos desde los que se quieren cambiar las rutinas infecundas.

 

   Una miniencuesta cibernética entre nuestros contactos nos dice que a los gobernadores tricolores más destacados son a quienes les tupen más críticas y les inventan mayores defectos, yerros y mentiras o simplemente les escamotean el reconocimiento de sus méritos.

 

   Según dicha encuesta,  los “clavos más altos” estatales en el escenario político nacional son, en primer lugar el gobernador del Estado de México, en segundo lugar el mandamás de Veracruz, en tercero nuestro gober César duarte, en cuanto, -hasta antes del incidente de la bala de goma-, el de Puebla y, finalmente el de Chiapas.

 

   Por lo demás, sería mentir si se negara que la mayoría de los gobernantes tricolores hacen esfuerzos inauditos por vibrar al ritmo del dinamismo presidencial en afán de mover a México y transformar al país.

 

DISCRETAS JUNTAS

DE ALTOS MANDOS

 

   Como el tiempo pasa volando y se nos echa encima el ya cercano proceso electoral para remudar la cámara de diputados federales,  (junio 7 del 2015), el alto mando Tricolor reunió a su nutrido y fortalecido cuerpo de gobernadores tricolores para garantizar que los preparativos preelectorales no detendrán ni entorpecerán la marcha del país.

 

   Integran ese inexpugnable bastión político tricolor los siguientes gobernadores: de Aguascalientes, Carlos Lozano; Campeche, Fernando Ortega; Colima, Mario Anguiano; Coahuila, Rubén Moreira; Chihuahua, César Duarte; Durango, Jorge Herrera; Hidalgo, Francisco Olvera; Jalisco, Aristóteles Sandoval; Nayarit, Roberto Sandoval; Nuevo León, Rodrigo Medina; Michoacán, Salvador Jara; Querétaro, José Calzada; Quintana Roo, Roberto Borge; San Luis Potosí, Fernando Toranzo; Tamaulipas, Egidio Torre; Tlaxcala, Mariano González; Veracruz, Javier Duarte; Yucatán, Rolando Zapata, y Zacatecas, Miguel Alonso Reyes y Manuel Velasco de Chiapas.

 

   Ni tardos ni perezosos los gobernadores tricolores reunieron a su vez a su equipo de trabajo y, seguramente, la misma consigna, que el futurismo político y el proceso electoral próximo no entorpezca la marcha nacional.

 

EXTORSION

EDUCATIVA

   Se dice que una manzana podrida pudre al resto de las contenidas en una canasta cuando quiere significarse que en un conjunto social dado, el mal comportamiento o la corrupción de un miembro, contagian y desprestigian al resto de la comunidad.

 

   La extorsión, -entendida como daño, perjuicio o chantaje-, ha cundido dentro del magisterio juarense de tal forma, que ya se habla de chantaje educativo con agravio y desprestigio no de los pocos o muchos profesores corruptos, sino del gremio magisterial y del sistema educativo oficial en su conjunto.

 

   Podría decirse que en Ciudad Juárez no existe problema que más moleste, irrite y preocupe a nuestros gobernantes y a gobernados, que el chantaje, la extorsión utilizada para esquilmar a las familias, en su mayoría de escasos recursos, que van a inscribir sus hijos a las escuelas que eran públicas y ahora parecen particulares del sector de profesores inmorales.

 

   ¿Cuál será la solución para que la educación pública y gratuita vuelva a tener el esplendor de antaño? ¿Cómo limpiar al magisterio de ese estigma y borrar esa frase de “extorsión educativa”? ¿Cómo?

 

VIEJOS SUEÑOS

SON REALIDAD

   Se dice que las grandes obras materiales del hombre primero son sueños y anhelos muy sentidos, que al cabo del tiempo y los esfuerzos organizados se convierten en realidad. Tal es el caso de los chihuahuenses que soñaron tener en Chihuahua y en Ciudad Juárez un moderno sistema de transporte urbano que satisficiera sus crecientes necesidades de movilidad urbana.

 

   Ya hace tres décadas que los juarenses recreaban en estas páginas de El Diario sueños y anhelos casi fantasiosos en materia de transporte urbano. Se hablaba de sustituir los viejos, destartalados y contaminantes camiones por un sistema de trolebuses eléctricos rápidos, silenciosos y nada contaminantes del ambiente.

   No fueron trolebuses, pero son vivebuses que abrieron la puerta y son el inicio de un nuevo y moderno sistema de movilidad urbana de acuerdo a las exigencias del crecimiento poblacional y de la comodidad y seguridad de los usuarios. Con la educación y colaboración de la gente, pronto serán mejor que los soñados trolebuses. Es cierto, las grandes obras primero se sueñan y anhelan y después, tarde o temprano se hacen realidad.

 

EQUIDAD DE GÉNERO

Y REVUELO POLITICO

   La tan anhelada equidad de género por fin será una realidad palpable como fruto de las reformas en materia electoral. En el desempeño de cargos públicos por designación y principalmente por elección popular, habrá el famoso y popular fifti-fifti, a igual número de pantalones, igual número de enaguas o minifaldas.

 

   Resulta alentador para el enriquecimiento y actualización de nuestra todavía deficiente vida democrática la algarabía y entusiasmo un tanto anticipado del mujerío que aspira a participar en los comicios del año entrante. Un breve y ligero sondeo muestra que no menos de l6 compañeras de partido aspiran a una de las tres curules federales que corresponden a Juárez.

 

   Dos escaños son ocupados por dos valiosas políticas chihuahuenses, cuyos nombras ya son mencionados para mayores alturas. Enlistar nombres tan prematuramente, haría más daño que bien en estos momentos en que estamos enfrascados en dar cima a las reformas y transformación del municipio, del Estado y del país. Dejamos en el tintero esos nombres.

 

NO MÁS FERIAS

DE PACOTILLA

   Reanudar la Feria de Juárez, suspendida por dificultades y manejos inexpertos desde el año de 2009, significa un gran reto que debemos afrontar y apoyar todos y cada uno de quienes vivimos en esta sobrepoblada, inquieta y ambiciosa comunidad fronteriza juarense. Tal faena no es, como diría Juan Pueblo,  “enchílame otra”.

 

   Si se pretende que tal evento cumpla su verdadera misión, no son suficientes los recursos monetarios aportados por los sectores social, oficial y privado. Se requiere algo más difícil de conseguir y poner en práctica: amor por la comunidad, sentido de pertenencia, visión política y, sobre todo, honestidad.

   Anhelamos muchos juarenses que el día en que ferias, centros de convenciones y demás antiguallas se conviertan en un gigantesco escaparate por el que, desde Juárez, se asomen los 32 estados de la república y, de manera permanente, muestren al mundo entero sus riquezas artísticas, culturales y, sobre todo, sus productos regionales. Que la reanudación de la Feria 2014 sea el primer paso.

 

   OPINION DE LECTOR: “No es la riqueza ni el esplendor, sino la tranquilidad y el trabajo lo que proporciona la felicidad”. Gracias don Ramón Quezada.

 

 

(lom927@hotmail.com)

 

 


¿CRUZADA CONTRA EL HAMBRE?

De Nuestros lectores

 

  

PUNTUALIZANDO

 

¿CRUZADA CONTRA EL HAMBRE?

 

 

Abelardo Valenzuela Holguín

 

 

Siempre he sostenido que los programas sociales de cualquier orden de gobierno deben ser subsidiarios, solidarios y con esencia humanista. No concibo las políticas públicas que atienden esquemas populistas, paternalistas y asistencialistas.

 

Hay que puntualizar que el gobierno federal implemento el año pasado un decreto donde se da inicio al programa nacional que denominaron: “La Cruzada contra el Hambre” según el gobierno lo planteó como una estrategia de inclusión y bienestar social, que se implementará a partir de un proceso participativo de amplio alcance cuyo propósito es conjuntar esfuerzos y recursos de la Federación, las entidades federativas y los municipios.

 

En el mismo decreto se establece que este programa está orientado a la población que vive en condiciones de pobreza multidimensional extrema y que presentan carencia de acceso a la alimentación .También, establece como objetivo eliminar la desnutrición infantil aguda y mejorar los indicadores de peso y talla de la niñez.

 

Ante ello es necesario puntualizar que nuestra Constitución reconoce el derecho a la alimentación y la obligatoriedad del estado a proporcionarla en sus artículos 4° y 27°.

 

El artículo 4° señala que ''Toda persona tiene derecho a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad. El Estado lo garantizará. Por otro lado, en el artículo 27° se establece que ''El desarrollo rural integral y sustentable a que se refiere el párrafo anterior también tendrá entre sus fines que el Estado garantice el abasto suficiente y oportuno de los alimentos básicos que la ley establezca''. 

El problema es que el hambre, desde nuestro concepto, no debería de existir en nuestro país de la forma en cómo se presenta. Es una contradicción absoluta. Porque no se trata de un país que no tenga recursos, nuestro México tiene recursos naturales propios y recursos económicos suficientes, para evitar que millones de personas sufran esa pobreza extrema.

 

Cada vez es más grande la brecha entre el que tiene y el que no  tiene. Creo que mucho del problema es cultural, ya que nuestros gobernantes no le apostaron a la educación como solución de fondo, sino al clientelismo y a las políticas demagógicas. México tiene un gran historial de gobernantes que solo vieron y ven sus propios intereses sin importar las verdaderas necesidades de un pueblo que le permita vivir con dignidad en lo más básico.

 

También, creo que es una tarea de todos, es una tarea del gobierno, de las familias, de cada uno de nosotros como mexicanos, de las empresas, pero el asunto central radica en la disposición del gobierno para erradicar la pobreza en serio y no solo de forma superflua.

 

Recientemente se dio a conocer que la inversión en nuestra entidad fue de 27 millones 148 mil 233 pesos, distribuidos en los municipios de Chihuahua, Guachochi, Morelos, Juárez y Guadalupe y Calvo, con 48 mil 813 beneficiados, en este programa federal, sin embargo, creo que es insuficiente el monto de la ayuda a las familias beneficiadas y limitada en la cobertura.

 

Tan solo aquí en Juárez nos percatamos que el programa tiene deficiencias graves en la organización y ejecución. Nuestra comunidad es un lugar donde se aplica el programa, debido a la existencia de polígonos de pobreza extrema, que se han generado en el municipio a lo largo de años.

 

Existen varios estudios realizados por instituciones serias y académicas, donde ubican a casi medio millón de personas que viven en pobreza y de las cuales, más de 60 mil, están pobreza alimentaria. 

 

La cifra es muy alta, porque de casi un millón 400 mil habitantes que viven en la ciudad, aproximadamente el 37 por ciento vive con carencias severas que les limitan el acceso a la educación, la vivienda, seguridad social, servicios básicos y alimentación.

 

Hay un reportaje de un medio de comunicación que describe la realidad de nuestro Juárez. Es impresionante las imágenes de mucha gente conformada por mujeres con sus niños durmiendo en el suelo durante horas para esperar el apoyo de ese programa, incluso, hubo enfrentamientos a golpes, para alcanzar el reparto de productos alimenticios.

 

Sin embargo, lo que se ha visto es que a este programa le falta viabilidad en su conducción y ejecución, no es posible que muchas de las personas que llegaron a recoger los alimentos no daban muestra de encontrarse en situación de pobreza, porque, incluso, llegaron a bordo de sus propios vehículos, como lo han denunciado a varios medios otros beneficiarios.

 

Por último debo puntualizar que es inaceptable observar que los apoyos oficiales de este programa y de muchos otros más, se realicen con fines partidistas o clientelistas, sin importarles el problema tan grave que existe en nuestra comunidad. Este tipo de acciones son las que no permiten avanzar a un país desarrollado y justo, esto hay que puntualizarlo…

 

 

ABELARDO VAENZUELA HOLGUIN

abelardovalenzuelah@gmail.com

 

 


PATITA DE PERRO

De Nuestros lectores

 

 

 

PATITA DE PERRO.

 

 

Luis Villegas Montes.

 

 

Estoy haciendo liacho. Ya me voy.

 

No sé si me las merezco o no, el caso es que me voy de vacaciones. No voy solo, van conmigo Adriana, María y Adolfo. A Manzanita, la tortuga, le va ir a dar de comer Myrna, mi  cuñada; a Florencia se la lleva Manuela a su casa; y el más reciente miembro de la familia, Xiao zise, un pez que compró María y a quien tienen viviendo en florero (literal), se va también a casa de Sebastián -no tengo ni la menor idea de quién es ni qué flautas toca en nuestras vidas, pero el hecho escueto es que será el encargado de velar por la salud del pececillo-.

 

Creo que necesito un respiro. Estoy cansado de este trajín y del sorpresivo regresar a mi vida de antaño: El Congreso, el Grupo Parlamentario, el Partido, la asistencia electoral, dar clases, etc., son referentes indispensables en mi biografía que eché en falta, todos juntos, los últimos años. Todos juntos, digo, porque algunos aspectos los viví por separado en fechas más o menos recientes pero, así en montón no; y lo cierto es que ese era yo hace 10 o 15 años. Mi vida giraba en torno al Partido, la actividad legislativa y la docencia.

 

El hecho, sin embargo, es que esta vida me cayó de sopetón y llevo meses (once para ser exactos) de uno a otro lado sin tiempo para “acomodarme” en ella. Estas dos benditas semanas me van a llegar como un chapuzón de irrealidad necesario para asumir este “nuevo yo” que, casualmente, es exactamente igual al viejo, pero poquito más cansado y pelón. Le llamo “chapuzón de irrealidad” porque pienso patear arriba y abajo allá donde el destino me lleve, cargado de indolencia, por un lado; y de júbilo y ávida curiosidad por el otro. Voy dispuesto a comer y a beber y a gozar de los míos; y, siempre que el ajetreo del día lo permita, devorar página tras página de los siete libros que cargo en mi liacho -a los que ni siquiera la envoltura les he quitado, único remedio para vencer a la tentación-.

 

Hace unos meses me gustaba decir que era feliz. Lo decía y lo escribía y en este ir o venir como que se me estaba olvidando. Y ese, lectora, lector querido, es el peor olvido imaginable y posible; una ingratitud del tamaño de una catedral. Me gustaba decir que era feliz alentado por un espíritu muy parecido al de aquellas personas que gustan de hacer ejercicio: No sé si la felicidad es un músculo del alma o se le parece pero me gusta pensar que sí, que así es; que a la felicidad “hay que ponerle”; hay que ponerle con gusto, con furor y ganas. Pero en estos días, presa de la zozobra de sacar adelante los pendientes del día a día y luego de la zacapela que nos puso en Coahuila el cochinote de Moreira, se me fue el avión.

 

Bueno, pues estos días voy a aprovecharlos para acomodarme el alma y poner las cosas en su sitio. La felicidad al principio; después el gusto por la vida y los pequeños milagros cotidianos que nos depara -como la límpida mirada de Florencia o la cercanía de una persona especial tras el cristal de una cerveza bien helada-; luego la calma, para sosegar los furores inherentes al quehacer político; detrás la esperanza, el optimismo y ya. Falta ver si dieciséis días me alcanzan para completar mi lista de sanas intenciones. Me conformo con la posibilidad de poder refocilarme en el ocio y poder leer mis siete libros.

 

No puedo dejar pasara el acierto, que no es casual, de que atiné con el nombre de las cuatro escuadras que contendieron en los cuartos de final en el Mundial 2014; escribí, el 22 de junio pasado: “En las semifinales, entonces, veremos a Brasil derrotando a Holanda y a Alemania bailándole un tango suavecito y desalentador a Argentina, lo que significa, por consiguiente, que el tercer lugar se lo van a disputar las escuadras argentina y holandesa”; huelga decir que, aunque no le iba a Brasil, yo juraba que la afición y el estar en su tierra iban a ser factores determinantes para hacerlos campeones por sexta vez; ya vimos que no y ni siquiera, luego de la paliza que les asestó Alemania 7 a 1, accedieron al tercer lugar. Hoy, ¡Oh sí, hoy! Veremos a Alemania coronándose campeón, tal y como debe de ser.

 

Yo, compro desodorante, limpio mis zapatos, doblo camisas y pantalones, empaco mis libros, y estoy más puesto que un calcetín para irme por fin de patita de perro.

 

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican, en Facebook (Luis Villegas) o también en mi blog: http://unareflexionpersonal.wordpress.com/

 

 

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

 

 


Del circo y sus animales

De Nuestros lectores

 

 

 

Del circo y sus animales

 

 

Jaime García Chávez

 

 

Quien termine de principio a fin la lectura de este texto, no me tendrá como un pastor frustrado, callejero y frenético –biblia en mano– gritando citas de las llamadas sagradas escrituras. Génesis 26 al 28 marcó un decreto que llega hasta nuestros días. En culturas diferentes a la judeo-cristiana sucedió lo mismo aunque con diferencias. Por lo que toca a nosotros, de allá data en parte una concepción de la vida que coloca en la cima más alta al hombre y, en esa cosmovisión, a la mujer en un nivel inferior. Escribo de lo que se conoce como el androcentrismo, tener como lo más alto a un ser vivo en demérito del resto de los así llamados reinos animal, vegetal y mineral. Pensar, y a la postre también depredar, que se le heredó todo para que hiciera y deshiciera, viene de una raíz que se expresa así en el libro inicial: “Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra. Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra…”.

 

Con ese cheque en blanco, hasta se llegó a insultar tomando como modelo a algunas especies animales: raza de víboras, perro inmundo, burro, gusano, perro del mal, y hasta el muy propio de cierta detestable bohemia: rata de dos patas. En fin, el maltrato a los animales viene de lejos. Pero, bien miradas las cosas, también la cita expresa las inevitables cadenas biológicas que permiten que todas las especies sobrevivan, alimentándose unas de otras y, a final de cuentas, depredándose. A mi juicio, eso no podrá cambiarse de ninguna manera; quiero decir, que ni Monsanto logrará fabricar proteínas para que en el reino animal todos, empezando por el hombre y la mujer, ya no tengan que sacrificarse para su vital estancia en un planeta en el que se autoconciben como las figuras centrales y con plenos poderes sobre la naturaleza.

 

Racionalmente es insostenible el maltrato al resto de los seres vivos, sean animales o vegetales. Pero sin el paciente trabajo de la ciencia –pienso en dos grandes: Vesalio, fundador de la anatomía, diciéndole a Dios “perdona que destruya tu obra”; o todo el provecho que nos dejó Pávlov con la experimentación con perros–, ensayando con esos seres vivos que se mal estiman inferiores, no tendríamos los beneficios de la medicina en muchas de sus especialidades, y sobre todo en las que más polémica causan en el mundo contemporáneo. Digo esto para subrayar que el tema es de una gran dificultad ética y para muchos quizá primordialmente religiosa. Pero esto es distinto a hacer política barata y demagogia, de esa que en nuestro país preconiza un partido que se ostenta como ecologista pero que tiene de verde muy poco, por no decir absolutamente nada.

 

El tema es obvio: se refiere a la prohibición de las peleas de gallos y perros, las corridas de toros –por cierto por las que siento desafecto– y el circo que tantas ilusiones y fantasías despierta aún en entre niños y niñas, aunque en nuestro país prácticamente se encuentre en extinción. Aquí sí, al margen de toda política que se discierna sobre prioridades sociales, el Congreso de Chihuahua proscribió el empleo de animales (camellos, caballos, leones, tigres, elefantes, etc.) en las legendarias carpas, privando así a cientos de miles de personas que quizá no tengan la oportunidad de ir a un zoológico a conocer esas especies y a la vez brindarles la oportunidad a éstos de que los aprecien. Ya no tendremos la ocasión, aunque el asunto está por verse, de saborear el tamborileo de la música de Khachaturian, cuando los tigres rujan frente a su domador, o cuando una acróbata se trepe en dos caballos y de pie para recorrer velozmente el redondel. Eso es maltrato para el ecologismo chato de un partido que vive del PRI y que en aras de ganar adeptos de manera oportunista, sostiene una concepción de la vida que les permite hasta defender la pena de muerte. A eso se le llama simular que se legisla, aparentar humanitarismo pero a la vez estar de rodillas frente al amo priísta.

 

El circo forma parte de nuestra cultura, con él aparte de conocer variedades animales, están los trapecistas, los payasos, los malabaristas, el suspenso, el miedo momentáneo y el casi siempre afortunado desenlace. También las memorables fugas de un animal salvaje que sale, desentendiéndose de la biblia, para saborear un costillar humano si le es posible. Sobre el circo se han escrito estupendas cosas, que no creo que quienes ahora restringen su espectáculo hayan leído, pero eso es otra cosa.

 

Los empresarios circenses no tienen excusa alguna para emplear animales sin alimentarlos adecuadamente, curarlos con expertos veterinarios, propiciarles el confort, seguramente no igualado del hábitat que tuvieron en primera generación. Claro que hay que exigirles que cumplan con esto y más. Por cierto, nuestro escudo nacional no deja muy bien parada a la culebra, pero esas son cosas que suceden en una escala zoológica inferior. A partir de que entre en vigor la ley en Chihuahua ya no vendrán los circos a estas tierras, de por sí eso ya resulta cada día más distante. Pero también empezaremos a padecer una especie de esquizofrenia social. Habrá peleas de gallos, corridas de toros, periquitos adivinadores de la suerte y hasta pulgas saltarinas en las plazas, porque hasta allá no alcanzó el brazo de la dura ley. En las cárceles y en los cuarteles continuará la tortura contra el “rey de la creación” y el buen trato a ciertos caballos, pura sangre, como el que le obsequiaron al cacique de estas tierras. En verdad me preocupa qué pasará en las ferias con la mujer araña.

 

Qué distinta visión de todo esto tiene una escritora y pensadora contemporánea, ya desaparecida, Marguerite Duras. Ella, en un memorable artículo de 1978 publicado en Le Matin, de París, nos habla de un gran animal de color negro (Koko, el mono que habla al que llama África), llevado a la pantalla grande por Barbet Shroeder, creo que lejano pariente de un poeta juarense, y en la que se plantean los dilemas de un ser que se traslada de África a una tierra que le es desconocida y que a final de cuentas es cualquier parte del planeta. No puede ser más aleccionadora, contra el mamarracho de la ley chihuahuense, la lección que la autora postula: “…nosotros estamos tan separados de él como del vacío que está ante nosotros. Si es preciso una imagen, será quizás ésta: un río. En un río el antropos, solo. En otro río, el antropoide África igualmente solo. Nos miramos. Nos separan mil millones de años. Sucede también que esta soledad de África en la cadena de las especies es ya nuestra soledad. Soledad de África. Hay que dejarla ahí, dicen algunos, hay que respetar la soledad de África. Ahora bien, si dejáramos a África a su soledad, no existiría ya. La carne de gorila es muy apreciada por los negros del Gabón, y sus cabezas momificadas se venden a precio de oro a los turistas europeos”.

 

Con leyes como la que se decretó en Chihuahua, no tendríamos las expresiones artísticas llevadas al cine como en la descripción hecha. Tendríamos un mundo absolutamente gris, como el que propuso la diputada del Partido Verde, María Ávila Serna, apoyada, por supuesto, por la bancada panista. El día que votaron el adefesio legislativo, afuera había un centenar o más de hombres y mujeres que probablemente mañana pierdan sus casas, sus bienes y su patrimonio, pero –¡oh, Dios, cómo bendices a Chihuahua!– ya no habrá espectáculos con un circo en el que, respetando a sus animales, todos podamos confrontar las dos soledades a que se refiere Duras. Y más aún, siguiendo su pensamiento, nadie puede saber lo que hay que hacer para salvarnos, y para salvar a los gorilas, las ballenas, el mar, la infancia, las golondrinas y el amor. Nadie. Tiene pertinencia la pregunta de la francesa: “¿No sería preciso que escucháramos bien, no sería preciso que enseñáramos a África la desconfianza del hombre? ¿Lo llevaríamos, pues, hacia nosotros?”

 

Por qué el circo –en el fondo metáfora de África– ha de ser sólo objeto de una estrecha y oportunista visión con la que la diputada Ávila Serna se rasga las vestiduras, y a la vez se mueve –con el apoyo de recursos públicos– en una lujosa camioneta Suburban tapizada en piel. ¿Es qué hay niveles de maltrato? ¿O sólo quienes están en el poder tienen la prerrogativa de disponer, conforme al Génesis, del mundo animal, pero ahora con el privilegio de que lo mejor queda en manos de politicastros?

 

Sólo para romper la solemnidad que transpira este texto, me decanto sicalíptico: ojalá a la diputada no se le ocurra prohibir, por “dignidad humana”, la clásica dinámica de los dos payasos que desglosan refranes pareados, adosándole a cada parte, según convenga, las frase “por detrás” y “por delante”, porque entonces estaríamos en posibilidad de entender mejor de qué se trata su rutina legislativa. Va un ejemplo: A bien obrar (por atrás); bien pagar (por delante).

 

 


La familia

De Nuestros lectores

 

 - -

 

La familia

 

 

Gustavo de la Rosa Hickerson

 

 

 

 Las familias son como los individuos, parecidos pero diferentes e incluso diametralmente opuestos. Mucho depende de dónde y cómo vivieron y trabajaron; cómo y qué estudiaron, qué comieron, bajo qué techo crecieron y cuántas recamarás tenía. Cuáles eran las adicciones de sus padres y vecinos; cuál es su herencia genética y quiénes sus ancestros. Quién fue el primer profesionista de la familia y, sobre todo, cuánto dinero gana el jefe de la casa.

 

En el artículo de la semana pasada, argumenté contra las pretensiones del senador José María Martínez Martínez de establecer un concepto jurídico único de familia. Dejé mucha tinta en el tintero digital que debo vaciar para ir de la crítica a la propuesta y la reflexión.

 

Tengo para mí que no sólo hay muchos modelos de familia, sino que una sola familia pasa por muchos modelos según sus circunstancias de vida, pero es difícil hablar y pontificar sobre vidas ajenas sin parecer senador de la república, así que cuento la historia pública de mi familia y la comparo con la historia de otra que conocí durante mis 42 años de abogado. Agrego algunas conclusiones y ustedes hacen lo propio.

 

Mis padres, Emma y Arnulfo, se conocieron en El Paso Texas en 1923, cuando eran refugiados de la Revolución Mexicana. Se casaron y regresaron lo más pronto posible a México para rescatar el patrimonio familiar de mi madre, en Sierra Mojada Coahuila.  La familia de mi padre se extinguió en la guerra y no quedó nada en Aguascalientes, su lugar de origen.

 

Ya en casa, ambos sobrevivían del empleo que consiguió Arnulfo en una mina de plomo y, a partir de 1925, la familia empezó a crecer (aunque primero llegaron las mujeres). ¿Cuál era su modelo de familia? Tradicional, con el hombre trabajando en el día y regresando a la casa por la tarde, exigiendo comida, limpieza, ropa planchada, niños bañados y tranquilos, y una mujer dispuesta a buscar el chamaco (porque primero llegaron cinco niñas y no el niño).

 

Mi madre siempre recordó nostálgica los primeros ocho años de casados: tenían casa, comida, ropa y estaban los abuelos cerca, lo que hacía tolerables los defectos de Arnulfo (tomador, pendenciero, violento, gallero en fin de semana y agresor de vez en cuando) además le quedaban vivas tres hijas y había nacido el primer hombrecito.

 

Entre los excelentes ingresos del líder familiar y del abuelo materno, dueño de algunas minas menores y que presumía su apellido Hickerson, sostenían aquella comunidad idílica. Pero, en 1931, la Gran Depresión en Estados Unidos y la caída de los precios del metal empezó a comerse los bienes patrimoniales y, para 1933, se había vendido todo lo comercializable. Se cerraron las minas y mis padres, que pronto tuvieron el segundo varón, se encontraron apenas con ingresos de supervivencia.

 

Entonces cambió el modelo de familia a uno de pobreza. La violencia de mi padre se agudizó, se cancelaron los planes de mejoría y la familia prefirió vivir en La Laguna, entre Torreón y Gómez Palacio. Los siguientes cuatro años fueron terribles. El abuelo aumentó sus visitas al bar pero, en una de ellas, cayó de su caballo y quedó en una terrible agonía que duró un año. Mientras tanto los hermanos de mi madre migraron a Estados Unidos, donde las cosas no estaban mejor.

 

De aquella familia, formada en valores y con valores, quedaba una familia cuya característica fundamental era la supervivencia.

 

Para entonces había nacido el tercer varón y ya eran seis menores y una mujer que mantener sin un trabajo estable. Ahí se acabaron los planes de que las niñas se fueran a estudiar a Norteamérica y se conformaron con que no cayeran en malas manos; por otro lado, los niños sólo tenían un futuro: trabajar en cuanto terminarán la primaria para ayudar a sostener la casa (que había crecido a 8 hijos y sus padres que entraban en la cuarta década de vida).

 

Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, mejoró la economía. Mi padre consiguió un buen empleo en lo que hoy es la CFE, la Comarca Lagunera alcanzó la bonanza económica y otra vez cambió el modelo de familia. De nuevo había techo, comida, ropa, escuela y aunque mi padre seguía siendo violento, el futuro ya era otro. Él terminó sus estudios de ingeniería eléctrica en escuela por correspondencia y sus ingresos mejoraron; se decidió a trabajar por su cuenta y abrió su taller.

 

Entonces nací yo, el noveno vivo (más tres muertos) que había engendrado mi madre. Sin embargo, en los cincuentas se desplomaron los precios del algodón, se registró una cruel sequía en La Laguna y mi padre sufrió tres accidentes graves de trabajo. Días después de la muerte de Pedro Infante dejamos Francisco I. Madero para ya vivir en Ciudad Juárez.

 

Mis hermanas habían estudiado contabilidad y todos mis hermanos eran mecánico electricistas de oficio. Habían crecido sin la solvencia económica para estudiar la universidad. Apenas terminaron la primaria y empezaron a trabajar. Éramos tres hermanos menores y tres sobrinos sin padre. ¿Vivir juntos en la misma casa? Éste era otro México, otra realidad y otra vida, las mujeres tenían que trabajar y los niños de ellas se quedaban con mi madre. Incluso cuando migramos a la Sierra de Chihuahua, a Cuauhtémoc, se fueron con nosotros. A ellos se agregaron dos más y vivimos una crisis de valores. Todas mis hermanas eran madres solteras y mi padre no se lo podía explicar, ¿qué había pasado, si las había educado mi madre y él las quería y protegía? No había divorcios en los troncos familiares ni madres solteras, todas las mujeres de la casa habían aguantado al esposo y no se entregaron al amor carnal sino hasta casarse. ¿Qué había pasado? Simplemente, el país cambió. En el cerebro de mi madre no cabía el pensamiento de dejar a mi padre pero en el de mis hermanas no cabía el pensamiento de repetir la historia de su adorable y solidaria progenitora, soportando a hombres parecidos a mi padre, que además no aportaban suficiente dinero a la economía doméstica.

 

Llegó la mejor época para los que quedamos en casa, mi padre consiguió un empleo como jefe superior de una gran empresa, Celulosa de Chihuahua. Una fábrica construida con base en el sueño mexicano: establecer industrias nacionales que cumplieran y mejoraran los derechos de los trabajadores. La empresa construyó un pueblo completo para sus obreros a dos kilómetros de la ciudad. Eran casas modernas con agua y luz gratis, vigilancia, escuela, parques, albercas, áreas deportivas y todo lo necesario para una vida dedicada al trabajo. Además, el sueldo era excelente, unos 40 mil pesos de hoy que sólo se gastaban en comida y otros bienes necesarios.

 

En estas condiciones superamos las crisis de valores y los primeros seis niños que llegamos a Anáhuac fuimos profesionistas (a excepción de Eulogio, que vive con Síndrome de Down). Mi madre preparaba exquisitos platillos, dejaba la casa limpia como espejo y tenía incluso una ayudante. A las 6 de la tarde todos estábamos en nuestras recámaras esperando la llamada a cenar; a las 6:30 nos sentábamos en torno al jefe de familia, que ya no era tan violento pero aún enérgico. Cenábamos, lo escuchábamos y nos interrogaba sobre nuestro día. Era imposible mentirle y nadie se podía robar un peso. Era inconcebible que no hubiéramos hecho la tarea, estábamos limpios y bañados, habíamos leído para poder platicar con él y después jugábamos un rato y escuchábamos en familia la radio, la XEW, hasta las noticias y nos retirábamos a dormir.

 

A mediados de los sesentas salí a estudiar a Ciudad Juárez y vi nacer las empresas maquiladoras, en nada similares a la empresa de Anáhuac. ¡Ahora las fábricas pagaban el mínimo y los empleados comían en la calle!

 

El negocio de los empresarios era construir jacalones para empresas extranjera y no les importaba dónde ni cómo vivieran sus obreros. Aquí inició la historia de otra familia, los Rodríguez, que llegaron a Juárez de Durango en busca de trabajo industrial para sus hijos varones y cambiar del campo a un futuro moderno y prometedor. Eran dos hombres y dos mujeres. Las fábricas sólo emplearon a las mujeres, dejando a los varones para que crecieran haciendo trabajos aquí y haya.

 

Uno de ellos conoció a los sicarios de “El Greñas” y se incorporó a la banda. El otro se volvió alcohólico y finalmente puso un negocio de venta de discos piratas, trabajando para el patrón de su hermano. Las mujeres se embarazaron de sus supervisores y tienen tres hijos cada una, se volvieron a juntar con otros hombres y uno de ellos violó a la hija mayor.

 

Han pasado treinta años desde que llegaron de Santa María del Oro Durango. Los viejos murieron y las mamás perdieron el empleo (a los 35 años una y a los 40 la otra). Sus seis descendientes, la tercera generación, que se emparejaron por un extraño amor que nace de la necesidad de vivir y reproducirse, sólo pueden sostener la casa si trabajan como empleados de maquilla y dejan solos a sus hijos a las seis de la mañana, para que las abuelas los despachen a la primaria (algunos a secundaria), aunque toda la tarde vagan libremente por la colonia hasta que se enfría la casa, al filo de las diez de la noche, y pueden volver a entrar, ya sólo para dormir.

 

He contado la historia de dos familias que vienen sumadas desde 1923, y para mi sucede que cada familia sobrevive lo mejor que puede. Todos los padres queremos a nuestros hijos entrañablemente, pero no podemos expresarles materialmente nuestro amor porque esto último depende de muchos factores, los más de ellos ajenos a nuestra voluntad. Por eso digo que las familias no son comunidades perfectas, simplemente están y logran estarlo como pueden y como sopla el viento.

 

Es muy difícil que una familia como la de los Rodríguez tenga cercanía a la comunidad perfecta del senador José María Martínez, si cada uno de ellos tiene treinta años ganando un dólar la hora trabajada.

 

 

Gustavo de la Rosa Hickerson
 
-
Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/opinion/01-07-2014/25117. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX

 


Estas leyendo de la carta 1 a la 6 de un total de 336

 

Gotera

    Ni hace falta ni hay lana, la quiebra ronda al Tio Sam.
    Innecesaria la militarización porque, al margen de retóricos amagos, la campaña antimigrantes y más, la millonaria (en pesos y personas) deporta-repatriación, corre por cuenta de los impuestos de los mexicanos.
    El despropósito de pecosos marines tanto en la línea como tierra adentro, es evidente, no hay presupuesto y además ya los vecinos tienen en Los Pinos una sucursal de la Casa Blanca, -con drones y hasta pentagonito-
    Que mejor 'destino manifiesto' que el que reina en los cerebros de la casta que regentea el país y, tenksgad¡, autofinaciable.
    Ojalá, se escucha la voz del norte, todas las invasiones fueran así de chidas, de a grapa y en grande...verbigracia las reformas que ahora permiten al extranjero chupar a placer la sangre mineral, playera y energética nacional.


Más Gotera


México:
año nuevo,
gobierno viejo

Juan Carlos Martínez Prado

Palabra Mayor

CLAMAN EN EL DESIERTO LAS VOCES DEL CAMPO

Víctor M. Quintana Silveyra

 

El pueblo de México deberá agradecer a los campesinos. La  jornada contra la reforma energética y a favor del campo que llevaron a cabo un gran número de organizaciones campesinas, indígenas y comunitarias este miércoles 23  ha sido la más importante, si no es que la única expresión masiva de rechazo a las leyes secundarias de la entreguista Reforma Energética. Ellos protestan porque aun sin darse a conocer la Reforma del Campo de EPN, ésta no podrá ni buscará hacer contrapesos a las múltiples reformas contra el campo que se vienen imponiendo desde que las cúpulas  empezaron su  ofensiva relámpago en el poder legislativo contra los derechos agrarios. .

El recuento de agravios a las comunidades rurales tan sólo con las reformas aprobadas estos últimos días es largo y sustancioso: se mantiene la prioridad de los usos energéticos o de las servidumbres legales  para conducir electricidad, gas o petróleo, sobre las tierras campesinas, indígenas o propiedades particulares. Sólo que ahora en lugar del  del término “expropiación”, a iniciativa del PAN se utiliza el eufemismo “ocupación temporal”, que será forzosa, si los usos y lucros energéticos así lo disponen.  Todos los grandes procesos de colonización, de devastación humana, social y ambiental se hicieron a nombre de la “ocupación temporal”: la colonización española fue ocupación temporal, como lo fue la ocupación nazi de casi toda Europa o como lo está siendo la ocupación de los israelíes a la franja de Gaza.



Más Palabra

La Nota Nostra

Soy naco

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Un respiro nos dio saber que el ejército norteamericano no circulará por el bordo del río Bravo. La genial idea del gobernador de Texas no fue bienvenida, sin embargo siendo ellos dueños de su espacio pueden hacer lo que les venga en gana. Pensando en que aquellos trabajan igual, sea o no sea su terruño, nos salvamos de una actividad netamente bélica. Ya con la malla que recorre toda la frontera les debería de dar pena, pero las emociones son características de hombres sanos de la cabeza, cuando vemos a un tipo con abrigo en pleno verano, se presume que no está bien de sus facultades mentales. ¿Sabe alguien si  Rick Perry anda enchaparrado?

De todos es conocido el privilegio de los sindicatos. Los mejores empleos deben de ser por excelencia, el sindicato del IMSSS, CFE y Pemex. Todos sabemos de los privilegios que milenariamente se practican en este sistema corporativista que nos brinda una burocracia que crece entre pensiones, gastos de representación y salarios de los adheridos. En este remolino de posiciones es extraordinariamente probable que muchos aviadores estén colgados de la energía presupuestal pues nunca se presenta una requisa ya que los sindicatos se rigen por vida interna propia, y exigirles transparencia sería como darle a Dios una patada en los testículos. Ahora las deudas de CFE y Pemex, pasarán a ser parte de todos los mexicanos, pues hay que reparar resarcir sus daños. ¿Y yo qué culpa tengo si yo no me gasté ese dinero?...¿cómo ve señor lector si mejor le propinamos la patada?

 

Más nota

Mediometro

La matanza de hasta 50 juarenses por mes en renovada ola violenta, debe ser vista como:
Bajas cifras en un estado de paz
Pugna entre bandos policiacos
Parametro normal para una frontera
Apenas por encima del índice esperado
Renovada política de terror social
La oficial guerra contra el narco
Lucha mortal entre cárteles
Una átipica situación pasajera
     Resultados

DesdeJuárez

Fuck The System!

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Fuimos a sacar un permiso para que Ericka pudiera viajar a Denver. Así que nos estacionamos cerca del  Puente Internacional que esta por el Chamizal, el conocido como Puente Libre. El estacionamiento que está a un lado de las oficinas de la aduana dice estar abierto las 24 horas.

Ahí se quedó el auto. Nos dieron un boleto con la hora y el encargado del estacionamiento se dirigió a lo que supongo que era su vehículo, una camioneta Explorer 2008 aproximadamente. Al parecer para ser cajero de un estacionamiento debe tener un sueldo muy digno para poder tener una camioneta así. Supongo que eso es bueno, lo malo es que la Explorer estaba estacionada en el lugar reservado para personas que tienen alguna discapacidad. Lo curioso es que al marcharnos no nos dieron recibo por el estacionamiento. Cuando Ericka se lo pidió el cajero le dijo que no tenía, pero que si quería podía regresar al día siguiente y hasta dos le daba. ¿Dos? No lo sé... tal vez la Explorer no se la compró con los $ 6,745.00 que gana un cajero municipal. Tal vez se lo regaló su ex esposa, como la casa de 10 millones de pesos que “dicen” le regaló su ex a Alva Almazán.


Mas Juárez

chileKNqueso

Distorsionar la libertad

 

Francisco Flores Legarda


“Con una oreja oye lo que te dicen y
con la otra escucha lo que no te dicen.”

Jodorowsky


El ciclo de reformas inaugurado por la actual administración está por concluir su desahogo procedimental, sólo eso. En especial las reformas que tocan de manera explícita apetitos de enriquecimiento privado, adoptan ideas ya establecidas, reformas que se adaptan a los requerimientos de la economía global establecida. Se trata de adopción y adaptación, poco significativas como creación autóctona.

La omisión entendida como “abstención de hacer o decir” (Martín Alonso). Reformador significado como la unión, feliz o fatal, que se ha dado entre el Ejecutivo y el Legislativo para integrar al sujeto que hace las reformas.


Mas chileKNqueso

 

 

© Copyright 2014, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com