Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA:VENTA:Suscribase
Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Recuerdo de Conrad y Kipling


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Estoy totalmente en desacuerdo con quienes aseguran que el triunfo de los franceses sobre los croatas el domingo fue la prevalencia de la civilización occidental sobre el fundamentalismo balcánico.

Si bien el recuerdo de las atrocidades de la Ustacha está fresco y nombres como Filopovic, Brzica, Asner, Gotovina, Tudjman y otros, evocan imágenes de una brutalidad inaudita, me parece un despropósito mezclar el futbol con hostilidades regionales que se remontan al siglo XIII… aunque viéndolo bien en ese deporte los despropósitos parecen ser parte del juego.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA SUCESIÓN EN LA UACJ PARA EL PERIODO 2018-2024


Leobardo Alvarado


La sucesión en la rectoría de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) esta próxima. Hasta hoy en día la situación es de polarización. Contrario a lo que algunas voces sugieren en cuanto a que pesará la división de grupos en la elección, tal vez lo que hay es un alto potencial para caminar en el sentido de la construcción de un proyecto universitario académico. La pregunta que debe hacerse es si por encima de nombres y posturas personales y de grupo, por primera vez las y los académicos, estudiantes y administrativos de la UACJ en conjunto pueden ponerse por encima de las discusiones que actualmente están en los extremos, para de manera abierta buscar construir un consenso de un proyecto académico para la comunidad universitaria y que beneficie a la ciudad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Anticipan Venezuela y Argentina una ciclogénesis económica en América Latina?

Germán Gorraiz Lopez

La conjunción de una nueva crisis del petróleo que podría elevar los precios hasta los 100 $ el barril para finales del 2018 con la excesiva fortaleza del Dólar podría provocar una ciclogénesis económica en América Latina y el Caribe.

La tormenta perfecta: Petróleo y Dólar

Los principales países desarrollados cuentan con reservas estratégicas de petróleo que destinan exclusivamente para uso en situaciones críticas para garantizar el consumo interno durante un par de meses, inventarios que habrían sufrido una caída por debajo de la media de los últimos cinco años. Ello, aunado con un aumento de la demanda energética mundial cercana a 1,5 millones de barriles al año, el recorte de producción pactado entre Rusia y la OPEP y una peligrosa caída de la producción en países como Venezuela (600 mil barriles menos al día), Angola (300 mil barriles menos al día), posibles disrupciones en el bombeo de países inestables como Nigeria y Libia y el incremento de sanciones de EEUU a Irán podría desembocar en un recorte de 1,5 millones barriles, lo que conllevará un peligroso incremento de los precios del crudo hasta niveles de los 100 $ barril para finales del 2018.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 

 

  Cartas al Director
Cartas

Envíale una carta al director:

 
Nombre : 
Apellido : 
Email :
Teléfono : 

Su carta al Director

o Comentario:

 
   

Ciudad Juárez a Corral: Rechazo total y llamado a la conversión

De Nuestros lectores

 

 

 

Ciudad Juárez a Corral:

Rechazo total y llamado a la conversión

 

 

 

 

Hugo Almada Mireles

 

 

 

 

Son ya conocidos los resultados de la votación nacional, en la que los mexicanos decidieron cambiar el rumbo del país, otorgándole (de acuerdo al P.R.E.P.) a Andrés Manuel López Obrador hasta un 53.0% de la votación, mientras que el segundo lugar, Ricardo Anaya, representante de Por México al Frente (PAN, PRD y MC) obtuvo apenas el 22.5%, y José Antonio Meade apenas 16.0%. Es también conocido que Chihuahua y Ciudad Juárez no fueron la excepción en este caso.

 

Menos conocida, al menos mucho menos preciso, es el gran contraste entre la votación de Ciudad Juárez con la del resto del Estado; contraste tan acentuado que implica que se trata de dos regiones y de dos percepciones totalmente distintas. Veamos algunos datos:

 

a. En la votación para la Presidencia de la República, en el conjunto del estado la votación para presidente es de 42.7 – 28.9 – 16.0, gana López Obrador pero por 14 puntos de diferencia, mucho menos que en el ámbito nacional. Si quitamos los cuatro distritos con cabecera en Ciudad Juárez, lo que llamaremos “Resto del Estado”, los porcentajes son de 36.9 – 33.9 – 17.2. Todavía gana Andrés Manuel, pero apenas por tres puntos. En los 4 distritos con cabecera en Ciudad Juárez, (agregados), los porcentajes son en cambio de 51.0 – 21.5 – 14.3. Treinta puntos de diferencia, en lugar de los 3 en el resto del estado. [1] 

 

b. Mayores son las diferencias todavía en el caso de la senaduría. Mientras en el resto del estado el Frente (el PAN más PRD y MC) gana la elección con 35.1% contra 28.6 de Morena y 25.6 de Reyes Baeza, en Juárez los resultados son 46.5 para Morena y sólo 23.7 para el PAN, y 16.3 para el PRI; lo que da un resultado final de 36.0 – 30.4 – 21.7 y da a Morena el triunfo y las senadurías a Bertha Caraveo y Cruz Pérez Cuéllar, mientras para el segundo lugar será senador sólo Gustavo Madero.

 

c. Algo parecido sucede en el caso de los diputados federales: mientras para el conjunto del estado los resultados son de 34.2 – 31.7 – 17.2, dos puntos y medio en favor de Morena, el PAN-Frente gana en el resto del estado y por un margen más o menos amplio de 9 puntos: 29.7 – 38.7, y 19.5 para el PRI. En los distritos con cabecera en Juárez, en cambio, Morena arrolla: 40.9 – 21.4 – 13.8. Los valores son un poco menores en Juárez por la presencia de los candidatos del independiente, que en conjunto quedan en 4º. Lugar y se llevan el 12.0 % de la votación.

 

De hecho de los distritos federales Morena gana (el PAN pierde) los 4 de Juárez, todo por diferencias muy amplias. Morena gana además el distrito de Cuauhtémoc, mientras el PAN o el Frente ganan los otros 4, los dos con cabecera en Chihuahua, el de Delicias y el de Parral.

 

d. Y la misma situación observamos en el caso de los diputados locales. No vamos ya a las cifras para no saturarlos. Baste decir que con los datos del PREP hasta ahora, el PAN habría ganado 11 de los 13 distritos del “resto del estado”, excepción nuevamente del de Cuauhtémoc para Morena y el de Guachochi para el PRI. En Juárez en cambio, ¡pierde en los 9 distritos! y con excepción del 5 en todos los demás por diferencias muy amplias.

 

Estas cifras son aún preliminares, pudieran cambiar en los cómputos distritales (en favor del PAN) en el distrito 5, en que la diferencia a favor de Morena es apenas de 55 votos. O en favor de Morena en el distrito 19, donde la diferencia es de 219 votos, y difícilmente incluso en el 12 en que es de alrededor de 700.

 

e. Finalmente quedan las elecciones para presidentes municipales. El PAN gana 28 municipios, incluyendo Chihuahua, Delicias y algunas ciudades medias: Camargo, Madera, Ojinaga y Meoqui. Parral es para el independiente, y el PRD gana NCG; mientras el PRI mantiene sólo 23 municipios, Jiménez, Guachochi y Guadalupe y Calvo los más importantes. Morena gana Cuauhtémoc y Parral el independiente.

 

Pero mientras el PAN gana Chihuahua (un grupo diferente al gobernador) el gran tema es nuevamente Juárez, en donde, hasta los datos del PREP, Morena habría ganado la alcaldía con 5,218 votos de diferencia, al obtener 123,370 votos (el 34.68%), por 118,152 (el 33.21) del todavía alcalde “independiente”; pero en donde el exrepresentante del gobernador y  candidato del Frente no habría obtenido más que 49,590 votos, (apenas el 13.94%)

 

 

En síntesis: Juárez votó muy diferente al resto del estado.

 

Hay un segundo perdedor, no menor, –para el que las consecuencias pudieran ser todavía más graves, puesto que no parece haber forma de recuperación– que es el “alcalde independiente”.

 

Pero el mensaje de los juarenses al gobernador es durísimo. Mientras en el resto de la entidad podríamos decir que el PAN y el gobernador mantienen un nivel de votación aceptable, con el que incluso ganarían la mayoría de los puestos en juego, lo que sucedió en Juárez es un acto de repudio, de rechazo total a lo que ha sido la actuación del Gobierno del Estado.

 

El gobernador que prometió “devolver a Juárez lo que en justicia le corresponde”, no ha cumplido. No sólo no le ha devuelto prácticamente nada, sino que el centralismo atroz que padecimos con Duarte ha seguido igual o peor con su gobierno. Varios de sus secretarios abiertamente han discriminado a Ciudad Juárez. No sólo se olvidó de sus promesas, sino que el trato que se ha dado a los funcionarios de Juárez ha sido en ocasiones humillante.

 

La opción por los pobres, con la que significativamente se presentó en la campaña, quedó de hecho en el olvido, y desapareció hasta en el discurso. No hemos avanzado en desarrollo social, ni hay medicinas en los hospitales, ni se ha avanzado en los temas básicos de los rezagos en educación, especialmente en la pública, y en materia de seguridad han aumentado la violencia y la inseguridad (si bien todavía no a los niveles de 2008-10). No hay apenas obra pública, y de plano el candidato mejor tuvo que presentar lo que él había hecho hace más de 20 años.

 

No hay, como decía Leobardo, una narrativa de gobierno, no sabemos qué ha hecho el gobernador. Mientras en el caso de Obrador ya sabemos ahorita que va a ayudar a los adultos mayores, en el suyo ni sus directores pueden contestar con claridad qué es lo que está haciendo el Gobierno del Estado.

 

---------

 

En esta noche oscura el gobernador necesita hacer un alto. Detenerse y revisar el desastre de sus naves, el tiempo perdido, la profundidad de la derrota.

 

Y necesita reordenar su gobierno. Revisar con cuidado las cosas en las que pareció interesarse pero que luego olvidó. Caer en cuenta de lo que implica una intervención social, un plan especial de desarrollo social para Juárez. O de lo que implica una intervención amplia en salud pública. O de cuáles son los retos de la educación pública, en una ciudad en la que este tema va profundamente imbricado con la pobreza y la debilidad de las instituciones sociales. Hacer cierto aquello de que iba a gobernar con los que más saben. Y necesita también afinar su estrategia de seguridad, con conciencia de lo que es el sistema mundo, del lugar que ocupa nuestra ciudad en él, de las fuerzas presentes y de lo que es posible y deseable hacer.

 

Y necesita a los medios. Si va a gobernar con la ciudadanía, no sólo necesita estrategias claras y convocantes, también necesita saber y poder comunicarlas.

 

Pero más que eso, o para ello, necesita poder hacer silencio.

Encomendarse a su Dios, al que se encomendó el día de la celebración del triunfo, en la plaza de la ciudad de Chihuahua.

 

Y tocar sus mejores fibras. Las que nos convencieron a tantos de que un nuevo amanecer era posible para Chihuahua. Tal vez aún tenga tiempo de ofrecernos lo mejor de él, y el gobierno que esperan los juarenses.



[1] Otro elemento que llama la atención es que mientras para el conjunto nacional el porcentaje obtenido por el Bronco es de 5.1%, en Juárez éste obtuvo hasta el 9.2% y en el resto del estado 8.5; lo que implica un mayor malestar hacia los partidos en general, especialmente entre los sectores más jóvenes.

 

 


VAMOS QUEDANDO POCOS

De Nuestros lectores

 

 

Envío esta carta para que sea publicada en su diario,
si fuera posible. Muchas gracias de antemano.

Saludos.

Alfredo Hernandez Sacristan
Jerez de la Frontera
Andalucia

 


VAMOS  QUEDANDO  POCOS


 

   Cuando eres octogenario y no te sientes como tal, sólo bajas a la realidad (cruda realidad), que puede ser triste, o contemporizas con ella cuando te lo dice, cuando miras tu DNI y te aconsejan que tienes que cuidarte, mala señal. O estás sólo regular, o haces locuras impropias de tu edad.

   En realidad soy del 37, como antes decían los quintos. Esto de los quintos se lo tendrán que explicar los abuelos de mi edad a los nietos que se dignen leer estas letras que ha escrito este “anciano”. Antes se decía también, soy del remplazo  del año de que se trate y lo escribían en las paredes, vivan los quintos de 45, o del que sea.

   Y mira por donde me viene a la cabeza la Barriada de Reventón de Quintos y sus calles empinadas, calle Manuel María, calle Luisa…que tanto he pateado en mi vida profesional. Y sin ser historiador pienso que su nombre se deba a los soldaditos que harían instrucción por aquellos lugares y sus cuestas. Así lo deduzco.

   Como comencé estos escritos, vamos querando pocos. Ya casi todos mis amigos se fueron y claro de vez en cuando te toca lo que hay…o tanatorios o funerales. Hace unos días fui al tanatorio de Jerez y allí me encontré con una conocida de casi toda la vida, hasta ahí nada de importancia y normal; pero después fuimos a un funeral y me encontré con la misma persona. Al saludarla le dije: nos vemos en los mismos sitios. Ella repuso, y cuantos más años cumplamos en los mismos lugares coincidiremos.

   Al salir del funeral se lo comenté a mi mujer, que pudo reprimir la sonrisa a pesar del lugar de donde salíamos.

 

Fdo. Alfredo Hernández Sacristán
DNI  00062.129
 

 


TSJ: PROCESO DE ELECCIÓN BASURA

De Nuestros lectores

 

 


TSJ: PROCESO DE ELECCIÓN BASURA


 

Luis Villegas Montes

  

 

El miércoles 23 de mayo a las 14 hrs. estaré ratificando mi denuncia de Juicio Político en las instalaciones del Congreso del Estado y ofreceré una rueda de prensa sobre ese y cualquier otro tema vinculado con el Poder Judicial.

 

Saludos.

 

 

-

“Basura” es la palabra que describe el proceso de elección de los juzgadores corralistas a cargo de la Jefa de Jefes: Lucha Castro.

 

A diferencia del ataque de 2016 contra el Poder Judicial, que transcurrió sin fundamentos ni pruebas de ningún tipo, examinemos algunas de las circunstancias concretas que envuelven el proceso.

 

En primer lugar la institución que se hizo cargo de los preparativos no fue un organismo propio, el INFORAJ por ejemplo, no señor; el Consejo acudió a instancias privadas, externas, costosas, concretamente la Ibero. ¿Qué relación con la judicatura? ¿Con el Poder Judicial? ¿Con Chihuahua? Ninguna, excepto los vínculos de Lucha Castro con la institución pues es en ella es donde se promueve esa ridiculez llamada “Teología Feminista”.1

 

Digámoslo de una vez: se trata de un plantel elegido a modo, derivado de una relación personal de Castro, sin mediar ningún proceso de selección objetivo o transparente, incluso de los que las leyes en materia de adquisiciones establecen.

 

Consideremos sólo dos factores: temario y plazos de estudio. En “Teoría del Proceso”, en lo relativo a la heterocomposición, el autor del mamotreto ni siquiera sabe que en Chihuahua ya no existe el Juicio Arbitral pues lo sustituyó la Ley de Justicia Alternativa.

 

¿Otro ejemplo? En el área de derecho civil el tema de sucesiones está contemplado dentro del derecho de familia; prueba de que ni siquiera abrieron los códigos Civil o de Procedimientos Civiles locales.

 

Hablando de contenidos, de los nueve temas, el de “TRATADOS INTERNACIONALES” contiene siete subtemas; bajo el rubro inocente de “derechos humanos” se omite el que existen 210 tratados suscritos por México; y las materias son muy variadas, van del derecho de asilo a la salud. Si los 210 tratados no bastaran, la bibliografía sugerida es de 12 textos, aunados a 10 volúmenes complementarios: Convención Americana, caso Radilla, etc.; total: 232 volúmenes para consultar, de un solo tema.

 

El ridículo no termina ahí; en materia constitucional, hay 13 subtemas y la bibliografía sugerida la integran 181 volúmenes. Es decir, sumados los textos sugeridos, sólo en dos áreas, da un total de 413 textos, sin temario guía propiamente dicho, apenas “subtemas” de contenido vago.

 

El despropósito queda de manifiesto, así como que el autor de la burla es un imbécil, si se estima la materia civil; aunque sólo se sugieren 16 volúmenes, en el número 17 de la bibliografía se lee: “Tratados internacionales vigentes”; para el 2007 México había celebrado mil 270 tratados.2 En resumen: sólo para estudiar tres materias es preciso examinar 1,683 textos... en quince días.

 

Un examen para no pasar; o que pasen los “consen” de Luchillita; donde las calificaciones suben y bajan a placer, de la página del Tribunal. Mala espina da, por cierto, que la Secretaria General, Lic. Godínez, lejos de pedir licencia, se quede en su lugar tan fresca… pasado en primer lugar.

 

Para colmo, premian la gestión de Luchía, ¡Oh, Luchía!, regalándole, de nuevo sin mediar ningún proceso de selección objetivo o transparente, el INFORAJ completito —¡Suertudota!—; y ahora, ¿quién podrá defendernos?

 

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican, en Facebook (Luis Villegas) o también en mi blog: http://unareflexionpersonal.wordpress.com/

 

Luis Villegas Montes. [email protected]il.com[email protected]

 

1 Ver el sitio: http://ibero.mx/prensa/que-es-la-teologia-feminista consultado el 18 de mayo de 2018 a las 08.00 hrs.

2 ARÁMBULA REYES, Alma. Tratados Internacionales Vigentes en México en materia de Derechos Sociales Parte I (Derechos de los niños, de los indígenas, humanos y de las mujeres). Cámara de Diputados. LX Legislatura. México. 2007. Pág. 3.

 

 


Carta del abogado Gustavo de la Rosa Hickerson al Gobernador, Javier Corral, respecto a Hugo Almada

De Nuestros lectores





C. GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DE CHIHUAHUA
     JAVIER CORRAL JURADO
     P r e s e n t e .


Le escribo esta carta para manifestarle mi gran preocupación por la violación a los derechos humanos del doctor Hugo Almada Mireles.
 
Durante muchos años Hugo ha desarrollado una gran actividad en favor de las mejores causas en Ciudad Juárez; por eso consideré un acierto el que lo haya designado Subsecretario de Desarrollo Social en esta ciudad.

He tenido oportunidad de revisar el expediente administrativo iniciado en su contra por supuestos actos de discriminación y violencia laboral. Y le soy sincero, la resolución es una aberración jurídica, no existen elementos que inculpen a Hugo Almada y no se cumple con los mínimos indispensables para responsabilizar a una persona.

Además, es absurdo imponer una sanción administrativa "llamándole la atención". ¿Cómo puede tener supuestamente comprobado un acto de discriminación y resolverlo con una llamada de atención? Si fuera el caso, que no lo es, en todo caso debieran ser congruentes con la gravedad de la imputación.

Y cómo aplicar la sanción a alguien que ya es un simple ciudadano por decisión adelantada del superior de Hugo. ¿Quién es la autoridad para llamarle la atención a los ciudadanos?

Ciertamente que podía haber un desencuentro entre el doctor Víctor Quintana y el doctor Hugo Almada, pero resolverlo mediante una infamia en contra de alguien con quien hemos convivido buena parte de nuestra vida, es una acción perversa. Por eso concedimos el beneficio de la duda en favor de Víctor y estuvimos atentos al procedimiento administrativo contra Hugo, para confirmar si había verdaderas evidencias dentro de los altos estándares probatorios que requería el asunto. Resulta que no las hubo y aún así, la Secretaría de la Función Pública emitió una resolución aberrante, contraria a la lógica y al Derecho.

La acusación calumniosa en contra de Hugo Almada le ha causado un daño moral importante. Afecta su historial. Y no es una historia de meses sino que es una historia de vida. Es similar a que alguien lo denunciara a usted de proteger a los priistas corruptos, porque usted ha dedicado toda una actividad para combatirlos. En ambos casos exigiríamos que una resolución adversa fuera comprobada con evidencias que demostraran "fuera de toda duda" su culpabilidad. Pero en este caso, no sólo no hubo evidencia, sino que se muestra parcialidad durante todo el desarrollo del proceso administrativo. La violación sistemática a los derechos procesales y la fabricación de pruebas para inculparlo son hechos alarmantes, que usted no puede soslayar.
 
Usted era un joven luchador por la democracia cuando Hugo ya era un activista contra la discriminación y por los derechos humanos. Es decir no nos conocemos de ayer. Además el superior Jerárquico de Hugo, el doctor Víctor Quintana Silveyra, también tiene años de conocerlo y sabe cuáles son las causas que ellos dos juntos defendieron por mucho tiempo.

Con esos antecedentes el doctor Quintana debió desarrollar la suficiente habilidad y acciones pertinentes para evitar un conflicto que pudiera tener el impacto tan grave en la persona de alguien estimado por su activismo.
 
En verdad Ciudadano Gobernador, ese tipo de actos de autoridad acordados por sus funcionarios deterioran profundamente a su gobierno; en cambio muchos amigos de Hugo nos encargaremos de limpiar su nombre.



EN CIUDAD JUÁREZ, CHIHUAHUA, A 26 DE ABRIL DE 2018
A T E N T A M E N T E


_________________________________
GUSTAVO DE LA ROSA HICKERSON



 


Las nuevas dictaduras latinoamericanas

De Nuestros lectores

 

 

 

 

Las nuevas dictaduras latinoamericanas.

   

 

Jorge Beinstein

 

 

 

El ascenso autoritario

 

La radicalización reaccionaria de los gobiernos de países como Paraguay, Argentina, Brasil, México u Honduras comienza a generar la polémica en torno de su caracterización. 

 

Ninguno de esos regímenes ha sido el resultado de golpes de estado militares, en los casos de Brasil, Honduras o Paraguay la destitución de los presidentes fue realizada (parodia constitucional mediante) por el poder legislativo en combinación más o menos fuerte con los poderes judicial y mediático. En Brasil la Presidencia pasó a ser ejercida por el vicepresidente Temer (ungido por un golpe parlamentario) cuyo nivel de aceptación popular según diversas encuestas rondaría apenas el 3 % de los ciudadanos. En Paraguay ocurrió lo mismo, y el presidente destituido fue remplazado por el vicepresidente a través de un procedimiento parlamentario express y luego fueron realizada elecciones presidenciales que consagraron a Horacio Cartes un personaje de ultraderecha claramente vinculado al narcotráfico.

 

En Honduras se realizaron elecciones presidenciales en noviembre 2017[1], la  Alianza de Oposición contra la Dictadura” había ganado claramente pero el gobierno haciendo honor al calificativo con que lo había marcado la oposición consumó un fraude escandaloso afirmando así la continuidad del dictador Juan Orlando Hernandez.

 

Un caso por demás curioso es el de Argentina donde se realizaron en 2015 elecciones presidenciales en medio de una avalancha mediática, económica y judicial sin precedentes contra el gobierno y favorable al candidato derechista Maurizio Macrì. El resultado fue la victoria de Macrì por escaso margen quien apenas asumió la presidencia avanzó sobre los otros poderes del estado logrando al poco tiempo de hecho la suma del poder público. Si a esa concentración de poder le agregamos el control de los medios de comunicación y del poder económico nos encontramos ante una pequeña camarilla con una capacidad de control propia de una dictadura. Completa el panorama el comportamiento cada vez más represivo del gobierno que por primera vez desde el fin de la dictadura militar en 1983 ha decidido la intervención de las Fuerzas Armadas en conflictos internos mediante la constitución de una “fuerza militar de despliegue rápido” integrada por efectivos del Ejército, la Marina y la Aeronáutica y la conformación de una fuerza operativa conjunta con la DEA utilizando la excusa de la “lucha contra el narcotráfico y el terrorismo[2]. De ese modo Argentina se incorpora a una tendencia regional impuesta por los Estados Unidos de reconversión convergente de las Fuerzas Armadas convencionales, las policías y otras estructuras de seguridad en policias-militares capaces de “controlar” a las poblaciones de esos países. No siguiendo el viejo estilo conservador-cuartelario inspirado en la “doctrina de seguridad nacional” sino estableciendo espacios sociales caóticos inmersos en el desastre, precisamente atravesados por el narcotráfico (promovido, manipulado desde arriba) y otras formas de criminalidad disociadora siguiendo la doctrina de la Guerra de Cuarta Generación.

 

En México como sabemos se suceden los gobiernos fraudulentos inmersos en una creciente ola de barbarie y en Colombia la abstención electoral tradicionalmente mayoritaria llegó recientemente a cerca de dos tercios del padrón electoral[3] adornada por un muy publicitado “proceso de paz” que logró la rendición de las FARC asegurando al mismo tiempo la preservación de la dinámica de saqueos, asesinatos y concentración de ingresos que caracteriza tradicionalmente a ese sistema. En estos dos casos no nos encontramos ante algo “nuevo” sino frente a regímenes relativamente viejos que fueron evolucionando hasta llegar hoy a constituir verdaderos ejemplos exitosos de aplicación de las técnicas más avanzadas de desintegración social. La tragedia de esos países muestra el futuro que aguarda a los recién llegados al infierno.

 

El panorama queda completado con las tentativas de restauración reaccionaria en Bolivia y Venezuela. En el caso venezolano la intervención directa de Estados Unidos busca recuperar (recolonizar) la mayor reserva petrolera del mundo en momentos en que el reinado del petro-dolar (fundamento de la hegemonía financiera global del Imperio) entra en declinación rápida ante el ascenso de China (el mayor comprador internacional de petróleo) que busca imponer su propia moneda respaldada por oro (el petro-yuan-oro) en alianza presisamente con Venezuela y otros gigantes del sector energético como Rusia e Irán.

 

En Bolivia el aparato de inteligencia imperial realiza una de sus manipulaciones de manual inspirada en la doctrina de la Guerra de Cuarta Generación. Pone en acción sus apéndices mediáticos locales y globales intentando desplegar la histeria (en este caso racista) de franjas importantes de las clases medias blancas y mestizas contra el presidente indio. Aquí no solo se trata de barrer a un gobierno progresista sino de apropiarse de las reservas de litio, las mayores del mundo (según distintas prospecciones Bolivia contaría con aproximadamente el 50 % de las reservas de litio del planeta), pieza clave en la futura reconversión energética global.  

 

 

Principales características

 

Las actuales dictaduras tienen todas las características de presentar una imagen civil con apariencia de respeto a los preceptos constitucionales, manteniendo un calendario electoral con pluralidad de partidos y demás rasgos de un régimen democrático de acuerdo a las reglas occidentales. Por otra parte, no nos encontramos ante mecanismos explícitos de censura y aunque marginales o en posiciones muy secundarias se escuchan algunas voces divergentes. Los prisioneros políticos pasan casi siempre por los juzgados donde los jueces los condenan de manera arbitraria, pero aparentando apoyarse en las normas legales vigentes. Los asesinatos de opositores son minimizados u ocultados por los medios de comunicación y quedan por lo general envueltos por mantos de confusión que diluyen las culpas estatales amalgamando de manera sistemática los crímenes políticos con las violencias policiales contra pobres y pequeños delincuentes sociales y represiones a las protestas populares.

 

Esa máscara democrática, prolijamente desprolija, resulta ser lo que es: una máscara, cuando constatamos que los medios de comunicación convertidos en un instrumento de manipulación total de la población están controlados por monopolios como el grupo Clarín en Argentina, O Globo en Brasil o Televisa en México cuyos propietarios forman parte del estrecho círculo del Poder. O cuando llegamos a la conclusión de que el sistema judicial está completamente controlado por ese círculo del que participan los principales intereses económicos (transnacionalizados) manejando a discreción al aparato policial-militar. Y que en consecuencia los partidos políticos significativos, los medios de comunicación, las grandes estructuras sindicales y otros espacios de potencial expresión de la sociedad civil están estratégicamente controlados (más allá de ciertos descontroles tácticos) mediante una embrollada maraña de represiones, chantajes, crímenes selectivos, abusos judiciales, bombardeos mediáticos apabullantes disociadores o disciplinadores y fraude  electoral más o menos descarado según el problema concreto a resolver.  

 

El nuevo panorama ha provocado una notable crisis de percepción donde la realidad choca con principios ideológicos, conceptualizaciones y otras componentes de un “sentido común” heredado del pasado. No somos víctimas de un rígido encuadramiento de la población con pretensiones totalitarias explícitas anulando toda posibilidad de disenso, buscando integrar al conjunto de la sociedad a un simple esquema militar, sino ante sistemas flexibles, en realidad embrollados, que no intentan disciplinar a todos sino más bien desarticular, degradar a la sociedad civil convirtiéndola en una víctima inofensiva, apabullada por la tragedia.

 

No se presentan proyectos nacionales desmesurados, propios de los militares “salvadores de la patria” de otros tiempos o imágenes siniestras como la de Pinochet, ni siquiera discursos hiper optimistas como el de los globalistas neoliberales de los años 1990 o personajes cómicos como Carlos Menem, sino presidentes sin carisma, por lo general torpes, aburridos repetidores de frases banales preparadas por los asesores de imagen que conforman una red regional globalizada de “formadores de opinión” made in USA.

 

En suma, las dictaduras blindadas y triunfalistas del pasado parecen haber sido reemplazadas por dictaduras o protodictaduras grises que ofrecen poco y nada montadas sobre aplanadoras mediáticas embrutecedoras. Siempre por detrás (en realidad por encima) de estos fenómenos se encuentran el aparato de inteligencia de los Estados Unidos y los de algunos de sus aliados. La CIA, la DEA, el MOSSAD, el M16 según los casos manipulan los ministerios de seguridad o de defensa, los de relaciones exteriores, las grandes estructuras policiales de esos regímenes vasallos y diseñan estrategias electorales fraudulentas y represiones puntuales.

 

 

Capitalismo de desintegración

 

Se forjan así articulaciones complejas, sistemas de dominación donde convergen élites locales (mediáticas, políticas, empresarias, policial-militares, etc.) con aparatos externos integrantes del sistema de poder de los Estados Unidos.

 

Estas fuerzas dominan sociedades marcadas por lo que podría ser calificado como  capitalismo de desintegración” basado en el saqueo de recursos naturales y la especulación financiera, y la creciente marginación de población, radicalmente diferente de los viejos capitalismos subdesarrollados estructurados en torno de actividades productivas (agrarias, mineras, industriales). No es que en los viejos sistemas no existiera el saqueo de recursos ni el bandidaje financiero, en algunos momentos y países ocupaban el centro de la escena pero en el largo plazo y en la mayor parte de los casos quedaban en un segundo plano. La superexplotación de la mano de obra y el acaparamiento de las ganancias productivas aparecían como los principales objetivos económicos directos de aquellas dictaduras.

 

Tampoco es cierto que ahora las élites dominantes se desinteresen de los salarios o de la propiedad de la tierra, por el contrario desarrollan una amplio abanico de estratagemas destinadas a reducir los salarios reales y adueñarse de territorios, ya que si en los viejos capitalismos no existía solamente producción sino también especulación y saqueo, en los actuales la base productiva, en retracción a causa del pillaje desmesurado, sigue siendo una fuente importantisima de beneficios. Sin embargo su preservación, su reproducción en el largo plazo no está en el centro de las preocupaciones cotidianas de las élites atrapadas psicológicamente por la dinámica parasitaria de la especulación financiera y su entorno de negocios turbios.

 

Entre otras cosas porque en el actual imaginario burgués ha desaparecido el largo plazo, sus operaciones más importantes están regidos por el corto plazo lumpecapitalista. En el saqueo de recursos naturales a través de la megaminería a cielo abierto, de la extracción de gas y petróleo de esquisto o de la agricultura basada en transgénicos, se utilizan tecnologías orientadas por la velocidad del ritmo financiero al servicio de gente que no tiene tiempo ni interés para dedicarse a temas tales como la salud de la población afectada, el equilibrio ambiental y otras áreas impactadas por los “daños colaterales” del éxito empresario (financierización del cambio tecnológico, la cultura técnica dominante como auxiliar del saqueo).

 

Estos capitalismos de desintegración son conducidos por élites que pueden ser caracterizadas como lumpenburguesías, burguesías principalmente parasitarias, transnacionalizadas, financierizadas, oscilando entre lo legal y lo ilegal, crecientemente alejadas de la producción. Son inestables no por accidentes de la coyuntura sino por su esencia decadente. Por encima de ellas se encuentran las grandes potencias y sus élites embarcadas desde hace tiempo en el camino de la degradación, en un planeta donde los productos financieros derivados representaban a fines de 2017 unas siete veces el Producto Bruto Global, donde la deuda global total (pública más privada) era de casi tres veces el Producto Bruto Global, donde solo cinco grandes bancos estadounidenses disponían de “activos financieros derivados” por unos 250 billones de dólares (13 veces el Producto Bruto Interno de los Estados Unidos), donde sumadas las ocho personas más ricas del mundo disponen de una riqueza equivalente al 50 % de la población mundial (los más pobres).

 

La formación y encumbramiento de esas élites latinoamericanas son el resultado de prolongados procesos de decadencia estructural y cultural, de un subdesarrollo que incluyó hace ya varias décadas componentes parasitarias que se fueron adueñando del sistema, lo fueron carcomiendo, envenenando, pudriendo, siguiendo la lógica sobredeterminante del capitalismo global, no de manera mecánica sino imponiendo especificidades nacionales propias de cada degeneración social.

 

Por debajo de esas élites aparecen poblaciones fragmentadas, con trabajadores integrados desde el punto de vista de las normas laborales vigentes separados de los trabajadores informales, precarios. Con masas crecientes de marginales urbanos, de pobres e indigentes estigmatizados por los medios de comunicación, despreciados por buena parte de las clases integradas que se van achicando en la medida en que avanzan los procesos de concentración económica y pillaje de riquezas.

 

No se trata entonces de espacios sociales estancados, segmentados de manera estable sino de sociedades sometidas a la reproducción ampliada de la rapiña elitista transnacionalizada, a la sucesión interminable de transferencias de ingresos de abajo hacia arriba y hacia el exterior, a la degradación ascendente de la calidad de vida de las clases bajas pero también de porciones crecientes de las capas medias. 

 

Algunos autores se refieren al fenómeno calificándolo de “neoliberalismo tardío[4], algo así como un regreso a los paradigmas ideológicos neoliberales que tuvieron su auge en los años 1990 pero en un contexto global desfavorable a ese retorno (ascenso del proteccionismo comercial, declinación de la unipolaridad en torno de los Estados Unidos, etc.). Nos encontraríamos entonces frente a una aberración histórica, un contrasentido económico y geopolítico protagonizado por círculos dirigentes empecinados en su subordinación al Imperio norteamericano, interrumpiendo la marcha normal, racional, progresista y despolarizante que predominaba en América Latina. Las derechas latinoamericanas se encontrarían embarcadas en un proyecto a contramano de la evolución del mundo.

 

Pero ocurre que el mundo no se encamina hacia una nueva armonía, un nuevo ciclo productivo, sino hacia la profundización de una crisis de larga duración, iniciada hace casi medio siglo. La misma se caracteriza entre otras cosas por la declinación tendencial de las tasas de crecimiento de las economías capitalistas centrales tradicionales y la hipertrofia financiera (financierización de la economía global) impulsando el quiebre de normas, legitimidades institucionales y equilibrios socioculturales que aseguraban la reproducción de la civilización burguesa más allá de las turbulencias políticas o económicas. La mutación parasitaria-depredadora del capitalismo tiene como centro a Occidente articulado en torno del Imperio norteamericano pero envuelve al conjunto de la periferia y también afecta a potencias emergentes como China o Rusia muy dependientes de sus exportaciones donde los mercados de Europa, Estados Unidos y Japón cumplen un papel decisivo. Así es como la tasas de crecimiento del Producto Bruto Interno de China se vienen desacelerando y la economía rusa oscila entre la recesión, el estancamiento y el crecimiento anémico.

 

Un aspecto esencial de la nueva situación global es el carácter abiertamente devastador de las dinámicas agrarias, mineras e industriales motorizadas tanto por la potencias tradicionales como por las emergentes, cuyos efectos han dejado de ser una borrosa amenaza futura para convertirse en un desastre presente que se va amplificando año tras año.

 

Todo ello nos debería llevar a la conclusión de que los regímenes reaccionarios de América Latina no tienen nada de tardío, de desactualizado, de desubicación histórica sino que son la expresión de la podredumbre radical de sus élites, de su mutación parasitaria enlazada con un fenómeno global que las incluye. Lo que nos permite descubrir no solo la fragilidad histórica, la inestabilidad de esas burguesías, tan prepotentes y voraces como enfermas, sino también las vanas ilusiones progresistas negadoras de la realidad, que al calificar de tardío al lumpencapitalismo dominante lo marcan como anormal, anómalo, a destiempo, alentando la esperanza del retorno a la “normalidad” de un nuevo ciclo de prosperidad en la región, más o menos keynesiano, más o menos productivo, más o menos democrático, más o menos razonable, ni muy derechista ni muy izquierdista, ni tan elitista ni tan populista. El sujeto burgués de ese horizonte burgués fantasioso solo está en su imaginación, la marcha real del mundo lo ha convertido en un habitante fantasmagórico de la memoria. Mientras tanto los grandes “empresarios”, los círculos concretos de poder, participan de cuerpo y alma en la orgía de la devastación, tan desinteresados en el largo plazo y el desastre social y ambiental como en la racionalidad progresista (a la que consideran un estorbo, una traba populista al libre funcionamiento del “mercado”).     

 

 

Reacciones populares y profundización de la crisis

 

La gran incognita es la que se refiere al futuro comportamiento de las grandes mayorías populares que fueron afectadas tanto desde el punto de vista económico como cultural por la decadencia del sistema. Las élites pudieron aprovechar la desestructuración, las irracionalidades sociales generadas por un fenómeno perverso que atravesó tanto las etapas derechistas como las progresistas. Durante los períodos de gobiernos de derecha civiles o militares promoviendo y garantizando privilegios y abusos de todo tipo, afirmando un “sentido común“ egoísta, disociador, subestimador de identidades culturales solidarias. Pero cuando llegaron las experiencias progresistas esas élites utilizaron la degradación social existente, la fragmentación neoliberal heredada (enlazada en algunos casos con tradiciones de marginación muy enraizadas) impulsando irrupciones racistas, neofascistas de las capas medias extendidas a veces hasta espacios medio-bajos donde se mezclan el pequeño comerciante con el asalariado integrado (en consecuencia por encima del marginado, del precario).

 

Vimos así en Brasil, Argentina, Bolivia o Venezuela movilizaciones histéricas de clases medias urbanas neofascistas exigiendo las cabezas de los gobernantes “populistas”, manipuladas por los medios de comunicación y los poderes económicos que el progresismo había respetado como parte de su pertenencia al sistema (admitida abiertamente, silenciada o negada de manera superficial o insuficiente).

 

Ahora las llamadas restauraciones conservadoras o derechistas no están restaurando el pasado neoliberal sino instaurando esquemas de devastación nunca antes vistos. Pudieron triunfar gracias a las limitaciones y desinfles de progresismos acorralados por las crisis de sistemas que ellos pretendían mejorar, reformar o en algunos casos superar de manera indolora, gradual, “civilizada”.

 

Pero las crisis nacionales no se detienen, por el contrario son incentivadas por los comportamientos saqueadores de las derechas gobernantes que siguen practicando sus tácticas disociadoras, de embrutecimiento colectivo, buscando generar odio social hacia los pobres. Los medios de comunicación trabajan a pleno detrás de esos objetivos y como la declinación económica avanza empujada por las políticas oficiales y por la marcha de la crisis global, las manipulaciones mediáticas comienzan a demostrarse impotentes ante la marea ascendente de protestas populares. La virtualidad del marketing neofascista empieza a ser desbordado por la materialidad de las penurias no solo de los pobres sino también de capas medias que se van empobreciendo. Males materiales que al amplificarse les abren la puerta a la rebeldía de quienes nunca fueron engañados y de los que han sido embaucados. Es así como en Brasil el repudio popular al gobierno de Temer es abrumador o en Argentina la imagen edulcorada de Macri se va diluyendo velozmente mientras se extienden las protestas populares.

 

La represión, la militarización de los gobiernos de derecha aparece entonces como alternativa de gobernabilidad, las dinámicas dictatoriales de esos regímenes van engendrando dispositivos policial-militares con la esperanza de controlar a los de abajo, van funcionando con cada vez mayor intensidad los mecanismos de “cooperación hemisférica”: operaciones conjuntas con la DEA, suministro de armamento y capacitación para el control de protestas sociales, multiplicación de estructuras represivas nacionales y regionales monitoreadas desde los Estados Unidos.

 

Se trata de un combate con final abierto entre fuerzas sociales que buscan sobrevivir y que al hacerlo pueden llegar a engendrar vastos movimientos de regeneración nacional, radicalmente antisistémicos y élites degradadas e inestables, dependientes del amo imperial (que se reserva el derecho a la intervención directa, si las circunstancias lo requieren y permiten), animadas por un nihilismo portador de pulsiones tanáticas.



[1]    Hugo Noé Pino, “Cronología del fraude electoral en Honduras”, Criterio.hn. Diciembre 8 de 2017,  https://criterio.hn/2017/12/08/cronologia-del-fraude-electoral-honduras/

[2]    Manuel Gaggero,  “Argentina. La historia se repite… como tragedia”, http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/02/11/argentina-la-historia-se-repitecomo-tragedia/

[3]    Ana Patricia Torres Espinosa, “Abstención electoral en Colombia. Desafección política, violencia política y conflicto armado”, Cuadernos de Investigación, Universidad Complutense de Madrid, Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, http://politicasysociologia.ucm.es/data/cont/docs/21-2016-12-21-CI12_W_Ana%20Patricia%20Torres.pdf

      Miguel García Sanchez, “Sobre la baja participación electoral en Colombia”, Semana, 2016-10-18, http://www.semana.com/opinion/articulo/miguel-garcia-sanchez-sobre-la-baja-participacion-electoral-de-colombia/499388

[4]    “El neoliberalismo tardío. Teoría y praxis. Documento de Trabajo nº 5”, Daniel García Delgado y Agustina Gradin (compiladores), FLACSO, Argentina 2017.

 

 

 


EL DERRUMBE Y LA ESPERANZA

De Nuestros lectores

 



  

Tomás Oropeza Berumen

 

 

La espiral de desgracias que vive el pueblo mexicano parece no tener fin. A la devastación que ha dejado la política económica gubernamental que ha vuelto más pobres y numerosos a los pobres y más ricos a los capitalistas, se han agregado en las semanas recientes las catástrofes naturales que se agravan por la corrupción con que el gobierno y el Estado han actuado desde siempre.

 

Los terremotos del 7 y el 19 de septiembre, (8.2 y 7.1 grados respectivamente) este último a 32 años del sacudón de 1985, sumados a los huracanes Irma, Katia,  José y Max, han producido pérdidas materiales millonarias y la muerte de 324 personas hasta hoy (25.09.17) en Oaxaca, Puebla, Guerrero, Morelos, Michoacán y en la Ciudad de México.

 

Todo esto sin duda habrá de agudizar la crisis económica en que vive México ya que al patético crecimiento económico de 2 por ciento registrado desde hace tres décadas, este año habrá que restarle las pérdidas por el derrumbe de puentes, carreteras, instalaciones hidráulicas, escuelas, edificios gubernamentales, etc., construidos por empresas como las que hicieron el tristemente célebre Paso Express en Cuernavaca, Morelos.

 

Y al desastre económico del peñato, con una inflación mayor al 6 por ciento que el re etiquetado posterior al sismo incrementará, más el desempleo por el cierre de empresas y caída de la demanda habría que sumarle la descarada corrupción con que se están manejando por el gobierno los apoyos a los damnificados. El gobernador de Morelos  Graco Ramírez y su esposa Elena Zepeda, que se robaron las despensas reunidas  por una organización civil para ponerle los logotipos de su gobierno perredista, son un botón de muestra. Pero hay decenas.

 

Y aunque se dice que no hay que politizar la desgracia, la verdad es que no deja de hacerse política en ningún lado. Las apariciones de Peña Nieto, en medio de las ruinas, besuqueando a ancianitas, acompañado por su primo Alfredo del Mazo, el impuesto por el fraude como gobernador en el Estado de México, han servido para que la gente le grite a quemarropa que ya se deje de discursos y “agarre la pala”. Hechos, no palabras, pues.

 

Y a regañadientes, pero viendo la oportunidad para hacerse los grandes benefactores, y ganar votos,  los partidos PRI, PAN, PRD, MC y Morena están compitiendo por quien renuncia a un mayor porcentaje de sus multimillonarias prerrogativas, luego de que el último  anunció que donaría 50 %  el PRI y PAN respondieron que lo harían con el 25 %, dinero que no les costó ni un minuto de trabajo, que pertenece al pueblo.

 

Los terremotos han derrumbado ya a la clase política. Y de las ruinas ha emergido un movimiento que ha rebasado al Estado paralizado y en manos de un gobierno que no le sirve ni al pueblo ni a los empresarios a los que siempre ha complacido.

 

Decenas de miles de jóvenes, principalmente estudiantes clase medieros y proletarios, desde los primeros minutos post sismo se lanzaron al rescate de los enterrados bajo los escombros, con las puras manos al principio. Mientras los gobernadores y el Ejecutivo estaban paralizados. Luego llegaron la Marina, el Ejército, la Policía Federal, las policías municipales, las compañías constructoras como ICA,  la Policía de Investigación, y burócratas de elevado rango a entorpecer el rescate, como ocurrió con los derrumbes ubicados en el cruce de Gabriel Mancera y Escocia o en Petén y División del Norte, en la delegación Benito Juárez de la  CDMX,  donde interrumpieron las labores más de 24 horas mientras deliberaban sobre la conveniencia de utilizar o no gigantescas y pesadas grúas. En tanto  cientos de chavos y chavas esperaban, detrás de la raya,  que les dieran chance de ayudar a rescatar a quienes tal vez aún podían estar vivos. Más o menos igual que como sucedió en 1985.

 

Ahora también ha surgido una situación donde ha quedado evidenciado que los partidos políticos existentes ya no le sirven a nadie, y menos al pueblo. Y donde el proyecto de reconstrucción será disputado por los empresarios que ya se han agrupado en el Fideicomiso Fuerza México, a convocatoria del Consejo Coordinador Empresarial (CCE)  con el respaldo de Peña Nieto a través  de la Secretaría de Hacienda,  para que los capitalistas evadan impuestos mediante apoyos a la reconstrucción que ellos mismos administrarán. Para reconstruir edificios e infraestructura que se caigan al primer temblor. Negocio redondo.

También y en ese sentido Miguel Ángel Mancera, otro aspirante presidencial, anunció que ya hay un “equipo de expertos”  para diseñar la reconstrucción de la colapsada capital del país. Más de lo mismo.

 

En medio de tanta tragedia y dolor hoy vemos que de entre las ruinas del México neoliberal y capitalista está surgiendo otro proyecto, en el cuyo diseño deberían participar  quienes producen la riqueza de la nación: los obreros y el pueblo. Pero los sindicatos brillan por su ausencia, hasta en las discusiones en torno a los salarios.

 

Por ahora los estudiantes de la UNAM acordaron en las asambleas de  varias facultades, como Economía,  Filosofía y Letras, Derecho, Ciencias Políticas y otras sumarse a las brigadas de rescate y apoyo a los damnificados de la capital del país, Morelos, Puebla y Oaxaca. Realizando un paro activo hasta el 2 de Octubre, cuando se cumplirán 49 años de la masacre de Tlatelolco en 1968. Rechazando el llamado del rector Luis Graue, a regresar a clases y darle la espalda a la realidad. En el Instituto Politécnico Nacional (IPN) el paro y apoyo solidario a las víctimas del movimiento telúrico será por tiempo indefinido. Todo ello a menos de un año de la próxima farsa electoral y a tres de que 43 estudiantes de la normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero fueron víctimas de desaparición forzada por el Estado mexicano.

 

Tadet Economía

[email protected]

 

 


Estas leyendo de la carta 1 a la 6 de un total de 1284

 

Gotera

   Ganar una elección.
    Pero, más, y mejor: apropiamiento.

    ¿Conciencia?
    Seguro lo intuían, pero al surgir los datos duros, fue cuando muchos se han venido a enterar con gran sorpresa que no eran huérfanos, que forman parte de una gran mayoría, por décadas dispersa.
    Se sabía potencial --a partir de los fraudes del '88,'06 y el 12-- pero esa muchedumbre sólo hasta ahora se muestra en urnas, rotunda por descomunal, indefraudable por colosal.
    Y la experiencia, enseña.
    Si bien el encabronamiento contra un modelo neoliberal depredador impulsó el voto en su contra, vía la ruta que el candidato ganador supo construir, de gesto de reproche el comportamiento ciudadano bien puede escalar al empoderamiento.
    A saberse cuerpo y no célula; parte de una corporalidad, ya no moléculas aisladas sino masa que crea eso, su propio y determinante peso específico.
    Es como descubrir la suma, y así saber que la adición es un todo, y que ese total se puede ejercer en cualquier momento, dirección y para lo que se le hinche.
    Es cuando los solitarios eslabones entran en dimensión cívica, se miran al espejo de la república y de pronto conciben...que son cadena.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

Desorden Público


Ramón Quintana Woodstock

 

Un joven víctima de la sobreprotección de su madre, suele sentarse con los pies encima de la posadera, dice incoherencias y se lo repite a él mismo una y otra vez, además, camina de puntitas para no agredir con más peso al planeta tierra. La representante de una actriz que sueña con ser mejor que su propia representada. Por otro lado, una ingenua, ñoña, que en su primera cita va tejiendo toda una escena de encuentro, en donde augura ser amada…necesitada.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Rótulos

 

Ramón Quintana Woodstock

 

En los albores de los 90s era un greñudo que gustaba de la caguama y el rock, mi atuendo era sencillo, jeans, botas de trabajo y camisa de cuadros. Mi pelambre castaño contrastaba con mi cara de Diego Rivera, no había otra cosa más que ser el galán que lucía su larga y brillosa cabellera que rondaba la cintura, me sentía la última Tecate  en el Azteca, porque en mi traslado en el transporte urbano rompía con el molde, pues un varón con la mata de ese tamaño no era normal.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

La policía no es poca cosa

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Para que exista la democracia es esencial que debatan distintos puntos de vista, que se pongan en la mesa las alternativas y la ciudadanía decida tomar una postura. Las opiniones pueden ser opuestas y bueno en ocasiones una implica eliminar a la otra. La eutanasia, el aborto, son ejemplos claros de debates polarizados donde llegar a un acuerdo no significa el fin de la discusión. Legalizar o despenalizar, el debate no termina.

Durante años, creo, he escrito presentando mi punto de vista, coincide o no con el de mucha gente, pero es la primera vez que me parece esencial cuestionar el punto de vista de otro articulista pues es sumamente relevante un tema que quiere hacer pasar por desapercibido.


Mas Juárez

A la Cabeza

Abandono de la legitimidad

 

Francisco Flores Legarda


Sin Un Alma Desarrollada Nadie Está Despierto
Jodorowsky


A las elecciones del primero de julio del 2018 les aguarda un análisis reposado.

Sí, tenemos impresiones, de cada quién según su parecer.

Las encuestas fueron dando cuenta fiel de las preferencias del electorado, del fenómeno de una candidatura que tomó la punta, siguió avanzando y no se detuvo hasta ganar, para no dejar espacio al litigio judicial.


Mas información

 

 

© Copyright 2018, Arrobajuarez.com.
[email protected]