cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA:VENTA:Suscribase
Suscribase

Trasfondo

¡Juangrabiel en Juárez!

 

Carlos Murillo González


Panem et circenses
Juvenal
 

La despolitización social es un hecho, como lo es la desaparición de mujeres y el feminicidio. No es un mito, como pretende el gobierno del estado, el empresariado y los medios de comunicación de Chihuahua para aparentar la “buena imagen” de Ciudad Juárez.


Más Trasfondo

 

Juego de Ojos

¡Nunca más!


Miguel Ángel Sánchez de Armas


La vida se detuvo ayer en Israel durante dos minutos en las calles, oficinas y escuelas, para rendir un tributo silencioso a los 6 millones de víctimas judías del nazismo, en el Día del Holocausto. A las 10 de la mañana (hora local) los coches, el tranvía de Jerusalén, los autobuses y también los peatones quedaron inmóviles durante 120 segundos para participar en este homenaje colectivo. Asimismo, todas las cadenas de radio y de televisión que difundían desde el miércoles testimonios, documentales y películas sobre el genocidio interrumpieron su programación. Cerca de 189 mil personas que lograron escapar del horror nazi viven hoy en el Estado Israelí” (La Jornada, 17 de abril).

En el verso de Martin Niemöller –quien antes de ser pastor luterano comandó un submarino y apoyó al nazismo en sus inicios- una voz que parece haber perdido la esperanza nos amonesta: Primero vinieron por los judíos / y no dije nada / porque yo no era judío. / Luego vinieron por los comunistas / y no dije nada / porque yo no era comunista. / Luego vinieron por los sindicalistas / y no dije nada / porque yo no era sindicalista. / Luego vinieron por mi / pero ya no quedaba nadie / para hablar por mi.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

CARNE, BRONCE Y PLOMO


Leobardo Alvarado


Una niña y dos niños nos enseñan no el cobre de esta sociedad, sino el bronce, el hierro y el plomo como símbolos del camino por el que Ciudad Juárez se está conduciendo.

La niña NoemiÁlvarez fue encontrada en una regadera de un albergue en esta ciudad el 11 de marzo del año pasado. Entonces, la información que se dio a conocer es que se suicidó ahorcándose. Noemi es-era-fue una niña de origen ecuatoriano y de raíces indígenas que buscaba llegar con sus padres que estaban trabajando en Estados Unido


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Hacia el estancamiento económico secular?

Germán Gorraiz Lopez

Según la OIT, desde que se inició la crisis habría 30 millones de desempleados más en el mundo y para el 2.019, el número total de desempleados sería de 213 millones (6% de la población activa) aunado con un déficit de 65.000 millones de dólares en los presupuestos de los países pobres y con cerca de 44 millones de personas viviendo en la absoluta pobreza según Intermón Oxfam, por lo que la Reunión Bianual de Primavera que celebran el Banco Mundial y el FMI en Washington debería tener como objetivos impulsar la frágil e incipiente recuperación económica global, promover una capacidad productiva diversificada y garantizar una evolución equilibrada de los ingresos . Sin embargo , la crisis de Deuda Soberana de Grecia, la inestabilidad financiera de EEUU y la posibilidad de una subida de tipos de la Fed para el 2016 serán los temas estrella de la reunión para evitar que la crisis sistémica no acabe lastrando la incipiente y frágil recuperación económica mundial y desemboque en escenarios de estancamiento económico secular (secular stangantion), ya que el fenómeno de la globalización económica ha conseguido que todos los elementos racionales de la economía estén interrelacionados entre sí debido a la consolidación de los oligopolios, la convergencia tecnológica y los acuerdos tácitos corporativos.
 


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 

 

  Cartas al Director
Cartas

Envíale una carta al director:

 
Nombre : 
Apellido : 
Email :
Teléfono : 

Su carta al Director

o Comentario:

 
   

La ignominia del PRI

De Nuestros lectores

 

 

Jaime García Chávez

 

 


 

 

No se sabe si es un cambio de estrategia, o si ésta existe como tal; el hecho es que la “Marca PRI” quedó atrás y hoy, en plenas campañas electorales, los candidatos de este partido han dado prioridad a su propia imagen, la cual, en algunos casos, está más deteriorada que la de su propio organismo político. Una de esos aspirantes es Liz Aguilera, la excontralora que un día su padrino político, César Duarte, decidió que ella fuera la que le revisara sus cuentas, sin una mancha, mientras el cacique endeudaba al estado y defraudaba al erario, según las denuncias que penden en su contra. Liz Aguilera solicitó licencia para postularse, a su modo, por la diputación del Distrito 06: primero prescindió de los colores oficiales de su partido llevando a cabo, digamos, una candidatura rosa, y luego minimizó el logotipo del PRI en buena parte de su publicidad, mientras en otra propaganda de plano ni aparece la tan cacareada “Marca PRI”.

 

La mayoría de los anuncios espectaculares de los candidatos del tricolor se distinguen por lo mismo. Si Aguilera se va de rosa, en Parral, por ejemplo, el candidato denunciado por corrupción, Carlos Hermosillo, también le ha dado prioridad a sus apelativos, como si de una rancia casta se tratara; además, la nívea predominancia de su vestimenta de campaña y una sonrisa que muestra lo más filoso de sus colmillos, pareciera procurarle una imagen de hombre de bien. Pero ninguno de ellos lo consigue: están tan ligados al duartismo corrupto e impune, a un cacique que lo representa y que está a punto de entrar en la fase más oscura del despeñadero sexenal, que apocan el logotipo de su partido, se deshacen de la marca y se enfundan en colores distintos, con frases de batalla evidentemente contradictorias al momento político que enfrenta Duarte, precisamente acusado de corrupción, tanto local como nacionalmente y cuyos atracos se emparejan con el casablanquismo peñanietista.

 

No se sabe en realidad si los candidatos consigan ese aparente deslinde, pero lo que se nota es la vergüenza, la ignominia, en el sentido etimológico e histórico del término: in-nomen (“sin nombre”), que en Roma se utilizaba como un recurso extremo para reprobar a los tiranos, como Nerón o Calígula, condenados a la damnatio memoriae (“maldición de la memoria”). Cualquier búsqueda somera revela que dicho procedimiento romano incluía el borrado de los nombres de los tiranos de los edificios públicos que habían ordenado construir en su etapa de gobernantes, así como la remoción de cualquier efigie pública dedicada a su memoria y la celebración de “funerales de deshonra”. También se hacía una descripción pública de sus delitos y se colocaban sus retratos en las murallas de las ciudades o se les erigían estatuas mutiladas de diversos miembros, como marcas para distinguirlos como criminales.

 

Del medioevo a la fecha algún grado de civilización hemos alcanzado, aunque sorprendentemente, en pleno siglo XXI, hay rezagos mayúsculos: precisamente César Duarte es uno de los gobernantes que ha declarado estar a favor de la horca contra los delincuentes, siendo él, paradójicamente, uno de ellos. El término vergüenza tiene varias acepciones, la mayoría coincidentes en el terreno de la patología. Una de las más interesantes es la que propone el terapeuta Johan Bradshaw, para quien la vergüenza es “la emoción que nos hace saber que somos finitos”. En ese mismo terreno, se dice que se trata de una “sensación humana de conocimiento consciente de deshonor, desgracia o condenación” y este es una definición aceptada por la Real Academia Española

 

Todo parece indicar que los candidatos del PRI han de estar conscientes del deshonor que representa defender, colateralmente, a un partido despojado a su militancia por un gobernador igualmente desprestigiado y ubicado en la línea de fuego entre la lealtad a un presidente de la república urgido de dar un golpe maestro para vindicar su nombre en las encuestas, y el deber de defenderse a sí mismo como gato boca arriba. En realidad, el cacique local ya ha hecho bastante de esto último, como colocar un cúmulo de magistrados que trasciendan su sexenio y que agradecidamente le cubran las espaldas en octubre de 2016, o elegir candidatos como Carlos Hermosillo, su socio en la corrupción, para dotarlo de impunidad antes de que la Procuraduría General de la República decida encontrarlo sin el fuero necesario que le garantice ciertas prerrogativas.

 

¿Quién querría arrastrar con el desprestigio ajeno? Para los estudiosos del tema, “la verdadera vergüenza se asocia con el deshonor, la desgracia o la reprobación”; pero existe una “falsa vergüenza”, la cual, se dice, está asociada con “la falsa reprobación, en una estructura de doble ciego o falsa condena”. Y aquí es donde también, como en un juego de ida y vuelta, podría inscribirse la excontralora Liz Aguilera, cuyo tema principal de campaña y de acuerdo a la promoción reiterada de su propuesta medular en los medios de comunicación, es el “combate a la corrupción”, habiendo tenido la oportunidad ella misma de actuar contra la corrupción duartista en la dependencia que algún día, no hace mucho, dirigió como si fuera una florería o tienda de souvenirs.

 

En esta época en la que en diversas áreas de la actividad humana se ha sobreestimado la importancia de la imagen por encima del contenido –la política no ha sido la excepción– ha quedado claro que la “Marca PRI” ya no vende; ser su candidato es, al parecer, como una especie de mal necesario, una ropa que se ciñe a fuerzas porque no alcanza para más. Seguramente desde la mercadotecnia publicitaria ya se le desechó, o al menos se le aisló para medir sus alcances e impacto. Lo que está presente, por ahora, es que cada candidato del PRI puede llevar al frente el color favorito de su guardarropa y darle prioridad, después de todo, al envase que mejor le acomode. Eso no importará para quienes han estado atentos al momento histórico que atraviesa Chihuahua porque saben que el contenido sigue igual: vacío.

 

 

 http://jaimegarciachavez.mx/?p=2870

 

 


APOYEMOS A CARMEN ARISTEGUI

De Nuestros lectores

 

 


Tomás Oropeza Berumen

 

 

En toda sociedad fundada en la explotación de la mayoría por una minoría dueña de los medios de producción, la información y el conocimiento son poderosas armas en manos de quienes las controlan.

 

En México casi todos los medios de comunicación e información son propiedad privada de la oligarquía que dirige el país valiéndose del aparato estatal y el gobierno. La información de lo que ocurre en el país y el mundo es controlada y distorsionada por las agencias informativas (casi todas norteamericanas) que emiten por  televisión, radio,  prensa impresa e Internet mentiras para llevar a cabo la manipulación de masas que mejor convenga a sus intereses.

 

Por ejemplo en los noticiarios de MVS,  XEW, Radio Red, Formato 21, TV Azteca, etc. desde hace años desarrollan una campaña contra los profesores de educación básica que resisten la reforma educativa neoliberal y privatizante. Los Ciro Gómez Leyva (El Universal)   Loret de Mola (XEW), López Dóriga (Televisa) , Luis Cardenas (MVS), Lolita Ayala (Televisa) Javier Alatorre (TV Azteca)  y demás cabezas parlantes los llaman vándalos, delincuentes, perezosos, etc. A los estudiantes y obreros que se manifiestan exigiendo democracia sindical, aumento de salarios o mejor educación los catalogan de seudoestudiantes, perezosos, irresponsables.

 

Periódicos como La Prensa, La Razón, Reforma, Milenio, etc., a todo el que defiende los intereses populares  y recursos naturales frente a las grandes corporaciones capitalistas extranjeras o “mexicanas” se les  acusa de  desestabilizadores, terroristas, y demás términos que los convierten a  ojos de los lectores, escuchas y televidentes en terribles criminales.

 

A los banqueros parásitos y ladrones,  capitalistas explotadores y políticos corruptos, los llaman la clase dirigente, emprendedores, y los pintan como verdaderos héroes y benefactores de la humanidad. Nos dan una visión falsa, invertida,  de la realidad  para confundir y manipular al pueblo a su antojo.

 

Y cuando desde una de esas radiodifusoras o periódicos  alguien se atreve a informar de los robos que cometen contra el erario público los gobernantes, del derroche y lujo en que viven mientras la mayoría de los mexicanos padece de miseria, de inmediato la pandilla que gobierna al país busca suprimirlo. Ejemplo de esto son las decenas de periodistas asesinados en los años  recientes, porque se atrevieron a denunciar la corrupción de gobernadores, el contubernio de policías y delincuentes, etc.

 

Los crímenes de lesa humanidad cometidos por el Estado, como la desaparición forzada de 43 normalistas de Ayotzinapa, aparecen en  la nota roja de  la mayoría de la prensa impresa o de comentarios frívolos en los noticiarios para los cuales los mexicanos tendríamos que acostumbrarnos a estos acontecimientos, a “superarlos” y aceptar  la “verdad histórica” de polizontes corruptos que encabezan la PGR.

 

Este crimen, junto a la masacre cometida por el ejército en Tlatlaya, estado de México, o los  escandalosos asuntos de la Casa Blanca que virtualmente le fue obsequiada a la primera dama por el Grupo Higa a cambio del contrato para construir el ahora frustrado proyecto de un tren bala que iría del DF a Querétaro; o la red de prostitución del jefe del PRI en el DF,  fueron  investigados  y dados a conocer  por la periodista Carmen Aristegui y su equipo  en el noticiero transmitido por MVS, cumpliendo con su deber de informar a los mexicanos de asuntos que nos incumben a todos, poniendo al descubierto la tremenda corrupción y el carácter autoritario del régimen de Enrique Peña Nieto y de todos los partidos que conforman el entramado gubernamental mexicano.

 

Por ello los dueños de MVS, concesionarios de una frecuencia radiofónica que en rigor es propiedad del pueblo mexicano, la han reprimido, despidiéndola de su empleo. Pero tal injusticia ha provocado un amplio repudio y movimiento de solidaridad con Carmen Aristegui, quien sin duda es víctima de una venganza  ordenada desde Los Pinos por atreverse a indagar y sacar a la luz pública algunos de los secretos de las cloacas del régimen.

 

La represión gubernamental a esta valiente reportera está demostrando que el gobierno de Peña Nieto no puede tolerar  el periodismo que simplemente cumple con el deber de informar con veracidad. La clausura del noticiero de Aristegui es un golpe a las pocas libertades democráticas de los mexicanos. Por ello debemos exigir que se le reinstale en su noticiario. Su despido fue injustificado, eso lo sabe cualquier abogado laborista, porque los dueños de MVS actuaron arbitrariamente violando el contrato que mantenían con Aristegui. Llegando al absurdo de elaborar un nuevo reglamento para someter a un control fascistoide la actividad de todos los reporteros de esa empresa.

 

Exijamos respeto a la libertad de expresión ejerciéndola también con nuestros propios medios, sin depender del capricho del gobierno. Para ello debemos ser conscientes de que en la guerra que hoy libra la burguesía y su Estado contra el pueblo mexicano, los trabajadores, campesinos, indígenas y estudiantes, debemos crear nuestros propios medios de comunicación escritos, radiofónicos y en el Internet, para difundir nuestra concepción del mundo, para organizarnos y luchar por un cambio revolucionario en México./ Tomás Oropeza B.

 

 

Tadet Economía

sintesis2008@gmail.com

 

 

 


REMINICENCIAS DE LOS POLÍTICOS FOLCLÓRICOS

De Nuestros lectores

 

 

Luis Ochoa Minjares

 

 

    El pintoresco y folclórico gobernante Vicente Fox fue el tema durante el desayuno sabatino de la mesa de articulistas democráticos, quienes destacaron la habilidad del ex presidente para ocultar su ignorancia e  incultura con chistes y ocurrencias,  algunas de las cuales alcanzaron la categoría de verdaderas barrabasadas como aquella de “comes y te vas”. Y surgieron las reminicencias y recuerdos.

 

   En tiempos del presidente Echeverría florecieron los gobernadores chistosos, folclóricos, pintorescos, dicharacheros y ocurrentes. A alguno de ellos, por ejemplo, se le prendió el foco y propuso utilizar camellos para transportar agua y acabar con la sequía en la zona desértica de su ínsula, gobernaba el estado de Coahuila y su gestión fue incolora, pero su fortuna se consolidó y su salida violenta y por supuesto, indigna.

 

   Chihuahua tuvo el suyo e inscribió en las páginas de la antología política pueblerina una frase universal e inigualable: “las lluvias fuera de tiempo, ni nos perjudican ni nos benefician, sino todo lo contrario”. El estado de Guerrero no hizo malos quesos y su mandatario estatal don Rubén Figueroa coronó su gestión transando con el guerrillero Lucia Cabañas, después de hacer reír a medio mundo.

 

   La CTM tuvo su gobernador en Sinaloa, de apellido Gutierrez de no muy alegre memoria. Cárdenas González en Tamaulipas estuvo a punto de graduarse como folclórico de nuestra política, pero su juventud y su inquietud lo encaminaron por otros senderos.

 

   César Flores Tapia fue uno de los más brillantes gobernadores chistositos, dicharacheros, pintorescos, folclóricos, simpaticones y, por supuesto, buenos para el progreso personal hondo y profundo, claro, sin superar a Fox.

 

   Proyectar la imagen de un político folclórico pintoresco y chistoso, no es, por otra parte, cosa fácil para los jefes de prensa y publirelacionistas, los comunicadores, ni mucho menos para los sempiternos lambiscones, jala-chaquetas y aduladores.

 

   Dar a conocer las ocurrencias de los políticos ocurrentes es tarea que no puede acometer cualquier cristiano, por ello tal vez en el gremio periodístico tomó cara de naturalización una especie de maldición gitana, un anatema o expresión ofensiva en extremo:

 

   “¡Ojalá y te nombren jefe de prensa de un gobernador folclórico!” Injuria, por otra parte, más dolorosa y ofensiva que el clásico recordatorio del diez de mayo.

 

   Quién no recuerda a don Artemio Iglesias Miramontes, llamado “el filósofo de Estación Rubio”, quien fue campeón de campeones en el manejo de las gracejadas y, sobre todo de frases vigentes todavía como aquella de que “en política, a puñaladas   iguales llorar es cobardía”.

 

   Es de esperarse que el super-folclórico y pintoresco don Vicente Fox sea el último gobernante ocurrente y pintoresco que cierre definitivamente esa etapa de nuestro sub-desarrollo político.

 

AL PERSONAL DEL ISSSTE

Y DEL IMSS, CON AFECTO

    Se dice que una sonrisa y un apapacho estimulan y curan más que el mejor de los medicamentos. ¿Cuánto vale una sonrisa? Pocos sabemos aquilatar el valor de una sonrisa. No existe en el mundo el oro suficiente que equivalga al valor de una sonrisa. Un rostro sonriente, contento, alegre y risueño es supremo tesoro del universo. Una cara triste, melancólica, afligida y abatida revela un mundo lleno de congojas, problemas y discordias.

 

   ¿Tiene caso convivir en un mundo, grande o pequeño, en un hogar, pobre o lujoso, en un centro de trabajo cotidiano, donde escasean las sonrisas y sobran las “caras de circunstancia”, los rostros preocupados, tensos y nerviosos? Algo debe andar mal en nuestro mundo actual, cuando ya sólo los niños, -y eso no todos-, llevan una sonrisa en su rostro angelical.

 

   Ventanillas con rostros circunspectos, escritorios con semblantes de congoja y ambiente funerario, secretarias con rictus de amargura y ejecutivos con faz de ogro en sus peores momentos, todo esto debería desaparecer del mundo en que vivimos. Para ello debemos buscar las causas y poner los remedios. Es inconcebible renunciar a una humilde sonrisa cuando es el distintivo supremo del ser humano.

 

   No puede existir un mundo sin la alegría de un rostro feliz. Nada justifica los afanes del hombre si olvida sonreír. Un sonrisa se asocia obligadamente con un rasgo de generosidad, franqueza, sinceridad, naturalidad, llaneza y hasta con la magnanimidad, atributo congénito del ser humano.

 

   Una sonrisa no cuesta nada, y en cambo, cuanto da. Enriquece a quien la recibe sin empobrecer a quien la otorga. Una sonrisa es cosa de un momento, y sin embargo perdura siempre en la memoria.

 

   Nadie hay que sea tan rico ni poderoso que pueda vivir sin una sonrisa, ni nadie sea tan pobre que no pueda ser enriquecido con una sonrisa asimismo. Propicia el éxito en los negocios y es la enseña más preciada en la amistad. Brinda descanso al fatigado, entusiasmo al abatido, alegría al triste, y es el mejor antídoto contra las dificultades.

 

   Sin embargo, la sonrisa es algo que no puede ser comprado, mendingado, ni tampoco se puede pedir como un préstamo, porque es un don que no tiene valor sino hasta el momento en que se prodiga espontáneamente.

 

   Existen seres tan cansados de la vida que no pueden ya otorgar una sonrisa. Démosle a ellos una de las nuestras, porque no hay nadie que más las necesite que aquellos que ya no tienen sonrisas que ofrecer. ¿Cuál será verdaderamente el valor de una sonrisa? Existe el temor de que no sepamos aquilatarla.

 

ODIO GROTESCO

Y  VERGONZOSO

    Hemos recibido un artículo de don Gerardo Garibay Camarena que por falta de espacio, entrecomillamos una parte esencial: 

 

   “La activista Denisse Dresser arrancó el mes reportando a través de su cuenta de twitter que Paulina Peña, la hija del Presidente de la República, había llegado a la Universidad Anáhuac en un helicóptero pagado por el presupuesto público. Proclamó Denisse: “Va foto que me envían de Paulina Peña llegando a la Universidad Anáhuac en helicóptero, también a cargo del erario”. Un escándalo, un oprobio, una vergüenza, que, por supuesto, se convirtió en éxito instantáneo, pues el Tuit se compartió casi cinco mil veces y fue marcado como favorito por mil 700 usuarios de dicha red social.

 

   “Sólo había un problema: que la noticia es una mentira. El helicóptero no es propiedad del gobierno federal, sino del empresario Carlos Peralta y fue él –no Paulina Peña– quien arribó a la universidad en la aeronave. Peralta aclaró el infundió también a través de twitter, pero, incluso al ser exhibida con las manos en la masa de su mentira, la activista no fue capaz de reconocer el error y se escapó por la tangente, respondiendo con una agresión apenas velada.

 

   “Y no fue la primera vez. Un par de días antes, la misma activista se burló de la tragedia del avión de Germanwings estrellado en Francia, publicando en twitter que “se solicita piloto depresivo para manejar avión presidencial”, literalmente deseando la muerte no sólo del presidente, sino de decenas y quizá cientos de personas. Es decir, un odio grotesco y vergonzoso”.

 

   FINALMENTE un comercial cultural: Se regala un lote de libros y revistas, propios para quienes gustan de hurgar en el pasado. (lom927@hotmail.com).

 

 


QUÍTATE LA MÁSCARA. 3ª. DE 3 PARTES

De Nuestros lectores

 


 

 

Luis Villegas Montes

 

  

Escribí la semana pasada: “Con todo lo grave que se quieran ver, las anteriores no eran sino transgresiones a la letra y el espíritu de la Constitución de 1857; sin embargo, Juárez incurriría en vicios aún peores, cuyas secuelas (polvos de aquellos lodos) perduran hasta nuestros días”; y así es. Le menciono cuatro: La subvención de la prensa, el fraude electoral, la partida secreta y la sumisión y debilitamiento de los estados.

 

La subvención de la prensa.

 

Un mecanismo ampliamente utilizado por el gobierno juarista fue la subvención a la prensa. El 7 de abril de 1861, el Siglo XIX publicó el reporte del tesorero de la nación, Juan Zambrano, explicando los gastos del gobierno en el mes de febrero; y en el rubro impresiones y “fomento de periódicos” se consignaba un total de 7 mil 198 pesos,1 de aquellos ayeres.

 

El fraude electoral.

 

          Y en este mismo tenor, aunque con un cariz diferente, la autora a la que hemos recurrido desde la entrega anterior, señala que: “En enero de 1910, el periódico México Nuevo publicó el artículo ‘Juárez y las subvenciones periodísticas’, donde declaraba que el Presidente decretó el 6 de abril de 1861 la supresión de los gastos de fomento de periódicos, pero que se vio obligado a seguir apoyando a ciertas publicaciones para garantizar su triunfo en las elecciones presidenciales. Agrega que ‘sin la poderosa ayuda de El Siglo XIX, El Monitor Republicano y de otros periódicos, hubiese perdido el Sr. Juárez la elección en 1861’”.2 Uso indebido de recursos públicos, inequidad en la contienda y tráfico de influencias son las conductas que, como mínimo, se actualizan en una maniobra de este tipo.

 

La partida secreta.

 

          El 16 de agosto de 1861, el Congreso aprobó una ley que suministraba a la Secretaría de Relaciones Exteriores 30 mil pesos para fomentar a periódicos extranjeros opuestos a la intervención; esta partida perduraría al acabar la intervención y daría origen a la famosa “partida secreta”, manejada directamente por el Ejecutivo y no auditable; el día 6 de mayo de 1869 se discutió la partida secreta que manejaría el Presidente por $15 mil pesos: “La oposición consideraba inaceptable una partida que se manejaba de manera discrecional por el Ejecutivo y sin rendir cuentas al Poder Legislativo. Hubo constantes quejas en el Congreso por la permanencia de la partida secreta”.3

 

La sumisión y el debilitamiento de los estados.

 

          De la multitud de estados que mutiló (Yucatán, Nuevo León, etc.), tomemos un solo ejemplo; el del Estado de México; el 7 de junio de 1862, se crearon tres distintos militares; uno, se incorporó al Distrito Federal; por el segundo, se creó el Estado de Hidalgo; y por el tercero, Morelos.4 Sin contar a los gobernadores a quienes quitó y puso a su antojo de 1861 a 1867, con la excusa de la intervención francesa.5

 

Como se ve, la práctica de invadir competencias, subyugar a los otros dos poderes, el manejo arbitrario de la finanzas públicas o la falta de transparencia, el fraude electoral (en una de sus múltiples variantes), el sometimiento de los estados o el pago a los medios de comunicación para granjeárselos, no se inauguró en el transcurso del penoso Siglo XX; todos, excepto el fraude electoral (que data de los tiempos de don Guadalupe Victoria), son secuelas de ese Juárez -modelo de supuesto respeto al orden jurídico-; por no hablar que gobernó durante 14 años (del 19 de enero de l858 al 18 de julio de 1872), la mayor parte de ese lapso, sin mediar ningún tipo de elección; o del Tratado McLane-Ocampo, por el que pretendió vender a perpetuidad, a los Estados Unidos de Norteamérica, el derecho de tránsito por el Istmo de Tehuantepec, desde el puerto de ese nombre en el sur, hasta Coatzacoalcos en el Golfo de México.

 

La vena voluble de Juárez y su desprecio a la ley, se nota con mayor nitidez en otro de sus aforismos célebres: “A mis amigos: justicia y gracia; a mis enemigos: justicia a secas”; con ella, se da cuenta de un espíritu no solo rencoroso, sino capaz de distinguir ahí donde el jurista, el auténtico, el que se somete a las exigencias de la justicia y de la ética, no puede hacer distingos de ninguna índole. En la primera entrega de la serie, escribí: “En mi humilde opinión, ahí fue donde se nos empezaron a torcer las cosas como Nación y a ponerse de cabeza nuestra orientación moral y legal; y el norte se volvió sur y el este oeste”; y así es; Juárez puede haber sido todo lo que ustedes gusten y manden, un político, un estadista, un visionario, un patriota, lo único que no puede ser es un referente moral, ni ético, ni jurídico.

 

Como político, Juárez es el artífice de algunas de las prácticas más deleznables del repertorio con que cuentan, todavía, algunos de los gobernantes de hogaño; más reprochables, si cabe, al ser de profesión abogado y, por ende, conocedor de la Ley. Ensalzar al Benemérito a tontas y a locas -sin situarlo en su justa dimensión de político rapaz, taimado, pragmático, dispuesto a cualquier extremo con tal de ejercer el poder-, es enaltecer y honrar el exceso, así como la ignorancia del Estado de derecho.

 

¡Fuera máscaras! ¡Los rudos, los rudos, los ruuuudoooos! (claman los Juaristas, que para todo hay gustos).

 

 

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: http://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

 

 

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

 

 

1 SÁENZ PUEYO, Carmen. Juárez. El mito de la legalidad. 1ª. reimpresión. Universidad Nacional Autónoma de México. México. 2014. Pág. 59.

2 SÁENZ PUEYO, Carmen. Op. cit. Pág. 60.

3 SÁENZ PUEYO, Carmen. Op. cit. Pág. 68.

4 SÁENZ PUEYO, Carmen. Op. cit. Pág. 75.

5 SÁENZ PUEYO, Carmen. Op. cit. Pág. 74.

 

 


Marcha del Silencio

De Nuestros lectores


  

 

Jaime García Chávez

 

 

 

 

¿Para qué hablarle a un gobierno que no sabe, no puede y no quiere escuchar? La pregunta encuentra una respuesta para explicar el por qué en Chihuahua el diálogo de la sociedad con el gobierno es imposible. No se puede conversar con el que, de inicio, te dijo que el poder es para poder, y la deriva de todo esto son los hechos que expresan la caducidad de la grandilocuencia de un gobierno encabezado por un mitómano.

 

No son pocos los que nos han cuestionado por qué organizar una marcha en silencio y el cuestionamiento es correcto: hay que expresar las razones, al menos las mías. El silencio como tema es difícil de abordar, lo reconozco. Algunos lo han hecho privativo de la poesía, pero creo que puede llevarse igualmente al terreno de la política, ya que un discurso –parafraseando a Carlos Monsiváis– debe contener al mismo tiempo los sonidos del silencio y los de la voz alta. Me explico: aquí el silencio es lo que resultará sonoro, porque a final de cuentas no es más que otro nombre de lo real, de lo que tenemos; en tanto que lo real no se agota en un simple nombre: el pronunciar César y su corrupción no lo dice todo, porque invocar ambas palabras provoca el reconocimiento de una realidad con mayor hondura, que se enraiza en un régimen de abuso en el que la política se troca en delito y el delito en la vía más rápida para el enriquecimiento exponencial que sienta la base para la reproducción de un poder que luego aparece incontrastable.

 

Desde aquí resulta lógico deducir que el silencio del espíritu puede redundar en sabiduría para encausar la fuerza del pueblo. Esto no riñe con la idea de que hay siempre que interpretar las cosas, hablar siempre, sugerir o imponer significados. El silencio ayuda a reconocer en el viento que respiramos los anhelos de una sociedad harta de los agravios, porque sin duda los ríos más silenciosos siempre resultan ser los más profundos. Un ejemplo: a la hora del Centenario de la Independencia, Porfirio Díaz fue recibido en Chihuahua con arcos de triunfo, desde la primera estación del ferrocarril hasta llegar a Ciudad Juárez, y el río profundo donde estaban los rancheros, los olvidados, los agraviados, los condenados, muy pronto se levantaron en armas y obligaron a la renuncia del anciano dictador.

 

Unión Ciudadana, al convocar a la Marcha del Silencio, recuerda esto:

 

La voz alta…

 

Ésta se encuentra en la denuncia penal presentada ante la Procuraduría General de la República contra César Horacio Duarte Jáquez, gobernador del estado, Jaime Ramón Herrera Corral, secretario de Hacienda y Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga, actual candidato del PRI a una diputación; en la insurgencia que llevó a un nutrido manojo de hombres y mujeres que apelaron a su ciudadanía, despojándose previamente del miedo paralizante; en el Punto de Acuerdo de un senador comprometido con su pueblo, que planteó que esa parte del Congreso de la Unión exigiera la investigación de César Duarte, para cerrarle el camino al pacto de impunidad y corrupción que sustenta a la clase política decadente, hoy en el poder. Esta voz alta se escuchó en todo Chihuahua el 28 de noviembre en el Auditorio Municipal, se replicó en Cuauhtémoc, Creel, Ciudad Juárez, Ciudad de México, Ojinaga, Madera, Parral, Jiménez y crece bajo la divisa de que es un movimiento que no lo para nadie. Decidida a no recibir afrentas, la misma voz rechazó la camorra y la provocación el 28 de febrero a las puertas del palacio de gobierno en la capital chihuahuense; se ha escuchado en discursos, videos, volantes e infinidad de artículos, y si no ha sido mayormente escuchada es por la complicidad de los medios de comunicación, vendidos al poder y preconizadores del silencio pernicioso que aliena a la sociedad.

 

Por voz no ha quedado, ni quedará. Se trata de sonidos que aglutinan porque, más allá de su exactitud o coherencia, van rubricados con la bandera de la honestidad y la honradez. Unión Ciudadana es invencible porque no va a claudicar nunca y esa voz por eso es potente y vigorosa.

 

La del silencio…

 

Marchar en silencio no es la expresión de la mansedumbre de la sociedad finalmente sometida. No es el progresivo y masilento paso con que abre y cierra la película El huevo de la serpiente, de Ingmar Bergman. Se quiere expresar que aún sin hablar, con la simple expresión corporal, de las bocas amordazadas, las lágrimas en los ojos, la rabia contenida, se le puede decir a la tiranía que ya nos hartó, que no la queremos, que deseamos que se vaya y que estamos dispuestos a lograrlo. También es la oportunidad para repensar nuestro momento, en el sosiego y el silencio que requiere la reflexión, sobre una perspectiva profunda y posible para un país que ya no quiere vivir en la corrupción política y que ha optado por reivindicar el Estado de Derecho en toda su extensión y, sobre todo, el establecimiento contundente de la rendición de cuentas, entendida como la posibilidad de fincar responsabilidades a quienes encabezan las instituciones de la república, sean o no de elección popular.

 

El silencio es hoy, este sábado 18 de abril en la ciudad de Chihuahua, sinónimo de que el instrumento popular ha alcanzado el suficiente temple para emprender la batalla. Si alguien lo confunde con renuncia, mansedumbre, abdicación, sosiego obsequioso y arreo de banderas, allá ellos. Sólo es ese momento en que la vergüenza (Karl Marx, Octavio Paz) ya es una revolución, por ser una especie de cólera replegada sobre sí misma y porque cuando todos se avergüenzan, es como el león –en ese momento en silencio– que se dispone a dar el salto.

 

Y si el silencio sólo sirviera para reflexionar lo que estamos haciendo, su pertinencia ética, bienvenido. Nunca olvido lo que un día Jesús de Galilea le dijo al fariseo Nicodemo, miembro del Sanedrín: “No sabes de dónde viene el viento, ni a dónde va”.

 

Pero como en esto lo que se debate son cosas del pueblo, tengo la certidumbre que el viento que corre, no sólo por Chihuahua sino por el país entero, viene de la energía de una sociedad, desconfiada del poder, previsiblemente desobediente, que ha dicho ¡basta a la corrupción! y que barrerá –ese es su destino– con el régimen de impunidad a que tienen sometida a la nación, a la república.

 

No estamos aturdidos: emplearemos, sin duda, la voz alta cuantas veces sea necesaria y agitaremos el filo del silencio cuando sea oportuno. Ya la dijo el viejo sabio de la Grecia legendaria: “Hay que poner a las palabras el sello del silencio y al silencio el sello de la oportunidad”.

–––––––––––––

Mensaje dirigido con motivo de la Marcha del Silencio, el sábado 18 de abril de 2015, en la Plaza de Armas de la ciudad de Chihuahua.

 

 

http://jaimegarciachavez.mx/?p=2819

 

 


ENDEUDAR MÁS A JUAREZ? Y LOS REGIDORES…

De Nuestros lectores

 

 

PUNTUALIZANDO

 

 

Abelardo Valenzuela Holguín

 

 

En la pasada sesión de cabildo se aprobó por mayoría de votos un tema muy importante y delicado para los juarenses, que tiene que ver con dejar en un estado de indefensión a futuras administraciones por el incremento de la deuda y el desaseo financiero en el actual gobierno local.

 

Hasta hoy, no se ha escuchado una posición clara y firme de los miembros del H. Ayuntamiento respecto a este asunto tan delicado, solamente se reservaron a votar un proyecto de renovación de luminarias sin una corrida financiera clara y transparente, sin un proyecto técnico autosustentable, medible y auditable.

 

La ocurrencia de sustituir las luminarias actuales vía un préstamo de alrededor de 350 millones de pesos aproximadamente, es absurdo e irresponsable, pero resulta más ofensivo cuando la propuesta implica el que lo paguen las próximas  dos administraciones municipales.

 

Las condiciones financieras del municipio en su gasto corriente y su gasto de inversión ya incluidos los recursos del FORTAMUN Y FISM son verdaderamente delicados para cualquiera que los analice con sentido de responsabilidad, por eso se esperaba una acción más contundente por parte de los regidores, ante esa pretensión, misma que no fue así.

 

Cuál será la apuesta del Presidente Municipal para empujar esa delicada e irresponsable ocurrencia de solicitar un endeudamiento de esas dimensiones? Ya que se trata de un crédito que trasciende su administración, es decir gastarse el  dinero que deben  pagar  los siguientes alcaldes.

 

Una vez que el cabildo voto por mayoría de votos a favor de endeudar más a Juárez, ahora le corresponde al Congreso Local y sus diputados aprobar o desechar dicha medida que va en claro detrimento de las finanzas municipales por el endeudamiento que esto implica, sobre todo si tomamos en cuenta lo devastador que fue el PMU en materia de finanzas sanas para el gobierno municipal.

 

Hay que puntualizar que la participación ciudadana es vital para frenar cualquier acción de gobierno, y en este caso en específico no podemos ser indiferentes a lo que acontece en el quehacer público con nuestros gobernantes, aún existe otra instancia superior que es el Congreso Local y otras herramientas jurídicas para detener esta acción tan primitiva.

 

Por último hay que puntualizar que las políticas públicas que les generan más endeudamiento a los gobiernos, son cada vez más obsoletas, ya que en la actualidad existen muchos programas públicos y privados que te permiten generar proyectos autosustentables, sin recurrir a la deuda directa.

 

Por todo eso, es muy lamentable y criticable la postura de los regidores que votaron a favor, como también lo es no puntualizar lo devastador de esta acción. También, es triste la postura del Síndico Municipal, no obstante ser una figura electa a través de voto directo,  ha sido figura decorativa del cabildo, ya que participa con su voz en temas sin importancia y se oculta en el silencio, en los  temas importantes, esto hay que puntualizarlo…

 

 

ABELARDO VAENZUELA HOLGUIN

abelardovalenzuelah@gmail.com

 

 


Estas leyendo de la carta 1 a la 6 de un total de 318

 

Gotera

    La normalidad, es otro pex.
    Por eso aunque el meloso altavoz entone el ♪qué bonito es Chihuahua♪, los juarenses se siguen atrincherando.
    La sumisión social -que no la paz- anhelada por todo orden autoritario, desde luego que se conquista tras prolongado torrente de balas con miles de muertos y desaparecidos.
    Y serán menos las humeantes armas, pero la secuela de terror y pulverización comunitaria sigue al cien -y perdurará quizá por generaciones-.
    No por nada en bocacalles, amplias vialidades y no se diga residenciales, aún se levantan barricadas de pavor puro disfrazadas de muros y rejas de acceso.
    De espanto continuado y no seguridad son los enrejados, sólo impedimentos para el INE y la entrega de recibos, porque obstáculo contra la pelona a domicilio...nunca lo fueron, ni lo son.


Más Gotera


México:
año nuevo,
gobierno viejo

Juan Carlos Martínez Prado

Palabra Mayor

¿HAY “NORMALIDAD DEMOCRATICA” PARA LAS ELECCIONES?

Víctor M. Quintana Silveyra

 

Lo que en otros países es anormal en México se ha vuelto normal. No se van a cambiar las inercias, las enquistadas situaciones de facto porque hay elecciones federales  y locales. Pero que tampoco se diga que el proceso electoral de 2015 se desarrolla dentro de la “normalidad democrática”. Porque en este país la democracia en todas sus acepciones, incluso en la más mínima, se atropella, se violenta todos los días. Y las condicionantes para que la gente se anime a emitir su voto, a que lo haga con libertad, se cuentan por decenas. Aunque el INE no lo vea.

 

Vayamos de lo menos a lo más. En muchas partes del país, Chihuahua cuando menos, la propaganda induce al tripartidismo. Los dos partidos con más recursos, el PAN y el PRI, dominan las campañas “por aire”: tienen la mayoría de los spots; pueden añadir mensajes locales a las pautas nacionales; contratan la mayoría de los espectaculares. Como que la izquierda da por perdido el norte y concentra sus muchos o pocos recursos, según el caso, en el centro y en el sur de la República. Sólo el hartazgo informado y responsable puede conducir a los apabullados votantes a buscar otros partidos, otros candidatos casi invisibles.



Más Palabra

La Nota Nostra

Lomas de Poleo existe

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Habiendo nacido en esta ciudad, no me resta más que pelear en ella y por ella. Me quedé aquí por mandato divino, para colmo nací en la casa donde escribo esto y  se ubica en la zona poniente, en donde las calles se adornan de polvo y donde el panorama entre una y otra frontera se ve yuxtapuesto en la inmediatez. La fragmentación de dos mundos, tan cercanos y tan distantes. Algo me retiene aquí, algo que no se qué es, tal vez el aroma, o la vista que me regala la loma: hacia allá, se ve UTEP –donde algún día me verán en sus pupitres-, siempre imponente, enorme hermosa, al pie de la montaña.  Hacia acá se ve el cerro, aunque me queda más lejos, lo percibo enojado, caprichoso y apuntando muchas veces al cielo, como  implorando piedad, en su pecho se lee “La Biblia es la verdad léela”.

 

Más nota

Mediometro

Son casi 28 mil millones, entre la deuda que dejó el anterior gobernador y el actual ¿Dónde quedaron?
Ya fueron convertidos en ranchos y edificios
Mienten José Reyes Baeza y la SHCP
Se los repartieron los del club
Los gastaron en despensas electorales
No existe tal; César Duarte tiene razón
Serán fondo para el banco social-particular
Será capital para invertir en el Fraking
Se fueron a la campaña de Peña Nieto
     Resultados

DesdeJuárez

¿Por qué la tarea de mi hijo es ver la tele? SEP, TV y redondeo

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Juan Hernán: Papá, tenemos que llegar rápido a la casa para hacer mi tarea.

Yo: ¿Pues qué te dejaron de tarea?

JH: Ver la tele.

Yo: ¿Ver la tele?¿Por qué? Ni tele tenemos.

JH: Si tenemos, papá, es donde pones las películas, los videojuegos y mi hermano ve caricaturas.

Yo: Muy bien. ¿Qué tienes que hacer?

JH: Ver un programa de televisión y tomar notas al respecto.

Yo: Pero nunca ponen nada bueno en la TV. Hasta los canales interesantes se han vuelto aburridos. El de historia habla de extraterrestres, el de animales de mascotas, el de música pasa cualquier cosa menos música y los de películas te restringen mucho el horario, por eso vemos películas y videos por internet. ¿No puedes hacer tu trabajo de Netflix o Youtube?


Mas Juárez

chileKNqueso

Reformas de ruptura

 

Francisco Flores Legarda


“Cuantas más lágrimas reprimía, más
fea de ira me ponía.”

Jodorowsky


Retomando la alegoría, donde se da una rotura es dable una compostura. Siguiendo lo mencionado al pie en la anterior entrega, de nuevo me hago eco de lo que versa Scholem acerca del rabino Luria. A las vasijas que han reventado le sigue la restitución, el ticún, en el que se pone énfasis a la acción del hombre asumiendo la carga de la responsabilidad del hacer, Dios deja obrar y el Mesías es un símbolo, no un hacedor. Sin duda un pensamiento revolucionario para su tiempo, sin atenerse a la comodidad de la mano invisible que postularía siglos después la economía política.

Pero también hay que retomar la dinámica de los cambios no como coyunturas sino como tiempo largo (Braudel). Es una creencia sin sustento difundida por la propaganda oficial el hecho de que cambiar leyes transforma la realidad de cabo a rabo, como si operara un soplo taumatúrgico. A lo más y dentro de lo posible, la ley reproduce lo que ya está en la realidad, modificándola hasta cierto punto y en el tiempo. La parte más difícil que viene es el proceso de conversión de la ley en praxis.


Mas chileKNqueso

 

 

© Copyright 2015, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com