cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA:VENTA:Suscribase
Suscribase

Trasfondo

¡Asesinan a Carmen Aristegui!

 

Carlos Murillo González

Imagínate esa noticia corriendo por las redes del ciberespacio, ¿qué harías al respecto?, ¿te indignarías un tiempo más o hasta el siguiente mártir o suceso lamentable que entre de moda para sustituir y olvidarse del actual? Sin desearle esta suerte a la famosa comunicadora y periodista, pero su escandaloso despido debe servir también para ir más allá del enojo y reflexionar sobre lo que pasa en México.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Otra imagen del General


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Este miércoles 18 se cumplen 77 años de la expropiación petrolera, después de la Revolución la gesta más importante en la conformación del país que hoy llamamos México.

Adolfo Gilly ha dicho y nos lo recuerda (La Jornada, 18 de marzo) que fue “un rayo en cielo sereno”. Difiero. Creo que lo sucedido aquella noche del viernes 18 de marzo de 1938 fue la descarga anunciada e inevitable de un cielo que se comenzó a encapotar cuando el General fue comandante militar en las Huastecas a mediados de los veinte. La reforma agraria y el ejido, la legalización del Partido Comunista, el asilo a los republicanos españoles, la construcción de escuelas, la defensa de los trabajadores, la consolidación del sistema político que a la fecha nos rige, fueron la concentración de nubarrones que llevaron a la tormenta que puso a México al borde del conflicto armado con Estados Unidos e Inglaterra. Un episodio que nunca antes se había dado en el mundo moderno y que nunca después se repitió: la recuperación de manos extranjeras de un recurso natural por parte de un país inerme.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

CARNE, BRONCE Y PLOMO


Leobardo Alvarado


Una niña y dos niños nos enseñan no el cobre de esta sociedad, sino el bronce, el hierro y el plomo como símbolos del camino por el que Ciudad Juárez se está conduciendo.

La niña NoemiÁlvarez fue encontrada en una regadera de un albergue en esta ciudad el 11 de marzo del año pasado. Entonces, la información que se dio a conocer es que se suicidó ahorcándose. Noemi es-era-fue una niña de origen ecuatoriano y de raíces indígenas que buscaba llegar con sus padres que estaban trabajando en Estados Unido


Más MarcaPasos

 

desde
España


Venezuela. ¿nueva víctima colateral de la Guerra Fría?

Germán Gorraiz Lopez

El padre de la Constitución argentina, Juan Bautista Alberdi en su libro “El Crimen de la Guerra “ escrito en 1872 afirma que “las guerras serán más raras a medida que la responsabilidad por sus efectos se hagan sentir en todos los que las promueven y las incitan”, con lo que se anticipa en casi un siglo al final de la escalada nuclear que tuvo su punto de inflexión en la Crisis de los Misiles de Cuba y que culminó con la firma por Kennedy y Jrushchov del Acuerdo de Suspensión de Pruebas Nucleares (1962) y la implementación de la Doctrina de la Coexistencia Pacífica, continuando el estigma de la Guerra Fría hasta finales del siglo XX con la caída del Muro de Berlín. Sin embargo, tras la anexión de Crimea mediante referéndum, asistiremos a la división de Ucrania en dos mitades casi simétricas y separadas por el meridiano 32 Este, quedando el Sur y Este del país (incluida Crimea) bajo la órbita rusa mientras el Centro y Oeste de la actual Ucrania navegarán tras la estela de la UE, episodio que significará “de facto” el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría Rusia-EEUU. Además, según rt.com, Rusia estaría negociando instalar sus bases militares con Cuba, Venezuela, Nicaragua, Seychelles y Singapur con el objetivo inequívoco de ampliar el radio militar ruso, pues según el analista Lajos Szaszdi ”la apertura de la bases en el exterior es necesaria para la disuasión estratégica de Rusia, la inteligencia, así como para verificar los acuerdos del desarme y también determinar qué planes hay de parte del Pentágono en caso de operaciones o intervenciones en el extranjero", con lo que Venezuela y Nicaragua representarían un peligro potencial para EEUU en su estrategia de asegurarse el control del llamado “traspatio” o “patio trasero”.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 

 

  Cartas al Director
Cartas

Envíale una carta al director:

 
Nombre : 
Apellido : 
Email :
Teléfono : 

Su carta al Director

o Comentario:

 
   

DE BOTERO, HOMERO Y ALMUDENA GRANDES

De Nuestros lectores

 

 

 

Luis Villegas Montes

 

 

Estoy muy contento. Hasta hace unos días yo pensaba que era gordo, pero no. Y conste que la apreciación no es mía, es del ilustrísimo maestro (ahora más que nunca) don Fernando Botero, quien, al explicar su obra pictórica y escultórica, resalta: “Lo mío son formas divergente de expresión. Exalto las formas. Ni siquiera es una defensa o una crítica a la gordura, solo busco acentuar la corporalidad, la voluminosidad, la sensualidad y la provocación”.1 Así las cosas, no estoy gordo. Soy sensual; y si se quieren apurar las cosas, hasta provocador.

 

El párrafo anterior preludia estas líneas (cuyo contenido no tienen nada que ver con él) por el puro gozo del descubrimiento. Lo mío, este fin de semana largo, fueron los libros; leí dos: “Odiseo: El Retorno” y “Malena es un nombre de tango”. El primero, lo escribió Valerio Massimo Manfredi y es continuación de una obra previa “Odiseo: El Juramento”;4 el segundo, de la genial Almudena Grandes.

 

Comentemos el primero; aunque ambas de manufactura excelente, me quedo con la segunda novela del italiano. Quizá el libro que más ocasiones he leído es la Ilíada, atribuida a Homero (seguida de “La Tregua”, de Mario Benedetti; “La Guerra de Galio”, de Héctor Aguilar Camín; el “Amor en los tiempos del Cólera”, de Gabriel García Márquez; “El Principito”, de Antoine de Saint-Exupéry; y “Demian”, de Hermann Hesse); pues ahí tienen que “Odiseo: El Juramento”, basado en la Ilíada, no me gustó tanto como “Odiseo: El Retorno”, recreación de la Odisea. Por primera vez, y perdonen mi estulticia, me quedó claro el sentido del mito homérico: Una metáfora extraordinaria del sentido de la existencia. El texto original, concluye con el pacto celebrado entre Ulises y su pueblo: “¡Laertiada, de linaje de Zeus! ¡Odiseo fecundo en ardides! Tente y haz que termine esta lucha, este combate igualmente funesto para todos, no sea que el largovidente Zeus Crónida se enoje contigo. Así habló Atenea; y Odiseo, muy alegre en su ánimo, cumplió la orden. Y luego hizo que juraran la paz entrambas partes la propia Palas Atenea, hija de Zeus, que lleva la égida, que había tomado es aspecto y la voz de Méntor”;5 la obra de Manfredi no; hace al héroe proseguir su marcha buscando el perdón del dios Poseidón, atento al vaticinio de Tiresias; ni muere Ulises ni se marchita en palacio, no claudica, no ceja, no concluye su ciclo vital y es fiel a sí mismo batallando hasta el final; hasta el último aliento, ese que por fuerza nos trasciende y del que ignoramos todo. Me gustó tanto, que su lectura, me sugirió recomenzar el “Ulises” de James Joyce, que no me gustó en lo absoluto la primera vez que lo leí, muchos años atrás. “Odiseo: El Retorno” inicia con unos versos espléndidos de Constantino Cavafis, de su poema Ítaca, que nos recuerdan que, al final de cuentas, el sufrimiento no es sino el producto natural de la existencia; pero además, consecuencia directa y natural de nuestros actos y omisiones; de quiénes somos y, sobre todo, de aquello en lo que hemos decidido convertirnos:

 


“Cuando te encuentres de camino a Ítaca

desea que sea largo el camino,

lleno de aventuras, lleno de experiencias.

 

A los lestrigones y a los cíclopes,

al colérico Poseidón no temas,

seres tales jamás hallarás en tu camino,

si mantienes tu pensamiento elevado y es selecta

la emoción que toca tu espíritu y a tu cuerpo tienta.

 

A los lestrigones y a los cíclopes,

al salvaje Poseidón no encontrarás,

si no los llevas dentro de tu alma,

si tu alma no los coloca ante ti.7


 

A Ulises, como a todos nosotros, pobres mortales, lo alienta el amor; lo inspira, lo persuade, lo induce, lo guía, lo ilumina, lo agiganta, pero no lo redime; y tropieza cada vez que su corazón tropieza con él.

 

Y es el amor, precisamente, el leitmotiv de la segunda novela, “Malena es un nombre de tango”. Un amor oscuro, sin nombre (como todo el amor), que sitúa a la protagonista al borde del precipicio, del cataclismo, en el azoro de descubrir los placeres de las fugas venéreas -espejo ciego que lejos de devolvernos siquiera la imagen nos devora-. Ya he contado cómo, años ha, di de manos a boca con Almudena Grandes sin proponérmelo. Herrando, buscando qué leer para no volverme loco sin un libro entre la manos, llegué a una librería de viejo y ahí estaba: “Castillos de Cartón”.6 Huelga decir que me mató. Aquí y allá empecé la búsqueda y, como pude, me fui haciendo de distintos libros. El pasado fin de semana, de nueva cuenta para mi sorpresa y placidez, perdido entre decenas de títulos, ahí estaba esta, su tercera novela, aparecida hace más de 26 años y que, en opinión de la crítica, “consagró” a su autora. No voy a agregar más, dejo la lectura de la contracara y su último renglón: “Malena tiene doce años cuando recibe, sin razón, y sin derecho alguno, de manos de su abuelo el último tesoro que conserva la familia: Una esmeralda antigua, sin tallar, de la que ella nunca podrá hablar porque algún día le salvará la vida. A partir de entonces, esa niña desorientada y perpleja, que reza en silencio para volverse niño porque presiente que jamás conseguirá parecerse a su hermana melliza, Reina, la mujer perfecta, empieza a sospechar que no es la primera Fernández de Alcántara incapaz de encontrar el lugar adecuado en el mundo”. La novela termina con la frase de un psiquiatra luego que Malena ha contado su historia: “La maldición es el sexo, Malena. No existe otra cosa, nunca ha existido y nunca existirá”.

 

 

 

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: http://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

 

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

 

1 MÁRQUEZ LÓPEZ MATO, Andrea. Botero y la sensualidad de las curvas y redondeces.  De la pintura a la realidad. 2005. Extraído del sitio: https://www.google.com.mx/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=

0CBwQFjAA&url=http%3A%2F%2Fwww.ipbi.com.ar%2Fcultural%2FOBESIDAD.BOTERO

.doc&ei=LFkMVZ-YD8nYoATj0oFw&usg=AFQjCNHhghoJxakhABhJQ6Nb05

_igCprIw&sig2=4_YKnbjmclL8ZrTKDAKpwQ&bvm=bv.88528373,d.cGU

2 MASSIMO MANFREDI, Valerio. Odiseo: El Retorno. Grijalbo. México. 2014.

3 GRANDES, Almudena. Malena es un nombre de tango. Colección: Andanzas. 2ª. Reimpresión de la 26ª edición. TusQuets. Argentina. 2014.

4 MASSIMO MANFREDI, Valerio. Odiseo: El Juramento. Grijalbo. México. 2013.

5 SEGALÁ Y ESTALELLA, Luis. Obras completas de Homero. Montaner y Simón, Editores. España. 1927. Pág. 517.

6 GRANDES, Almudena. Castillos de Cartón. Colección Maxi. 1ª edición en México. TusQuets. México. 2004.

7 Adaptación libre. 

 

 


Entre Duartelandia y la realidad

De Nuestros lectores

 

 

Jaime García Chávez

 

 

 

 

Hace tiempo cuestioné por sospechosos todos los “primeros lugares” que el cacicazgo asignaba a Chihuahua con la finalidad de abrirle paso a una legitimidad de los poderes que ha tenido el PRI desde 1998, que recuperó la hegemonía completa con el arribo de Patricio Martínez a la gubernatura y que se extiende hasta el actual gobierno con César Duarte, pasando por el de José Reyes Baeza. Frente a esos cuestionamientos se ha lanzado la satanización de que hablan mal de su tierra los que describen su realidad tal cual es, o se aproximan a la misma en el afán de conocer con rigor lo que aquí tenemos en todos los rubros preestablecidos en las ciencias sociales.

 

En este marco resulta más que ilustrativo el reciente informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo que realiza estudios en México bajo el abrigo prestigioso de la organización mundial de los estados y que mide el desarrollo humano a partir de enfatizar que las personas de carne y hueso y sus capacidades son el criterio para valorar el estado de las cosas. Por decirlo de alguna manera, no son los estándares macros sino los que devienen de una especie de microscopio, porque suele suceder que la manipulación se da bajo esa base y ocurre que se nos presenten estados de bonanza, aunque la gente se esté muriendo de hombre o insalubridad por todos lados.

 

El informe que refiero, por si alguien pretendiera tildarlo de faccioso, se hace con la presencia de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), que dirige en esta circunstancia Rosario Robles Berlanga, y se aboca a medir los índices en las entidades federativas en un lapso que va del 2008 al 2012, si bien cabe aclarar que la publicación corresponde a 2015, periodo que se da bajo la hegemonía política mencionada.

 

Los resultados son más que ilustrativos y dramáticos y nos habla del Chihuahua real, no el de la fantasía, y mucho menos del que sólo palpita en los discursos del poder y del “Chihuahua Vive”. En un afán de reseña, que no es otra la pretensión de esta entrega, ofrezco los datos sobresalientes que valoran el Índice de Desarrollo Humano (IDH) en los tres aspectos concernientes a Salud, Educación e Ingreso, con una medición que va del 0 al 1. En tal sentido, el IDH más alto lo registró el Distrito Federal (0.830) y el más bajo Chiapas (0.667). Y aquí es donde entra Chihuahua, que se ubica en la posición 19 de la tabla nacional. El informe incluso proyecta a 200 años el tiempo que tardaría Chihuahua para lograr igualar el nivel actual de bienestar del Distrito Federal. Ni más ni menos.

 

Pero existen más datos:

 

De acuerdo al mismo documento elaborado por el PNUD, Chihuahua, como se indica, ocupa el lugar 19 en la escala nacional con un valor del IDH de 0.734, y se localiza incluso por debajo de la media nacional (0.746), lo que a nivel internacional es equiparable con el IDH de países como Perú, no del primer mundo como se propala artificiosamente.

 

El Índice de Salud es uno de los tres rubros más importantes del análisis y, a decir del informe, tal medición “refleja la capacidad básica de contar con una vida larga que se calcula mediante la esperanza de vida”. Dicha esperanza de vida en el país en 2012 se traduce en un Índice de Salud de 0.835. En ese mismo año, 20 de las entidades se encuentran por encima del promedio nacional, es decir, más del 50 por ciento. El mayor Índice de Salud es 2.7 por ciento superior al nacional y corresponde al estado de Baja California Sur (0.857); le siguen el Distrito Federal (0.857) y Colima (0.854).

 

Pero “en el extremo opuesto del ordenamiento”, señala el informe, se ubica Chihuahua con un Índice de Salud de 0.779, que es 6.7% inferior al valor nacional y se coloca en la posición 32, incluso por debajo de Guerrero y Oaxaca que también se sitúa en la parte inferior del ordenamiento con valor de 0.804 en ambos casos. Destaca el documento del organismo integrado a la ONU, que la brecha entre el mayor y menor Índice de Salud de las entidades mexicanas es de 10 por ciento, que la dimensión de salud muestra la menor brecha a nivel de entidades federativas y que, en el caso de Chihuahua, su posición 32 a nivel nacional ha sido inamovible desde 2008. Pero eso sí, Pedro Hernández, el secretrio de Salud, ya recibió una presea de manos de Lolita Ayala, información que cura, eslogan de los fármacos que vende el grupo Televisa.

 

La educación es el segundo factor de medición y, también en el caso de Chihuahua, el índice de este rubro lo lleva a ocupar el lugar 16, por debajo de entidades como Jalisco, Quintana Roo o Tlaxcala. A pesar de las presunciones oficiales, el informe revela que Chihuahua en realidad ha descendido un lugar en la tabla desde 2010, año de toma de posesión de César Duarte. Y es que este ramo ha estado en manos de improvisados, en un caso de personeros de Elba Esther Gordillo, hasta llegar a Marcelo González Tachiquín, que se inauguró precisamente suspendiendo clases y repartiendo chambas a diestra y siniestra para patrocinar sus propias ambiciones.

 

La tendencia en materia educativa está documentada: en 2008 Chihuahua registró 0.730 puntos, mientras que en 2010 bajó hasta 0.710, y sólo apenas en 2012 empató a 2008 con 0.734. O sea, en términos generales, en su posición relativa nacional, Chihuahua descendió 4 lugares entre 2008 y 2012 y forma parte de los ocho estados que descendieron en ese mismo periodo, entre los cuales también se ubica, por ejemplo, Sinaloa, con fuertes problemas de seguridad pública.

 

Por otro lado, y contra el manipulado manejo de la información que sale del palacio de gobierno, el aumento de posiciones de Coahuila fue el más notorio para la dimensión relativa al Índice de Ingresos, –el tercer gran rubro del referido informe– con un ascenso de ocho lugares. Después de Coahuila se ubica Tabasco, entidad que le sigue con una mejoría de cinco posiciones. El Índice de Ingresos valorado por el PNUD, revela que el estado de Chihuahua ocupa el lugar 7 (0.820) de la tabla nacional, un puesto que intenta recuperar del lugar 8 que tenía en 2008 (0.805).

 

Las conclusiones del informe y que se desprenden del análisis anterior, giran en sentido de que, de 2008 al 2012 y principalmente por la recuperación económica, el crecimiento del IDH continúa en 31 entidades federativas. Pese a lo anterior, destaca el documento, “se ha observado un fenómeno poco frecuente: la reducción de la esperanza de vida en seis entidades del norte de país”, entre las que se localiza Chihuahua con el reducido Índice de Salud registrado en los últimos años y seguramente, aunque no es su materia, la de la grave criminalidad e inseguridad que otras estadísticas han recogido en los últimos dos lustros. Pero este fenómeno en la disminución de la esperanza de vida, explica el PNUD, a nivel mundial sólo ha registrado una reducción reciente de este indicador en países como Pakistán entre 2009 y 2010, y en países de África Subsahariana (Botsuana, Lesoto, República Democrática del Congo, Sudáfrica, Suazilandia, Zambia y Zimbabue) entre 1990 y 2000.

 

Finalmente, el informe sobre el IDH en México destaca que un elemento por analizar con profundidad en el futuro es la movilidad del desarrollo de las entidades federativas: “Si bien en términos absolutos es positiva, en términos relativos resultó casi nula, lo que deja un saldo muy modesto de igualación de oportunidades. Un ejemplo de lo anterior es que se requieren entre 20 y 200 años para que los estados alcancen a la entidad con mayor nivel de desarrollo humano, el Distrito Federal”.

 

El caso de Chihuahua no puede ser menos desesperanzador a partir de esos cálculos, que nos sitúan en la realidad, que hablan muy mal de tres gobiernos al hilo del PRI y que en estos momentos se empeña en montar –como en la Dictadura perfecta– cortinas de humo, como serían proteger rarámuris en Baja California, rastrear esclavistas en la alta sierra de Chihuahua, cuando se ha desentendido secularmente a las etnias originarias del estado. Pero aquí, sin duda, informe del PNUD mata maquillaje duartista.

 

 

http://jaimegarciachavez.mx/?p=2691

 



NO TIENEN LLENADERA!

De Nuestros lectores


PUNTUALIZANDO

 

Abelardo Valenzuela Holguín

 

 

Si bien es cierto que la semana pasada escribí mí puntualizando sobre el tema que hoy se discute en el H. Ayuntamiento sobre la posibilidad de generarle aún más deuda a la ciudad, a través de un ante proyecto de alumbrado público al cual he denominado como el robo del trienio; pues debo seguir abordando este tema por las dimensiones del enorme desfalco que representa para las futuras administraciones y que pretenden llevarlo a cabo los gobernantes en turno.

 

Primero que nada debemos hacernos unas preguntas, de donde surge la necesidad de renovar las 97 mil luminarias de nuestra ciudad? De la oscuridad? Del interés de quién? Porque tanta prisa en pretender sacar algo tan oneroso a costa de futuras administraciones? Porque generar más deuda aun a nuestra ciudad? Han hecho realmente estudios de cómo les fue a los municipios que se aventuraron a realizar un proyecto de esta naturaleza? Es medible y auditable el proyecto?

 

He sostenido que este proyecto cuando se abordó en la pasada administración con una corrida financiera mucho menor -250 millones- de la que hoy se discute -600 millones-, lo rechazamos en las instancias internas del gobierno, pero además, hicimos publico nuestra postura de la inviabilidad del mismo, sobre todo por el enorme desfalco que esto significaba para la ciudad.

 

Está claro que este proyecto obedece otra dinámica y no un genuino interés por realizar un verdadero proyecto integral que mejore de manera gradual y responsable el problema tan complejo de alumbrado público. Cualquier analista universitario de medio pelo, desecharía por inviable un proyecto así, a no ser que el buen juicio quede de lado y se imponga la voracidad del negocio, por encima del interés público.

 

Hay que puntualizar que el proyecto de las luminarias ni nuevo es, como tampoco nueva la afirmación de que no es viable financieramente, 1.- Por el nivel de endeudamiento que ya tiene el municipio por lo del PMU y otras más, 2.- Por lo endeble que resulta obtener excedentes del DAP, ya que ni siquiera podemos medir cuanta energía eléctrica consumen nuestras lámparas, 3.- Porque al no poder ni siquiera cuantificar el consumo, la CFE nos estima el gasto y con ello el importe a pagar, por ello no es medible ni auditable. 4.- Porque es tan endeble jurídicamente el cobro del DAP, que todo quien se ampara gana el juicio y con ello deja de pagar el DAP. 5.- Porque técnicamente no está claro, ni tampoco está certificado por todas las instancias para ello.

 

La crisis financiera del gobierno municipal es evidente por la irresponsabilidad en la que se han manejado sus finanzas, como para todavía cargarle aún más otro golpe demoledor como lo fue el Plan de Movilidad urbana, ya que este ha demostrado ser un desastre Financiero y operativo para el municipio.

 

Por ejemplo debo puntualizar que la principal causa de este desorden es el hecho de que las empresas a las que se les asignó el proyecto,  decidieron (con la anuencia de las autoridades municipales) sacar más beneficio del mismo ya que-vendieron los derechos para ejecutar el Proyecto de Movilidad Urbana- a otra empresa y de manera rápida y sin problemas,  obtuvieron la ganancia calculada al inicio dejando a la ciudad en estado de indefensión.

 

Ante ello, hoy salen con este proyecto urgente de renovar las luminarias con la simplona ocurrencia, de pretender solicitar un préstamo, porque no se puede catalogar de otro modo el resolver la inviabilidad financiera de un proyecto, si no con “Un Préstamo”, eso es poco ingenioso de verdad. Porque tramitar un préstamo con cargo a los juarenses, que se pagaría en los años venideros, o sea cuando ya no estén ellos, de plano es no tener llenadera! Esto hay que puntualizarlo…

 

 

ABELARDO VAENZUELA HOLGUIN

abelardovalenzuelah@gmail.com

 


UNA SONRISA, HACE BIEN

De Nuestros lectores

 

 


Pedro Jesús Domínguez
pedrojesudom@live.com.mx

 

 


Duarte: el Derecho maltrecho

De Nuestros lectores


 

Jaime García Chávez

 

 


Aunque hemos tenido juristas y filósofos de renombre mundial, como Eduardo García Máynez o Mario de la Cueva, por sólo hablar de dos grandes que ya se adelantaron en el camino, el papel de las ciencias jurídicas ha hecho poca mella en nuestra malhadada tradición de estimar el Derecho como un obstáculo, una simple retórica o, para sintetizarlo en la consagrada frase de raigambre colonial: “Publíquese, cúmplase, pero no se acate”. Que el Derecho no tenga centralidad entre nosotros es toda una desgracia. Que podamos presumir grandes, rimbombantes y solemnes declaraciones no nos hace una sociedad en la que impera el Estado de Derecho, viejo anhelo de toda democracia que se precie de tal. Esta es, ni más ni menos, un punto de la agenda para la construcción de ciudadanía y consolidación democrática, ineludibles si queremos que el país no se desbarranque en la corrupción, la impunidad y, a la postre, en cualquier variedad posible de autoritarismo degradante, cuando no en la violencia.

 

En la coyuntura nacional, y en la chihuahuense a la que me voy a referir, el desprecio por el Derecho es nota distintiva de la clase política en general, y particularmente de la que detenta el gobierno. Se trata de una condición en la que la anquilosada cultura política se da la mano en un mundo en el que el mercadeo lo define todo, para sólo satisfacer intereses mezquinos y particulares. El interés público, o el presupuesto de lo público, en la conducción de los asuntos del Estado, se soslaya como cosa sin importancia; es más, como un estorbo. La izquierda política ha contribuido también a esa actitud y por eso ha naufragado en sus intentos de ganarse la confianza y el afianzamiento de una corriente electoral dentro de la sociedad. Recuerdo los tiempos estudiantiles en los que algunos se solazaban declamando a Ricardo Flores Magón con aquella memorable frase: “El revolucionario es un ilegal por excelencia”.

 

En verdad hacer del Derecho un instrumento de transformación es vital para quien intente cambiar las cosas en el mejor interés de nuestra comunidad. Pero habrá que esperar mejores tiempos para eso sin que ello signifique que no tengamos que bregar a contracorriente. Quienes más aborrecen el Derecho son los que ejercen el poder, con las consabidas excepciones que siempre se reclaman cuando uno hace una afirmación de este tipo y que suelen ser aquellos a los que se les pone la baraja de la ilegalidad en la mesa para que la vistan con los ropajes de la legalidad, haciendo del Derecho –y en este caso del fraude a la ley– una muy tenue línea divisoria entre el acatamiento de la ley y la transgresión a la misma.

 

Pondré algunos ejemplos locales. Cuando se presentó en septiembre de 2014 la importante denuncia penal por corrupción contra César Duarte, la respuesta de éste no fue estar a lo que el Derecho disponga (recordemos que protestó cumplir y hacer cumplir la Constitución), mucho menos el funcionamiento de los aparatos del Estado y nunca la concepción de que las instituciones son para beneficiar al pueblo. Lejos de eso, contestó a sus críticos, opositores y denunciantes, equiparándolos a simples delincuentes (“si no le tuve miedo a los sicarios, menos a los chismosos”) y pretendiendo pasar al lado negro de la sociedad a quienes tienen todo el derecho a disentir y además a incoar denuncias, conforme precisamente, a los derechos que la Constitución consagra. Así las cosas, ejercer un derecho deviene en práctica negativa, obstrucción al despliegue de la tarea gubernamental y, a final de cuentas, a estimar que el Derecho no sirve, que es herramienta perversa en manos de intereses de otro tipo, “electorales”, se dice.

 

Esta forma de vilipendiar al Derecho también va acompañada de la acusación de “hacer política”, porque vienen tiempos electorales y por esa senda jamás se entra a ver con seriedad, aunque con disgusto, que alguien está planteando en sus términos sin reproche, una acusación digna de investigarse. Porque en este caso el señalado como transgresor pretende meterse en la cabeza de su disidente para dar a conocer a la sociedad lo que él piensa y quiere, los fines que persigue, cuando lo más fácil es tomar los documentos y ver sus contenidos y alcances y proceder en consecuencia a la propia defensa a la que se tiene derecho. A todo esto contribuye, también, que llevando a extremo la discrecionalidad, el pronunciamiento de la justicia –el que sea– es tan largo en el tiempo que termina rompiendo la voluntad hasta de quienes tienen una paciencia jobana.

 

Veamos otro ejemplo que transgrede una importante norma en materia de Derecho penal: las penas no son trascendentes, es decir, no porque un pariente, ascendente o descendente, haya incurrido en una falta o delito, otros deban llevar el estigma. Se trata de una vieja conquista que se impulsó por la Ilustración, particularmente por Cesare Beccaria, contra una era de oscurantismo en la que, por ejemplo, existían de por vida seres humanos a los que se les catalogaba como hijos e hijas adulterinos, sólo porque a sus progenitores se les había antojado ejercer su sexualidad sin los debidos cuidados de la regla. Estos estigmas son frecuentes en las malas prácticas periodísticas, que recurren a titulares como este: “Hermano de presidente municipal es sorprendido robando”, cuando quieren desgraciar a quien no tiene vela en ese entierro. Que cuando se trata de hacer el favor, entonces se habla del funcionario que “robó poquito”.

 

La referencia es obvia en el contexto local: a quien cuestiona a César Duarte le sacan la historia de sus parientes, despojándose éste de la obligación de ajustar su discurso a lo mejor que la ley nos da, al prohibir la trascendencia de las penas. Pero qué se puede pedir a quien aparte de todo no tiene una formación en la disciplina del Derecho. No ignoro que en todas estas cosas hay pasión, pero en mérito de darle una oportunidad al Derecho, debe haber auto contención en todos, para no hacer distingo. Y pongo un ejemplo de lo que es esto: luego de la reciente comparecencia de César Duarte en el Senado, una mano que se pretende amiga me hizo llegar un expediente de un hijo de la senadora Graciela Ortiz por actividades conexas a la comercialización de drogas en los Estados Unidos, como para que se pusieran tablas los denuestos de Duarte de todos conocidos; pero es obvio que lo que hizo el hijo no le alcanza como estigma a la madre, la cual se puede cuestionar en la arena política y con seriedad por su menos que mediocre desempeño como legisladora y también por sus compromisos con las tiranías chihuahuenses a lo largo de más de una década, como para hacerla indigna de llegar a ocupar la gubernatura del estado de Chihuahua. En otras palabras, por aprecio al Derecho, pues ella es la madre y el hijo le dio la desventura y la desdicha, pero no la trascendencia de la pena.

 

Finalmente, y ya para hablar de cosas que tienen una mejor miga, están los recientes sucesos del 28 de febrero, cuando el gobierno del estado y del municipio de Chihuahua atacaron una manifestación pública en la que, por donde se le quiera ver, desde la óptica del Derecho, hay faltas evidentes. Incluso se van a denunciar ante las autoridades competentes, y en particular las que tienen que ver con la vigencia de los derechos humanos. Pues bien, cuando estos temas fueron cuestionados al gobernador, los despreció como si hubiera sido un hecho acaecido en algún herradero de uno de sus ranchos, se comportó salinista y casi dijo ni los veo, ni los oigo; luego, el Derecho me vale. Si nos trasladamos con ese mismo suceso al seno del Cabildo que preside Javier Garfio, vemos a éste dar sobradas muestras de su memez y su actitud burlona. Casi casi como diciendo: en mi cortijo hago lo que me viene en gana. O sea, el Derecho no me importa. Y resulta una desmesura, por decir lo menos, o una atrocidad, por decir un poco más, que el secretario del ayuntamiento, Santiago de la Peña, nos saque como argumento la peregrina idea de que el ejercicio de las libertades conexas a la manifestación pública están sujetas a permiso. O sea, a la petición y obsequiosidad de los autoritarios para poder disentir y cuestionarlos con la Constitución en la mano.

 

Todo este manojo de funcionarios todavía está en aquella fase del acátese pero no se cumpla. Están a muchos años de que el Derecho se dé a luz en esta república, tan necesitada de que las leyes se cumplan. Mientras tal cosa no suceda, las desgracias seguirán acompañándonos. Y de ahí a la barbarie, un paso.

 

 

http://jaimegarciachavez.mx/?p=2665
 

 


DE LA CHINADA

De Nuestros lectores

 


 

Luis Villegas Montes

 

 

Solamente los descreídos, los ignorantes, los descuidados, los de ánimo voluble,... en suma, los que no me leen (es decir, los que están más allá del círculo de mis cuarenta y cuatro lectores), serán incapaces de comprender el sentido y el alcance de estos párrafos… y que a lo escrito líneas atrás no le falta ninguna “g”.

 

María se fue. Está en China y esto, sin ella, está de la chinada.

 

Hace justamente dos años, diez meses y once días escribí una reflexión que se llamaba: “Cuentos chinos”; ahí comenté que esos párrafos los escribía a escondidas porque temía que, si María se llegaba a enterar de su existencia, me retirara el saludo; y agregué: “Es en serio, ustedes no la conocen… yo sí; tiene el carácter más disparejo que una calle de Parral”; luego agregué que la cosa era que, en el pasado remoto, me tenía preocupado su indefinición. Ahí dije que la primera luz “la vi meses atrás cuando la interfecta se preguntó en voz alta, delante de mí, qué para qué iría a servir, porque no se veía ningún talento en particular”; y comenté muy orondo que me habían dado ganas de felicitarla “por su honestidad intelectual”.

 

Bobo.

 

Una semana después, ella solita, con su uno cincuenta y dos de estatura y cuarenta y seis kilos de peso, estremeció la casa hasta sus cimientos cuando, sin aspavientos, comentó: “¿Sabes qué? Voy a estudiar chino”. A renglón seguido agregué en mi reflexión: “Ahora, la veo entusiasmada; con los ojos brillantes; decidida a dejar de aprender francés (que ya estudiaba) para incursionar en esa aventura del chino mandarín. La veo empeñosa avanzar con paso firme en el estudio del inglés (los maestros chinos dan su clase en esa lengua) y ayer me recibió con la nueva de que el maestro de LR (lectura y redacción) está dispuesto a darle clases particulares”.

 

Hoy, justamente dos años, diez meses y once días más tarde, con un nudo en la garganta, al que le brillan los ojos es a mí; siento que, de algún modo, se acaba de cerrar un ciclo en mi existencia e inicia otro. Uno muy distinto que la incluye, por supuesto, pero que también, por primera vez, su vida deja de ser mi vida, para convertirse en la promesa cumplida (amenaza latente) que a diario nos dan los hijos: Que les crezcan las alas y se echen a volar para tomar, como hacemos todos, su propio rumbo.

 

Escribí también en ese entonces: “Yo no sé cómo le vamos a hacer; pero creo que, en su momento, debe ir a estudiar allá. (…) Como sea, yo le aseguro que va a regresar colgada del brazo de un chino y ella afirma que no, quesque ‘porque son muy feos’; lo que no sabe, la pobre, es que eso mismo le dijeron a su mamá y ya ven, llevamos 18 años de casados”. El asunto es que María ya se fue y tal parece, le tocó de compañera de cuarto una niña africana. Yo espero que no se la coma. Leído así, no faltará quien piense que mi comentario es de mal gusto, pero no conocen a María; dice que se la pasa con hambre todo el día (la comida tiene mucha grasa) y además ya les hablé de su mal carácter; así que si la africana se descuida o se le ocurre tocar sin pedírselo, un enchinapestañas, por ejemplo, seguro se la zampan.

 

Yo, para distraerme y consolarme, me metí al gimnasio. Esta es la ¿quinta o sexta? vez que me entro a uno. Como en el asunto del inglés, el del ejercicio es un tema en el que he incursionado desde que tengo uno de razón con magros -por no decir que nulos- resultados: Sigo sin poder entender ni “jota” -no salgo del “Jaguaryú” (diría López Dóriga)-; y, en la ducha, parezco perro parado de patitas. Pues bien, hoy es mi cuarto día y no puedo mover ni las pestañas; de parar la ceja “a lo María Félix”, ni hablar; me duele todo.

 

En suma, con este clima veleidoso que no acaba de componerse, el frío que no termina de irse, sin María y con mis achaques (voluntarios y voluntariosos), esto está de la chinada.

 

 

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: http://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

 

 

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

 

 


Estas leyendo de la carta 1 a la 6 de un total de 318

 

Gotera

    De sólo 8, pero hasta 5 y 3 años de prisión.
    Así, en barata, continúa vigente la oferta por asesinato acá en la orilla del país.
    Una práctica que eventualmente deviene en consejo, por ejemplo para los practicantes de la extorsión, entre quienes hay casos de condenas vitalicias por cobrar 'cuota' de 250 pesos.
    Advertidos por el enrevesado 'tarifario' de los señores de la toga, los delincuentes ya sabrán que hacer - como siniestra previsión- para evitar largas sentencias.
    Por entre el barullo de ese tianguis judicial se escucha claro el pregón...¡pásale, pásele, la vida-muerte en remate!


Más Gotera


México:
año nuevo,
gobierno viejo

Juan Carlos Martínez Prado

Palabra Mayor

DICTADURA POR GOTEO

Víctor M. Quintana Silveyra

 

No podemos, no debemos acostumbrarnos a las masacres cotidianas, a las desapariciones forzadas en  México. A lo que el ex Juez Supremo de Argentina, Eugenio Raúl Zaffaroni llama el genocidio por goteo, que ya lleva tantos muertos como en Hiroshima.  Como tampoco podemos acostumbrarnos a la escalada de imposiciones que van conformando un paulatino golpe de estado, que van conduciendo a una dictadura por goteo, en nuestro país.

Cada semana estamos viviendo nuevos atropellos a las instituciones y libertadas democráticas en México. Tan sólo en las últimas semanas hay agresiones muy significativas y preocupantes.



Más Palabra

La Nota Nostra

De pantallas e INEs

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Mi primer contacto con unos senos de mujer sucedió en el cine y sin querer, mamá me llevó a un función teniendo unos seis años de edad, la primera impresión al entrar fue que no miraba nada, la oscuridad me cimbró y no fue tan amable el primer contacto con la pantalla grande. La pelicula estaba empezada y no fue muy grato, de hecho no la entendí, muchos años después la vi en televisión, asi que comencé a atar cabos. Pensé que en la TV también vería aquellos senos que me recibieron en mi primer función pero no, y eso fue grato porque a los 6 años fue un impacto visual bastante inusual para un niño que se había criado solo con pura artillería pesada.

 

Más nota

Mediometro

Son casi 28 mil millones, entre la deuda que dejó el anterior gobernador y el actual ¿Dónde quedaron?
Ya fueron convertidos en ranchos y edificios
Mienten José Reyes Baeza y la SHCP
Se los repartieron los del club
Los gastaron en despensas electorales
No existe tal; César Duarte tiene razón
Serán fondo para el banco social-particular
Será capital para invertir en el Fraking
Se fueron a la campaña de Peña Nieto
     Resultados

DesdeJuárez

¿Por qué la tarea de mi hijo es ver la tele? SEP, TV y redondeo

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Juan Hernán: Papá, tenemos que llegar rápido a la casa para hacer mi tarea.

Yo: ¿Pues qué te dejaron de tarea?

JH: Ver la tele.

Yo: ¿Ver la tele?¿Por qué? Ni tele tenemos.

JH: Si tenemos, papá, es donde pones las películas, los videojuegos y mi hermano ve caricaturas.

Yo: Muy bien. ¿Qué tienes que hacer?

JH: Ver un programa de televisión y tomar notas al respecto.

Yo: Pero nunca ponen nada bueno en la TV. Hasta los canales interesantes se han vuelto aburridos. El de historia habla de extraterrestres, el de animales de mascotas, el de música pasa cualquier cosa menos música y los de películas te restringen mucho el horario, por eso vemos películas y videos por internet. ¿No puedes hacer tu trabajo de Netflix o Youtube?


Mas Juárez

chileKNqueso

Frío marzo

 

Francisco Flores Legarda


“Los acontecimientos dependen de lo
que pensamos que son.”

Jodorowsky


En marzo hallaron muertos a dos encuestadores del INEGI en la Sierra de Chihuahua, en el municipio de Urique. Érick Fabián Paredes Valois y Jesús Manuel Pérez Montoya. Muertos no hacen ruido y el silencio los devora.

En marzo hallaron degollada a la precandidata Aidé Nava González, quería alcanzar la alcaldía de Ahuacuotzingo, en la Montaña Baja de Guerrero, bajo las siglas del PRD. Muerta no hace ruido y el silencio la devora.

Frío marzo, no te ahorraste el invierno, ni noticias macabras. Nos trajiste la mala nueva de la designación de una procuradora general de la república, la mala nueva de la aceptación senatorial de un ministro sustituto. Caen las hojas del calendario y todavía en marzo invernal, la desavenencia entre el patrón y la empleada dan la nota nacional. Joaquín Vargas despide a Carmen Aristegui de su empresa. Un asunto privado de inevitable dimensión pública, pues se trata del despido de la periodista más escuchada y comentada de México.


Mas chileKNqueso

 

 

© Copyright 2015, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com